Reflexiones Cristianas: diciembre 2010

viernes, 31 de diciembre de 2010

Manteniendo mi identidad como cristiano

La Biblia dice que somos extranjeros aquí en la tierra, que nuestra ciudadanía está en el reino de los cielos, ahora nuestro pasaporte dice: hijo de Dios, y vayamos a donde vayamos seguiremos siendo hijos de Dios.

Nada es más triste que aquellos que han sido llamados a ser “luz y sal” en este mundo dejen de iluminar o pierdan su sabor volviéndose inútiles.

Por mucho tiempo Dios estuvo advirtiendo al pueblo de Israel acerca del peligro de perder su identidad como pueblo escogido por Dios hasta que por fin se cumplió lo que temían. En el año 586 a. C. la ciudad de Jerusalén fue arrasada por el ejército enemigo y sus jóvenes fueron llevados prisioneros a la corte real. El conquistador tenía una estrategia: hacer que esos jóvenes perdieran su identidad de judíos y pasaran al servicio del nuevo emperador (Daniel 1:5).

Nabucodonosor ordenó también que a esos jóvenes se les diera todos los días de los mismos alimentos y vinos que a él le servían, y que los educaran durante tres años, al cabo de los cuales quedarían a su servicio. Pero entre ellos había cuatro que no estaban dispuestos a tal cosa y desde lo más profundo de su corazón se dispusieron a mantenerse fieles a Dios (Daniel 1:8).

Pero Daniel se propuso no contaminarse con la comida del rey, y pidió al jefe del servicio de palacio que no le obligara a contaminarse con tales alimentos. Esta fidelidad iba a ser probada duramente ya que mientras ellos sólo comían legumbres sus compañeros degustarían de los más deliciosos manjares (Daniel 1:12).

La tentación siempre estará acechando a la “vuelta de la esquina” a cualquiera que tome tan firme decisión. Pero tanto sacrificio tendrá su recompensa. Daniel y sus compañeros israelitas cumplieron con toda fidelidad los mandatos de su Dios, y el Señor los recompensó dándoles una salud y un aspecto mejores que el de los jóvenes alimentados con la misma comida que se servía al rey (Daniel 1:15 y 20). Esta es la voluntad de Dios para todos aquellos que se dicen ser cristianos, que tengamos celo por Su Palabra y aún que sacrifiquemos nuestras vidas por causa de Él.

No permitas que el mundo te haga perder tu identidad como cristiano. Dios hará de ti una persona mucho más sabia que aquellos que viven ignorando a Dios. Lucha, resiste, esfuérzate por ser fiel a Dios y si eso te mete en problemas, no te preocupes, Dios tiene poder para salvar a sus fieles aun en las situaciones más riesgosas.
Leer más...

jueves, 30 de diciembre de 2010

Agradecimiento 2010

Quizás muchas veces nos hemos preguntado el por que de las cosas y aveces la vida no nos sonrrie y las cosas no salen como esperamos  y quizas hasta puede ser dolorosa la situacion pero dios es el que tiene el control de todas las cosas que suceden, siempre despues de una tribulacion viene algo grande preparado por dios para cada uno de nosotros.




Dios  tiene una forma tan especial de trabajar con nuestro caracter, que siempre termino sorprendida de lo que el hace.

hay que confiar en el por sobre todas las cosas aunque la marea sea alta el siempre toma el control.



Y cuando estes  en medio de la tempestad no te lamentes si no dale gracias a dios por que aprenderas algo nuevo y cuando menos lo esperes o cuando mas oscuro esta y no encuentres la salida dios va a mostrarte una solucion !!! 




Eclesiastes 7:3



"Mejor es el llanto que la risa, por que con la tristeza del rostro se enmendara el corazon."





Asi que este fin de año hay tantas cosas que agradecerle al señor,agradece tus logros, pero tambien tus fracasos, tus sonrisas,pero tambien tus lagrimas, los momentos agradables,pero tambien los momentos dificiles, cada una de las cosas que formaron parte de este año todo lo que te ha permitido disfrutar, pero tambien todo lo que no pudiste disfrutar...






Yo ya lo hice... solo faltas tu!!!!!



Y recuerda aunque no puedas correr camina pero nunca te detengas



Cynthia Salas.


Leer más...

QUIZÁ DIOS HAGA ALGO

¡¡¡¡¡Que alguien haga algo!!!!!
En situaciones desesperadas, todos desean que alguien actúe. Los hijos miran a sus padres, los alumnos a sus maestros y los pueblos todos de la tierra miran a sus líderes con corazones angustiados, deseando que las cosas tuerzan su rumbo caótico y descendente.
El aumento de la violencia, la crisis moral, el cambio climático, el hambre y la pobreza; todos estos temas, por mencionar apenas algunos pocos, esperan imperativamente una solución.
Vanamente, sin embargo, ponen éstos su esperanza en el auxilio humano. Largamente hemos sobrepasado la capacidad de solucionar los problemas de todo tipo que sufre la humanidad, quedó ya muy atrás el punto sin retorno.
Este estado de cosas, alcanza dolorosamente también a la iglesia cristiana. Por todos lados crece la sensación de que si no se hace algo con celeridad, los principios bíblicos y morales que nos sostienen caerán sin remedio, uno tras otro, borrados por la creciente ola de impiedad y mundanalidad circundante.
Tenemos sin embargo que ser cuidadosos al intentar proveer soluciones, porque en el afán de ayudar podemos ser de bendición o, por el contrario, empeorar las cosas por obrar con apresuramiento. En la Biblia hay una interesante historia muy aleccionadora a este respecto:
Los filisteos dominaban completamente al pueblo de Israel en los comienzos del reinado de Saúl, al punto que la mayoría estaba escondida en cuevas y otros se habían pasado a sus enemigos para sobrevivir. Se les negaba el acceso a la vital tecnología del hierro y solo Saúl y su hijo Jonatán poseían espadas.
El abuso de los invasores era tal que éste último decidió hacer algo: "Dijo, pues, Jonatán a su paje de armas: Ven, pasemos a la guarnición de estos incircuncisos; quizá haga algo Jehová por nosotros, pues no es difícil para Jehová salvar con muchos o con pocos.  Y su paje de armas le respondió: Haz todo lo que tienes en tu corazón; ve, pues aquí estoy contigo a tu voluntad". 1 Samuel 14:6,7
Hay una enorme diferencia entre una expresión de deseos y el "quizá" de Jonatán.
No es una palabra nacida de la duda, sino una manifestación de fe madura, con carencia absoluta de presunción; sabía que cualquiera fuera el resultado, Dios estaba con él. Su escudero fue contagiado por su intrepidez al punto de acompañarlo en una empresa a todas luces imposible.
Para asegurarse de la dirección divina pidió una señal que volvía todavía más difícil la acometida: atacaría en el caso de que sus enemigos le invitaran a subir la montaña hacia ellos.
Tenía todas las posibilidades en contra. Con solo una espada, teniendo inferioridad numérica, debiendo trepar con manos y pies rumbo a la guarnición filistea, era improbable que pudiera hacer algo. Pero su confianza estaba puesta en el Dios de los imposibles.
Su fe fue honrada y el resultado excedió sobremanera su valeroso esfuerzo. Uno a uno sus enemigos cayeron frente a él y reinó la confusión entre los filisteos. La tierra tembló y sus adversarios se mataron unos a otros.
Esto tuvo su impacto en el resto de Israel:  
"Y juntando Saúl a todo el pueblo que con él estaba, llegaron hasta el lugar de la batalla; y he aquí que la espada de cada uno estaba vuelta contra su compañero, y había gran confusión. Y los hebreos que habían estado con los filisteos de tiempo atrás, y habían venido con ellos de los alrededores al campamento, se pusieron también del lado de los israelitas que estaban con Saúl y con Jonatán. Asimismo todos los israelitas que se habían escondido en el monte de Efraín, oyendo que los filisteos huían, también ellos los persiguieron en aquella batalla. Así salvó Jehová a Israel aquel día". 1º Samuel 14:20-23
En este relato vemos un microcosmos del pueblo de Dios en el tiempo del fin:
  • Jonatán representa a los líderes del pueblo de Dios, los que están en el frente de batalla.
  • Su escudero a los que, aunque no son líderes ejercen con entera consagración el don divino de ayudar.
  • Los israelitas escondidos en cuevas a aquellos que, aunque temerosos en su fe, pueden ser animados a unirse a la batalla por Emmanuel.
  • Los que se habían pasado al enemigo, simbolizan a los que, como Pedro, volverán de haber negado al Salvador para ponerse decididamente de su parte
¿Y Saúl? De él nada se espera, pues no ha echado su suerte con Dios.
En conclusión, la historia de Jonatán nos dice que Dios espera que actuemos en su favor, y que lo hagamos con la humilde confianza de un niño que se aferra del poder y la promesa del Padre: 
¿"Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros"? Romanos 8:31
Leer más...

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Feliz Navidad y Prospero año 2011

¿Cuál es el verdadero significado de la Navidad?
¿Sabe cuando nació Jesús? – La fecha exacta del nacimiento de Jesús nadie la sabe, muchos teólogos e historiadores están de acuerdo con que no es posible saber con exactitud cuando Jesús, pero el 25 de diciembre es la fecha que la gente escogió para recordar su nacimiento.

Pero la fecha del nacimiento no es lo importante, tampoco es importante los arbolitos, las luces, la comida, los regalos, etc. Lo más importante es no olvidar el verdadero significado de la navidad.
Navidad es cuando El Hijo de Dios, que también es Dios, dejó todas SUS COMODIDADES de vivir en el lugar perfecto, dejó la adoración de los ángeles y bajo del cielo a nacer en una familia pobre, con un padre carpintero, de una mujer maravillosa fiel a Dios. Y no nació en la sala de un hospital, con doctores y enfermeras que cuidaran a la madre y al niño, nació en un pesebre, en un establo maloliente, sin luces de neón, ni cenas pomposas. ¿Puede imaginarse a su hijo(a) nacer así? O ¿Puede imaginarse usted mismo(a) naciendo así?

El hijo de Dios, en medio del polvo y el excremento de los animales, lo dejó todo para venir al mundo a estar en contacto con las personas y amarlas con todo su corazón y darles lo mejor de Él, ¿a cambio de qué?, la gente lo escupió, lo rechazó, lo insultó, lo abofeteó, se burlaron de Él, lo azotaron, torturaron, le arrancaron la barba, y todo por haber amado a las personas, la gente de ese tiempo no supo respetar al HIJO DE DIOS, qué insensatos ¿verdad?.
Pero… Un Momento… que diferencia hay con la gente de hoy en día, porque Jesús resucitó y esta hoy en día en medio de nosotros todos los días, y la gente de hoy ¿qué hace al respecto?, lo rechazan, se burlan de Él, lo torturan, etc. ¿Qué nos hace diferentes a esas personas?.

Las personas rechazan a Jesús al decidir NO CONFESARLO como amo de su vida; se burlan de Él al decir que creen en Él y que quieren seguirlo pero no obedecen sus mandamientos, “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Mateo 7:21” ¿Lo torturan? o ¿no le parece tortura el ver como alguien que ama lo rechaza y se lastima a si mismo por no tomar atención a las indicaciones que con amor se le esta dando?

Él vino al mundo a traer el MEJOR REGALO que alguien pueda recibir, ese regalo es VIDA ETERNA EN EL CIELO, todos tenemos vida eterna después de la muerte, lo único que tenemos que decidir es donde vivir esa vida eterna, en el CIELO o en el INFIERNO, y esta es una decisión que solo USTED puede hacer.
Un niño me preguntó algo ayer: “¿Cuál es el mejor regalo para Jesús?”


Mi humilde opinión es que:
Si usted es una persona que no tiene a Jesús como salvador de su vida, regalar su vida a Jesús sería un buen regalo, y JESÚS le regalará a usted VIDA ETERNA EN EL CIELO.
Si usted desea tener esa VIDA ETERNA EN EL CIELO, déjeme decirle que solo hay un camino: JESÚS, “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” Juan 14:6. Y la manera de toma ese camino es muy simple: “que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.” Romanos 10: 9 – 10.

Si desea aceptar a Jesucristo como su salvador solamente repita esta oración, el repetir esta oración no le salvará, tampoco las palabras que estará diciendo, pero la FE que ponga en estas palabras eso le dará su salvación:
“Jesús, te pido perdón por mis pecados, reconozco que soy pecador, te confieso como Señor de mi vida, se que moriste en la cruz, para darme vida eterna, se que resucitaste al tercer día, te entrego mi vida, en el nombre de Jesús, AMEN.”
Ahora debe de comenzar a tener una relación personal con Dios, eso se logra orando todos los días y leyendo la Biblia todos los días.
Si usted es alguien que ya tiene a Jesús en su corazón y quiere saber cual es el mejor regalo para Jesús, que le parece el amarlo como el lo ama y obedecerlo, recuerde, el dejo SU COMODIDAD para salvarlo, ¿Puede usted dejar SU COMODIDAD para llevar el mensaje de salvación a otras personas?, ¿Tiene miedo? ¿Inseguridad? ¿Vergüenza? “y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.”

JESÚS NOS AMA, demostrémosle que nosotros lo amamos.
Boris Sotomayor Goldsworthy, Santa Cruz, Bolivia
Leer más...

Reflexiones en Videos - Cuán Grande es Dios

Cuando recuerdo el amor divino, que entregó a su hijo para salvarme a mi, quien sufrió y murió en una cruz, solo puedo agradecerle a Dios y decirle Cuan Grande Eres, Cuan Grande es tu Amor por mi. Gracias mi Dios.




La Vida es un proceso que hacer germinar dentro de nuestro corazón las semillas de la Esperanza, la Fe y El Amor. Nunca exterminemos esas semillas, por el simple hecho que no entendamos los momentos críticos de la Vida.
Leer más...

«Las Recompensas del Servicio»

“Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa”, 1ª Cor. 3:14

Servir es algo que definitivamente tiene recompensas y éstas sobrepasan a las malas consecuencias, al tiempo que nos motivan para seguir adelante. Algunos aspectos relacionados con las recompensas son:
1- La mayor parte de las recompensas se reciben en el cielo, no en la tierra: Sí hay recompensas terrenales. Aún el mundo ofrece reconocimientos a personas especiales: Premio Pulitzer, Premio Nóbel de la Paz, etc. Pero cuando se trata del servicio, Dios reserva el honor especial para aquel día cuando la “obra de cada uno se hará manifiesta” y cada uno “recibirá recompensa”.
2- Todas las recompensas se basan en la calidad, no en la cantidad: a nosotros nos impresiona el tamaño, el volumen, el ruido y los números; pero olvidamos que Dios mira el motivo, la autenticidad, la verdad real que está debajo de la superficie. Cuando Él recompensa a los siervos se basa en la calidad, lo cual significa que todos tendremos iguales oportunidades.
3- No se olvidará ninguna recompensa que se posponga: Dios no hace cuentas al terminar el día ni cierra sus libros cuando llega el fin de la vida de alguien. Cuando ya no haya más tiempo aquí en la tierra, ningún acto de servicio a los demás será olvidado. Las recompensas pueden ser pospuestas, pero no se olvidarán jamás…Dios cumple sus promesas, “Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún”, Heb. 6:10
Él nos anima a permanecer firmes y continuar nuestro servicio; Dios lo tomará en cuenta y nos recompensará como consecuencia. Recordemos que Él es fiel. Aún cuando hayamos hecho lo necesario pero se nos ignore, se nos entienda mal o seamos olvidados, podemos estar seguros de que el trabajo no fue en vano. Cuando hagamos lo bueno, motivados por algo correcto y no recibamos ningún crédito por ello, ningún reconocimiento, ni siquiera un “muchas gracias”…tenemos la promesa de Dios de que segaremos. Cuando cualquier siervo haya servido y dado, y sacrificado, y luego se coloca voluntariamente a un lado para que Dios reciba la gloria, nuestro Padre celestial promete recompensarlo.
Nuestro servicio puede comenzar con cosas pequeñas: atenciones, un abrazo de comprensión a alguien que sufre, una nota breve a quien se siente solo y olvidado, un vaso de agua fría al sediento. ¡Dios tiene en cuenta todos estos esfuerzos!
Leer más...

martes, 28 de diciembre de 2010

“Los 7 enemigos de la excelencia”

“… y me has mirado como a un hombre excelente, oh Jehová Dios”, 1ª Cr. 17:17





1- El egoísmo: las personas egoístas son incapaces de trabajar en equipo, sólo trabajan con personas sumisas que alimentan su ego, las cuales por quedar bien con éste aceptan y apoyan toda decisión intimidados por su personalidad egoísta. En las crisis, los egoístas quedan absolutamente solos porque nadie les quitará el privilegio de devorar todo su fracaso.

2- La desconfianza: si un líder desconfía de su gente, su grupo engendrará desconfianza y sospecharán el uno del otro. Esto trae como consecuencia que no compartan sus ideas por el temor de revelar información comprometedora. En la crisis, todos se sienten traicionados y se culpan mutuamente.

3- La soberbia: la falta de humildad estanca la creatividad de un grupo. Nadie quiere aportar sus ideas cuando el líder es incapaz de recibirlas con interés. El soberbio cree que todo lo hace perfecto y desprecia los aportes de quienes están debajo de su autoridad. Esto trae como consecuencia falta de entusiasmo. En las crisis se descubre que muchos habían advertido lo que estaba por ocurrir y para evitar el mal momento de comentárselo al soberbio dejaron que éste lo descubra demasiado tarde.

4- La altivez: el que pretende que nunca necesita ayuda, nadie lo ayudará para no ofenderlo. El grupo proyectará que nunca ocurra nada que el líder altivo no pueda solucionar por sí mismo. La gente tendrá la tendencia de acercarle una mayor cantidad de problemas de los que debe atender y cuando sobrevenga una crisis estará sobrecargado de tareas, con riesgos de ser aplastado.

5- La exageración: la persona que cree saberlo todo tiene la tendencia a opinar de todas las cosas; a veces sufre de incontinencia verbal. Cuando es descubierto en un exceso, hablando con suficiencia de lo que ignora, pierde la credibilidad de su grupo y adquiere la categoría de charlatán. Un charlatán es la última persona a la que se acude en una crisis.

6- La competencia: el líder que compite contra su equipo lo hace en una desigualdad de fuerzas que implica deslealtad. La gente suele dejar ganar a su líder para que se sienta bien y no los moleste pidiendo permanentes revanchas. El problema es que mientras el líder se entretiene ganándole a su equipo, sus verdaderos competidores le pasan por encima.

7- La humillación: un grupo de personas resentidas tendrá la tendencia a quebrarse antes de enfrentar el desafío de una crisis. La humildad es una virtud que cada uno debe desarrollar por su propia decisión. El líder que cree que está a la cabeza para humillar a su grupo faltándoles al respeto, cosechará más resentimientos que humildad. Un líder sabio desarrollará la humildad de su equipo por imitación y no por humillación reiterada.



Leer más...

lunes, 27 de diciembre de 2010

«Sin Tiempo»

Me hinqué a orar, pero no por mucho tiempo. Tenía muchas cosas que hacer. Esto no es para mí, no puedo perder el tiempo, me tengo que apurar pues muchas cosas hay que terminar. Y mientras decía una oración apurado, salí corriendo de mi deber cristiano. Estaba hecho, mi alma podía estar tranquila pues domingo a domingo iba a mi congregación.
Ya, durante el día, no pude decir una palabra de alegría, no tuve tiempo para hablar de Cristo a mis amigos, pues temía que se rieran de mí. “Demasiadas cosas que hacer”, esa era mi exclamación constante, “no tengo tiempo”, “no tengo tiempo”, “no tengo tiempo”.
No tengo tiempo para formarme, no tengo tiempo para darme a mis amigos y sin darme tiempo, se me acabó el tiempo. Y me llegó el tiempo de morir. Y cuando ante el Señor estuve, Él estaba de pie y en su mano tenía un libro, era el libro de la vida…
Me miró con tristeza y me dijo, “No puedo encontrar tu nombre, alguna vez lo iba a anotar, pero no tuve tiempo”
Leer más...

sábado, 25 de diciembre de 2010

Alguien me ha robado… y ¡no lo puedo demandar!

“Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos”, Ef. 5:15 y 16

Hace un tiempo se publicó un artículo donde un tanto impotente la periodista relataba cómo con tanta facilidad robamos el tiempo de otros sin considerarlo siquiera un delito. El tiempo es tan valioso como la más preciosa joya; sin embargo, diariamente alguien nos lo roba logrando que poco a poco perdamos tanto que de pronto exclamemos: ¡Alguien me ha robado… y ni siquiera lo puedo demandar!

Cuando alguien roba dinero o algún otro bien podemos llamarlo ladrón, pero cuando nos roban el tiempo… ¿Qué se puede hacer? ¿Cómo se le puede llamar? Se nos roba el tiempo cuando contratamos algún servicio para determinado día y llegado el tiempo especificado nos dicen: “Vuelva otro día, aún no está listo”. Se nos roba el tiempo cuando tenemos que hacer interminables líneas para pagar algún servicio; cuando compramos algo “en perfectas condiciones” y luego tenemos que volver a la tienda para devolverlo porque no cumplía con lo ofrecido, no sin antes volver a hacer otra línea. Se nos roba el tiempo cuando tenemos que esperar a esa amiga que tarda horas en arreglarse y nos provoca llegar tarde a determinada cita. ¡Hay tantas formas de robar el tiempo!

Un ejemplo de lo que vale el tiempo es Bill Gates, conocido hombre de empresa de quien se dice que si se llegara a encontrar un billete de $100 US no se inclinaría a recogerlo pues el tiempo invertido en hacerlo vale más que el billete mismo. Y pensar que tanta gente inconsciente de esto llega más tarde a todos lados creyendo que a fin de cuentas “todos hacen lo mismo”, no dándose cuenta que se han convertido, por actuar así, en un ladrón.

¿Exagerado? ¡Pues NO! La Biblia misma nos exige cuidar nuestro tiempo; el salmista dice: “Enséñanos de tal modo a contar nuestros días (tiempo), que traigamos al corazón sabiduría”. Parte de nuestro respeto por los demás es ser puntuales, como los ingleses: no mucho antes, no después. ¿No es cierto que sea molesto tener que esperar a los padres que siempre llegan tarde a recoger a sus hijos al colegio? ¿Por qué entonces no pensar que es molesto también cuando nosotros llegamos tarde? ¿No crees que ya es tiempo de que lleguemos a tiempo? Dios quiera que nosotros no seamos de los ejemplos que hemos mencionado, sino de los que pueden decir: ¡Me han robado… y ni siquiera puedo demandarlos!
Leer más...

viernes, 24 de diciembre de 2010

Reflexiones Cristianas - La Navidad


NA
VI
DAD
Es gozo
Es Pesebre
Es felicidad
Es alabanza a Dios
Es Sagrada Familia
Es Dios hecho hombre
Es Promesa cumplida
Es compañía de ángeles
Es Compartir en el humilde Portal
Con los pobres pastores y los ricos reyes
Es aprender a vivir en  Comunidad
Es Paz en el alma en Presencia de Dios
Fe
li
ci
da
des !
¡¡¡Que tu árbol sea como este!!!


Leer más...

«Asamblea en la Carpintería»

Cuentan que en la carpintería hubo una vez una extraña asamblea. Fue una reunión de herramientas que querían arreglar sus diferencias. El martillo ejerció la presidencia, pero la asamblea le notificó que tenía que renunciar. ¿La causa? ¡Hacía demasiado ruido! Y, además, se pasaba el tiempo golpeando.

El martillo aceptó su culpa, pero pidió también que fuera expulsado el tornillo; dijo que había que darle muchas vueltas para que sirviera de algo. Ante el ataque, el tornillo aceptó también, pero a su vez pidió también la expulsión de la lija. Hizo ver que era muy áspera en su trato y siempre tenía fricciones con los demás. Y la lija estuvo de acuerdo, a condición de que fuera expulsado el metro que siempre se la pasaba midiendo a los demás según su medida, como si fuera el único perfecto. En eso entró el carpintero, se puso el delantal e inició su trabajo. Utilizó el martillo, la lija, el metro y el tornillo. Finalmente, la tosca madera inicial se convirtió en un lindo mueble. Cuando la carpintería quedó nuevamente sola, la asamblea reanudó la deliberación.

Fue entonces cuando tomó la palabra el serrucho y dijo: “Señores, ha quedado demostrado que tenemos defectos, pero el carpintero trabaja con nuestras cualidades. Eso es lo que nos hace valiosos. Así que, no pensemos ya en nuestros puntos malos y concentrémonos en la utilidad de nuestros puntos buenos”. La asamblea encontró entonces que el martillo era fuerte, el tornillo unía y daba fuerza, la lija era especial para afinar y limar asperezas, y observaron que el metro era preciso y exacto. Se sintieron entonces un equipo capaz de producir muebles de calidad.

Se sintieron orgullosos de sus fortalezas y de trabajar juntos.
Ocurre lo mismo con los seres humanos. Cuando en una empresa, familia o iglesia la gente busca los defectos en los demás, la situación se vuelve tensa y negativa. En cambio, cuando tratamos con sinceridad de percibir los puntos fuertes de los demás, es ahí donde florecen los mejores logros humanos. Es fácil encontrar defectos, cualquier tonto puede hacerlo; pero encontrar cualidades, eso es para los espíritus superiores que son capaces de inspirar todos los éxitos humanos.
Leer más...

jueves, 23 de diciembre de 2010

«Un llamado a Servir»

“… como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos”, Mat. 20:28

Cierto día Jacobo y Juan, influenciados por su madre, pidieron al Señor un puesto prominente en el reino de los cielos. No sólo ellos tenían esa actitud, sino también el resto de los apóstoles quienes al conocer la petición de los primeros se enojaron. El Señor los llama y los amonesta diciéndoles que Él había venido al mundo para servir (v. 25 – 28). La palabra servir significa: “uno que está al servicio de otro”. Esta palabra tiene una relación muy estrecha con la palabra ministro, que significa servidor. Pablo dijo: “Yo soy ministro de Jesucristo”, es decir, estoy a Su servicio. Juan el Bautista expresó: “Viene tras de mí el que es más poderoso que yo, a quien no soy digno de desatar la correa de su calzado”.
Ellos sabían a quién servían, y sabían también que el servir es una de las formas más sublimes de agradar a Dios, amar al prójimo y honrarse a sí mismo. El Creador del universo, el Poderoso, el Soberano, el Rey de Reyes, el Altísimo, el Omnipotente, fue quien dijo: “yo no vine para ser servido, sino para servir y para dar mi vida en rescate por muchos”.

• ¿Por qué Dios siendo Dios deja su majestad y desciende para habitar entre los mortales?
• ¿Por qué Dios siendo Dios deja su gloria para convivir entre pecadores, publicanos y malhechores?
• ¿Por qué Dios siendo Dios se despoja de su vestidura divina y lava los pies de sus discípulos?
• ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué?

Porque vino para servir y dar su vida en rescate por muchos. Siendo Dios no se aferró a su divinidad, sino que tomó forma de siervo, se humilló a sí mismo haciéndose obediente hasta la muerte (Fil. 2:5 – 8). Y el apóstol Pablo recomienda: “Haya, pues, en vosotros este mismo sentir que hubo también en Cristo Jesús”. Nos exhorta a imitar al Señor, sirviendo.

¡La grandeza del hombre está en el servir: servir a Dios y al prójimo!
Leer más...

Reflexiones Cristianas - ¿Amas a tu hermano?

La particularidad del verdadero cristianismo es el amor reflejado en la comunión de los redimidos por Cristo. Jesús dice: «Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros» Juan 13:34-35.

Los dos mandamientos más grandes del Antiguo Testamento eran el de amar a Dios Deuteronomio 6:5 y el de amar al prójimo Levitico 19:18. Pero el mandato de Jesús de amar es nuevo en dos sentidos.

En primer lugar, el amor entre los discípulos es diferente del tipo de amor que mostramos al prójimo necesitado. En segundo lugar, Jesús dijo que debemos amarnos así «como yo os he amado».

En Juan 13, los discípulos se habían reunido para la cena de la Pascua en el Aposento Alto. Jesús sabía que esa misma noche sería traicionado y arrestado. Sabiendo que este sería su último tiempo juntos antes de la cruz, Jesús les mostró a sus discípulos cómo amarse los unos a los otros.

Los discípulos se habían reunido con Jesús para la cena pero no había ninguno que lavara los pies. Era un trabajo reservado para los más humildes de los siervos. Habían estado discutiendo sobre cuál de ellos era el mayor, de modo que ninguno deseaba hacer nada que rebajara su condición social. Ninguno se inclinaría para lavar los pies de los demás. Pero Jesús lo hizo. Él se levantó de la mesa, se ciñó una toalla alrededor de la cintura, tomó una vasija y lavó los sucios pies de sus egoístas discípulos. Se quedaron asombrados y avergonzados. Fue una muestra de su humildad y del amor que se inclina para hacer lo que sea necesario.

Cuando Cristo se humilló para ser como tu y como yo, Él no recorrió parte del camino y apareció como un rey. Cuando Cristo bajó de la gloria del cielo, descendió hasta el final del trayecto. Él se despojó a sí mismo de su gloria. Se humilló y se hizo siervo. Recorrió todo el camino hasta el punto más bajo de la experiencia humana: La vergonzosa muerte de la cruz.

Jesucristo te amó así. El resultado de amar puede expresarse en humillarse a sí mismo para hacer la tarea más despreciable a fin de satisfacer la necesidad de otra persona. El amor más perfecto se mostró en el sacrificio de la cruz, imitemos ese amor en el sacrificio nuestro por los demás, dando la vida los unos por los otros. Si vivimos así, dice Jesús, el mundo sabrá que eres mi discípulo.
Leer más...

Lecturas y Pensamientos 2010-08-23 04:46:00
























“Las palabras agradables no suelen ser sinceras, las palabras sinceras no suelen ser agradables”. Tao Te King.







Así como a los ojos les es necesaria la luz para poder ver, así también necesitamos de la educación para poder vivir. Si unimos las palabras luz y educación, aplicadas en estos términos suenan muy similares, ¿verdad? Pero, no es lo mismo hablar de la luz del Sol que de la propia; pues, como sabemos bien, la propia va y viene casi caprichosamente; entonces, tomamos como referente la luz del astro rey y observamos y comprobamos a todos los niveles que ésta tiene una continuidad y cumple su cometido desde su inicio...



Si hablamos de educación y la referimos a la luz propia, comenzamos entonces a profundizar cogidos de la mano de la educación y la luz, y llegamos a la conciencia; y desde ella comprobamos un camino que nunca separa y siempre une. ¿Con qué une? Con la realidad hasta donde la percibimos desde nuestro interior.



Entiendo, que hablar de educación sin unir su sentido a lo que nuestros corazones entienden como luz, sería ir cojos en el camino de la vida. Porque la educación va mucho más allá de unos modos de vivir, incluso de respetar costumbres, de separar las acciones en vicios o virtudes donde lo bueno y lo malo son etiquetas del conjuro anquilosado que llamamos sociedad. La educación ni nos acerca ni nos aleja de la sociedad; la educación nos acerca a la vida silente del alma; y desde ahí creamos la nueva sociedad; porque la educación no es una apariencia de formas cuando vivimos el silencio profundo y respetamos su armonía...



Educación es vivir lo natural. Para ello deberíamos trasladar nuestro pensamiento al inicio primigenio y mirar desde ahí nuestro linaje: "matar a un ser es un asesinato; matar a millones es una guerra". ¿Acaso los conflictos bélicos son educación? Y, sin embargo forman gran parte de nuestro dolor escogido, donde millones de conciencias se han visto superadas por una forma de egoísmo profundamente arraigada en las sociedades pasadas y presentes.



Entonces, ¿dónde falla lo que llamamos educación? Principalmente desde que escogimos el camino de la forma olvidando el del espíritu. Sólo hay que ver la regresión de valores que observamos y vivimos. En ocasiones no hacemos según qué cosas más por miedo que por educación; esto es también una muestra fehaciente de la carencia educacional que vivimos a título simplemente personal. "Acusar a los demás de los infortunios propios es un signo de falta de educación. Acusarse a uno mismo, demuestra que la educación ha comenzado". Epiceto.



Hablo de sociedad y manifiesto cada vez más su contraste con lo natural, "Donde hay educación no hay distinción de clases". Confucio. ¿Nos damos cuenta, realmente, del trabajo por hacer que tenemos? La educación nos conduce al mejoramiento propio y circundante, mas las palabras educadas sin ser llevadas a la práctica inducen a creernos lo que no somos...



La educación y su práctica propicia el diálogo interior con uno mismo y con los demás. La educación es una puerta abierta hacia la utopía de vivir los verdaderos valores que lleva ingénitos el ser humano en su esencia.



"La educación ayuda a la persona a aprender a ser lo que es capaz de ser". Hesiodo. Entonces, profundizar en la educación es hacerlo con uno mismo y descubrir el mensaje de sabios pensadores, que con sus palabras escritas dicen del forjar del alma como camino verdadero. Pero, para ello debemos discernir desde la completa atención la voz de la conciencia, sin caer en la dolencia de la contemplación de multitud de vicisitudes que nos alejan del sentido del porqué de la vida. "La educación es el desarrollo en el hombre de toda la perfección de que la naturaleza es capaz". Immanuel Kant.



La importancia de vivir la educación desde lo cotidiano es fundamental para los cimientos de cualquier sociedad que se precie. La educación no puede ser relegada a unos espacios concretos, ni ser vivida sólo cuando es enseñada, tampoco ser el método por el cual uno adquiere más alto grado de prejuicios. Hablamos, quizás desde la primera sociedad creada, de libertad; mas esta libertad la entendemos y hacemos en una balanza donde unos dicen ser felices y otros sufren. De ser la educación más allá de un concepto, un valor espiritual, ¿acaso este valor no corresponde a todos por igual? Cuando hablamos de todos deberíamos contemplar a la humanidad; aprendiendo de ella los errores cometidos, a la vez que contemplarla como campo de siembra y aprendizaje para la educación. "La verdadera educación consiste en obtener lo mejor de uno mismo. ¿Qué otro libro se puede estudiar mejor que el de la Humanidad?" Gandhi.



¿Nos damos cuenta del arraigo de conceptos y maneras de ver una misma cosa, tal cual hoy, y que esto genera gérmenes de separatividad y discordia? Por ello entiendo la educación como la ética del conjunto llamado humanidad. ¿Hasta qué punto nos sirven a la mayoría los sistemas socio-políticos, cuyos fundamentos revierten la equidad en convulsión?

"No hay educación si no hay verdad que transmitir, si todo es más o menos verdad, si cada cual tiene su verdad igualmente respetable y no se puede decidir racionalmente entre tanta diversidad". Fernando Savater.



Emig



Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,
Leer más...

miércoles, 22 de diciembre de 2010

“Muchos son los llamados, pocos los escogidos”

“Pero cada uno como el Señor le repartió, y como Dios llamó a cada uno, así haga; esto ordeno en todas las iglesias”, 1ª Cor. 7:17

Dios tiene un plan perfecto para cada uno de nosotros. Somos muchos los llamados, pero son pocos los escogidos. Algunas de las cosas a que hemos sido llamados es a tener comunión con Él y a ser sus amigos (Juan 15:15). Además, dice Romanos 11:29 que su llamado NUNCA se quita de nuestra vida, ya que “irrevocables son los dones”. Dios es fiel y hace que el llamado se lleve a cabo (1ª Tes. 5:24). Seguir nuestro llamado y cumplir con él tiene un premio, una recompensa (Fil. 3:14), pero debemos ser dignos del llamamiento (2ª Tes. 1:11). Pero, ¿Cómo ser parte de los llamados y no de los escogidos?· Debo decir YO: para que Dios nos escoja debemos decir “Heme aquí”, YO quiero ir y hacer tu voluntad. Debemos por tanto, no sólo oír la voz de Dios, sino contestar a ese llamado obedeciendo Su voz (Is. 6:8)

· Debo estar dispuesto a dar mi vida para el Señor (Juan 15:13, Mat. 10:39)

· Debemos ser movidos por la compasión (Mat. 15:32)

· Debemos movernos cautivos por la visión que Dios nos ha dado

· Debemos estar preparados (2ª Tim. 2:15): antes de responder al llamado debemos prepararnos, estudiar para ser aprobados

· Debemos estar ungidos: sin la unción de Dios no podemos operar (Is. 10:27) y para ello hay que pasar tiempo con Dios

El mundo nos necesita. Decide hoy: llamado o escogido

Leer más...

martes, 21 de diciembre de 2010

Imagenes Cristianas - Uso obligatorio

Hola, aqui les comparto esta imagen, la fuente del blog del autor esta en la imagen que sea de bendición.

Leer más...

lunes, 20 de diciembre de 2010

Reflexiones Cortas - Extraña Muerte

Víctima de una horrible enfermedad, falleció la señora Reunión de Oración miembro de la Primera Iglesia Descuidada, sita en la gran Avenida Mundana. Su dolencia se manifestó lentamente, advirtiéndose los siguientes síntomas:
  • Inflexibilidad en las rodillas
  • Frialdad en el corazón
  • Voluntad debilitada
  • Finalmente, una total inactividad
Sus últimos días los pasó postrada en una cama y sus palabras finales mostraban un gran interés por las cosas materiales.
Dos experimentados facultativos le administraron varias dosis de organización, de reuniones sociales, de concursos y de motivación religiosa, pero todo fue en vano. Más aún, estas dosis parecieron acelerar el desenlace.
La autopsia de la mencionada señora Reunión de Oración reveló deficiencia de alimentos espirituales y una falta total de ayuno, fe y experiencia personal.
Las pocas personas que acudieron a su funeral, recordaron con dolor su pasada hermosura y fortaleza.
No se entonó su himno favorito: "Roca de la eternidad", pero en su lugar una jovencita cantó "La hermosa isla lejana".
Sus restos descansan en el cementerio "Las glorias del pasado".
En consecuencia de tan irreparable pérdida, las puertas de la iglesia permanecerán cerradas a la hora de la oración, excepto una vez al mes, en la que la sociedad "Añoranzas" servirá un refresco en memoria de la desaparecida.

(Tomado de un muy antiguo recorte que conservo de un periódico evangélico de Formosa, llamado "Impacto de Dios", sin fecha de publicación).
Puede parecer broma, pero es para pensar, ¿no?
Leer más...

jueves, 16 de diciembre de 2010

Los Últimos 5 Minutos!

Lucas 7:50
Pero él dijo a la mujer: Tu fe te ha salvado, vé en paz.

Una vez cuando vivía en la ciudad de México Dios permitió que llevara el evangelio en algunos hospitales, y en uno de ellos paso esta historia.

Ese día si mal no recuerdo era un viernes, me toco ir a mi solo ya que los que me acompañaron no pudieron ir, ya Dios me había dado gracia para trabajar en este hospital que se llama Xoco ya que es un hospital que depende del gobierno y es un poco difícil poder entrar además que el director de ese lugar era sumamente católico y no me quería ahí.

Cuando comencé a compartir a los enfermos de la palabra la mayoría acepto al Señor en su corazón, y sobre todo quedaron convencidos del mensaje del evangelio, paso el tiempo y estaba por salir cuando llegue a un cuarto donde estaba una mujer la cual me habían dicho los médicos tenia 3 días que no dormía.

Tenia un aspecto muy malo, digo tres días sin dormir imagínate, cuando entre estaba acompañada de una mujer la cual salió inmediatamente cuando comenzó a oír que le hablaba de Jesús, la mujer estaba muy atenta en eso Dios me hizo saber que ella practicaba la brujería, yo le pregunte, ¿usted hizo o participo en limpias (métodos de brujos para quitar la mala suerte) o algo así?, ella se me quedo viendo sorprendida y e dijo… Yo vivo de eso!! Bueno necesitas arrepentirte le dije y le explique que eso no era de Dios y ella creyó lo que le mostraba en la palabra.


Cuando estábamos orando para que ella dejara a Jesús entrar en su vida, nuevamente Dios me mostraba que ella tenia que perdonar a su esposo, le dije…. Tienes que perdonar a tu esposo si quieres que Dios te perdone le dije, a lo que ella me respondió… me hizo mucho daño no puedo perdonarlo!!! Después de mostrarle lo importante que era el perdón y sobre todo lo necesario que es ante Dios el perdonar a los demás, ella termino perdonando de corazón y con lagrimas en sus ojos a su esposo, después de eso quedo dormida en perfecta paz, después de tres días de insomnio por fin pudo dormir.

A la otra semana que regrese, al verme un medico me llamo aparte y me dijo…. Joven ¿recuerda a la mujer que no podía dormir? Bueno, ella después de que usted se fue entro en un paro cardiaco y no pudimos hacer nada, los últimos 5 minutos de su vida se la paso escuchándolo a usted.

"Los últimos 5 minutos de su vida fueron para oír el evangelio, se que ahora esta con Jesús pues ella se arrepintió de sus pecados y le entrego su vida a Dios"


Los últimos 5 minutos…
que harías si tuvieras los últimos 5 minutos de tu vida, ¿que haríamos? ¿Cómo actuaríamos? Esta persona paso los últimos momentos de su vida escuchando el evangelio, me siento privilegiado de haberle compartido de Dios a esta mujer, recuerdo que ese día siendo sincero no quería ir al saber que iba a ir solo, le doy gracias a Dios que me permitió ir y no quedarme ese día en mi casa.

Te animo que aproveches cada minuto de tu vida, no sabes si pueden ser tus últimos 5 minutos o si pueden ser los últimos 5 minutos de alguien.

Dios te bendice.
Leer más...

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Reflexiones sobre el Amor - Que es el Amor

He estado pensando en estos últimos días, que ya casi tenía mi blog "remodelado", con que entrada podía iniciarla. Leyendo La Palabra de Dios, la Biblia, exactamente la primera carta de San Pablo a los Corintios, inmediatamente decidí, que ese era mi primer post .

Amor de Dios
1Corintios 13.
Voy a mostraros un camino todavía mejor. Si hablo la lengua de los hombre, y aun la de los ángeles, pero no tengo amor, no soy más que un metal que resuena o un platillo ruidoso. Y si hablo de parte de Dios, y conozco sus propósitos secretos, y sé de todas las cosas; y si poseo la fe necesaria para mover montañas, pero no tengo amor, no soy nada. Y si reparto entre los hombres cuanto poseo, y aun así entrego mi cuerpo para ser quemado, pero no tengo amor, de nada me sirve.

Tener amor, es saber soportar; es ser bondadoso; es no tener envidia, ni ser presumido, orgulloso, grosero o egoísta; es no enojarse y no guardar rencor; es no alegrarse de las injusticias, sino de la verdad. El amor es sufrirlo todo, creerlo todo, soportarlo todo.

El amor jamás dejará de ser. Un día los hombres dejarán de profetizar, y no hablarán mas en lenguas, ni será necesaria la ciencia. Porque la ciencia y la profesía serán imperfectas, y llegarán a su fin cuando llegue lo perfecto.

Cuando yo era niño, hablaba, pensaba y razonaba como un niño; pero al hacerme hombre dejé atrás lo que era propio de un niño. Ahora vemos de manera borrosa, como en un espejo; pero un día lo veremos todo tal y como es en realidad. Mi conocimiento es ahora imperfecto, pero un día lo conoceré todo del mismo modo que Dios me conoce a mí. Hay tres cosas permanentes: la fe, la esperanza y el amor; y de las tres, la más importante es el amor.

Bueno pues, entonces, ¿por que odiar si se puede amar?
Tenemos que pensar algo, cualquier sentimiento malo, cualquier mal pensamiento, el odio, el rencor, la incapacidad para perdonar, el egoísmo, el egocentrismo..., nada de esto viene de parte de Dios, ni de su creación. Por lo cual, hay que dejar ese lastre atrás en nuestras vidas, para poder avanzar, para fortalecer nuestro espíritu, para acercarnos a Dios através de Nuestro Señor, sino, todo cae en saco roto.

Buen dia y bendiciones!!!!
Autor: Maty
Leer más...

Reflexiones Cristianas - Crisis y Liberación

"Confiad en Jehová perpetuamente, porque en Jehová el Señor está la fortaleza de los siglos". Isaías 26:4

Libertad en Cristo Jesus
Cuando era estudiante secundario, se podían adquirir en las librerías unos pequeños libritos (los famosos resúmenes "LERÚ"), que contenían un compendio de cada materia. Tanto los alumnos como los profesores los amábamos, porque eran una síntesis genial de pesados volúmenes de estudio. Nos daban una visión de conjunto y ahorraban tiempo de lectura. Hasta creo que los docentes preparaban sus clases con ellos.
Es que a todos nos agradan las síntesis, más en esta época en que se valora tan poco la lectura y nadie quiere enfrentarse a largos y dificultosos textos.

Este breve pasaje de Isaías 26, con apenas 6 versículos, tiene el valor de ser un resumen de la lucha entre el bien y el mal, además de contener también la doctrina de la justificación por la fe y hermosas exhortaciones.
En tiempos de Isaías, los asirios eran una gran amenaza y los ejércitos de Senaquerib habían llegado a atacar la ciudad de Jerusalén. Los israelitas confiaban en las seguras murallas de su ciudad, pero únicamente el poder de Dios los había librado milagrosamente en esa ocasión. Se anima al pueblo a celebrar la victoria con un cántico. Pronto, no obstante, los ejércitos de Babilonia irrumpirían destruyendo la ciudad que los judíos consideraban inexpugnable. La verdad que necesitaban aprender es que la única y verdadera fortaleza se encuentra en el Señor.

En este hermoso pasaje bíblico podemos anticipar con gozo la protección que nos brinda el Señor, vislumbrar por fe la victoria de Cristo sobre las huestes satánicas y elevar un canto de alegre confianza.
"En aquel día cantarán este cántico en tierra de Judá: Fuerte ciudad tenemos; salvación puso Dios por muros y antemuro. Abrid las puertas, y entrará la gente justa, guardadora de verdades. Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. Confiad en Jehová perpetuamente, porque en Jehová el Señor está la fortaleza de los siglos". Isaías 26:1-4

Dios es nuestro poderoso refugio contra el ataque del enemigo, hoy al igual que en la antigüedad. Los justos, la gente guardadora de verdades, o la "que se mantiene fiel" (versión Nacar Colunga); recibirá como recompensa una perfecta paz que será su herencia en el reino de Dios; pero también debe ser la feliz experiencia de su pueblo ahora mismo. La perfecta sumisión a la voluntad de Dios trae consigo la bendición de la perfecta serenidad. El cristiano maduro está en paz con Dios, consigo mismo y con los demás, porque persevera en confiar en Jesús.

Después, en sentido escatológico, se presenta un contraste entre la suerte de la Jerusalén simbólica y la Babilonia simbólica. Una es un refugio seguro y la otra será destruida por los juicios de Dios; una representa seguridad para los justos, la otra la opresión del enemigo. Los juicios divinos que caen sobre los malos proclaman tanto su poder como su justicia, cumpliendo así el deseo de sus fieles.

"Porque derribó a los que moraban en lugar sublime; humilló a la ciudad exaltada, la humilló hasta la tierra, la derribó hasta el polvo. La hollará pie, los pies del afligido, los pasos de los menesterosos. El camino del justo es rectitud; tú, que eres recto, pesas el camino del justo. También en el camino de tus juicios, oh Jehová, te hemos esperado; tu nombre y tu memoria son el deseo de nuestra alma. Con mi alma te he deseado en la noche, y en tanto que me dure el espíritu dentro de mí, madrugaré a buscarte; porque luego que hay juicios tuyos en la tierra, los moradores del mundo aprenden justicia".  Isaías 26:5-9

Por otra parte, estos castigos tienen el efecto contrario sobre los que resisten la voz de su misericordia. Los impíos serán arrasados. La impenitencia de los malos, a su vez, tiene como contraparte el arrepentimiento de los fieles, el cual dará paso a una abundante y gloriosa cosecha final.

"Se mostrará piedad al malvado, y no aprenderá justicia; en tierra de rectitud hará iniquidad, y no mirará a la majestad de Jehová. Jehová, tu mano está alzada, pero ellos no ven; verán al fin, y se avergonzarán los que envidian a tu pueblo; y a tus enemigos fuego los consumirá. Jehová, tú nos darás paz, porque también hiciste en nosotros todas nuestras obras. Jehová Dios nuestro, otros señores fuera de ti se han enseñoreado de nosotros; pero en ti solamente nos acordaremos de tu nombre. Muertos son, no vivirán; han fallecido, no resucitarán; porque los castigaste, y destruiste y deshiciste todo su recuerdo. Aumentaste el pueblo, oh Jehová, aumentaste el pueblo; te hiciste glorioso; ensanchaste todos los confines de la tierra".  Isaías 26:10-15

Por medio de la aflicción de la tribulación del tiempo del fin, Dios se propone separar la paja del trigo y dar a cada uno su recompensa. Tal como la angustia de Jacob junto al Jaboc, los que serán salvos estarán en riesgo cierto de ser exterminados; por eso buscarán la preciosa seguridad de estar en paz con el cielo. El conflicto será tan intenso que se invitará al pueblo de Dios a esconderse "en tanto que pasa la indignación". Su único refugio será la gracia y el perdón de Cristo; ninguna otra fortaleza de factura humana les servirá. Los que serán redimidos en esa ocasión reconocerán que no tienen mérito que reclamar, que sus obras o su justicia propia no tienen valor en absoluto. Se presenta al fin un cuadro de seguridad en el conflicto final, los justos son protegidos y los malos castigados

"Jehová, en la tribulación te buscaron; derramaron oración cuando los castigaste. Como la mujer encinta cuando se acerca el alumbramiento gime y da gritos en sus dolores, así hemos sido delante de ti, oh Jehová. Concebimos, tuvimos dolores de parto, dimos a luz viento; ninguna liberación hicimos en la tierra, ni cayeron los moradores del mundo. Tus muertos vivirán; sus cadáveres resucitarán. ¡Despertad y cantad, moradores del polvo! porque tu rocío es cual rocío de hortalizas, y la tierra dará sus muertos. Anda, pueblo mío, entra en tus aposentos, cierra tras ti tus puertas; escóndete un poquito, por un momento, en tanto que pasa la indignación. Porque he aquí que Jehová sale de su lugar para castigar al morador de la tierra por su maldad contra él; y la tierra descubrirá la sangre derramada sobre ella, y no encubrirá ya más a sus muertos". Isaías 26:16-21

¡Animo en el Señor! Él es la Fortaleza de los Siglos, un seguro refugio para todo hijo suyo débil y temeroso.
Cantemos hoy alabanzas anticipando la maravillosa liberación que nos espera.
Leer más...

martes, 14 de diciembre de 2010

«Debemos formar nuestro carácter»

“Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados”, Ef. 5:1 

En todas partes, en la política, el ministerio, los negocios, hay una búsqueda de gente que tenga carácter. La personalidad y los talentos son importantes, pero eso no significa que tengamos un buen carácter. La filosofía de hoy, especialmente para los jóvenes, parece ser la del “menor esfuerzo”. Por eso es importante enfatizar el carácter. El Dr. Bob Jones dijo: “Tu carácter es lo que Dios sabe que serás. Tu reputación es lo que los hombres piensan que eres, pero lo que prueba tu carácter es lo que haces cuando nadie te ve”. El carácter, entonces, tiene que ver con lo que cada uno escoge hacer, ya sea correcto o incorrecto. Los principios y la relación con Dios son indispensables en la formación del carácter. La iglesia, la escuela y el hogar están involucrados en el proceso de formar y modelar valores en la vida de los demás como un instrumento para el desarrollo del carácter. Según Fremont, el carácter son las “creencias permanentes que finalizan en patrones de conducta consistentes”. Pero, ¿Cómo se forma el carácter?
• Por medio de las circunstancias: algunas de ellas buenas, otras malas; nada es demasiado pequeño o superficial para construir el carácter.
• Dando forma a la voluntad: Berry dice que la voluntad de un niño está hecha de acero, desde su nacimiento está llena de fuerza; el Dr. Dobson cree que la voluntad debe ser moldeada y formada, para eso se instruye y encausa, para que aprenda a someterse a la autoridad.
• Siendo edificados en la Palabra de Dios: un carácter perdurable debe edificarse en los patrones que Dios ha establecido; en la Biblia encontramos cada aspecto de esos patrones de Dios. Los preceptos de Jesucristo, las enseñanzas de los apóstoles y las vidas ejemplares son modelos para la formación del carácter.
• La imagen de Cristo: la norma fundamental es ser como Él y tener una vida sometida a la voluntad de Dios.
• Rendirse al Espíritu Santo: no son nuestros esfuerzos los que producen carácter. Ese carácter no es cuestión de principios legales, sino de poseer las cualidades que el Espíritu Santo produce en el creyente: amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad, mansedumbre y templanza.
• Haciendo un esfuerzo: no importa cuánto anhele una persona un buen carácter, no podrá alcanzarlo a menos que haga un esfuerzo. Cada persona debe esforzarse para construir su propio carácter, porque nadie más lo hará por él. Cada uno escoge ser puro o impuro, humilde u orgulloso.
• Formando hábitos adecuados: cada decisión que tomamos nos ayuda a desarrollar un hábito, bueno o malo; el carácter no es más que el desarrollo de buenos hábitos. Una vida apropiada no ocurre por accidente. Cuando actuamos conscientemente de manera correcta por un periodo prolongado de tiempo, llegamos a hacer lo correcto inconscientemente y cuando eso ocurre, el hábito es formado y el carácter establecido.
Leer más...

lunes, 13 de diciembre de 2010

«Dios nos ha hecho Mayordomos»

“Así ha dicho Ben-adad: tu plata y tu oro son míos, y tus mujeres y tus hijos hermosos son míos. Además, mañana a estas horas enviaré yo a ti mis siervos, los cuales registrarán tu casa, y las casas de tus siervos; y tomarán y llevarán todo lo precioso que tengan”, 1ª Rey. 20:3 y 6

Si leemos los primeros catorce versículos del capítulo veinte del primer libro de reyes podemos ver una escena crítica, dramática, en la historia de los reyes de Israel. La gran ciudad de Samaria estaba cercada por Ben-adad y 32 reyes más, una verdadera confabulación de fuerza, dispuesta a aplastar al pueblo de esa ciudad y con ella al símbolo de una nación. Una tarde aparecen unos soldados con unas banderas blancas, y Acab, el rey de Israel, ordena a su guardia de la puerta que los dejen entrar. Son enviados del rey más grande que ha tenido Siria: Ben-adad; ese rey que ha reunido a 32 reyes para ir a destruir a Samaria. Este rey le envía un ultimátum: “tu plata y tu oro son míos; tus mujeres y tus hijos hermosos son míos. Además, todo lo precioso que tengas es mío”. Ante la primera exigencia (plata y oro, tus mujeres e hijos) Acab se rinde y le dice: “Rey, señor mío, yo soy tuyo y todo lo que tengo”. En las exigencias de Ben-adad a Acab vemos las áreas de nuestra mayordomía:
1- Nuestras finanzas (tu plata y tu oro son míos): todos conocemos la historia de la mujer de Acab, Jezabel. Muchos creen que el pecado de esta mujer fue gastar su dinero en pintura para labios y ojos, porque era famosa por su arreglo personal; otros creen que se gastó el dinero en sus ídolos y en sostener a los 400 sacerdotes y profetas falsos. Pero no es así. El gran pecado de Jezabel fue que utilizó el dinero de la casa de Dios para su uso personal. ¡Le robó a Dios! De la misma manera, el enemigo quiere que cada uno de nosotros defraudemos a Dios en este sentido. Dios nos ha hecho mayordomos de nuestro dinero y debemos cuidar la manera en que lo empleamos.
2- Nuestra familia (tus mujeres y tus hijos hermosos son míos): hoy en día la familia está en crisis; el trabajo excesivo, la ansiedad y el estrés, el deseo de tener más, han hecho que descuidemos nuestras familias. La familia debe ser una de nuestras prioridades; debemos dedicarles el tiempo necesario.
3- Todo lo precioso que tenemos: nuestra salud es importante, debemos cuidarla para poder servir a Dios; nuestro tiempo también es importante, debemos administrarlo sabiamente y no desperdiciarlo en banalidades. Es necesario también saber administrar los dones, talentos y habilidades que Él nos ha dado, y no esconderlos o dejarlos dormidos.
Cuando Ben-adad hizo la segunda exigencia a Acab, éste ya no estuvo dispuesto a ceder sus posesiones. Igual debemos hacer nosotros: NO cedamos al enemigo el control de nuestras finanzas, familia o lo precioso que tenemos. Recordemos que Dios pelea por nosotros, siempre y cuando seamos unos buenos administradores de sus riquezas.
Leer más...

sábado, 11 de diciembre de 2010

La Confrontación: un arte que debemos aprender (2)

“Fieles son las heridas del que ama; pero importunos los besos del que aborrece”, Prov. 27:6

CÓMO REALIZAR UNA CONFRONTACIÓN
: (Mat. 16:21 – 23)
Jesucristo es nuestro mejor maestro en esto. Imaginemos lo que significó para los discípulos las palabras del Señor cuando les dice que va a morir. Pedro lo toma aparte y le dice: “Señor, ten compasión de ti; en ninguna manera te acontezca esto”. Luego viene la confrontación (v. 23). Pedro ni siquiera se había dado cuenta de que estaba siendo el portavoz de un mensaje del enemigo. Las palabras del Señor fueron duras (“Apártate de mí, satanás”), pero nadie amó más a Pedro que el Señor. Veamos cómo ocurre la confrontación:
Con un mandamiento directo: debe ser claro y enérgico; a veces es en el mismo momento en que ocurre el incidente.
Con una pregunta que provoque a la otra persona a pensar
Una declaración analítica: con palabras muy bien seleccionadas
Con una penetrante mirada: en medio de las exhortaciones, una mirada es absolutamente comunicativa
¿CUÁNDO DEBEMOS CONFRONTAR?
1. Cuando alguien se convierte en una piedra de tropiezo para otros o para nosotros: debemos hacerlo porque le amamos; muchos no se dan cuenta que se han convertido en piedras de tropiezo.
2. Cuando alguien ha puesto sus pensamientos en los intereses del hombre y no en los intereses divinos: quizás no se había dado cuenta de que estaba tan ciego y sus acciones merecían una exhortación. Alguien dijo: “Ningún instrumento de tentación es más fuerte que un amigo que está más preocupado por nuestra comodidad que del desarrollo de nuestro carácter”. Es preferible tener a alguien que se preocupe más por nuestro carácter que de nuestro bienestar, aunque nos haga sentir incómodos.
3. Cuando estemos seguros de que existe una buena razón: no pensemos que esto tiene que hacerse diariamente
¿POR QUÉ DEBEMOS CONFRONTAR? (Luc. 22:24 – 32)
Jesús le dice a Pedro: “He orado para que no sucumbas, para que no naufragues en tu fe”. Eso no significaba que Pedro ya no fuera a fallar. Todos en algún momento necesitamos una confrontación; si no la recibimos, ¿Cómo podemos saber que estamos haciendo algo en forma errónea? Sin confrontación no existe aprendizaje; es como una cirugía: debe ser precisa y con absoluta limpieza. Siempre buscará construir una vida y el carácter de una persona y nunca destruirla. Por qué debemos entonces confrontar:
Para fortalecer: en especial las áreas vulnerables
Para suavizar: cuando existe un exceso de confianza
Leer más...

viernes, 10 de diciembre de 2010

Creo en las personas


Especialmente en aquéllas que se les ve algo más que la humanidad. Aquéllas que a veces la gente confunde con ángeles u otras entidades divinas...
Hablo de aquellas personas que existen en nuestras vidas, que engrandecen nuestro espacio con pequeñas alegrías.
De aquéllas que miran a los ojos porque son verdaderas, que hacen elogios, que agradecen y piden disculpas con la misma simplicidad que un niño.
Personas que no necesitan hacer trampas para conseguir lo que buscan, porque sus deseos se muestran en sus acciones y reacciones, no en sus caprichos.
Personas que hacen el bien y te protegen del mal con una sonrisa, una palabra, un beso, un abrazo, una oración.
Personas que van por la vida sin miedo a la oscuridad, que caminan firmes y levantan la cabeza en momentos de completa desesperanza.
Personas que se equivocan más veces de las que aciertan, que aprenden más de lo que enseñan y viven más de lo que sueñan.
Personas que cuidan de su cuerpo porque les acompañará hasta el final. Que no distinguen entre ricos o pobres, gordos o flacos, negros o blancos.
Personas, simplemente personas, que no siempre están seguras de todo, pero siempre cumplen. Transparentes, amigas, espontáneas, a veces ingenuas.
Prefiero creer en relaciones basadas en la confianza, la serenidad, la humildad y la sinceridad.
Prefiero creer en aquellos encuentros que nos transmiten paz y tranquilidad.
Prefiero creer en hombres y mujeres que reverencian la vida con la misma intensidad que un gran amor... que pasan por la Tierra y dejan su huella, su recuerdo.
Hombres y mujeres que habitan el perfecto universo y el orden de la existencia.
Hombres y mujeres de alma limpia y puros de corazón.

Texto de este power point.

En ocasiones recibes o lees en algún lugar algo que te llama la atención. Que te hace reflexionar y te devuelve a la realidad del por qué estás cambiando.
Creo que cualquier cambio verdadero invita a una renuncia verdadera.
Creo que acostumbramos caminar con los bolsillos llenos, y tememos practicar el desapego por miedo a la sensación de soledad.
Creo que tal sensación es ilusoria y sólo existe en nuestra mente, la cual, necesita de continuo movimiento para su supervivencia y expansión. Pero creo, que mientras esto sea así, será la mente y no el corazón quien intentará resolver el conflicto de nuestra existencia.
Creo que el paradigma está cercano al silencio, y éste solamente se propicia desde el desenvolvimiento interior, que no pregunta ni dice sandeces; sobretodo observa con atención, y desde la privación de los sentidos, sabe más de lo que dice, convirtiéndose en el verdadero cofre del tesoro para descubrir.

Últimamente pienso que se aprende más cuando los vínculos formales son, primero, con uno mismo; y así, quizás sea cierto que lo demás viene por añadidura, porque lo sabemos ver.
Me pregunto si creer en las personas es creer también en uno mismo; me pregunto si creer en las personas es también conocerse uno mismo y darse a todos por igual.

Sospecho que aún nos queda mucho que aprender, de ahí que comparto este powerpont y mis reflexiones, con la mejor de las intenciones.


Emig

Blogalaxia Tags:


Etiquetas: , , , , , , ,
Leer más...