Reflexiones Cristianas: marzo 2011

jueves, 31 de marzo de 2011

“LAS DOCE COMBINACIONES TEMPERAMENTALES” (3)


El ColMel  Es una persona extremadamente laboriosa y capaz; el optimismo y la concepción práctica del colérico vence la tendencia hacia la variabilidad de humor del melancólico, haciendo que esta combinación esté orientado hacia una meta y sea muy detallado  Por lo general funciona bien en la escuela, posee una mente analítica rápida y decidida; llega a ser un líder muy completo, el tipo en quien uno puede confiar para que lleve a cabo un trabajo extraordinario  Nunca lo retes a un debate a no ser que estés seguro de tus hechos porque te hará picadillo, combinando agresividad verbal con la atención a los hechos. Es extremadamente competitivo y poderoso en todo lo que hace. Es un investigador constante; por lo general alcanza el éxito sin importar que tipo de actividad emprenda. Esta combinación es la que probablemente provee los mejores líderes  Sus debilidades: es propenso a ser autócrata, un tipo dictador que a la vez inspira admiración y odio; es un hombre con hábitos de trabajos irregulares y largos. Anida considerable hostilidad y resentimiento, y a no ser que goce de una buena relación de amor con sus padres, encontrará difíciles las relaciones interpersonales, principalmente con su familia. Es un disciplinario estricto; combina la tendencia a ser difícilmente complacido del colérico con el perfeccionismo del melancólico  El apóstol Pablo es un ejemplo de esta combinación: antes de su conversión era cruel y hostil; incluso después de su conversión su voluntariosidad pasó a una terquedad irrazonable. Sus escritos y ministerio demuestran la combinación del razonamiento práctico-analítico y de la abnegada e intensa naturaleza de esta combinación El ColFlem  Es el más manso de todos los temperamentos extrovertidos; una feliz combinación de lo vivo, activo y caluroso con lo tranquilo, frío y reposado. Es deliberado y calmado; es extremadamente capaz a la larga, aunque no impresiona a uno de manera particular al principio  Es muy organizado; combina la planificación con el trabajo duro. Sabe adonde va y ha trazado su curso, pero es indebidamente severo con la gente. Tiene la capacidad de ayudar a otros a que hagan el mejor uso de sus capacidades y raramente ofende a las personas o las hace sentir utilizadas. Son por lo general buenos esposos y padres así como excelentes administradores en casi cualquier campo  Sus debilidades: es de los que anidan resentimiento y amargura; en lugar de pronunciar observaciones cortantes y crueles, sus aguijones saldrán más como un humor ingeniosamente disfrazado. Uno nunca sabe si está bromeando o ridiculizando. Es tenazmente terco y es muy difícil cambiar de forma de pensar una vez que se ha decidido. No le es nada fácil arrepentirse o reconocer un error  Tito, el hijo espiritual de Pablo y líder de las más de cien iglesias de Creta, es el mejor ejemplo de esta combinación: era el tipo de persona en quien Pablo podía confiar para enseñar fielmente la Palabra a las iglesias y administrarlas capazmente para la Gloria de Dios
Leer más...

miércoles, 30 de marzo de 2011

“LAS DOCE COMBINACIONES TEMPERAMENTALES” (2)


El SanFlem  Es un tipo de persona que cae muy bien, es gentil y cómodo; son personas sumamente felices cuyo espíritu libre de ansiedades y de buen humor hacen que los demás los busquen para divertirse. Suelen trabajar en ventas u ocupan puestos donde se ofrezca ayuda a otras personas. Son los menos extrovertidos de todos los sanguíneos; frecuentemente están regulados por su ambiente o por circunstancias, más que por su propia motivación  Tienden a la vida familiar y preservan el amor de sus hijos y de cualquier otra persona de la misma manera; no hacen daño a nadie a propósito. Sus grandes debilidades son la ausencia de motivación y de disciplina. Prefieren dedicarse a conversar antes que a trabajar, y tienden a tomarse la vida demasiado cómodamente  Pocas veces se perturba por nada y tiende a encontrar el lado bueno de todas las cosas; tiene un repertorio inacabable de chistes y disfruta haciendo reír a otros aún cuando la ocasión demanda seriedad. Cuando Jesucristo llega a ser el principal objeto de su amor queda transformado en una persona más resuelta, llena de propósito y productiva  Apolo el evangelista es el mejor ejemplo de esta combinación: conmovió las iglesias con su predicación y enseñanza llena del Espíritu; amado por todos, seguido devotamente por algunos, parece haber viajado mucho pero no fundó nuevas obras El ColSan  Es el segundo más fuerte de los extrovertidos; la vida de este hombre está totalmente entregada a la actividad. La mayor parte de sus esfuerzos son productivos y llenos de propósito. Su modo de entretenerse requiere tanta actividad que casi puede decirse que es un modo de entretenimiento violento  Es un promotor y vendedor natural; posee especial carisma para mantener un buen trato con los demás, siendo el mejor motivador de la gente. Es el abogado de tribunales que puede seducir a los corazones más fríos; es el recolector de dinero que puede conseguir que la gente contribuya para causas  Es el hombre que nunca va a ninguna parte sin que destaque; es el predicador que combina la enseñanza práctica de la Biblia y la administración de la iglesia, y el político que convence a su estado para que cambie la constitución. Es un polemista convincente, un excelente comunicador; su cerebro está siempre en marcha. Su principal debilidad es la hostilidad; combina la ira rápida y explosiva del sanguíneo con el lento e hirviente resentimiento del colérico  Es el tipo de persona que no sólo viene a sufrir úlcera de estómago, sino que además las provoca a los que lo rodean. Es impaciente con los que no comparten su motivación y energía; se enorgullece de ser brutalmente franco  Le es difícil concentrarse en algo durante mucho tiempo; busca a otros para que terminen lo que él ha comenzado. Tiene opiniones fijas, prejuicios, es impetuoso e inclinado tercamente a acabar algo que quizás no debiera haber empezado. Si no está controlado por Dios es propenso a justificar todo lo que haga, y pocas veces lo pensará dos veces para manipular o pisotear a otras personas para conseguir llevar a cabo sus fines  Se meten tanto en su trabajo que descuidan fácilmente a la esposa y la familia. Santiago, el autor del libro que lleva su nombre, es el mejor ejemplo de esta combinación: el principal eje de su libro es que “la fe sin obras es muerta”; usa el razonamiento práctico y lógico, trata con una debilidad humana (el fuego de la lengua) que se relaciona directamente con la característica más vulnerable de su temperamento
Leer más...

Feliz Cambio


¿Alguien duda que hasta una pequeña calle pueda llevar a un Reino?

No existe la vida como no existe la muerte. Tampoco el despecho ni la obscenidad, tal vez hasta la misma oscuridad esté mal definida... Blanco o negro y muchos grises... todo contar, tamizar. En vez de separar, mejor holgar todas las explicaciones; sólo observar sin ecuaciones, y vivir la sospecha del caminante que dice sabiamente que "solo está de paso".

Cuando disfrutar no conlleva ningún precio a pagar. Cuando porvenir, es siempre fruto de semillas de vivir la continuidad de la propia conciencia.
Sabio aquel, que con la palabra callada elige el hecho para hablar. Así también aquel que no sabe para caminar, porque andar es formar parte del movimiento llamado evolucionar desde el cosmos...

¿Acaso cambiar de año no sea como cambiar de día? ¿Acaso cambian éstos pero no cambiamos nosotros? ¿Acaso no percibimos que más que cambiar, lo que hacemos es girar en torno a la vida que lleva a la muerte?

Así cambiamos el propósito por el despropósito, siguiendo con nuestros pasos los de otros. Felicidad encubierta que surge preludio de una futura tristeza... Los pares de opuestos siempre ahí, avisando de su existencia y en silencio marcando la pauta del camino del medio. Ahí no hay tedio ni medida. Tampoco salida pero sí horizonte. Y ahora será de Poniente, después de Levante; son sólo vientos que desde el alma igual son los convenientes, porque los convincentes los creamos desde las mentes, y a veces ocurre que se tornan feroces, ardientes calores o fríos temblores...

El mago no es hado por la varita; ni creyente el que va a una mezquita. La magia es descubrir que vivir sin morir es lo que hace el alma; lo demás está de más sin contemplar esto. Cabalgar sin espuelas, andar sin muletas... apreciar el ritmo silente, interno continuo de lo natural, imperecedero y formal; cuya gratitud acompasada al ritmo del latido, olvida lo vivido cogiendo el hoy con ambas manos; sin censuras, sin alabos.

Feliz cambio hacia el encomiable encuentro de uno mismo.

Emig


Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,
Leer más...

SEÑALES IV

“Sordos, oíd, y vosotros, ciegos, mirad para ver. ¿Quién es ciego, sino mi siervo? ¿Quién es sordo, como mi mensajero que envié? ¿Quién es ciego como mi escogido, y ciego como el siervo de Jehová, que ve muchas cosas y no advierte, que abre los oídos y no oye?”. (Isaías 42:18-20)
Este texto siempre me inquietó. Porque no reprocha la disminución de los sentidos, no habla de verdaderos ciegos y sordos; sino de aquellos que teniendo la vista y la audición en condiciones no oyen ni ven las advertencias.
Tal como dice el refrán: ”no hay peor sordo que el que no quiere oír ni peor ciego que el que no quiere ver”.
¿A qué se debe este estado de cosas?
En primer lugar, quiero señalar que constituye una señal de los tiempos; quizá la más significativa para quienes esperamos el pronto regreso de Jesús.
Es la terrible condición del miembro de la iglesia profética de Laodicea, quién creyéndose rico y sin ninguna necesidad,  no sabe que es un “desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo”. (Apocalipsis 3:17)
Cuando los fariseos le preguntaron a Jesús cuando vendría el reino de Dios que tanto él como Juan el Bautista habían anunciado (ver Lucas 17:20-37), no les dio señales referidas a terremotos, pestes, guerras, conmoción social u otras calamidades. Dirigió la atención a la condición de los hombres en los días de Noé; culminando su exposición con las tristes palabras: “Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?” (Lucas 18:8)
¿Cómo fueron los días previos al diluvio?
“Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo... hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre”. (Mateo 24:37-39 37)
Insisto en que no fue por falta de advertencias, sino por su incapacidad para responder a ellas que fueron destruidos los antediluvianos. No entendieron las señales externas (la predicación de Noé, la construcción del arca, los animales entrando), ni las señales internas -la condición extraordinariamente pecaminosa de su propio corazón-.
La falta de preparación constituyó para ellos un error fatal. No entendieron la solemnidad de la hora y perecieron en la destrucción.
Pero el mismo error está siendo cometido por la generación actual. Cristo advirtió: “Mirad también por vosotros mismos, que vuestros corazones no se carguen de glotonería y embriaguez y de los afanes de esta vida, y venga de repente sobre vosotros aquel día”. (Lucas 21:34)
La intemperancia  es peligrosa.
El exceso de trabajo, aturdirse con las cargas comunes de la vida, abusar de comer y beber, fueron los factores que impidieron una clara percepción de la verdad: “Satanás ve que no puede ejercer tanto poder sobre las mentes cuando el apetito se mantiene bajo control como cuando éste es complacido, por esto él trabaja constantemente para inducir a los seres humanos a la complacencia. Bajo la influencia de los alimentos no saludables, la conciencia está dominada por el estupor, la mente está oscurecida, y su susceptibilidad a las impresiones se halla coartada. Pero la culpa del transgresor no disminuye porque la conciencia ha sido violada hasta que se ha hecho insensible”. Consejos sobre el régimen alimenticio pag. 512
Lo que causó la perdición de los antediluvianos nos amenaza hoy, en esas y otras miles de formas, pues vivimos en una época de alienación.
Frente a la pantalla de una computadora, de un videojuego, del televisor o de otro tipo de dispositivo electrónico moderno, miles pierden contacto con la realidad y se sumergen en el inexistente “mundo virtual”.
Los deportes, la desmedida exigencia laboral, la perversión sexual, los juegos de azar, constituyen otras maneras de intemperancia que desgastan nuestras fuerzas, nos hacen perder el tiempo, tapan nuestros oídos y cargan nuestros ojos de sueño.
Todas estas cosas, algunas de las cuales incluso pueden ser buenas en cierta medida, conspiran contra la influencia convincente del Espíritu divino.
El abuso aún de lo bueno, la búsqueda frenética de placer y la complacencia de los sentidos, adormecen nuestra conciencia y nos hacen perder la fe.
Cierro con esta cita solemne que nos llama decididamente al reavivamiento y la reforma.
“La fe en la pronta venida de Cristo se está desvaneciendo. "Mi Señor se tarda en venir" (Mat. 24:48), es no sólo lo que se dice en el corazón, sino que se expresa en palabras y muy definidamente en las obras. En este tiempo de vigilia, el estupor anubla los sentidos del pueblo de Dios con respecto a las señales de los tiempos. La terrible iniquidad que tanto abunda requiere la mayor diligencia y el testimonio vivo para impedir que el pecado penetre en la iglesia. La fe ha estado disminuyendo en grado temible, y únicamente el ejercicio puede hacerla aumentar”. Joyas de los Testimonios Tomo 1 Páginas 330,331
Pide al Señor que te despierte y pon tu fe en acción.
Leer más...

martes, 29 de marzo de 2011

“LAS DOCE COMBINACIONES TEMPERAMENTALES”


Todos tenemos al menos una mezcla de dos temperamentos, uno de ellos predomina, el otro es secundario. Cada persona es capaz de poseer veinte fortalezas y veinte debilidades en uno u otro grado para el temperamento predominante y diez para el temperamento secundario. El SanCol  Es el más extrovertido de todas las combinaciones de temperamentos. El carisma del sanguíneo lo hace estar orientado hacia las personas, entusiasta, vencedor; pero su lado colérico lo hará resuelto, organizado y productivo  Le puede interesar cualquier campo donde se trabaje con el público o se ofrezcan servicios a las personas, porque le ofrecen variedad, actividad y excitación  Sus debilidades son evidentes para todos por lo extrovertido: suele hablar demasiado exponiéndose a sí mismo, dejando que todos vean sus debilidades. Tiene fuertes opiniones, se expresa ruidosamente, incluso antes de conocer todos los hechos. ¡Nadie tiene más problemas con la boca!  Si es el alma de la fiesta es una persona encantadora; pero si se siente amenazado puede llegar a ser insoportable. Su principal problema emocional será la ira. Combina el fácil olvido del sanguíneo y la terquedad del colérico  Puede que su conciencia no sea demasiado activa, por lo que tiende a justificar sus acciones. Pedro es un clásico ejemplo de esta combinación: tenía problemas con la boca, hablaba antes que los demás, era egoísta, de voluntad débil y carnal. En el libro de los Hechos lo vemos transformado, eficaz y productivo El SanMel  Son personas sumamente emotivas que fluctúan drásticamente: pueden reír a carcajadas en un momento y romper en llanto al siguiente minuto. Les es casi imposible oír una historia triste, observar la trágica suerte de otra persona, o escuchar música melancólica sin llorar profusamente. Sienten de manera genuina los dolores de los otros  Les pueden interesar casi todos los campos, especialmente la oratoria pública, el arte dramático, la música y las bellas artes. Muestran su perfeccionismo abiertamente, lo que frecuentemente los aleja de las otras personas, ya que expresan sus críticas con franqueza. Son individuos orientados hacia las personas  Una de sus debilidades es que son soñadores y les es fácil deprimirse; tienen tanto un problema de ira como una tendencia hacia el temor. Ambos temperamentos sufren de un problema de inseguridad, por lo que muchas veces tendrán miedo a usar su potencial; ser admirado por los demás es algo muy importante para ellos  Tienen una gran capacidad para comunicarse con Dios y si caminan en el Espíritu serán eficaces siervos de Cristo. El rey David es un ejemplo de esta combinación: fue un hombre extremadamente atractivo, lleno de colorido, dramático, emotivo, de poca voluntad que se pudo ganar el corazón de hombres y mujeres. Podía tocar el arpa, cantar y demostró su instinto poético en sus Salmos; tomó muchas decisiones impulsivamente, destrozó su vida con una serie de costosos errores antes de imponerse la suficiente auto-disciplina como para cumplir su destino
Leer más...

lunes, 28 de marzo de 2011

“DEBILIDADES DE LOS TEMPERAMENTOS” (4)


FLEMÁTICO Su más evidente debilidad es su falta de impulso y ambición; aunque siempre hará lo que se espera de él, rara veces hará algo más • No le gusta sufrir, por ello aprende a vivir como una tortuga construyendo una dura concha de autoprotección para escudarse de todos los dolores o afrentas del exterior • Una de sus debilidades menos evidentes es el egoísmo; éste lo hace indulgente consigo mismo y despreocupado de las necesidades de los demás • Son muy tercos, pero son a la vez muy diplomáticos que casi nunca se enfrentaran abiertamente a otra persona • Suelen ser exasperantes; nunca gritarán o discutirán, sólo arrastraran los pies o se plantarán firmes y no se moverán • Son ansiosos por naturaleza y temerosos; esta tendencia al temor los refrena frecuentemente de lanzarse a la ventura por su cuenta para conseguir hacer el máximo uso de su potencial. El temor les impide ser usados en sus iglesias; el temor los apaga • Una vez que se han entregado a una tarea, vienen a ser trabajadores muy fiables durante muchos años. Lo difícil es hacer que se comprometan a una tarea • Su más notoria debilidad es su tendencia a ser lento y ocioso. Se comportan como si arrastraran los pies, haciendo las cosas con la mayor lentitud posible. Su falta de motivaciones lo hace ser espectador en la vida, inclinado a hacer lo mínimo indispensable por la simple razón de que para él es “demasiado trabajo” • Debido a su agudo sentido del humor y a su habilidad como observador disimulado, echa mano a su ingeniosa capacidad para jugarles bromas a quienes lo molestan o amenazan motivarlo • Puede utilizar su rica imaginación para irritar y hacer enojar a los demás, mientras él jamás se excita o pierde su compostura • Son de los que se oponen a todo tipo de cambios por no querer correr el riesgo de verse comprometido; detesta apartarse de su conservadurismo principalmente de sus energías • Su tendencia a vacilar entre querer hacer algo y no querer pagar el precio hacen de su indecisión un hábito • Sus principales necesidades: amor, bondad, mansedumbre, templanza y fe
Leer más...

domingo, 27 de marzo de 2011

SEÑALES III

“Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron. Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre”. (Juan 20:29-31)
En el caso de Tomás, se había impuesto una condición para creer. Su orgullo no podía soportar que otros hubieran visto al Señor resucitado y él no. Por lo tanto, decidió depender de evidencias que él mismo condicionó. Jesús tuvo compasión de su pobre discípulo y se reveló nuevamente, pero no dejó pasar la oportunidad para reprochar la incredulidad de éste.
El suave reproche del Maestro nos debería alcanzar a nosotros; también se nos pueden aplicar estas palabras: “Si no viereis señales y prodigios, no creeréis” (Juan 4:48).
La fe no se debería basar en otro incentivo que la emanada de la autoridad de la Palabra de Dios. Esto debería ser suficiente.
El mismo hecho de que alguien necesite evidencia sobrenatural para cambiar su actitud, habla a las claras de una experiencia espiritual deficiente. No obstante, nuestro Señor que conoce nuestra condición, sabe lo que necesitamos. Las señales también fueron dadas para fortalecer nuestra débil fe e impulsarnos a la acción.
Él no quiere que nos desalentemos y ha puesto indicadores, huellas de su transitar en la historia para que no digamos como el antiguo Israel cuando era llevado al exilio: “No vemos ya nuestras señales; No hay más profeta, Ni entre nosotros hay quien sepa hasta cuándo. ¿Hasta cuándo, oh Dios, nos afrentará el angustiador? ¿Ha de blasfemar el enemigo perpetuamente tu nombre?” (Salmos 74:9,10)
No necesitamos las señales para tener fe. Debemos tener fe para interpretar las señales.
Las credenciales del ministerio apostólico (prodigios, sanidades y el don de lenguas, por ejemplo), fueron en su momento muy significativas y se constituyeron en herramientas poderosas de la evangelización de un mundo no tecnificado.
Con dolor digo lo que sigue: las señales que seguirían a los creyentes han sido pervertidas por Satanás y se convirtieron en medios publicitarios o simple exaltación propia. El don de lenguas, los milagros y las profecías se utilizan para llamar la atención no hacia Dios sino hacia el hombre. La consigna parece ser: “¡Vengan, pasen a ver lo que yo hago!” cual si fuera un circo. Se ensalza al predicador que tiene el “poder”, los hombres corren a él  y Dios es olvidado.
Muy diferente fue la actitud de Cristo, quién después de cada milagro decía a los beneficiados que no se lo dijeran a nadie. Esta falsificación satánica de los dones del Espíritu es muy corriente y tiende a desmerecer sus verdaderas manifestaciones -que las hay, y muchas-.
Son nada menos que el cumplimiento de la profecía sobre el avance del espiritismo: “Y vi salir de la boca del dragón, y de la boca de la bestia, y de la boca del falso profeta, tres espíritus inmundos a manera de ranas; pues son espíritus de demonios, que hacen señales, y van a los reyes de la tierra en todo el mundo, para reunirlos a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso”. (Apocalipsis 16:13,14)
Las señales que predicen su venida, por otra parte, han estado activas desde hace varios siglos y pueden ser rastreadas fácilmente en la historia, tales como el día oscuro, la luna que se puso roja como sangre o la caída de las estrellas (ver Mateo 24:29).
Otras, las podemos ver delante de nuestros ojos: la degradación moral siempre creciente, la agitación política, las desigualdades sociales, el deterioro de la naturaleza, el aumento del crimen y la maldad, los cada vez más frecuentes y destructivos desastres naturales, el hambre y las pestes que golpean a una generación orgullosa de su progreso, pero que nada puede hacer para detenerlos.  
Finalmente, algunas señales apuntan al futuro. Nos hablan del triunfo final de la causa de Dios. Triunfo que será precedido por la acción desesperada de las fuerzas del mal.
Por eso debemos ser precavidos, como lo advierte la siguiente cita de sorprendente actualidad: “Quien haga de la operación de milagros la prueba de su fe, encontrará que Satanás puede, mediante una variedad de engaños, realizar maravillas que pasarán por milagros genuinos. . . Satanás es un obrero astuto, e introducirá engaños sutiles a fin de oscurecer y confundir la mente y desarraigar las doctrinas de la salvación. Aquellos que no acepten la Palabra de Dios literalmente, caerán en esa trampa. Habrá enfermos que sanarán delante de nosotros. Se realizarán milagros ante nuestra vista.
¿Estamos preparados para la prueba que nos aguarda cuando se manifiesten más plenamente los milagros mentirosos de Satanás? ¿No serán entrampadas y apresadas muchas almas? Al apartarse de los claros preceptos y mandamientos de Dios, y al prestar oído a las fábulas, la mente de muchos se está preparando para aceptar estos prodigios mentirosos. Todos debemos procurar armarnos ahora para la contienda en la cual pronto deberemos empeñarnos. La fe en la Palabra de Dios, estudiada con oración y puesta en práctica, será nuestro escudo contra el poder de Satanás y nos hará vencedores por la sangre de Cristo”. ¡Maranata: El Señor Viene! Página 154
¿Cómo podremos distinguir los milagros mentirosos? Cristo nos dio su Palabra como defensa contra el enemigo. Hagamos de ella nuestra guía para no ser extraviados.
En la entrada siguiente veremos como resistir a las falsas señales y como reconocer las verdaderas señales de su venida.
Leer más...

sábado, 26 de marzo de 2011

Dedícate mas a Aconsejar, que a Criticar

Dios nos advierte una y otra vez que no debemos criticarnos, compararnos ni juzgarnos unos a otros. (Romanos 14:13; Stg.4:11; Ef. 4:29; Mt. 5:9; Stg. 5:9)

Cuando criticas lo que otro creyente está haciendo con fe y convicción sincera, interfieres en los asuntos de Dios:
¿Qué derecho tienes de criticar a los siervos de otro? Sólo su Señor puede decidir si están haciendo lo correcto. (Romanos 14.4).

Pablo agrega que no debemos juzgar o despreciar a otros creyentes cuyas convicciones son diferentes a la nuestra:
¿Por qué criticas las acciones de tu hermano, por qué intentas empequeñecerlo? Todos seremos juzgados un día, no por las normas de otros, ni siquiera por las nuestras, sino por el juicio de Dios (Romanos 14:10).

Cuando juzgo a otro creyente, pasan cuatro cosas al instante: pierdo mi comunión con Dios, saco a relucir mi propio orgullo e inseguridad, me coloco bajo el juicio de Dios y daño la comunión de la iglesia. Un espíritu de censura es un vicio costoso.

La Biblia Llama a Satanás (Ap.12:10).
El trabajo del diablo consiste en culpar, quejarse y criticar a los miembros de la familia de Dios.

Todo el tiempo que pasamos haciendo lo mismo, es porque hemos sido embaucados y estamos haciendo el trabajo por Satanás. Recuerda que los otros cristianos, no importa cuánto discrepes de ellos, no son el verdadero enemigo.

De igual manera, cuando pasamos comparando o criticando a los otros hermanos debería ser utilizado para construir la unidad de nuestra comunidad.

Chismear es divulgar una información cuando uno no es parte del problema ni de la solución. Tú sabes que chismea está mal, pero tampoco debes escucharlos, si es quieres proteger tu iglesia. Escuchar los chismes es como aceptar algo robado, y te convierte también en culpable del delito.

Cuando alguien empiece a contarte un chisme, ten el valor de decirle:
No necesito saber eso. ¿Ha hablado usted directamente con esa persona? Las personas que te cuentan chismes también rumorean acerca de ti. No se puede confiar en ella. Si prestas atención a los chismes, Dios te llama alborotador. (Proverbios 17:4). (Proverbios 17:4). Éstos son los que dividen la iglesia, pensando sólo en ellos mismos (Jn. 1.19).

Es triste que en el rebaño de Dios, las heridas más grandes generalmente vengan de las otras ovejas y no de los lobos. Pablo advirtió acerca de los que se y destruyen la comunión. (Gálatas 5:15).

La Biblia dice que esta clase de alborotadores debe ser evitada porque; el chismoso revela los secretos; por lo tanto, no te asocies con el charlatán. (Proverbios 20:19).
La manera más rápida de terminar con un conflicto en una iglesia o en un grupo pequeño es enfrentar a los que están difundiendo rumores, e insistir en que no lo hagan más. Salomón señaló: (Proverbios 26:20).

Practica el método de Dios para solucionar conflictos.
Además de los principios mencionados en el último capítulo, Jesús le dio a la iglesia un proceso de tres pasos sencillos: (Mt. 18:15-17).

Durante los conflictos, serán tentados a quejarte con un tercero en lugar de hablar con valentía la verdad y amor con la persona con quien te disgustase. Esto hace que el asunto se torne peor. En vez de eso, deberías ir directamente con la persona involucrada.

El enfrentamiento en privado siempre es el primer paso, y debes darlo tan pronto como te sea posible. Si entre los dos no son capaces de resolver las cosas, el paso siguiente es pedir la ayuda de uno o dos testigos para confirmar el problema e intentar restablecer la relación.

¿Qué deberíamos hacer si la persona persiste en su obstinación?
Jesús dice que debemos plantear el problema ante la iglesia. Si la persona todavía se niega a escuchar después de eso, deberemos tratarla como a un incrédulo. (Mateos 18:17; 1 Cor. 5:5).
Antes de nosotros hablar, deberiamos medir nuestra conducta, pueda ser, que sin saberlo estemos dañando a otras personas.
Leer más...

“DEBILIDADES DE LOS TEMPERAMENTOS” (3)


MELANCÓLICO

• Su perfeccionismo lleva consigo la desventaja del negativismo, pesimismo y un espíritu de crítica; todo el que haya trabajado con un melancólico puede anticipar que su primera reacción ante todo será negativa y pesimista. Su influencia más dañina es la crítica. Mientras que los coléricos son difíciles de complacer, los melancólicos son imposibles de satisfacer
• En lugar de alabar a sus esposas y alentarlas, las critican, las censuran y vituperan. Generalmente se encuentran muy poco satisfechos consigo mismos
• Todo en la vida es interpretado en relación consigo mismo; tienden a compararse con otros en apariencia, talento e intelecto. Continuamente evalúan su vida espiritual y siempre salen deficientes para sus propias normas, lo que les impide gozar de la confianza ante Dios. Encuentran difícil creer que están aprobados por Dios debido básicamente a que apenas si pueden aprobarse a sí mismos. Su egocentrismo y su sensible naturaleza hace del melancólico un supersensible y susceptible
• Una de sus características más prominentes tiene que ver con sus giros de humor; en algunas ocasiones están alegres que actúan como sanguíneos, pero en otras tan deprimido que se sienten con ganas de deslizarse por debajo de la puerta en lugar de abrirla
• Es huraño, irritable, infeliz y totalmente imposible de complacer. Este humor lo hace vulnerable a la depresión. Es propenso a ser rígido, implacable e intransigente hasta el extremo de lo irrazonable. Es intolerante e impaciente con los que no ven las cosas como él; en consecuencia, encuentran difícil jugar en un equipo y son solitarios en el mundo de los negocios
• Es un idealista, propenso a ser poco práctico y muy teórico. Siente inclinación por la auto contemplación y el auto examen; se somete a una exigente disección de sí mismo hasta hacerse una auto crítica desafortunada y perjudicial. Pueden transformarse fácilmente en hipocondríacos
• Tienen la tendencia a sentirse ofendidos o insultados con toda facilidad; son propensos a ser desconfiados hasta incluso caer en una manía de persecución
• No se conforma sino con lo mejor; cualquier ínfimo error lo mira a través del perfeccionismo, y en lugar de ver todo lo bueno, ve amplificado lo malo. Menosprecia a la gente que no está a la altura de sus normas perfeccionistas
• Ninguno como el melancólico para los cambios de humor; frecuentemente está triste, deprimido y atravesando un periodo de gran desesperación. Es propenso a ser vengativo; se le hace muy difícil perdonar una afrenta o un insulto
Su mayor debilidad es que existen muy pocos melancólicos “término medio”: es dominado por sus debilidades y se hunde por debajo del nivel de los demás, tornándose en un neurótico, desconsolado e hipocondríaco que ni disfruta ni es disfrutado por los demás. Sus principales necesidades: amor, gozo, paz, benignidad, fe y templanza
Leer más...

viernes, 25 de marzo de 2011

“DEBILIDADES DE LOS TEMPERAMENTOS” (2)


COLÉRICO
• Son extremadamente hostiles; es posible que siempre sufran una erupción de violencia. Si su fuerte voluntad no es llevada bajo control mediante disciplina desarrollan hábitos irascibles que los abruman toda su vida
• No tardan mucho en aprender que los demás están amedrentados ante sus explosiones de ira, y así usan la ira como arma para conseguir lo que desean…su voluntad
• Puede provocar dolor a otros y disfrutarlo; es de los que da portazos, golpes en la mesa y bocinazos. Nadie hace comentarios más cáusticos que un colérico sarcástico. Por lo general está preparado con algún comentario constante que puede marchitar a los inseguros y devastar a los menos combativos
• No duda en desdeñar a quien sea o destrozarlo moralmente. Es feliz cuando descubre que la lengua es o bien una terrible arma de destrucción o una herramienta de curación. La rapidez de sus palabras y su espíritu irascible se combinan con frecuencia para hacer de él un hombre muy blasfemo
• Es el menos afectuoso de los temperamentos, por ello se vuelve emocionalmente espasmódico ante el pensamiento de cualquier exhibición pública de emoción. Para él, el afecto marital significa un beso en la boda y en cada quinto aniversario. Su rigidez emocional raramente le permite la expresión del llanto. Tiene la tendencia a ser insensible a las necesidades de los demás y desconsiderado con sus sentimientos
• Su natural determinación puede hacerlo obstinado y terco. Se decide rápidamente y una vez que se ha decidido es casi imposible de cambiar. Una de sus características indeseables es su inclinación a ser astuto si es necesario para conseguir sus propósitos.
• Rara vez acepta un no como respuesta; a menudo recurre a cualquier medio necesario para la consecución de sus propósitos. Encuentra delicioso tomar decisiones por otras personas, forzándolas a doblarse ante su voluntad. Si trabajas para un colérico pocas veces te preguntaras qué es lo que quiere que hagas, porque te lo dice cinco veces antes de las ocho y media de la mañana, y por lo general a gritos
Sus mayores debilidades son sus rasgos de dureza, ira, impetuosidad y autosuficiencia. Puede tornarse violentamente iracundo y atesorar su rencor por largo tiempo; son famosos por su espíritu vengativo y son capaces de llegar a cualquier extremo para desquitarse de quien le ha cometido una injusticia
• Son propensos a adquirir úlceras antes de los cuarenta años; entristecen al Espíritu Santo debido a su amargura, enojo y cólera. Le resulta casi imposible pedir disculpas, siendo en su lugar cruel, descortés, sarcástico e hiriente a más no poder
• Unos cuantos éxitos lo transforman en una persona orgullosa, arrogante y dominadora, al grado de hacerlo insoportable. Aún después de su conversión a Cristo le resulta difícil depender del Señor; es el que más necesita de los frutos del Espíritu: amor, paz, benignidad, paciencia, mansedumbre y bondad
Leer más...

SEÑALES II

“Vinieron los fariseos y los saduceos para tentarle, y le pidieron que les mostrase señal del cielo. Mas él respondiendo, les dijo: Cuando anochece, decís: Buen tiempo; porque el cielo tiene arreboles. Y por la mañana: Hoy habrá tempestad; porque tiene arreboles el cielo nublado. ¡Hipócritas! que sabéis distinguir el aspecto del cielo, ¡mas las señales de los tiempos no podéis! La generación mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás”. (Mateo 16:1-4)
Hace algunos años me paró un policía en la calle para avisarme que una de las luces traseras de guiño no funcionaba. El tablero indicaba que funcionaba, así que yo hubiera doblado tranquilamente, sin saber que ponía en peligro a quien venía detrás de mi.
Cuando las señales no funcionan, estamos en problemas.
Durante su ministerio, Jesús dio sobradas pruebas de que su mensaje venía de Dios. Sin embargo, los dirigentes religiosos no estaban dispuestos a rendirse ante la evidencia. Su obstinación y ceguera se evidenció cuando el Señor multiplicó los panes y los peces ante una gran multitud. “Le dijeron entonces: ¿Qué señal, pues, haces tú, para que veamos, y te creamos? ¿Qué obra haces?” (Juan 6:30)
¡Había dado de comer a una enorme concurrencia con apenas una merienda donada por un niño, y aún había sobrado! 
¿Qué más hacía falta?
Sin embargo, el registro bíblico muestra que repetidamente rechazaron la evidencia de la razón y la de los sentidos, porque su corazón orgulloso no quería ceder.
Vez tras vez, milagro tras milagro, señal tras señal, fueron endureciéndose al llamado del Espíritu. Desoír la voz del Espíritu Santo significa perder la vida eterna; sellar la propia perdición.
Incluso después de la resurrección de Lázaro, se registra que: “a pesar de que había hecho tantas señales delante de ellos, no creían en él”. (Juan 12:37)
Pero esto no era nada nuevo. Ya en ocasión de su nacimiento, los ángeles, los pastores y los sabios de oriente, habían anunciado la llegada del Mesías largo tiempo esperado, y toda la ciudad de Jerusalén se inquietó con la noticia.
¡Pero ninguno de ellos fue a ver al Salvador anunciado!
Ello demuestra a las claras que en el terreno espiritual no basta con saber. Lo que conocemos debe impactar nuestras vidas y producir una transformación. Si esto no sucede, somos meros hipócritas, como los fariseos.
Los creyentes tenemos el privilegio de conocer las señales de la venida de Cristo. Nada de lo que sucede debería causarnos temor; por el contrario, son una invitación a levantar nuestras cabezas en gloriosa expectación del cumplimiento de nuestra esperanza.
Pero las señales también prueban lo que hay en cada corazón, porque están dirigidas a él.
En el texto inicial figura el reproche que Cristo hizo a los líderes religiosos de su tiempo por desconocer las señales de los tiempos.
Los fariseos se sentían orgullosos de cumplir con todas las minucias legales que habían inventado para complicarle la vida a los demás y a sí mismos. Proclamaban a son de trompetas su fidelidad a la Ley. Pero, en el fondo, no querían prestar atención a las señales que revelarían su incredulidad.
La Biblia afirma que hay diferentes tipos de señales: “Así que, las lenguas son por señal, no a los creyentes, sino a los incrédulos; pero la profecía, no a los incrédulos, sino a los creyentes”. (1 Corintios 14:22)
Algunas de las señales tienen como objetivo despertar la conciencia de los pecadores; otras sirven para confirmar la fe de los hijos de Dios. Pero ninguna de ellas convencerá a quien se resista a creer.
¿En qué categoría nos ubicamos tú y yo?
Las señales de los tiempos hoy hablan a tu corazón: ¿te despiertan?, ¿te ayudan a creer?, ¿o tal vez te dejan indiferente?
Quiera el Señor despertarnos y ayudarnos a permanecer velando.
Leer más...

jueves, 24 de marzo de 2011

“DEBILIDADES DE LOS TEMPERAMENTOS”


- SANGUÍNEO -

• Fracasan con frecuencia debido a su voluntad débil y su falta de disciplina
• Debido a que son sumamente emocionales tienden a tocar a la gente cuando hablan. Tienen un gran atractivo para el sexo opuesto y por consecuencia afrontan más tentación sexual que los otros
• La debilidad de voluntad y la ausencia de disciplina los llevan más fácilmente a ser engañosos, deshonestos y poco fiables
• Tienden a comer en exceso y a ganar peso, encontrando difícil permanecer en una dieta. La falta de disciplina es la mayor debilidad del sanguíneo
• Pueden llorar fácilmente. Tienen un doble problema de egolatría
• Son notoriamente desorganizados y siempre están en marcha; pocas veces planifican nada sino que se toman las cosas tal como vienen
• En raras ocasiones aprovechan sus errores pasados y muy pocas veces miran hacia delante. Sus cosas están en un completo estado de desorganización; nunca encuentran sus cosas aunque estén ahí donde las dejaron
• Maneja los enfrentamientos con una sonrisa desarmadora, una palmada en la espalda, una historia divertida, y el paso incesante de su atención a la siguiente cosa que llama su atención
• Detrás de su personalidad extrovertida existe una persona totalmente insegura; sus temores surgen en las áreas de fracaso personal, de rechazo o de desaprobación. El rasgo más traicionero del sanguíneo es su débil conciencia; con su oratoria es capaz de arrastrar a otros a su manera de pensar
• Cuando las cosas van mal no tiene dificultad alguna de convencerse a sí mismo de que todo lo que hizo estaba justificado. Pueden engañar, mentir o robar sin que padezca de una noche de insomnio. Son propensos a la exageración, al embellecimiento y al engaño
• Es poco práctico, de espíritu inquieto, no encaran los problemas yendo al fondo del asunto sino que los atacan por la tangente; su productividad es efímera, escasa. Son únicos para comenzar cosas y no terminarlas nunca
• El meditar antes de responder no forma parte de su hechura; le encanta agradar, olvida fácil sus resoluciones, citas y obligaciones. No puede esperarse de él que se ajuste a un horario o cumpla con los plazos prometidos
• Es propenso a modificar sus principios morales, conformándolos al medio ambiente que lo rodea. A veces domina y acapara la conversación de tal modo que se torna detestable; con el paso de los años tiende a hablar cada vez más de sí mismo y a ocuparse exclusivamente de cosas que le interesan a él, creyendo que los demás están igualmente interesados
• Nunca están lejos de las lágrimas; se desaniman fácilmente y pueden caer en el hábito de excusar sus debilidades o sentir lástima de sí mismo
• Nunca enferma de úlceras…se las provoca a los demás. Se arrepiente por la misma cosa una y mil veces
LAS MAYORES NECESIDADES ESPIRITUALES: el don de la templanza o del dominio de sí mismo, paciencia, fe, paz y benignidad
Leer más...

Señales antes del Fin

“Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas; desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas. Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en una nube con poder y gran gloria. Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca”. (Lucas 21:25-28)
Los recientes acontecimientos, como los terremotos ocurridos en Haití, Chile y Japón; las revueltas en el mundo árabe o las acciones bélicas en Libia, han despertado el interés mundial. 
Desataron también una avalancha de mensajes que presentan dichos sucesos como señales del arrebatamiento o de la inminente segunda venida de Cristo. 
¿Necesitamos conocer las señales? Pues SÍ.
¿Deberíamos los cristianos mirar con avidez las noticias para estar al tanto de cada crimen o catástrofe, asustándonos y asustando a otros con estas “señales"? Un enfático NO.
La preparación para la venida del Señor es un asunto diario -una transformación que sucede en la mente y el corazón del creyente y se traslada a su experiencia-, de manera independiente de los sucesos externos. 
La santificación -que es nuestro derecho al cielo-, es una obra progresiva, no compulsiva.
¿Deberíamos ignorarlas? TAMPOCO.
Quien ignora las advertencias es un insensato, y un cristiano no debería serlo.  
¿Todas estas cosas que están pasando son señales de la inminencia de su venida? SI y NO.
Sí en cuanto a que demuestran que a nuestro planeta le queda poco tiempo; sin embargo, la degradación de la naturaleza no hace más que acompañar la más aguda y más preocupante degradación moral. Los juicios de Dios ya están cayendo sobre la humanidad desde hace rato, encontrándonos ahora en medio del tiempo de angustia predicho en las profecías (ver Daniel 12:1-3).
No, en cuanto a que no sirven para fijar fechas, solamente nos dicen que el anhelado fin “está cerca, a las puertas” (Marcos 13:29).
A lo largo de esta serie de entradas, quisiera profundizar en estos tres aspectos.
  1. ¿Qué son las señales y para qué sirven?
  2. ¿Cómo deberíamos relacionarnos con ellas?
  3. ¿Cómo distinguir las señales verdaderas de las falsas?
    Debemos ser muy cuidadosos con la manera en que interpretamos y presentamos las señales; para no aparecer ante el mundo como un montón de fanáticos con mensajes contradictorios, o como simples oportunistas que desean incrementar la membresía de la iglesia (y sus propias ganancias) por medio del temor. Tampoco necesitamos ser engañados por las "señales" de falsos predicadores de los cuales Jesús mismo dijo "Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad" (Mateo 7:23).
    Las señales en las Escrituras, al igual que las señales de tránsito, tienen distintas funciones y cumplen distintos propósitos:
    • Recordatorios de un pacto. El arco iris puesto después del diluvio, la circuncisión, o el nazareato, por ejemplo; todos constituían señales visibles de un pacto concertado entre Dios y los hombres. Tenían el propósito de mantener a la vista del creyente la solemnidad del compromiso asumido.
    • Marcas identificatorias. La señal puesta sobre Caín, las piedras colocadas en medio del Jordán y la estela que colocaron al otro lado del río, pertenecían a esta clase de recordatorios de la protección divina.
    • Confirmación de una promesa o de un mensaje divinos. La sombra del reloj que retrocedió diez grados para confirmar la sanidad del rey Ezequías, es un tremendo ejemplo de que las promesas del Señor son firmes y podemos confiar en ellas.
    • Límites a la acción humana. El diluvio, la destrucción de Sodoma y Gomorra, o el cautiverio babilónico, son señales que muestran que Dios no dejará avanzar el mal más allá de ciertos límites. Estos juicios constituyen una prueba de la intervención directa de Dios en la historia.
    • Elementos didácticos utilizados por los profetas. En los ministerios de Isaías, Ezequiel y Jeremías, muchas veces utilizaron signos (un cinto podrido, rasurarse la barba, hacer un boquete en la pared, etc.), que tenían como propósito despertar el interés de sus compatriotas en algún mensaje que darían a continuación.
    • Credenciales del ministerio. Jesús mismo utilizó los milagros y otro tipo de señales para confirmar la fe de los que le seguían. Dotó a los apóstoles y a su iglesia de dones especiales, que serían señal adicional de la autenticidad de su mensaje.
    • Medios para convencer al pecador. Muchos duermen en la falsa seguridad del pecado, y solo despertarán cuando sus bienes o sus vidas se vean amenazadas. Así, las catástofes y conmociones sociales actúan como señales de advertencia para aquellos que rechazan a Dios.
      Las señales están allí para confirmar que vamos por el buen camino, para advertirnos de riesgos, para ayudarnos en las dificultades, para despejar dudas, para guiarnos en el camino, o para brindarnos seguridad; pero tengamos presente que no son un fin en sí mismas.  
      Agradezcamos al Señor por las señales que nos muestran, por encima de todo, que Él está al mando de todo y que sus propósitos se cumplirán indefectiblemente.  
      Pero no debemos ser ingenuos, no todas las cosas espectaculares que suceden prueban que algo venga de Dios.
      Con mucha frecuencia, durante la larga enfermedad que padece mi hija, nos han invitado a visitar “sanadores” milagrosos, con el argumento de que lo que hacen viene de Dios, porque “oran”, o porque “hablan de Dios”; por lo tanto -dicen-, no puede ser algo malo.
      Pero por experiencia, vimos que las señales que estos hacen no se corresponden con la clara orientación de la Palabra de Dios. 
      Sus credenciales provienen de la misma fuente que las de la pitonisa de Endor.
      Recordemos que también Satanás tiene poder para actuar por medio de señales engañosas que intentarán desviarnos del camino:
      “Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella, y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada. También hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres. Y engaña a los moradores de la tierra conlas señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia, mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia que tiene la herida de espada, y vivió”. (Apocalipsis 13:12-14 )
      Entonces, si hay señales que vienen de Dios y otras son de origen diabólico, ¿cómo diferenciar unas de otras?
      Seguimos en la próxima entrada
      Leer más...

      miércoles, 23 de marzo de 2011

      Lo positivo y fuerte de los temperamentos (2)

      MELANCÓLICO

      o Es el de naturaleza más rica y sensible; es un genio en potencia. Sobresale en las artes y posee una clara visión de los valores de la vida. Responde a los estímulos emocionales, pero es dado a la reflexión como corolario de sus emociones; es de mentalidad creativa y un auténtico perfeccionista.

      o Para él lo sobresaliente es la norma; exige un nivel tan elevado que a veces ni él la puede alcanzar.

      Con frecuencia revive acontecimientos y decisiones tomadas en el pasado; sus aptitudes analíticas combinadas con sus tendencias perfeccionistas lo hacen muy detallista.

      o Su capacidad analítica le hace destacar en el campo de las matemáticas, las ciencias teóricas, el diagnóstico médico, la arquitectura, la medicina, la literatura y otras vocaciones que requieran precisión.

      o Es fiel por naturaleza; no cuentan con un gran número de amigos, pero logra mantenerlos y “dar su vida por ellos”o Se puede confiar en que terminará su trabajo en la fecha establecida y llevará a cabo la parte que le corresponde en cualquier tarea. Rara vez busca ocupar una posición de líder; suele escoger una vocación sacrificada, debido a su deseo de entregarse a sí mismo.

      o Conoce sus limitaciones, por ello rara vez toma a su cargo más de lo que puede ejecutar. Tiende a ser reservado y raramente adelanta sus opiniones o ideas; no se gasta en palabras, sino que es preciso al decir lo que quiere decir

      FLEMÁTICO
       Es sereno y con un permanente buen humor; sus humoradas arrancan carcajadas de los demás. Es un excelente consejero debido a su naturaleza tranquila y serena que le facilita el poder escuchar.

       Goza de la capacidad de no identificarse demasiado con la persona, debido a lo cual puede ser objetivo en sus juicios. Es la confiabilidad en persona; siempre cumple sus obligaciones y plazos fijados.

       Es un amigo fiel; es práctico y eficiente. Pensando las cosas ahorra energía, por lo cual desarrolla su aptitud para analizar cada situación. Tiende a encontrar la manera práctica de lograr un objetivo con el mínimo esfuerzo.
       Puede ejecutar bien su trabajo aún cuando esté sometido a una fuerte presión; rinde el máximo en circunstancias que harían venirse abajo a los otros temperamentos. Su trabajo es esmerado y eficiente; se mantiene en un alto nivel de exactitud y precisión.

      El orden que se observa en su trabajo es asombroso; ha descubierto la importancia de tener cada cosa en su lugar y un lugar para cada cosa. Es un hombre de hábitos ordenados
      Leer más...

      Un trocito de amor


      Y descubrió que no sabía lo que era el amor pero lo sentía como afinidad, quizás de la Verdad.

      Intuía que éste no se puede medir ni tan siquiera con la mirada que todos ven; porque sentía ésta, muy adentro, tan profusa a veces, que parecía llenarlo todo del amor que sentía distinguir, como lo hace la cresta de la ola de las demás cuando bajan.

      Sientes que pereces de júbilo, pero se atisba un renacimiento cuyo camino es umbral, que convierte los latidos en pasos sinuosos que emulan el placer del sentimiento, y te acercan más y más al interior que pocas veces atiendes, y agradeces la presencia de la magia encendida, sonriendo al contemplar que hoy no está escondida, y por unos minutos que no son del tiempo conocido, abarcas lo más parecido a un firmamento, y piensas que soñar es tan solo sendero ficticio, cuando al resoplar, la dulce sensación sigue entera, pues la pieza enferma se ha movido, haciendo del amor, hermano del insigne momento, sospechando la existencia de quien decide algo sublime, que no por ello siempre certero, pero hermoso más allá de lo fervoroso...

      Se llama Reme, se llama Ana... no se llama nada, pero tiene nombre, y a veces aparece sonriendo, cual imaginación que no desea salvo la verdad de cada instante, y en ese espacio distante, reverberará su nombre; miras adentro y envuelve la paz, y aunque ella no venga o vuelva, ahora está su secreto conmigo, como sensación peregrina que descansa, cierra los ojos y embelesa el alma nunca dormida...


      Emig

      Blogalaxia Tags:
      Etiquetas: , , , , , , ,

      Leer más...

      martes, 22 de marzo de 2011

      Lo positivo y fuerte de los temperamentos


      - SANGUÍNEO -

       Nadie goza tanto de la vida como él; no pierde jamás su infantil curiosidad por las cosas que lo rodean. Sus emociones dependen en gran manera de su medio ambiente; se pasa la vida cantando y silbando
       El aburrimiento no forma parte de su personalidad; fácilmente deja lo que está haciendo y busca algo que lo fascine más. Cuenta con la maravillosa facultad de vivir el presente; fácilmente olvida el pasado de modo que jamás se ve empañado su ingenio por el recuerdo de angustias y desilusiones
       Tampoco se siente frustrado de antemano o temeroso y aprensivo ante futuras dificultades, pues nunca se detiene a meditar demasiado en el porvenir. Vive para el presente, y tiende a ser muy optimista; se siente fácilmente inspirado a enfrentar nuevos planes y proyectos
       Disfruta de la compañía de otras personas y comparte sus alegrías y dolores; le encanta hacer nuevos amigos. Le preocupa que alguien no se divierta en una fiesta y hace todo lo posible para integrarlo al grupo
       Lo más positivo es su tierno y compasivo corazón; nadie como él para responder en la forma más genuina y espontánea a las necesidades de los demás. Nadie nos puede amar más ni olvidarnos más rápidamente que el sanguíneo; goza con su capacidad de vivir el presente: disfruta la vida.
       Cuando son motivados y disciplinados por Dios, llegan a ser grandes siervos

      - COLÉRICO -
       Es un individuo que ha logrado disciplinarse a sí mismo y con una fuerte tendencia hacia la autodeterminación
       Confía a ciegas en su propia capacidad y es excesivamente agresivo. Es el hombre del “movimiento continuo”, pero planea cuidadosamente su actividad dándole un sentido práctico. Cuando toma una determinación se aferra tenazmente sin desviarse de la dirección escogida; él piensa que sus planes o métodos son mejores que los demás, pero en realidad sus éxitos se deben a su determinación
       Se entrega totalmente a todos los aspectos prácticos de la vida, y a proyectos que valgan la pena o que tengan un propósito utilitario. Es un excelente organizador pero no soporta los detalles; alcanza muchas de sus decisiones más por su intuición que por su razonamiento analítico
       Tiene una fuerte tendencia al liderato; su recia voluntad tiende a dominar al grupo, juzga con buen criterio a los demás, y es rápido y audaz en las emergencias. Su actitud hacia la vida es de optimismo debido a la confianza que se tiene; al sopesar una situación no ve los obstáculos en el camino ni los posibles problemas, pues tiene sus ojos puestos en la meta que quiere alcanzar. La adversidad no lo desalienta; todo lo contrario, le abre el apetito dándole mayor determinación para lograr su objetivo
      Leer más...