Reflexiones Cristianas: enero 2011

lunes, 31 de enero de 2011

“El Avivamiento que necesitamos”


“Oh Jehová, he oído tu palabra, y temí. Oh Jehová, aviva tu obra en medio de los tiempos, en medio de los tiempos hazla conocer; en la ira acuérdate de la misericordia”, Hab. 3:2

Un avivamiento es la gran necesidad de la iglesia de hoy. Todos debemos orar por un avivamiento. Además, es el deseo de Dios. Pero, ¿Qué es un avivamiento?:
• Es la visitación de Dios en la cual Él imparte nueva vida a su pueblo y da vida a los que están en pecado
• Es una nueva vida procedente de Dios
¿Para qué necesitamos un avivamiento?:
a) Para que los ministros / siervos
sientan un nuevo amor por las almas y un anhelo para conducir las almas a Cristo; para que reciban un nuevo amor por la Palabra de Dios y fe a través de ella; para que reciban poder y unción fresca para la predicación
b) Para que los cristianos nos apartemos del mundo y aceptemos vivir en consagración a Dios; para que recibamos un espíritu de oración y deleite por ella en lugar de que sea ésta una obligación; para que nuestro corazón anhele ganar las almas perdidas y nuestro tema favorito sea Cristo; para que tengamos un nuevo amor por la Palabra de Dios y esto traiga impacto y convicción en los inconversos
c) Por la condición en la que se encuentran muchas iglesias, ya que muchas han cedido a las enseñanzas del mundo y han negado los principios de la fe cristiana. Muchos no creen en sanidad ni en el poder que da el bautismo del Espíritu Santo; muchas han abierto puertas a la mundanalidad, la codicia y el amor al dinero
d) Porque el mundo está cada día más pervertido; han aumentado los movimientos a favor del aborto y la homosexualidad; existe cada vez más corrupción en las artes y los medios de comunicación; han aumentado las muertes, la violencia, la corrupción y la impunidad
Por todo lo anterior, necesitamos un AVIVAMIENTO. Pero, ¿Qué debemos hacer?
• Orar (Juan 4:24)
• Ayunar
• Unirnos (dejar la crítica)
• Depender y confiar en Dios
• Descansar en Dios: quitar la preocupación, la ansiedad y el afán desmedido (Fil. 4:6; 1ª Pe. 5:7)
• Practicar 2ª Crónicas 20: Amón y Moab se enfrentaron a Josafat; éste clamó y ayunó, el pueblo ministró al Señor y Él manifestó Su poder
Leer más...

domingo, 30 de enero de 2011

Crisis ¿Se termina el maná?


Cuando la Naturaleza y el libre albedrío que se nos ha dado caminan por separado surgen tiempos de crisis.

Inmersos estamos en un mundo que forma parte del cosmos, todo regido por leyes inmutables, las cuales, el paso del tiempo y las diferentes sociedades creadas "encima" del mundo, han ido obviando completamente este hecho. Aún así, la evolución sigue, sólo que con la salvedad de que nos corresponde (porque así lo elegimos) aprender a través del dolor y del sufrimiento, de la incertidumbre y la incipiente inseguridad que amanece temprano...

A mi modo de ver, las crisis, pueden no ser designio perentorio de nada, si las actitudes demuestran y evidencian con hechos que atisban la necesidad de cambio, entendiendo que a mayor profundidad de crisis, es necesaria mayor profundidad de cambio; pues las crisis nos "invitan" a virar el rumbo, a cambiar el paso, a desmitificar algunas o muchas cosas, y, en definitiva, a volver a encontrar el espacio y tiempo acompasado a lo natural... Sin embargo, ante las crisis del orden que sean, solemos incrementar la fricción, batiendo las alas con desespero, e imaginando desde el pesimismo psicológico que las puertas carenciales están cerca. Intentamos por todos los medios volver a ese estado criticado muchas veces, pero que ofrecía una seguridad a nuestra persona en el ámbito laboral por ejemplo...

Me pregunto si sirve de algo vivir la complacencia cuando algo placentero nos acompaña, y vivir la discordia y pesimismo cuando esa forma de vida se tuerce, bien sea una relación o cualquier circunstancia de la vida que amanece como crisis.
Quizás ambas situaciones, aunque dispares, han ido unidas todo el tiempo. Quizás nos hemos vendido muchas veces para mantener viva una situación que debería haber cambiado, y la cobardía o la falta de costumbre a volar, no nos ha permitido abrir los ojos. Quizás el ver para creer necesitamos ver tan de cerca que, lo que ayer era una película, hoy se vive en las propias carnes.

Y todo ello ¿es culpa de alguien? Seguramente la misma culpa tiene quien hace que quien deja hacer, y en este caso, no solo la casa está por barrer, sino que necesita un replanteamiento serio desde los cimientos; y las crisis pueden ser el fin de un campo de cosecha o el inicio de una nueva semilla. Pero ésta no debe ser creada por unos pocos denominados "democráticamente", pues conciencia tenemos todos, así como obligación más allá de lo moral de abrir los ojos y prestar atención verdadera a nuestro interior... ¿qué nos dice? ¿Acaso la rebeldía sea sólo porque nuestra mente quiere lo que considera suyo a pesar de los pesares? ¿Somos conscientes de cuántas humanidades han existido y desaparecido por ellas mismas?

Cada jinete debe llevar su corcel como cada capitán su barco, y como cada palo que mantenga su vela; pero esto no lo hacemos así, porque delegamos muchas responsabilidades y olvidamos la sencillez ética de la vida, disfrazando ésta con múltiples "formas autorizadas de vivir" y nos permitimos subidas que sabemos que serán bajadas, llegando incluso a ser escarnio de nosotros mismos, justamente por no tratar de ser también almas...

Quizás más que esperar ningún maná, sea buena idea ya mismo, descubrir el propio y desde ahí empezar de verdad, y lo que al principio pudieran parecer pasos de inicio, pronto nos encontraríamos con la verdadera edad que tenemos, y el eterno camino que falta, pero esta vez lleno de auroras resplandecientes...


Emig


Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,

Leer más...

sábado, 29 de enero de 2011

“Como las águilas”


“…pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán”, Is. 40:31

El águila es el ave de mayor longevidad de su especie. Llega a vivir 70 años. Pero para llegar a esa edad, a los 40 años deberá tomar una seria y difícil decisión. A los 40 años sus uñas están apretadas y flexibles y no consigue tomar a sus presas, de las cuales se alimenta. Su pico largo y puntiagudo se curva apuntando contra su pecho. Sus alas están envejecidas y pesadas, y sus plumas gruesas. Volar se hace ya muy difícil.
Entonces el águila tiene solamente dos alternativas: morir o enfrentar su doloroso proceso de renovación, que durará 150 días. Ese proceso consiste en volar hacia lo alto de una montaña y quedarse ahí en un nido cercano a un paredón, en donde no tenga la necesidad de volar.
Después, al encontrar el lugar, el águila comienza a golpear con su pico en la pared hasta conseguir arrancarlo. Después de arrancarlo, esperará el crecimiento de uno nuevo con el que desprenderá, una a una, sus uñas talones. Cuando los nuevos talones comienzan a nacer, comenzará a desplumar sus plumas viejas.
Después de cinco meses sale para el famoso vuelo de renovación que le dará 30 años más de vida.
En nuestra vida, muchas veces tenemos que resguardarnos por algún tiempo y comenzar un proceso de renovación. Para continuar un vuelo de victoria debemos desprendernos de costumbres, tradiciones y recuerdos que nos causaron dolor.

¡Solamente libres del peso del pasado podremos aprovechar el resultado valioso que una renovación siempre nos trae!
Leer más...

viernes, 28 de enero de 2011

La Moneda y el Pez

En Mt 17:27 Jesús manda a Pedro ir a pescar un pez, con la moneda que encontrase en la boca del primer pez, le dice que pague el impuesto del templo de los dos.

Jesús tenía dinero, mucha gente le ayudaba Lucas 8:3, ¿Por qué tan complicado de enviar a Pedro al lago a pescar un pez para pagar el impuesto? Jesús no estaba de acuerdo en pagar este impuesto, Mt 17:26, lo hace por no ofender a nadie, el que lo haga de esta manera tan peculiar, es para indicarnos algo.
Para Dios fabricar una moneda dentro de un pez no es difícil, pero de seguro que no fue así, pienso que eso es lo que Dios quiere trasmitirnos.

De seguro Dios dirigió a una persona al lago, a buscar agua, bañarse o algo similar, Dios dispuso que esa persona perdiese una moneda suficiente para pagar dos impuestos, Dios dirigió a un pez a confundir la moneda con comida y tragársela, todo esto lo sabemos ahora pero no lo sabía Pedro, ¿Cómo iría Pedro con el anzuelo en la mano? Pescar un pez que llevaría una moneda en la boca, esto es cosa de locos, tenía un dilema, intentarlo o desobedecer a Jesús, tuvo que ser muy largo para Pedro el camino asta el lago, echar el anzuelo; ridículo, miraría para todos lados, es fácil coger este pez porque debía llevar la boca abierta, y porque así lo había determinado Dios, y ¡la cara de sorpresa de Pedro al abrir la boca del pez y encontrar una moneda dentro! ¿Qué nos está diciendo a nosotros? Que aunque no lo veamos Dios está trabajando a nuestro favor, si seguimos su palabra, por mucho que caminemos encontraremos la promesa, si verdaderamente confiamos asta el final.

Si Pedro se hubiese vuelto desde la orilla por pensar que eso era imposible, hubiese sido imposible, por tanto si tú piensas que una palabra de Dios es imposible de cumplirse, será imposible de cumplirse en tu vida.
Mucha gente culpa a Dios de muchas cosas, pero no se atrevieron a echar el anzuelo, porque parecía ridículo, Jesús dijo: Pues bien, si alguno se avergüenza de mí y de mi mensaje delante de esta gente infiel y pecadora, también el Hijo del hombre se avergonzará de él cuando venga rodeado de la gloría de su Padre y acompañado de los santos ángeles. Marcos 8:38

Fuente:
safet-reflexiones.blogspot.com
Leer más...

«Nuestra actitud es importante»


“Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús”, Fil. 2:5

La actitud se define como un sentimiento interno expresado en la conducta; a la actitud se le ve sin decir una sola palabra. Con frecuencia se expresa en nuestro lenguaje corporal y se nota en la expresión de nuestro rostro. ¡La actitud puede ser contagiosa! Puede simularse o fingirse, pero esto no dura mucho.
En cierta ocasión un niño de 4 años fue castigado por su mamá quien le ordenó sentarse en una silla y permanecer ahí por un tiempo. El niño se fue a la silla, se sentó y dijo: “estoy sentado por fuera, pero estoy de pie por dentro”. Esto es actitud. Una actitud negativa es como una terrible enfermedad. Una actitud positiva o correcta conduce al crecimiento.
Nuestro ejemplo de actitud es Jesús (Fil. 2:3 – 8). Nuestro comportamiento depende de nuestra actitud; es necesario cambiar nuestra actitud para cambiar nuestro comportamiento. La Biblia es nuestro manual sobre la correcta actitud de vida. Pablo escribió a los filipenses sobre un indicador de actitud: “Haya, pues, en vosotros esta misma actitud que hubo también en Cristo Jesús”. Cristo es nuestro ejemplo. En los versículos anteriores vemos las actitudes que Él poseía:
a) Humilde
(verso 3 y 4)
b) Corazón de siervo (verso 6 y 7)
c) Obediente (verso 8)
Nosotros podemos y debemos tener la misma actitud en nuestras vidas. ¿Cómo podemos tener una actitud correcta?:
• Una mente renovada o una actitud cambiada nos lleva a cumplir la voluntad de Dios (Rom. 12:1 y 2)
• “La actitud determina el comportamiento”

Preguntémonos: ¿Cómo es nuestra actitud? ¿Qué determina nuestra actitud? ¿Nuestras actitudes agradan a Dios o le desagradan?
Leer más...

jueves, 27 de enero de 2011

«Debemos someternos a nuestras autoridades»


“Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas”, Rom. 13:1

Dios es un Dios de orden y ha establecido jerarquías y líneas de autoridad para que funcionemos mejor en todas las áreas de nuestra vida. Algunas de esas áreas son las siguientes:

1- En el mundo: (1ª Pe. 2:13 y 14), Dios es el origen de todas las autoridades del universo. Ellas representan su autoridad. Dios estableció este sistema de autoridad para manifestarse. Cada vez que la gente se encuentra con la autoridad se encuentra con Dios. Los que han sido establecidos por Dios deben ejercer la autoridad como representantes suyos, y nosotros debemos obedecerles. No hay autoridad sino de parte de Dios; por tanto, a nosotros no nos corresponde criticar al gobierno o la policía.
2- En la familia: (Ef. 5:22 – 24; 6:1 – 3; Col. 3:18, 20 y 22), también Dios ha establecido su autoridad en el hogar. Una vez que los miembros de una familia vean la autoridad desaparecerán muchos conflictos en el hogar. Dios ha puesto al marido por autoridad delegada por Cristo. Así mismo, son los padres la autoridad delegada por Dios sobre los hijos.
3- En el trabajo: (Ef. 6:5 – 7; 1ª Tim. 5:17; 1ª Cor. 16:15 y 16), Dios pone en la iglesia autoridades como los pastores y los ancianos. Ellos son las personas a quienes todos deben obedecer. Mucha gente argumenta: “¿Y si la autoridad es injusta?”. La respuesta es: si Dios se arriesga a confiarle su autoridad a los hombres, podemos arriesgarnos a obedecer. Si el que ejerce la autoridad es justo o injusto, no nos importa. Los obedientes sólo tienen que obedecer. El Señor hará responsable a su autoridad delegada por cualquier acción errónea.

Resumen: la parábola de Luc. 20:9 – 16 trata con el tema de la autoridad delegada. Dios envió tres veces a sus siervos y la 4ª vez envió a su Hijo. Todos estos eran delegados suyos, enviados para ver si sus inquilinos se sujetarían a sus autoridades delegadas. Si nos sometemos a la autoridad de Dios, debemos someternos también a su autoridad delegada. La única excepción a esto la vemos en Hech. 5:29, cuando Pedro y los demás apóstoles respondieron al consejo judío que les prohibió enseñar en el nombre de Jesús (era una situación especial).
Leer más...

miércoles, 26 de enero de 2011

«Necesitamos el poder de Su Espíritu»


“Y en los postreros días, dice Dios, Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; vuestros jóvenes verán visiones, y vuestros ancianos soñarán sueños”, Hech. 2:17

El libro de los Hechos nos muestra un aspecto que fue determinante para el éxito de la iglesia primitiva: el poder del Espíritu Santo. Dios ha prometido para nosotros, sus hijos, ese revestimiento especial que nos ayudará a vencer, a conquistar, a libertar, a hacer grandes cosas en el reino de Dios. Veamos tres aspectos relacionados a esta promesa:
1- Promesa reconocida: hoy en día, en muchos lugares ya no se enseña sobre el poder que podemos recibir por medio del bautismo del Espíritu Santo. En sus tres años y medio de ministerio Jesús preparó a doce hombres para que fueran testigos de su poder y de su muerte. Cuando Él fue levantado hacia los cielos les encargó que estuvieran apercibidos, esperando Su promesa, y en el aposento alto ellos estuvieron unánimes esperándola. Lo que Dios promete, lo cumple. ¡Y lo recibieron! Nuestra confianza debe estar en sus promesas.
2- Poder recibido: necesitamos recibir ese poder. Sin el revestimiento y el poder del Espíritu Santo estamos incompletos. La investidura del bautismo da poder y fuerzas.
3- Propósito realizado: el poder que nos da el Espíritu Santo tiene como finalidad principal el cumplir con los propósitos de Dios para el mundo: predicar el evangelio, compartir las buenas nuevas de salvación con los que sufren, con los necesitados. Si queremos ver realizados los propósitos de Dios en nuestras vidas necesitamos ser revestidos de Su poder, mediante el poder del Espíritu Santo.
Leer más...

martes, 25 de enero de 2011

«Cómo conquistar nuestros sueños»


Todos tenemos sueños que anhelamos alcanzar, pero un sueño sin una meta o un enfoque preciso son nada más que eso…sueños. Para alcanzar nuestros sueños y tener éxito en la vida debemos:

1- Pensar los pensamientos correctos (Fil. 4:8)
2- Hablar las palabras correctas (Prov. 18:20 y 21)
3- Tener metas específicas (Fil. 3:13 y 14)
4- Tomar la responsabilidad por nuestros actos (Gén. 3:12)
5- Tener buenos amigos (Sant. 5:16; Rom. 12:15 y 2ª Cor. 6:14 y 15)
6- Estar dispuestos a caminar la segunda milla (Filemón 1:21; Mat. 5:41)
7- Sobreponernos a las heridas (2ª Cor. 12:9 y 10; Gén. 50:20)
8- Vivir en la dimensión de la fe (Heb. 11:1)
9- Perseverar (Fil. 3:14)

Debemos estar dispuestos a aceptar el desafío para poder experimentar la victoria. Alguien dijo que “la cosa más grandiosa en este mundo no es en lo mucho donde estemos parados, sino en que dirección vamos”
Leer más...

YO ESTOY AHI

Te sientes triste, desilusionado, desanimado, sin ganas de seguir adelante pues sientes que te han dado la espalda, que te han abandonado, que te han defraudado, sientes una gran soledad en tu vida, tu corazón esta lastimado y lo único que te provoca es llorar.
Muchas veces cuando nos pasan cosas difíciles nos enfocamos tanto en eso, que no vemos mas allá y hasta nos olvidamos de que Dios está ahí, estamos inconsolables  pensando en lo mal que nos trataron, en lo mucho que nos lastimaron y es fácil llenarte de pensamientos negativos.
Hay cosas en la vida que son inevitables queridos hermanos, las personas te van a fallar. Jesús experimento esas cosas de las que te hablo, por ejemplo cuando Pedro lo negó, cuando judas lo vendió por unas cuantas monedas, eran personas con las cuales convivía a diario , en un  momento él se sintió solo y le dijo a Dios que por que lo había abandonado, él experimento la soledad también, se sintió triste.
Dios te dice en estos momentos que él está ahí en medio de esa tristeza, de esa soledad tan grande que sientes,  hoy quiere secar esas lagrimas, quiere que corras a sus brazos y sientas ese amor, ese consuelo que tanto anhelas. El Esta Ahí… siente su presencia…
El te recuerda que El es tu refugio, que en El si puedes confiar de verdad, Que El nunca te va a fallar, que siempre te va dar las fuerzas suficientes para que sigas adelante, confía en El pues  nunca te va a abandonar, ha prometido estar contigo todos los días hasta el fin del mundo pase lo que pase jamás te va a dejar solo.
No lo dudes más… El siempre está ahí…

Y Para Finalizar Quiero Que Escuches Esta Alabanza.  
Autora: Patty Abrego
Leer más...

lunes, 24 de enero de 2011

“Las 10 vírgenes y la iglesia”

“Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir”, Mat. 25:13

En este pasaje de la Biblia se nos habla de 10 vírgenes, mismas que representan la iglesia. De esas 10 vírgenes, 5 eran prudentes y 5 insensatas. Las prudentes representan a aquella parte de la iglesia (creyentes) que son espirituales, mientras que las insensatas representan a los carnales, PERO…todos parte de la iglesia.
 Las vírgenes insensatas tenían sus lámparas PERO no tenían aceite.
 Las vírgenes prudentes llevaban sus lámparas y ADEMÁS llevaban aceite
 El aceite representa la unción del Espíritu Santo
La Biblia dice que de repente, con el paso del tiempo o de las horas, TODAS cabecearon y se durmieron. Esto nos habla de los afanes, las pruebas, la indiferencia, y muchas otras cosas que vienen como consecuencia del DESCUIDO.
Sin embargo, en medio de ese letargo, nos dice la Biblia que hubo un CLAMOR; éste puede tener que ver con avisos, señales o una voz de alerta que nos despierte o nos haga reaccionar, cuando nos hemos descuidado.
Ante ese clamor, TODAS las vírgenes se levantaron y arreglaron sus lámparas o intentaron prepararse; es decir, trataron de arreglar sus vidas como consecuencia del descuido.
Cuando las insensatas se dieron cuentan que no llevaron aceite recurrieron a las prudentes para que les proveyeran, PERO las prudentes tenían poco y debían cuidarlo porque se les podía acabar.
En eso estaban cuando LLEGÓ EL ESPOSO y ya nada pudieron hacer; las insensatas NO tuvieron oportunidad de llenar sus lámparas con aceite porque ya era DEMASIADO TARDE. Por eso, mientras haya oportunidad debemos mantener nuestra lámpara (vida) llena siempre con aceite (Espíritu Santo). No nos dejemos llevar por aquellas cosas que nos distraen y apartan de nuestra relación con Dios, porque finalmente caeremos en el descuido.
Después de esto surge la recomendación: ¡Velad! Porque no sabéis a que hora el Señor ha de venir. Es decir, debemos estar apercibidos, alertas, preparados, despiertos en todo tiempo, buscándolo, siendo llenos del Espíritu Santo.

“Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga”, 1ª Cor. 10:12
Leer más...

Reflexiones Cortas - Un blog mas de bendición

Hola, les traigo un blog que solo lleva un corto tiempo desde su lanzamiento. Se lo recomiendo a todos ustedes, debido, que es un sitio mas de nuestra red de Blogs Cristianos. En el podras conseguir muchas Reflexiones Cortas de una gran variedad de temas.

Se trata de www.ReflexionesCortas.org tiene un diseño muy agradable y letras acorde para todo lector, carga muy rapido y se actualiza frecuentemente. Sin duda un sitio que tiene mucho de que hablar, pero yo en este momento, no hablare mucho del tema. Solo quiero invitar a todos los visitantes de Reflexiones Cristianas, que se unan a ese medio de Bendición.

Saludos y que Dios les bendiga
Aqui les dejo el enlace: http://www.reflexionescortas.org
Leer más...

sábado, 22 de enero de 2011

Pensamientos Cristianos - El Saber Elegir

“Pero si a ustedes les parece mal servir al Señor, elijan ustedes mismos a quiénes van a servir: a los dioses que sirvieron sus antepasados al otro lado del río Éufrates, o a los dioses de los amorreos, en cuya tierra ustedes ahora habitan.” Josué 24:15

Esta elección que el pueblo de Israel hizo frente a Josué es el típico ejemplo de la negligencia humana. Todo el tiempo tenemos que elegir, y por lo general decidimos en base a nuestros sentimientos o instintos. Nos dejamos llevar por las intenciones o los consejos de terceros. Pero al momento de decidir, cometemos el mismo error que esta generación.

Eran todos jóvenes menores de cincuenta años. Habían crecido caminando por el desierto viendo la mano poderosa de Dios en cada paso. Jamás les faltó comida o bebida, ni se les gastó la ropa o las sandalias. Y cuando fueron adultos invadieron una tierra plagada de poderosos ejércitos y murallas enormes que amedrentarían hasta al más valiente.

Y ellos, un grupo de descendientes de esclavos sin conocimiento militar ni armas de avanzada vencieron sucesivamente a todos los enemigos que enfrentaron. No tenían ninguna virtud. Pero la mano poderosa de Dios se manifestaba sobre ellos visiblemente. Ahora el gran líder que los había comandado en semejante campaña se estaba despidiendo porque iba a morir, y les plantea un desafío: tienen que elegir entre Dios y los dioses falsos de sus vecinos.

La euforia triunfalista los llevó a prometer fidelidad a Dios, sin medir las consecuencias. Una generación después todos se habían olvidado de Dios y cada uno hacía lo que mejor le parecía. No habían podido mantener su promesa. Pensaron que no tenían que decidir más y comenzaron a tomarse licencias. No querían darse cuenta que decidir no hacer lo que Dios pide es también una decisión. Aunque ellos pensaban que no estaban decidiendo.

Y se cumplió la frase de Pablo Ravenhill: En la vida hay que tomar decisiones, si no, la vida toma decisiones por vos.


¿Cómo están tus decisiones hoy? Hoy parece que es más fácil no decidir, perder el tiempo y seguir haciendo nada. Pero la inoperancia también es negativa y las consecuencias de tus malas decisiones o de tus no elecciones, también te alcanzan.

Hoy podés decidir por Dios y mantener esa decisión en el tiempo.
REFLEXIÓN — En la vida hay que tomar decisiones.

Un gran abrazo y bendiciones
Dany
Leer más...

La iglesia primitiva: un ejemplo a seguir

“Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas”, Hech. 2:44

Dios en la antigüedad dio a los judíos el patrón exacto sobre cómo debía hacerse el Tabernáculo, con todos sus detalles. También a Noé dio instrucciones precisas sobre la manera de hacer el arca y después de esa no se hizo otra igual jamás.

En el libro de los Hechos, vemos que también Dios dio instrucciones precisas a la primera iglesia sobre cómo debían conducirse. En el versículo 41 encontramos el orden de las cosas:
1- Recibieron la Palabra
2- Fueron bautizados
3- Se añadieron a una iglesia local

Empezando en el versículo 42 en adelante encontramos como palabra clave “la perseverancia”. Cualquiera que pasaba los tres pasos anteriores se encontraba ahora en una posición de “perseverar”. Esta palabra perseverancia significa: constancia, continuidad. Los creyentes de la iglesia primitiva perseveraban en:

1) La doctrina de los apóstoles (v. 42): era la doctrina básica y verdadera enseñada por Jesucristo. Un buen cristiano se mantendrá firme y sano como columna de su iglesia si persevera en la doctrina de la Palabra de Dios. Dios quiere que cada congregación esté nutrida y capacitada en Su Palabra para añadir a otros. Hoy en día hay muchas influencias doctrinales falsas; el cristiano que persevera en la sana doctrina puede detectar fácilmente las falsas doctrinas.

2) La comunión unos con otros (v. 42): el Espíritu Santo une los vínculos entre los hermanos y esto es un gran ejemplo para los incrédulos. Significa ser verdaderos hermanos, perseverar en el mutuo interés. Los creyentes de la antigüedad estaban siempre juntos y tenían en común todas las cosas.

3) El partimiento del pan (v. 42): representa la Cena del Señor; es una oportunidad especial para introducir a Cristo.

4) Las oraciones (v. 42): se refiere a todas las facetas de la oración: orar por los alimentos, por los enfermos, por los perdidos, por el mundo, etc. ¿Cuánto tiempo empleamos en la oración? Ella es la base del éxito. Jesucristo nos dio el ejemplo (Mat. 14:21, Mar. 1:35).

5) El templo (v. 46): Dios no nos necesita, nosotros lo necesitamos a Él. Además, necesitamos del amor y del compañerismo de los demás. El mensaje de Jesús tendrá éxito si hay unidad entre toda la iglesia. Unidad significa “una acción simultánea que tiende a un mismo fin”.

CONCLUSIÓN: cuando los creyentes de la iglesia primitiva perseveraron en los cinco puntos anteriores, se cumplió el verso 47: “El Señor añadía a la iglesia cada día los que habían de ser salvos”. La primera iglesia tenía muy poca organización, pero tenía gran PODER y muchísimo AMOR y GOZO.
Leer más...

viernes, 21 de enero de 2011

¡Sí Puedo!


¿Por qué he de decir que no puedo,
si la Biblia dice que todo lo puedo
en Cristo que me fortalece? (Fil. 4:13)

¿Por qué he de padecer necesidad,
si la Biblia dice que Dios suplirá
todas mis necesidades de acuerdo
a sus riquezas en gloria
en Cristo Jesús? (Fil. 4:19)

¿Por qué he de tener miedo,
cuando la Biblia dice que Dios no me ha dado
un espíritu de cobardía, sino de poder,
de amor y de dominio propio? (2ª Tim. 1:7)

¿Por qué me ha de faltar fe para cumplir mi llamado,
sabiendo que Dios me ha asignado
una medida de fe? (Rom. 12:3)
Leer más...

jueves, 20 de enero de 2011

¡RADICALES!


He tomado la decisión:
Soy un discípulo de Jesucristo, no cedo
Ni retrocedo, ni disminuyo la velocidad,
Ni me detengo, ni miro hacia atrás;
Mi pasado ha sido redimido, mi presente
Es bueno y mi futuro está seguro.
He cesado de vivir la vida ligera. He terminado
Con el pasear como turista por
La experiencia humana, con los planes
Pequeños, con el tener las rodillas suaves,
Con los sueños en blanco y negro, con las
Visiones limitadas. Ahora me apoyo en Dios,
Vivo por la fe, camino pacientemente, me levanta
El ánimo la oración y me apasiona trabajar
Para el Señor.

¡Soy un discípulo de Jesucristo!
Leer más...

miércoles, 19 de enero de 2011

«Una vida llena de Jesús»

“…pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra”, Hech. 1:8

Tener una vida llena de Jesús no se refiere a una persona que tenga ministerio. Nos incluye a cada uno de nosotros que fuimos rescatados del pecado por medio de la Gracia y misericordia de nuestro Señor Jesucristo. ¿Qué tanto estamos haciendo por el Señor? ¿De qué manera estamos cumpliendo con el propósito para el cual fuimos llamados? Fuimos llamados a ser testigos de Jesucristo, pero antes debemos ser revestidos del poder del Espíritu Santo. Tiene que ver con tener un acercamiento especial, constante, con nuestro Señor Jesucristo. Dos personas que llegaron a ser de gran utilidad en el servicio a Dios fueron:
PEDRO: fue uno de los doce discípulos escogidos por el mismo Señor Jesús para caminar con Él en su ministerio en esta tierra. Pedro fue testigo en diversas ocasiones del poder de Jesús; él fue uno de los que estuvo presente en el Monte de la Transfiguración. Pedro había visto caminar al Señor sobre el mar e incluso él mismo había participado de esa experiencia. Incluso llegó a confesarle al Señor que Él era el Cristo, el Hijo de Dios. Pero con todo esto, Pedro seguía siendo un hombre natural a pesar de sus experiencias con el Señor. Tuvo que pasar por una amarga experiencia para estar listo y testificar de Cristo. Después de eso, tenemos al Pedro lleno del poder del Espíritu Santo hablando ante una multitud de tres mil personas, testificándoles libremente de Jesucristo.
PABLO: las cartas del apóstol Pablo han sido de gran edificación para nosotros, pero este apóstol también tuvo que pasar por una experiencia personal con Jesús antes de que pudiera ser el “apóstol de los gentiles”. Pablo era un hombre inteligente, tenía profundos conocimientos, pero era un hombre natural; en el libro de los Hechos, capítulo 8, vemos la manera en que éste perseguía a los cristianos. Él había consentido en la muerte de Esteban. Conseguía cartas para meter en la cárcel a los discípulos de Jesucristo. Pero yendo un día camino a Damasco tuvo una experiencia personal con el Señor. Después de esa experiencia, se convirtió en un testigo fiel de Jesucristo y fue lleno del poder del Espíritu Santo.
NOSOTROS: cada uno de nosotros tenemos en común el hecho de que Cristo nos rescató del pecado y de la muerte eterna; pero, ¿de qué manera nos estamos preparando para ser fieles testigos de Jesús? ¿Qué tanto hemos buscado día a día el poder del Espíritu Santo en nuestras vidas? No podemos dar lo que no tenemos. Recordemos que cada día contamos con nuevas oportunidades para ser testigos de Jesucristo… ¡Aprovechemos cada oportunidad para reflejar Su Amor!
Leer más...

martes, 18 de enero de 2011

“Salvación mía y Dios mío”

“¿Por qué te abates, oh alma mía, y te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, Salvación mía y Dios mío”, Sal. 42:5

En el Salmo 51 vemos a un David triste, deprimido, que estaba corriendo el riesgo de llegar incluso al suicidio debido al pesar tan grande que le ocasionaba el haberle fallado a Dios. En algunos de los salmos deja ver ese estado de ánimo. La depresión ha alcanzado cifras muy altas, no sólo en los Estados Unidos, sino en toda América Latina, especialmente por los problemas económicos y de inseguridad que viven nuestros países. Esa depresión está llevando a muchos a considerar el suicidio como una “solución”. Algunos de los ejemplos más claros de depresión en la Biblia los tenemos en las vidas de Elías y de Juan el Bautista:
1- Elías era un hombre de fe que retó a más de 400 profetas falsos y los degolló. Pero ese mismo día, cuando Jezabel lo andaba buscando, se escondió, lloró y le pidió a Dios que le quitara la vida (1ª Reyes 19).
2- Juan el Bautista era un tremendo predicador. Jesús mismo lo elogió diciendo que de entre los nacidos de mujer no había alguien como Juan. Nadie le hablaba a los hombres en esa época como Juan; pero, cuando éste estuvo en la cárcel, dudó de Jesús y se deprimió (Juan 1:15 – 29).

Antídotos para la depresión:
a) Clamar
: en el Salmo 42:1 David se compara con un animal. En las emergencias hay que clamar a Dios. Bartimeo clamó cuando Jesús pasaba junto a donde él mendigaba.
b) Tener un concepto bien definido de Dios: ¿Qué tan bien conocemos a Dios? La gente se quita la vida por falta de seguridad. La inseguridad viene por no tener a Jesucristo o no tener el concepto correcto de Dios en nosotros.

Recuerda: Jesús es nuestra esperanza, nuestro refugio, nuestro ayudador. Él es nuestra roca firme en quien podemos apoyarnos; es nuestro escondedero en tiempos de tormentas y adversidades. ¡Refugiémonos en Él!
Leer más...

lunes, 17 de enero de 2011

“Siervos inútiles”

“Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os ha ido ordenado, decid: Siervos inútiles somos, pues lo que debíamos hacer, hicimos”, Luc. 17:10

En cierta ocasión, Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, se le acercaron al Señor para hacerle una petición: ellos querían estar sentados en el cielo, uno a su derecha y el otro a su izquierda. Evidentemente, ellos no sabían lo que pedían, por lo cual el Señor les dijo: “…el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir…” (Mar. 10:45). Muchos de nosotros anhelamos posiciones de prestigio, de honor, de reconocimiento; pero el mismo Señor Jesucristo nos dejó una enseñanza muy clara respecto a tales actitudes. En Juan 13:15 y 17 estaba Jesús con sus discípulos en la última cena cuando de repente se levantó y comenzó a lavar los pies de sus discípulos. Después de que les hubo lavado los pies les preguntó: “¿Sabéis lo que os he hecho?”, y añadió: “Vosotros me llamáis Maestro, y Señor; y decís bien, porque lo soy. Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros. Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis”. El mismo Señor Jesucristo nos dejó su ejemplo, el de servirnos unos a otros, para que hagamos igual. Y si lo hacemos, seremos BIENAVENTURADOS y Él nos honrará. La mayoría queremos la fama, el prestigio, los beneficios; pero pocos queremos SERVIR.
En el evangelio de Lucas encontramos el resto de esta enseñanza; no sólo debemos hacer lo que Él hizo: servir. Debemos tomar en cuenta algo más: el siervo que cumple con su deber, la persona que obedece y sirve, será llamado “siervo inútil”. No debemos olvidar que servir es un deber, un compromiso, una muestra de agradecimiento por el amor de Dios y sus bendiciones; pero, no obstante, cuando nos limitamos a hacer lo que Él nos mandó a hacer, somos simplemente siervos inútiles, porque sólo nos estamos limitando a hacer lo que debemos hacer. No hay mérito alguno en nosotros más allá de la simple obediencia. Él también lo hizo siendo además Rey, Señor, Maestro, Dios mismo. Ahora, si por hacer lo que debemos hacer somos llamados siervos inútiles, ¿Cómo nos llamará el Señor cuando no hacemos lo que debemos?
SERVIR debe ser el anhelo de nuestro corazón
EJEMPLO nos dio Jesús al venir a servirnos, siendo Dios y Rey
BIENAVENTURADOS seremos llamados si hacemos lo que Él nos manda a hacer
ACTITUD es la palabra clave para servir: ¿Con qué actitud voy a hacer las cosas? ¿Enojados, por sobresalir, a fuerzas, renegando, por imposición o con todo el corazón? Si no lo vamos a hacer con la actitud correcta…MEJOR NO LO HAGAMOS, porque así no cuenta, de nada sirve.
Leer más...

sábado, 15 de enero de 2011

La Paz De Dios Estará Conmigo

Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros. Filipenses 4:9

Cosa excelente es poder imitar a una persona con provecho, como por ejemplo al apóstol Pablo.

¡Ojalá pudiéramos imitarlo hoy y todos los días de nuestra vida!

Si con la ayuda de Dios ponemos en práctica las enseñanzas de Pablo, podemos reclamar el cumplimiento de la promesa que se nos hace en su exhortación.

¡Y qué promesa!

Dios, que ama la paz, que es el Autor de la paz y que inspira paz, estará con nosotros. «Paz a vosotros», he ahí una magnifica bendición.

Pero mucho más rica bendición es saber que con nosotros está el Dios de Paz.

De este modo tenemos el manantial con todos sus riachuelos, el Sol con todos sus rayos.

Si el Dios de paz está con nosotros, gozaremos de esta paz que sobrepuja todo entendimiento, aunque las circunstancias exteriores se conjuren para destruirla.

Y si con el pretexto de
extenderla abandonamos
la fe o nos apartamos del
camino de la justicia,
caeremos en un
gravísimo error


En las contiendas de los hombres, nosotros podremos convertirnos en pacificadores, si el autor de la paz está con nosotros.

La auténtica paz se halla en el camino de la verdad.

Y si con el pretexto de extenderla abandonamos la fe o nos apartamos del camino de la justicia, caeremos en un gravísimo error.

Ser primeramente puros y después pacíficos, tal es el orden de la sabiduría y de la verdad.

Mantengámonos en la senda trazada por Pablo, y el Dios de paz estará con nosotros como lo estuvo con el apóstol.

Hoy me siento seguro de la paz de Dios la cuál siempre me sostendrá.

Señor, Gracias por darme tu paz como un elemento sustentador de mi fe en el largo recorrido de la vida. Ayúdame a disfrutarla al máximo.
Leer más...

El Espíritu Santo Me Enseñará

Él Espíritu Santo me glorificará [a Jesús], porque tomará de lo mío y os lo hará saber. — Juan 16:14

El trabajo principal del Espíritu Santo es comunicarle a todo el mundo, de manera comprensible, cómo es Jesús en realidad y también que Él es la suma total del mensaje de Dios para cada persona .

El Espíritu corteja y lleva a las personas hacia Jesús y las capacita para que finalmente lleguen al punto en el que puedan decir: “Jesús es el Señor” .

Parte de esto lo hace convenciendo a las personas de pecado, y parte derramando el amor de Dios en sus corazones donde se transforma en una realidad innegable. Confrontadas con su propia maldad y mediante la misericordia amorosa de Dios aun frente a su maldad, las personas responden al ofrecimiento del perdón completo de Jesús.

El Espíritu Santo es llamado paracletos, un término griego que significa “ayudante, abogado, dador de ayuda cercano, al-que-lla- mas-a-tu-lado.” Jesús, quien está “sentado” a la “diestra” de Su Padre en el cielo, no quiere dejarnos “huérfanos, ” completamente solos en la tierra .

Por esta razón, Él nos da Su Espíritu, para mantenernos en contacto inmediato con Él y el Padre. El Espíritu Santo está en la proximidad más cercana posible con el aspecto más profundo y recóndito de nuestra existencia: nuestro espíritu.

Qué emocionante que Dios no es sólo un Creador distante, sino uno que activamente se involucra en nuestras vidas
Esto es lo que asegura nuestra comunión con Dios. El Señor quiere que entremos a la increíble unidad e integridad que hay entre el Padre, el Hijo y el Espíritu.

Casi cada aspecto de nuestra vida y ministerio espiritual refuerza el valor que Dios le da a la comunión entre Él y nosotros. Y aquí es donde el Espíritu Santo concentra mucho de Su trabajo: habilitándonos a estar al unísono con el Padre y el Hijo.

Aun cuando nosotros hiciéramos nuestro mejor esfuerzo y tratáramos de ajustar nuestra vida a los caminos de Dios, simplemente no lo podríamos hacer con nuestra fuerza y habilidades limitadas ni con nuestras percepciones y discernimientos naturales.

Qué emocionante que Dios no es sólo un Creador distante, sino uno que activamente se involucra en nuestras vidas.

La intención de Dios nunca fue la de hacer que nosotros intentáramos seguirlo sin Su ayuda, como un físico nuclear con un grupo de alumnos del segundo grado de secundaria. Él sabe que no seremos capaces de permanecer con Él sin un tipo de tutoría muy especial. Él quiere guiarnos, enseñarnos e impulsarnos sobrenaturalmente. Y la mayoría de las veces Dios lo hace mediante Su Espíritu.

Por el Espíritu, podemos entender lo que el Señor quiere que sepamos. El Espíritu Santo sabe todo lo que Dios cree y siente; Él busca las “profundidades de Dios” y nos muestra esas verdades ocultas porque somos hijos de Dios.

Al aprender del Espíritu llegamos a tener la capacidad de hacer, decir y saber cosas que de otra forma serían incomprensibles para nosotros. Es por eso que Él es llamado el “Espíritu de verdad”.

Él nos muestra cómo son las cosas en realidad, cómo decretó Dios que fueran.
Hoy escucharé las instrucciones del Espíritu a Mi vida.
Señor, Gracias por darme tu Santo Espíritu. Es mi consolador y mi instructor diario. Amén
Leer más...

«Debemos alinear nuestra visión a la de Dios (2)»

“…por cuanto fue hallado en él mayor espíritu y ciencia y entendimiento, para interpretar sueños y descifrar enigmas y resolver dudas…”, Daniel 5:12

Elementos para que la visión de Dios se mantenga viva en nosotros:

1- Compasión: es sentir dolor por las necesidades de los demás, incluyendo los perdidos (Mat. 9:35 y 36). Todo lo que Jesús hacía, lo hacía por compasión. A veces, la seguridad económica nos envuelve y hace que nos olvidemos de la compasión. Debemos mantener la compasión en el corazón para que la visión no se nuble (Mar. 8:1 y 2). La compasión nos hace conocer las posibilidades y necesidades de la gente (Mar. 6:34).
2- Sabiduría: para tomar las decisiones correctas, para saber cómo utilizar adecuadamente los recursos espirituales que Dios nos ha dado.
3- Entendimiento: es estar conscientes claramente para que Dios nos tiene en un determinado lugar (Dan. 1:17). Ese “conocimiento especial” o entendimiento nos lleva a la acción (visión)
4- Indestructible: para que permanezca, una visión debe mantenerse en una profunda relación con Dios (Oseas 4:6). Necesitamos deleitarnos en su ley y no dejar a Dios a un lado.
5- Proporciona energía y salud: la íntima relación con Dios a través de una visión nos proporciona el acceso inmediato a la salud.
6- Prosperidad: tiene que ver con la habilidad para salvar obstáculos; es una acción. Prospera el que no se da por vencido, el que persevera en la lucha. También tiene que ver con la santidad y la consagración; prospera el que guarda siempre la Palabra (Jos. 1:8)
7- Capacidad de dirección: Dios nos da la capacidad para dirigir y manejar todas las cosas, para llevarnos a su visión.
Leer más...

viernes, 14 de enero de 2011

«Debemos alinear nuestra visión a la de Dios (1)»

“…por cuanto fue hallado en él mayor espíritu y ciencia y entendimiento, para interpretar sueños y descifrar enigmas y resolver dudas…”, Daniel 5:12

Daniel tenía una visión; esa visión se mantuvo viva en él a pesar de encontrarse en medio de un pueblo duro e idólatra. Daniel sabía que estaba cumpliendo una misión y no perdía su visión. Nunca le reclamó a Dios. La reyna incluso reconoció las cualidades de Daniel: luz, inteligencia, sabiduría, mayor espíritu, ciencia y entendimiento para interpretar sueños, descifrar enigmas y resolver dudas.
Los paganos también le reconocían sus cualidades. Daniel podía hacer todo lo anterior porque tenía la visión de Dios: veía, sentía y hacía lo que Dios veía, sentía y hacía. Esa visión le impidió verse enredado en las telarañas del enemigo.

Pero, ¿Qué es una visión?
1- Es ver lo que otros no ven (el por qué de los líderes); ejemplo, Moisés en Hebreos 11:26 y 27
2- Es entender para qué y por qué estamos en este (o cualquier) lugar: ¿Por qué Dios me puso en determinado lugar y para qué?
3- Es tener la habilidad lo que yo he soñado: acción
4- Es ubicarnos positivamente en el futuro, utilizando adecuadamente los recursos del presente: cuando no sabemos lo que tenemos HOY, no podemos pensar en alcanzar lo que queremos en el MAÑANA; los recursos de hoy son la semilla de lo que tendremos mañana
5- Es tener y captar la perspectiva divina: ¿Cuál es el punto de vista de Dios para esto o aquello?
Leer más...

jueves, 13 de enero de 2011

Adorarle debe ser nuestra prioridad (2)

“Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren”. Juan 4:23 y 24

La falta de intimidad produce:
1- Un espíritu quejoso y amargado (“Señor, no te da cuidado…”)
2- Irreverencia por la autoridad (Marta le reclamó al Señor)
3- Un espíritu egoísta (“Mi hermana me deja servir sola”)
4- Una actitud exigente (Marta le exigió al Señor)
5- Se concentran en las cosas o circunstancias en lugar de la relación
6- Están sujetos a altas y bajas emocionales (Marta abrió su hogar a Jesús y después le reclamó, Juan 11:21 y 22)

Lo que NO es intimidad:
1- Conocer a Cristo
2- Hacer la obra de Cristo
3- Las peticiones

Pasos para desarrollar intimidad con Dios:
1- Acercarse (María eligió sentarse a los pies del Señor)
2- Pasar tiempo con Él
3- Hablarle (adoración)
4- Escucharle (ser sensibles a la comunicación con Él)

La adoración de todo corazón debe ser:
1- Extrema: Lucas 10:27
2- Requiere de las emociones: Sal. 103:1
3- Requiere entusiasmo (fervor, exaltación, pasión): Ap. 19:1, 3 y 4
4- Requiere exclamación: Ap. 4:11, 5:13, 1ª Tim. 1:17
5- Requiere esfuerzo: Sal. 100:4 (implicación y participación), 117:1 (proclamar en voz alta, con un tono fuerte), 1ª Cr. 13:8
6- Un ejemplo para otros
7- Una expectación : Heb. 11:6
8- Exuberante, no mezquino: 1ª Cr. 29:2


Conclusiones:
• Dios busca adoradores en espíritu y en verdad
• Fuimos creados para adorarle
• Adoración = intimidad con Dios
• La adoración debe ser la 1ª prioridad del creyente
• La adoración en la Tierra = preparación para la adoración en el cielo
Leer más...

miércoles, 12 de enero de 2011

Adorarle debe ser nuestra prioridad (1)

“Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren”. Juan 4:23 y 24

La adoración debe ser una prioridad de la iglesia y del creyente; fuimos creados para adorarle. Jesucristo es nuestro mejor ejemplo; Él hizo de la adoración una prioridad. Él enseñó a sus discípulos a adorar en la oración del Padre nuestro: “Santificado sea tu nombre”, Luc. 11:2, Mat. 6
Propósitos de la adoración: (porqué adoramos)
1- Por lo que Él es (Dios, creador)
2- Por lo que ha hecho en nosotros (crearnos, salvarnos)
3- Porque es Su voluntad (Juan 4:23)
4- Porque debemos bendecirlo y honrarlo de manera desinteresada, sin buscar nuestro beneficio
5- Porque le amamos (Él significa tanto para nosotros)
6- Por su obra en la Tierra (muerte, resurrección y 2ª venida)
7- Para acercarnos a Él
La adoración es una relación; esa relación se establece con la intimidad. La intimidad con Dios es una prioridad. Debe existir intimidad con Dios antes que cualquier cosa, persona o trabajo.
En la intimidad con Dios recibimos el toque de su Espíritu Santo en nuestro espíritu, actitud, conducta, etc. Somos más como Cristo cuando tenemos intimidad con Él. No basta conocer al Señor; Marta, la hermana de Lázaro y María le conocía pero no tenía intimidad con Él.
Aspectos importantes sobre la intimidad:
1- Es más importante que nuestro servicio (“María ha escogido la mejor parte” = estar a los pies de Jesús y escucharle).
2- La intimidad debe ser una elección: Marta y María eran hermanas, tenían el mismo trasfondo, pero María eligió acercarse a Jesús
3- La intimidad es el antídoto para la ansiedad (“Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas”). Pasar tiempo con Jesús trae paz y descanso y pone todas las cosas en su perspectiva correcta (Mateo 6:33)
4- La intimidad produce como respuesta que Jesús nos busque y nos atienda. Cuando nosotros lo buscamos en adoración, Él se acerca a nosotros
Leer más...

martes, 11 de enero de 2011

Analizando las enseñanzas de Paul Yonggi Cho. 1º Parte

¿Heraldo de Cristo, o tergiversador de la verdad?

A propósito, ¿Quién es Paul Yonggi Cho?


Paul Yonggi Cho con 18 años de edad enfermo y le diagnosticaron tuberculosis en estado terminal. Los médicos le dieron de 3 a 4 meses de vida. En el lecho de muerte le visito una joven cristiana que finalmente pudo persuadirle a leer el Nuevo Testamento. Como resultado de eso d se convirtió. También fue sanado corporalmente, de modo que a las 6 semanas pudo abandonar su lecho de enfermo y nunca mas ha vuelto a tener problemas de tuberculosis. A consecuencia de ello se hizo miembro de una iglesia en Busau, y después de terminar sus estudios en un seminario teológico fundo en 1958 una iglesia en una ciudad a las afuera de Seúl y finalmente en Seúl mismo tiene su iglesia en estos días. Muchas personas especializadas en el estudio del crecimiento de la iglesia piensan que la vida de oración de esta congregación es el secreto de este desarrollo prodigioso. Cho cuenta que cada año unos 300.000 miembros de su iglesia visitan el “monte de oración” propio, para orar allí de manera intensa por determinados asuntos. Cho es un orador muy solicitado en conferencias en muchos países. Sus libros se han publicado en varios idiomas. Como fundador de “GGI” (Churd Growth Internacional/ Crecimiento de la iglesia Internacional) se ha convertido en un personaje de mucha influencia no solo en círculos pentecostales y carismáticos, sino también en el movimiento para el crecimiento de la iglesia. Su iglesia  y el “World Mission Center” (Centro de misión mundial) organizado por el, son el destino de numerosos viajes de estudio de grupos interesados en el crecimiento de la iglesia”. (Bühne 1994:48)

Las temáticas de Paul Yonggi Cho, ya sea en sus predicaciones y libros, entre otras son:

1.       Pensamiento positivo

2.       Motivación

3.       Éxito

4.       Visualización (sueños visiones)

5.       El poder creativo de la palabra


Enseñanzas

1.       El poder creativo de la palabra 

Del capitulo 3 del libro: “la cuarta dimensión”, dice literalmente:

“Jesús esta limitado a lo que usted habla. De manera que puede usted producir la presencia de Jesús, usted también puede dar libertad al poder de Jesús por la palabra hablada. Si usted no verbaliza claramente la palabra de fe, la presencia y el poder de Jesús nunca pueden ser hechos”[1]

“Porque el centro nervioso de la palabra controla los de mas centros. Por eso es que hablar en otras lenguas es el signo inicial del bautismo del Espíritu Santo. Cuando el Espíritu se apodera del centro nervioso de la palabra, ejerce el control de todos los otros nervios del cuerpo y controla el organismo. Cuando hablamos en otras lenguas, es porque estamos llenos del Espíritu Santo… Dé la palabra al Espíritu Santo; así el puede crear algo. Entonces produzca en libertad la presencia del Señor Jesús por medio de la palabra hablada… Recuerde que Cristo depende de usted, y de su palabra, para manifestar su presencia”.[2]

“Sea osado. Reciba el don de la osadía y la intrepidez. Hable la palabra con firmeza, y produzca una firmeza específica de Jesús. Libere esa especifica presencia en medio de la congregación, y vera resultados también específicos”.[3]

“hay una segunda razón por la cual necesitamos usar el poder creativo de la palabra hablada. No solo puede ayudarnos a tener éxito en nuestra vida personal, sino que le Espíritu necesita usarnos a nosotros para dar cumplimiento a los propósitos de Dios”[4]

“Si usted habla acerca de la salvación, aparece la figura de Cristo que salva, si habla acerca de la sanidad divina, aparece Cristo sanador. Si usted habla acerca del Señor que obra milagros, entonces pone en libertad la presencia del Señor que obra milagros. El Señor todo poderoso esta limitado por sus labios y sus palabras”[5]

Recuento sinónimo

Si ponemos atención, no se trata de una caricatura religiosa, sino de las enseñanzas de un hombre particular, el señor: Paul Yonggi Cho. Ahora bien, como las palabras por si solas no son suficientes para algunos, haré una lista de lo que sinónimamente enseñan sus instrucciones plasmadas en esta sección de su libro.

1.       Jesús esta delimitado por nosotros.

2.       La libertad de acción del poder de Jesús, esta controlado por usted.

3.       El único obstáculo del poder de Jesús, es nuestra voluntad.

4.       El poder de Jesús, son activados cuando usted verbaliza correctamente su pedido de fe, de lo contrario, no recibirá su petición.

5.       La palabra dicha, controla todas las partes orgánicas del  cuerpo.

6.       Las lenguas son el signo del bautismo del Espíritu Santo en el creyente.

7.       La llenura del espíritu Santo se evidencia por hablar en lenguas.

8.       El espíritu Santo solo necesita que le digamos lo que queremos, para que pueda crear nuestro pedido.

9.       Cristo depende de nosotros, él solo necesita que queramos y digamos la palabra, el Esta obligado a hacer lo que hemos decretado.

10.   Sea osado, no toque la puerta del Señor, entre no más.

11.   El Espíritu Santo no puede actuar si usted no pronuncia las palabras de fe.

12.   El Dios todopoderoso, esta al alcance de su boca, el hace lo que usted declara.

Examen de las enseñanzas.

Siendo dadivoso con la lectura de la primera declaración, el señor Cho a lo mejor se refirió a otra situación, sin embargo, al leer el contexto de sus enseñanzas, no hay duda al respecto, es literalmente lo que dicen sus enseñanzas.

Ahora bien, ¿Esto es lo que realmente enseña la Escritura? ¿Podemos manipular la voluntad de Jesús?

En primero lugar, si son interpretaciones razonables descansan en la experiencia, (según relata en la conversación con aquel cirujano), la cual concretamente las hace herejías. Ahora bien, herejía es:

Herejía.

1.       Error en materia de fe, sostenido con obstinación. Rae

2.       Una herejía, para el cristianismo, es una opinión o doctrina errónea opuesta al dogma ortodoxo. Wikipedia

En otras palabras,la herejía es un descaro en materia de fe, ya sea esta, una doctrina, o una práctica. Ahora bien, el análisis de toda enseñanza cae por su propio peso en la clasificación de herejías, o interpretaciones “aceptables”, veremos que calificativo transmiten las enseñanzas de Paul Yonggi Cho.

Creer que Jesús esta al servicio de nuestra “fe”, creer que la libertad de acción de Él puede ser movida por nuestra palabras, son a simple vista, una pretensión anti bíblica, ahora bien ¿Por qué razón son una pretensión anti bíblica?

La razón principal de porque evidentemente anti bíblica, es porque esta enseñanza, distorsiona y tuerce, la posición de Cristo frente al creyente, o en otras palabras, la posición del creyente frente a Él. Las Escrituras nos enseñan que no solo es nuestro salvador, (Mt 1:21, Lc 19:10, Hc 4:12, Jn 13:17) sino que por sobre todo, es Señor, y el que dice ser su discípulo, por norma escritural  está sometido a su voluntad. Una cosa es pedir a Dios, la otra muy diferente es, exigir a Dios. Ahora bien, ¿que significa que Cristo sea nuestro Señor?, ¿si él es Señor, esta obligado por nuestra oración?

Consecuencia engañosa

Una de las características de todas las iglesias “carismática”, o con un énfasis en lo metafísico, es la gran cantidad de miembros, el hecho que el señor Cho tenga la iglesia mas grande del mundo, no es una casualidad, ahora bien, para dar a entenderte este punto, daré el ejemplo que vislumbra la realidad de estas grande aglomeraciones de “cristianos”. Si usted tiene enseñanzas que dan la posibilidad de ser ejecutadas por sus feligreses, en las cuales se concede poder sobre todo lo que el feligrés puede llegar a tener, producto del poder de la palabra, esto incluye salud, dinero, amor, etc. ¿Qué cree usted que será la consecuencia lógica? Si su iglesia no sustenta doctrinas como las de señor Cho, ¿puede esperar  tener la iglesia más grande del mundo?, por supuesto que NO. Entonces, en el caso del señor Cho, surge una pregunta bastante lógica, ¿Cuál es el fundamento real de su crecimiento? ¿Será avivamiento bíblico?

Ahora bien, Según las Escrituras, Cristo como Señor es el que decide, no nosotros, leemos:

Lc 14:26  Si alguno viene a mí,  y no aborrece a su padre,  y madre,  y mujer,  e hijos,  y hermanos,  y hermanas,  y aun también su propia vida,  no puede ser mi discípulo.

Lc  14:27  Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí,  no puede ser mi discípulo.

Efe 5:17  Por tanto,  no seáis insensatos,  sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor.

1Jn 5:14  Y esta es la confianza que tenemos en él,  que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad,  él nos oye.

1Pe 4:1  Puesto que Cristo ha padecido por nosotros en la carne,  vosotros también armaos del mismo pensamiento;  pues quien ha padecido en la carne,  terminó con el pecado,

1Pe 4:2  para no vivir el tiempo que resta en la carne,  conforme a las concupiscencias de los hombres,  sino conforme a la voluntad de Dios.

Mar 3:33  El les respondió diciendo: ¿Quién es mi madre y mis hermanos?

Mar 3:34  Y mirando a los que estaban sentados alrededor de él,  dijo: He aquí mi madre y mis hermanos.

Mar 3:35  Porque todo aquel que hace la voluntad de Dios,  ése es mi hermano,  y mi hermana,  y mi madre.

Ahora bien, ¿que  es lo que se nos enseña en estos versículos?

Lo primero, es que la relación del creyente con Dios, es una relación justa, esto implica que los términos de la relación son los de Dios, por lo tanto, los requerimientos que podamos hacer a nuestro Señor, están supeditados a su voluntad, el NT amplifica esta verdad diciendo:

“…Con Cristo estoy juntamente crucificado…” Gálatas 2:20

“…Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo,  a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre,  así también nosotros andemos en vida nueva…” Rom 6:4

Esta es la condición del discípulo de Cristo, su posición no es la de exigir, sino de acatar, es Dios el que decide, la crucifixión y sepultura que el apóstol menciona, nos enseñan que nosotros hemos decidido morir a nuestros deseos, hemos aceptado otro tipo de parámetros normativos para nuestra vida, por ende, la pretensión de exigir a Dios lo que necesitamos, se aleja de lo que él nos permite, esto es: petición, no así, una  declaración.

Lo segundo, es que se nos ordena a buscar, he indagar cual es su voluntad, tarea que merece conocerle, mas claro es la declaración del apóstol, cuando se nos dice que la petición será escuchada, no cumplida, y si está de acuerdo a sus propósitos, por lo tanto, el discípulo se caracteriza por saber pedir, y en segundo lugar, por descansar en que él nos ha escuchado, sabiendo que el no, es una respuesta posible, situación que agradecemos, porque sabemos que estamos bajo su señorío y bajo sus propósitos, los cuales sabemos son mejores. Es más, Cristo dijo que el verdadero discípulo, acepta como última palabra, lo que Dios ha querido contestar.

Un ejemplo del pensamiento anterior, nos da el equilibrio correcto.

Mateo 15:22-28 relata la historia de una mujer cananea, la cual supo de Jesús, el relato nos cuenta que ella fue donde Jesús a pedir sanidad para su hija, lo interesante es que Jesús  no accedió a su petición de forma inmediata, la insistencia, la seguridad, la fe de esta mujer fue premiada, en el tercer ruego. El segundo ejemplo, es el caso del apóstol Pablo, como bien sabemos, el pidió a Dios en tres ocasiones por su molesto aguijón, como bien sabemos, la respuesta de Dios fue negativa, Pablo tuvo que vivir con su aguijón.

Ahora bien, ¿que se desprende de esta particular forma de obrar de Dios?  Si como dicen algunos rápidamente !Dios es el mismo de ayer, por lo tanto el sana!, si bien es cierto que Dios sana hoy, sus propósitos son tan diferentes según sus planes, la sanidad, como la enfermeddad y la muerte de alguien, no siempre se toman como la voluntad de Dios, en el caso de la mujer cananea, Dios quiso revelar su poder por medio de la fe de una mujer que no era parte de lo que en ese entonces se consideraba digno de Dios( una mujer, y más encima cananea) , en el caso de Pablo, Dios quiso dejar su aflicción, a cambio de lo que Pablo estaba suplicando, el poder de la gracia, entonces, en primera y última instancia, no es nuestra palabra que decide, no es nuestra voluntad la que se impone, sino los propósitos divinos, ellos son la norma, por lo tanto, creer que: El poder creativo de la palabra, puede irrumpir la voluntad de Dios, no solo es una locura, sino también una herejía.

Ahora bien el  caso de las lenguas, también el señor Cho ha declarado lo siguiente:

“También hablo mucho en lenguas. Las lenguas son el idioma del Espíritu Santo, y cuando hablo en lenguas, no puedo menos que sentir su presencia muy dentro de mí. En mi vida de oración particular, oro en lenguas más de un setenta por ciento del tiempo. Oro  en lenguas mientras duermo. Me despierto orando en lenguas. Oro en lenguas  mientras estudio la biblia, oro en lenguas durante mis devocionales personales. Si por alguna razón perdiera en algún momento el don de lenguas, creo que mi ministerio se reduciría  a la mitad de lo que es hoy. Siempre que hablo en lenguas, no puedo menos que estar consciente de la presencia del Espíritu Santo…Por tanto, la oración en lenguas me ayuda a mantenerme en comunión constante con el Espíritu Santo”[6]

Recuento sinónimo

Declaraciones personales

1.       El señor Cho, habla varios idiomas.

2.       El hablar en lenguas, hace patente la presencia del Espíritu Santo

3.       El 70% de sus oraciones, son lenguas.

4.       Habla en lenguas mientras duerme.

5.       Se despierta por las lenguas.

6.       La mitad de su ministerio, se sustenta en el don de lenguas.

7.       Si no hablara en lenguas su ministerio seria  paupérrimo.

8.       La oración en lenguas, es el nexo por el cual logra estar en comunión con el  Espíritu Santo.

Declaraciones didácticas

1.       El Espíritu Santo tiene un idioma.

2.       El hablar en lenguas, hace patente la presencia del Espíritu Santo.

Al leer sus declaraciones, podemos notar una base transversal, “la experiencia”, esa es la base por el cual el señor Cho, hace declaraciones didácticas, por cierto, sabemos de la extensa lucha del pueblo pentecostal por la particular forma de culto que ellos predican y exigen, como lo son las lenguas, sin embargo, el señor Cho va mas allá en sus enseñanzas. Ahora bien, todo esto requiere de buenas respuestas, las cuales necesitan de buenas, o adecuadas preguntas:

 ¿Cuál es la normativa que nos libra de una didáctica subjetiva? 
¿Las lenguas son un idioma, angelical extraño que no tiene parámetros léxico?

¿Sustenta la biblia la evidencia de tener la presencia del Espíritu Santo con hablar en lenguas?

¿Qué es de la declaración del Pablo de que las lenguas cesarían?

¿Las lenguas son el idioma del Espíritu Santo?

¿Sino hablo en lenguas no sentimos la presencia del Espíritu Santo?

Ahora bien, al elaborar todas estas preguntas, nace otra, la cual sugiere:

¿Tenemos el derecho de hacer decir a la Escritura, lo que ella no menciona?

¿Tienen el señor Cho el derecho  de predicar lo que no esta establecido por la Escritura?

¿Podemos torcer la Escritura, eludiendo que si bien no se norma en la Escrituras pero que yo lo he vivido, y otros también?

Ahora bien, para contestar estas preguntas y abordar la postura de Cho, debemos categorizar sus dichos, unos son la consecuencia de los otros. Las declaraciones didácticas, son la base de sus lucubraciones personales, ahora bien, siendo concretos, la Biblia no menciona que el Espíritu Santo tenga un idioma, ni mucho  menos que las lenguas son el idioma de Él.

Segundo, la presencia del Espíritu Santo, no viene por hablar en lenguas, leemos:

Efe 1:13  En él también vosotros,  habiendo oído la palabra de verdad,  el evangelio de vuestra salvación,  y habiendo creído en él,  fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa…

Rom 8:9  Más vosotros no vivís según la carne,  sino según el Espíritu,  si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros.  Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo,  no es de él.

Por lo visto el señor Cho ha basado su enseñanza en su amplia imaginación, la Escritura no sustentan dicha enseñanza, pues bien, es importante distinguir lo que el apóstol Pablo nos enseñó, dirigido por el Espíritu Santo.

1.       Solo los que han creído y depositado su fe en Cristo, son sellados.

2.       El Espíritu Santo, mora en el que confesado a Cristo como Señor.

Por lo tanto, el Espíritu Santo, mora en el que ha creído y sigue a Cristo, su presencia esta viviendo en el, lo que mueve la presencia de El en nosotros, es la libre función que nosotros permitimos obrar al Espíritu Santo, Efesios nos llama a ser llenos, esto es controlados por el Espíritu Santo, o sea ,dejar que Dios, y su palabra sean nuestro norte, de esta manera El espíritu Santo trabaja libremente, no siendo contristado por nuestras carnalidades. Por lo tanto, la certeza de que tenemos la presencia, o sea la morada del Espíritu Santo, es la fe, no hay parámetros empíricos, que suspende la Escritura; por otro lado, la presencia se deja ver en nosotros cuando nos sometemos a sus preceptos establecidos en las Escrituras, por el ruto del E.S. Gál 5:22-23.

Por lo tanto, la enseñanza del señor Cho, cae por su propio peso en una eiségesis monumental. Lo tercero, ¿existen idiomas angélicos, o extraños, o celestiales? ¿Enseña la Biblia que las lenguas son la evidencia de nuestra espiritualidad?, ¿es el don de lenguas un don vigente?

Lo primero que tenemos que decir, es que no hay base en Biblia para sustentar la existencia de lenguas angélicas, extrañas, o celestiales, categoría que encaja con el movimiento Choniano, pentecostal, o carismático, sonidos ininteligibles que se contrapone en significado, propósito y etimología de lo que bíblicamente se menciona como lenguas. Según la Escrituras existen las siguientes lenguas:

Antiguo Testamento, (palabras hebreas)

1.       Hb, Safá: (plural Sefet) labio, lenguaje, altilocuencia, dicho, habla, hablar, labio, lado, lengua, lenguaje, orilla, palabra.

2.        Hb, Laég: lengua de extranjero, tartamudo.

3.       Hb, Lashón: también, leshoná; usada literalmente (como instrumento para lamer, comer o hablar), encantador, hablador, hablar, lengua, lenguaje

Nuevo Testamento, (palabras griegas)

1.         Gr, glossa: lengua; por implicación lenguaje, idioma        (específicamente uno adquirido no naturalmente).

2.       Gr, diálektos: Hec 2:6, 8 (modo de) discurso, «dialecto» lengua.

3.       Gr, jeteróglossos: 1 Cor 14:21 de otra lengua, extranjero, lengua.

¿Qué nos propone la palabra lenguaje en sus variados significados?

1.       Manifestación de lo que se piensa.

2.       Sistema de comunicación verbal.

3.       Enunciado, vulgar, culto.

4.       Estilo al hablar.

5.       Conjunto de reglas y signos.

   Ahora bien, esto sugiere una comunicación inteligente, o sea, un lenguaje descifrable, y un lenguaje descifrable se divide básicamente en tres niveles de entendimiento.

1.    Nivel Fónico.

2.    Nivel Morfosintáctico.

3.     Nivel Léxico.

Todos estos niveles, son criterios objetivos de comunicación, cada uno de ellos estuvo presente en las lenguas bíblicas. Por lo tanto, las Escrituras en sus distintas formas, esto es: doctrina, palabra, vocablo, y concepto Bíblico, NO justifica un sonido bucal ininteligible. Por otro lado, si hay exenciones, solo serian producto de una intención eisegética de las Escrituras, en mi caso personal, “creo” que Dios podría (subjuntivo)  usar un verdadero don de lenguas, en casos particulares, esto es, un misionero en alguna tribu salvaje, con algún sistemas de lenguaje arcaico, ahora bien, ésta declaración solo es el producto de una visión personal, la cual no tiene sustento Bíblico, es más, es bastante poco sostenibles, porque las mismas Escrituras hace 2000 años definieron que las lenguas cesarían, y para explicar esta declaración del apóstol Pablo, lo haré a través de algunas comparaciones sinópticas de esta palabra, por otro lado, si hay otra interpretación de esta palabra, solo seria por el camino de la tergiversación, en otras palabras, el sustento que pretenda cambiar esta declaración, solo se logra torciendo el sentido Escrituralque el Apóstol Pablo nos enseñó, inspirado por el Espíritu Santo.

…y cesarán  las lenguas…

1Co 13:8  El amor nunca deja de ser;  pero las profecías se acabarán,  y cesarán (paúo) las lenguas,  y la ciencia acabará.

Paúo, figura 15 veces en el NT, Verbo primario, y significa: cesar, parar (transitivamente o intransitivamente) retraerse, cejar, cesar, desistir, llegar a un fin, refrenar, terminar, acabar, cesar.Algunas ilustraciones son: así como la carga de una pila  fue completa, por su propio uso llega a un fin.

Transitivamente: que pasa de uno a otros, (la acción).

Intransitivamente. El verbo no necesita de complemento directo.

Esta palabra además está  principalmente en la voz media, en el idioma griego. Esto quiere decir: Que la acción realizada por el sujeto, produce la acción en el mismo sujeto o en algo relacionado más o menos íntimamente con él. (Pablo también hablaba en lenguas)

Comparación sinóptica

Pauo, palabra griega se desarrolla en estos versículos, siendo la misma ocupada en 1 Corintios 13:8, esta comparación sinóptica, es clave para entender lo que el apóstol dijo con paúo, o en nuestro idioma: cesarán, la cual no tiene relación con lo perfecto, y que en otros pasajes se ha traducido  con la palabra: terminó.

Leemos:

Lc 5:4  Cuando terminó de hablar,  dijo a Simón: Boga mar adentro,  y echad vuestras redes para pescar.

Lc 8:24  Y vinieron a él y le despertaron,  diciendo: ¡Maestro,  Maestro,  que perecemos!  Despertando él,  reprendió al viento y a las olas;  y cesaron,  y se hizo bonanza.

Lc 11:1  Aconteció que estaba Jesús orando en un lugar,  y cuando terminó,  uno de sus discípulos le dijo: Señor,  enséñanos a orar,  como también Juan enseñó a sus discípulos.

Hec 5:42  Y todos los días,  en el templo y por las casas,  no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo.

Hec 6:13  Y pusieron testigos falsos que decían: Este hombre no cesa de hablar palabras blasfemas contra este lugar santo y contra la ley;

Hec 13:10  dijo: ¡Oh,  lleno de todo engaño y de toda maldad,  hijo del diablo,  enemigo de toda justicia!  ¿No cesarás de trastornar los caminos rectos del Señor?

Col 1:9  Por lo cual también nosotros,  desde el día que lo oímos,  no cesamos de orar por vosotros,  y de pedir que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual,

 Heb 10:2  De otra manera cesarían de ofrecerse,  pues los que tributan este culto,  limpios una vez,  no tendrían ya más conciencia de pecado.

 1Pe 4:1  Puesto que Cristo ha padecido por nosotros en la carne,  vosotros también armaos del mismo pensamiento;  pues quien ha padecido en la carne,  terminó con el pecado,

Podemos decir entonces que: Una palabra fuera del contexto general de las Escrituras, solo llega a ser un  pretexto, y esto es torcer las Escrituras. Por ende la explicación anterior nos da una interpretación seria y exegética.

La otra situación con el Espíritu Santo  reflejado por el señor Paul Yonggi Cho, es la manera de dirigirse a Él, esto sugiere otras preguntas.

¿Cuál es el ministerio y la función del Espíritu Santo?

¿Debemos orar al Espíritu Santo?

Para esta reflexión, apropiare parte de la magistral explicación de los hermanos de la iglesia bíblica de Middletown.  http://www.middletownbiblechurch.org/

Leemos: 

“Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí” (Juan 15:26).


El ministerio del Espíritu Santo es ser testigo o dar testimonio acerca de Cristo, señalar hacia Cristo. El Espíritu Santo no llama la atención sobre Sí Mismo, (porque no hablará por su propia cuenta) sino hacia el Señor Jesús.


¿Qué ve en la ilustración anterior? Su primera respuesta seguramente sería, “Una tortuga”. Pero en realidad es una flecha y una tortuga. La flecha no desea ser vista. La flecha solamente da testimonio de la tortuga y señala hacia la tortuga. La flecha es un testigo. Quita la atención de sí misma y desea que usted se fije en la tortuga.


El Espíritu de Dios da testimonio de Cristo. Quiere que lo veamos a ÉL y solo a ÉL. Cuando el Espíritu Santo está obrando en una reunión de creyentes, Cristo será exaltado y magnificado. Si la atención principal está en el Espíritu Santo, como por ejemplo orando a él, entonces algo está mal. El Espíritu Santo no se promociona a Sí Mismo.

“Él me glorificará, porque tomará de lo mío, y os lo hará saber”   Juan 16:14 .

El ministerio principal de Dios el Espíritu Santo es GLORIFICAR AL HIJO. Cuando el Espíritu de Dios está obrando en mi vida, ¿cuál será el resultado? El Señor Jesucristo llegará a ser más precioso para mí, como también Su Palabra, la Biblia. La persona llena del Espíritu es la persona que está llena de Cristo, ocupada con ÉL, deleitándose en ÉL, regocijándose en ÉL, descansando en ÉL, confiando en ÉL. El ministerio del Espíritu de Dios es hacer a los creyentes más y más parecidos a Cristo:

“Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados (somos continuamente transformados) de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor”                                                                

                                                                                                                                             2 Corintios 3:18.

Ahora bien, ¿de donde sale toda esta base doctrinal? ¿Cuál es el sustento ideológico del señor Cho?Lo expondré en la siguiente exposición, la segunda parte de esta reflexión. No puedo dejar de decir una ultima cosa, hay un dicho popular que dice: “…dime con quien andas, y te diré quien eres…”, ahora bien, la Escritura lo dice mucho mejor, leemos:

Amo 3:3   ¿Andarán dos juntos,  si no estuvieren de acuerdo?

Bueno, la respuesta esta pregunta es NO, saquen ustedes sus propias conclusiones, ¿pueden las ovejas andar con los lobos?

En su dedicatoria, del libro: la cuarta dimensión, volumen dos;  "mas secretos para una vida exitosa,"! aparece una lista de amigos muy famosos, por cierto, estarán también siendo examinados.

“Dedico esta traducción a mis padres, los pastores Sungkil Kim y Sunkee Choi, que me enseñaron el verdadero sentido del sacrificio y del amor incondicional. Desde lo más profundo de mi corazón, quiero especialmente agradecer y glorificar a la Persona más importante de mi vida y mi ministerio: El Espíritu Santo, que me ha dado la visión y la bendición de servir al pueblo latinoamericano de todo el mundo a través de esta obra. Expreso mis sinceros agradecimientos para David Yonggi Cho. Joshua Cho Heeseo. Carlos Annacondia, César Castellanos, Harold Caballeros, Claudio Freidzon y Sergio Scataglini, que son de gran inspiración para mi vida y mi ministerio. Por último, no puedo dejar de mencionar a mis intercesores, que nunca se olvidan de orar por mi vida y mi ministerio”.

Ariel Kim, Buellos Aires, Argelltillo

Por último, algunas enseñanzas del señor Cho, no son más que interpretaciónes forzadas, y concretamente tergiversaciones, puedo decir con toda base, que algunas son herejías, y esto solamente lo hace alguien que es un hereje. En este caso el señor: Paul Yonggi Cho.







[1] Paul Yonggi Cho “La cuarta dimensión” p.67.



[2] Paul Yonggi Cho “La cuarta dimensión” p.68.



[3] Paul Yonggi Cho “La cuarta dimensión” p.69.



[4] Paul Yonggi Cho “La cuarta dimensión” p. 59.



[5] Paul Yonggi Cho “La cuarta dimensión” p.68.



[6] Paul Yonggi Cho, “los grupos familiares y el crecimiento de la iglesia” pp. 153-155


Leer más...