“Oh Jehová, he oído tu palabra, y temí. Oh Jehová, aviva tu obra en medio de los tiempos, en medio de los tiempos hazla conocer; en la ira acuérdate de la misericordia”, Hab. 3:2

Un avivamiento es la gran necesidad de la iglesia de hoy. Todos debemos orar por un avivamiento. Además, es el deseo de Dios. Pero, ¿Qué es un avivamiento?:
• Es la visitación de Dios en la cual Él imparte nueva vida a su pueblo y da vida a los que están en pecado
• Es una nueva vida procedente de Dios
¿Para qué necesitamos un avivamiento?:
a) Para que los ministros / siervos
sientan un nuevo amor por las almas y un anhelo para conducir las almas a Cristo; para que reciban un nuevo amor por la Palabra de Dios y fe a través de ella; para que reciban poder y unción fresca para la predicación
b) Para que los cristianos nos apartemos del mundo y aceptemos vivir en consagración a Dios; para que recibamos un espíritu de oración y deleite por ella en lugar de que sea ésta una obligación; para que nuestro corazón anhele ganar las almas perdidas y nuestro tema favorito sea Cristo; para que tengamos un nuevo amor por la Palabra de Dios y esto traiga impacto y convicción en los inconversos
c) Por la condición en la que se encuentran muchas iglesias, ya que muchas han cedido a las enseñanzas del mundo y han negado los principios de la fe cristiana. Muchos no creen en sanidad ni en el poder que da el bautismo del Espíritu Santo; muchas han abierto puertas a la mundanalidad, la codicia y el amor al dinero
d) Porque el mundo está cada día más pervertido; han aumentado los movimientos a favor del aborto y la homosexualidad; existe cada vez más corrupción en las artes y los medios de comunicación; han aumentado las muertes, la violencia, la corrupción y la impunidad
Por todo lo anterior, necesitamos un AVIVAMIENTO. Pero, ¿Qué debemos hacer?
• Orar (Juan 4:24)
• Ayunar
• Unirnos (dejar la crítica)
• Depender y confiar en Dios
• Descansar en Dios: quitar la preocupación, la ansiedad y el afán desmedido (Fil. 4:6; 1ª Pe. 5:7)
• Practicar 2ª Crónicas 20: Amón y Moab se enfrentaron a Josafat; éste clamó y ayunó, el pueblo ministró al Señor y Él manifestó Su poder

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...