Reflexiones Cristianas: mayo 2011

martes, 31 de mayo de 2011

«La encrucijada de los logros» (3)



“El deseo cumplido regocija el alma; pero apartarse del mal es abominación a los necios”, Prov. 13:19

Es interesante notar que al principio los discípulos no nos impresionan como siendo hombres claves; ninguno de ellos ocupó lugares prominentes en la sinagoga ni tampoco pertenecían al sacerdocio levítico. La mayoría de ellos eran obreros comunes, sin un entrenamiento profesional y con sólo un conocimiento rudimentario para tener una vocación, no tenían títulos académicos. Jesucristo modeló la verdad en ellos; ellos lo observaron sanando las personas y levantando a los muertos. Ahora, ¿Por qué hemos citado todo esto? Para retarlos a que encuentren una estrategia humana para el crecimiento de la iglesia y no la van a encontrar.
En Lucas 8:1 tenemos la estrategia divina para el igle - crecimiento: ¡Predicar el evangelio! Por eso la gente fue impactada; en las condiciones y enredos en los que vivía la gente en el primer siglo, Jesucristo impactó el pensamiento de la gente con las verdades que hablaba y no podían alejarse de aquella verdad. La gente seguía viniendo y viniendo y cada vez era una gran multitud.
En Lucas 8:2 y 3 leemos que muchas mujeres estaban utilizando sus bienes para ayudar al ministerio de Jesús. No se trataba de una manipulación, sino de una respuesta de agradecimiento porque sus vidas estaban siendo tocadas, sus necesidades estaban siendo satisfechas y por lo tanto ellas abrían sus carteras para apoyar el ministerio de Jesucristo.
En el v. 4 vemos un cambio; en el v. 1 dice que ellos iban de ciudad en ciudad y de aldea en aldea, pero ahora la multitud es tan grande que ellos tienen que permanecer en un solo lugar y eran las multitudes las que venían. Quizás en este momento los discípulos estarían sorprendidos con los logros obtenidos junto al Maestro y quizás estarían pensando: ¿Cómo seguimos haciendo crecer esto?
Preguntémonos, ¿Estás contento con lo que estás haciendo? ¿Estás contento con los logros alcanzados? ¿Sigues persistiendo en hacer más cosas, pero tienes gratitud también por lo que ya has logrado? ¿Estás satisfecho en el punto en el que te encuentras?
No hay nada de malo en el crecimiento siempre que éste venga de Dios y venga en Su voluntad; pero, ¿y si éste no ocurre? ¿Sigues contento con Jesucristo y le alabas? Si estamos haciendo todo lo que debemos, aun cuando no experimentemos el crecimiento, debemos tener gratitud.
Leer más...

lunes, 30 de mayo de 2011

Mi vida con Dios

Mi vida con Dios tuvo aristas. Muchas veces creí sentir que Dios me hablaba, al momento venían a mi mente todo tipo de dudas y respuestas que se contraponían a mis ideas. Es así como mi fe sufría difíciles embates del enemigo que, obviamente yo no sabía discernir. Era ahí cuando mi pizarrón lleno de ideas (mi cabeza), ante tal contradicción, prefería borrarlo para no embobarme más en algo tan sin sentido.
Recuerdo haber sentido el “llamado” de Dios y haber obedecido algunas veces, pero otras haberlas rechazado por “no creer” que Dios podría ser quien estaba hablándome.


A lo largo de mi vida, recibí todo tipo de señales, pero cuando nos hacemos “inteligentes” cuestionamos todo desde nuestro punto de vista. En otras palabras mermamos la capacidad de Dios de actuar en nosotros. Cuando esto ocurre significa que hemos creado nuestro propio Dios, a nuestra medida y tamaño, como si el tuviera que amoldarse a lo que nosotros pensamos y sentimos, y como nosotros sí tenemos tope, le anexamos el tope a Dios y ahí nos quedamos sin crecer. Desde esta perspectiva “Nuestro Dios” muchas veces, no será capaz de resolver nuestras dificultades, ni responder nuestras súplicas porque nos hemos convertido en nuestro propio Dios. En estas circunstancias “nuestro Dios” –es decir, nosotros: humanos, egoístas, soberbios) seremos incapaces de lograr nada de lo que nos propongamos.
En este preciso momento nuestra fe se verá seriamente cuestionada por nuestro cerebro y tendremos dudas sobre su existencia: ¿quizás tienen razón los científicos cuando dicen que el hombre crea un Dios en su mente para no sentirse solo? Y otras barbaridades como esa. Cuando vives sin Dios, creas a tu alrededor toda suerte de manías, supersticiosas y cábalas para que las cosas nos resulten y aunque no pasa nada, aún así porfiadamente continuamos aferrándonos a ellas.

Vendrán a nuestra vida golpes fuertes, dificultades contratiempos, trataremos de escapar de una y mil formas y llegaremos incluso a la idea de que Dios no existe, porque sentimos que no nos responde. Desarmados, en crisis, sin fuerzas, ni fe, llegaremos tarde o temprano a la instancia de reconocer que sin él nada podemos hacer. En ese momento comenzará Dios un tratamiento intensivo, “Dios trata individualmente con cada uno”. para curar nuestras enfermedades y es ahí donde intervendrá para depurar nuestro corazón sucio, rebelde y soberbio. Aplicará sobre nosotros ungüentos sanadores, traerá a nuestra vida prueba y palabra y comenzará el proceso de restauración, procesará nuestra vida, nuestras ideas, nuestro corazón.

Es un proceso que durará, todo lo que nosotros demoremos en soltar nuestras amarras, nuestros miedos, nuestras ideas, nuestros ídolos, es decir todos los espíritus engañadores que le “compramos” al enemigo y todas las ropas viejas Cuando Dios decide tomar nuestra vida, no podemos hacer nada para evitarlo.
Nuestro arrepentimiento verdadero, desde adentro, reconocer nuestros errores trae a nuestra vida la oportunidad de “comenzar de nuevo”, pero ahora con él.

Aquí parte nuestra nueva vida. Y uno siente y percibe este cambio en todo lo que hace pues ya no hay nada primero que Él. El es todo.
Gálatas 2:20 “Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, más Cristo vive en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí”.

Cuando llegamos a este punto de reconocer a Dios en nosotros, todas las dificultades que puedan aparecer se vuelven pequeñas frente a lo que Dios puede hacer. Desde este momento tenemos todas las de ganar, pues no estamos solos. En realidad nunca lo estuvimos, pero no queríamos verlo.

Ej. Personal: Planeo todo desde mi punto de vista analizando pro y contra pero todo ha sido planificado a mi manera, desde mi tope, he puesto todo mi bagaje de conocimientos en ello. Me canso, me angustio, me estreso
Cuando yo creo en él, todo se da naturalmente, incluso surgen instancias, ideas, ni siquiera pensadas.

En pleno proceso
A lo largo de nuestro “crecer en Dios” nos vamos a encontrar con buenos y malos elementos. Gente que nos ayudará y otra que tratará de hundirnos. Personas que jugarán a favor nuestro y otras, en contra. Pero cuando Dios está con nosotros, la diferencia es notoria. A través de la oración, sabré enfrentar cualquier situación por muy dura que sea, los dardos del enemigo no harán el daño esperado. Edificar nuestra vida a través de la alabanza, la oración y recibir la Palabra en nuestra congregación crearán alrededor nuestro un muro frente al enemigo, las puertas antes cerradas, se abrirán de par en par. Ya no escaparé del mundo para contaminarme sino que habrá armas en mis manos para defenderme (Efesios 10:18) y para sacar del mundo a otros que confundidos como nosotros sufrieron los ataques del maligno.

Cuando yo creo que Dios obra en mi vida, ésta se transforma en su totalidad. El gozo de Dios se proyecta en mí desde dentro hacia afuera y esto es visible a los ojos de los demás.
Reconoceremos en nosotros su amor maravilloso y sentiremos como él actúa en todos los planos de nuestra vida. Nos volvemos sensibles a su voz. El habla a nuestro corazón y podemos oírlo. Estamos en la gracia de Dios.

El mundo
El mundo está formado por todo aquello que nos rodea: personas, lugares, situaciones, etc. El mundo es gobernado por el diablo, por lo tanto está lleno de productos seductores para satisfacer la demanda de las personas.
Siempre es más fácil – en apariencia- vivir en el mundo que con Dios, pues el mundo nos ofrece de todo y sin límites. Sin embargo es ahí donde radica la trampa del enemigo. Una persona débil e ingenua consumirá sin objetar todo lo que el maligno ofrece, pues ignora el precio que deberá cancelar al final,
Es ahí donde los cristianos debemos intervenir en el mundo, contarle a los otros, predicarles la manera distinta que tiene Dios para cada uno de sus hijos, de vivir en santidad para alcanzar la salvación.

Sabemos que debemos prepararnos para enfrentar el mundo y podemos seguir el ejemplo de Daniel y sus amigos, quienes decidieron no contaminarse y no aceptaron ni comer ni beber de lo que el rey les ofreció. Ellos pusieron toda su confianza en Dios y al final del tiempo estimado por el rey, ellos estaban diez mejores que todos los otros miembros de su corte.

Cuando conocemos a Dios él renueva cada día sus bendiciones para nosotros. El evalúa nuestro corazón y de acuerdo a eso él va aprobando “etapas” en nosotros, es decir nos va dando día a día gracia, más armas, más palabra, más poder. Porque somos fuente de poder en las manos de Dios.
Pude comprobar en muchas situaciones la diferencia entre hacer las cosas con Dios y sin él. El resultado es notorio, con Dios todo resulta para bien; sin Dios hay trabas, aparecen obstáculos, retrasos.
Como nuevas criaturas, Dios nos va transformando a medida que le vamos entregando todos los espacios de nuestro corazón. Con el tiempo, entenderemos, a cabalidad, que todo lo que él ha permitido era lo mejor para nosotros.
Santiago 4:4 ¿Oh almas adúlteras no sabéis que la amistad del mundo es enemistad con Dios? Cualquiera, pues que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios. Dios quiere evitarnos sufrimientos, pues el mundo no busca, precisamente bendecirnos.

El mundo nos cerca con su entorno de consumismo, modas, tendencias e ideas anti-Dios. Muchas veces esto nos emboba y queremos tener cosas que el mundo tiene, pero Dios sabe qué nos conviene y qué no.
Santiago.4:3 “Pedís y no recibís porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites”. Al dejarnos llevar por el mundo, entran en nuestro corazón cosas que son materiales y que no son indispensables. Dios sabe eso, por eso no nos concede todo porque él conoce nuestro corazón y el Padre a quien ama, corrige. Dios no es un Padre malcriador.

Escrito por: sumirada-anakai.blogspot.com
Leer más...

«Parábola del sembrador»



“Mas la que cayó en buena tierra, éstos son los que con corazón bueno y recto retienen la palabra oída, y dan fruto con perseverancia”, Luc. 8:15

Como hijos de Dios, debemos tener grandes metas en la vida, pero debemos escudriñar la Palabra de Dios para aprender de Jesucristo a manejar las diferentes situaciones de la vida. Veamos la parábola del sembrador (Luc. 8:5 – 15):
1- El sembrador: dice que salió a sembrar su semilla. En aquellos días no había maquinaria, se utilizaba el método sencillo de ir lanzando la semilla. Nuestra asignación primaria como creyentes es conocer a Cristo y caminar con Él en obediencia. Después, debemos sembrar la semilla; debemos hacer conocer a Jesucristo y mostrar el mensaje del evangelio.
2- La semilla: es la misma en toda esta historia, nunca cambia. El v. 11 la identifica como la Palabra de Dios.
3- Las cuatro clases de tierra: donde cayó la semilla.
a) La que es dura: totalmente improductiva (v. 5); tiene que ver con todos aquellos que han escuchado muchas verdades a lo largo de los años, pero no responden, su corazón está endurecido. Saben que tienen que cambiar, pero no lo hacen. Se quedan en el costumbrismo.
b) La que no tiene raíces: (v. 6), el oír solamente la Palabra de Dios y aceptar que esa es la verdad no significa que una persona sea nacida de nuevo, porque no tiene raíces; además, no existe fruto y si no existe fruto no existe tampoco vida. Algunos solamente asisten a una iglesia, pero no hay un crecimiento espiritual en ellos.
c) La que cayó entre espinas: (v. 7), algunos van de iglesia en iglesia, se cambian constantemente de congregación, escuchan las verdades de Dios pero dejan que los afanes, ansiedades, riquezas y placeres le impiden dar buen fruto o encuentran más deleite en las cosas que en cumplir el propósito de Dios en sus vidas.
d) Los que causan gozo: (v. 8), hay quienes les gusta sembrar la semilla, les gusta que la Palabra de Dios entre a su vida y saque de su interior lo que no deba estar ahí.
Jesucristo tuvo la oportunidad de convertirse en alguien que nunca cese de alcanzar logros o éxitos, pero no lo hizo. No se sintió adictos a los logros. Pudo haberse convertido en el predicador más popular en todo el imperio romano, pudo haberse construido el templo más grande y haber hecho de él la base de su ministerio. Podía haber manipulado a la gente, pero no lo hizo porque no era adicto a los logros. Su meta era la calidad de la vida y no la cantidad de creyentes. El favor de Dios está en la fidelidad y no en la cantidad.



¿Estamos dando la importancia debida a nuestra relación con Dios?
Leer más...

domingo, 29 de mayo de 2011

¿Por qué el Cristiano no ora?

Estaba en medio de la predicación Dominical hace unos meses, el tema del mensaje era sobre la relación Hombre-Dios, entonces el Pastor comenzó a preguntar a algunos feligreses presentes "¿Por que el Cristiano no ora?", cada quien daba su opinión subjetiva, pero me llamo la atención cuando centro la pregunta a una de las lideres: "Haber, tu que estudiaste teología ¿Por que el Cristiano no ora?", se quedo pensando unos segundos y no tubo respuesta...


Muchos lideres, amigos y hermanos darían mucho para conocer la respuesta a esta pregunta, estamos en medio de un Cristianismo sin deseos de Dios, observamos un Cristianismo monótono y que terrible tener solo una etiqueta de "cristianos" cuando nuestra vida debería ser la evidencia viva del poder de Dios y ser dramáticamente trasformados en discípulos de Jesucristo, como en los tiempos de los Hechos cuando el Cristianismo era lo que debería ser hoy: PODER PURO.La palabrería en ese entonces era solo la necesaria, tanto así que aquellos que habían de ser salvos creían por ser testigos de este poder y de este testimonio.

"y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder, 5 para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios."

(1 Corintios 2: 4-5)

Así era y así debe de ser el Evangelio hoy.

Hoy, la oración esta agonizando, y a muchos de nosotros no les interesa en lo mas mínimo vivir un Cristianismo así de poderoso, tampoco nos importa si otros lo hacen, solo hemos aprendido a aparentar algo y vivir de cierta forma.

Y seguimos ¿Por que el Cristiano no ora?. Muchas respuestas pueden venir a tu mente de inmediato, como en la historia anterior...

Porque no hay pasión
Porque pierden el primer amor.
Porque nunca conocieron a Dios
Porque la religiosidad
Por la falta de compromiso
Por no conocer la Palabra.

Pienso que un par de estas son factores claves del porque le es tan difícil al cristiano mantener una vida de oración, sin embargo... Hay mucho mas ..

Esto es tan terrible que el impacto de las consecuencias esta causando muchas bajas de almas.

Quizás esperes que cite un versículo Biblico donde explique literal y específicamente la razón, pero no lo tengo, solo encuentro ordenes de Dios por toda la Biblia...

Ahora, pues, orad por el favor de Dios, para que tenga piedad de nosotros (Malaquías 1:19)
...y orad por los que os ultrajan y os persiguen. (Mateo 5:44)
.. Orad que no entréis en tentación (Lucas 22:40)
Orad sin cesar (1 Tesalonicenses 5:17)
Hermanos, orad por nosotros. (1 Tesalonicenses 5:25)
Por lo demás, hermanos, orad por nosotros,.. (1 Tesalonicenses 3:1)
Orad por nosotros... (Hebreos 13:18)
...y orad unos por otros, para que seáis sanados. (Santiago 5:16)

La Biblia es tan clara en cuanto a la oración se refiere, pero no encontramos la razón de ¿Por que el Cristiano no ora?. Y mi opinión en relación a esto es la misma que me platico esta amiga mía en la historia al inicio de este artículo, y que ahora concluiré

- ¿Sabes por que me quedé callada cuando el pastor me pregunto por que el cristiano no ora? (me dijo)
- No se (conteste)
- Porque me quede pensando: No se... ¿Por que el Cristiano no ora?, Pfff ! a mi me encanta estar con Dios, es lo mas maravilloso que hay, estar con Dios es lo mejor que existe..! Porque eso me quede callada, no entiendo como ellos pueden vivir sin la presencia de Dios (me dijo)

Tengo el mismo sentir que mi amiga, no concibo la idea de alguien que dice amar a Dios, alguien que argumenta haber tenido un encuentro con él, que dice deberle tanto a Dios y aún sentir la oración como una carga.

No puedo concebir la idea de que alguien que estaba bajo condenación, cautivo del pecado, y haber sido reconciliado con Dios siendo enemigo, pueda ver la oración como una responsabilidad religiosa.

La oración jamás debería verse como una responsabilidad religiosa, como una carga impuesta. Cuan indescriptible es estar en la presencia del mismisimo Dios autor y arquitecto de toda la creación, hermano ese es el propósito de la cruz, dice la palabra que cuando Cristo murió el Velo del Templo se rasgo, hoy tenemos acceso al lugar santísimo.

La oración debe vivirse como lo que es, y es, hablar con Dios..., es decir, !Lo mejor de lo mejor! ¿Y que es eso que te hace querer hablar y estar con alguien todo el tiempo posible?.

Un Profundo Enamoramiento:
Cuando estas profundamente enamorado de alguien nada y nadie te obliga a buscar a esta persona, los momentos a su lado son los mas perfectos y especiales, el tiempo desaparece, nada mas importa, solo son tu y esa persona en una utopía de amor perfecta.

 
Pues yo te digo hermano que tu enamoramiento por Dios debe sobre pasar por mucho y ser mucho mas intenso que cualquier que cualquier amor entre un hombre y una mujer, aún el amor mas intenso y poderoso que se pudiera registrar entre un hombre y una mujer no debería poder medirse con tu amor para con Dios.

Una inagotable Pasión: De esto podríamos sacar muchos otros artículos, sin embargo nuestra pasión por Dios debe ser la jamás antes vista por nada y por nadie, las personas se apasionan por equipos de Futbol se visten como su artistas favoritos, algunos que se apasionan por ídolos muertos y dioses falsos incluso caminan cientos o miles de Kilometros para pedirles cosas y/o ofrecerles un "algo", darían su vida por defender a sus dioses muertos. Y nosotros hermanos ¿Nuestra pasión siquiera puede medirse frente a alguna de estas? Respondete hermano ¿Tu pasión por Dios es tan intensa que puede causar que a los tibios de corazón se les antoje ser como tu? Respondete hermano ¿Tu Pasión por Dios es tan extrema que puede quebrantar e impactar el mas duro corazón de un inconverso?

La Oración no es lo mas esencial en la vida de un Dícipulo de Cristo va mucho pero mucho mas allá, La Oración es el TODO, y que produce un TODO para poder darle TODO al que derramo su sangre por tus pecados y resucitó para tu justificación.

Doy de gracia lo que de gracia he recibido
Atte
- Guillermo Vázquez M -
- http://www.elitededios.net -
Leer más...

sábado, 28 de mayo de 2011

¿Cuándo somos vulnerables?



“…para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones”, 2ª Cor. 2:11

El enemigo está atacando fuertemente a los creyentes porque sabe que le queda poco tiempo. Necesitamos conocer las estrategias y maquinaciones del enemigo para que no seamos sorprendidos. El enemigo traza planes para devorar a los creyentes, pero 1ª Pedro 5:8 nos dice que debemos ser sobrios y VELAR. En Juan 10:10 tenemos el plan de destrucción del enemigo: ROBAR, MATAR y DESTRUIR. Necesitamos estar conscientes de la realidad de este plan, pero IMPRESIONADOS por Dios, recordando siempre quiénes somos en Cristo. En Jueces 18:1 - 10 encontramos cómo nos convertirnos en el blanco de los ataques del enemigo:

1- Estando confiados, ociosos y seguros de nosotros mismos: (v. 7), el pueblo no hacía nada; estaban tan confiados en ellos mismos que habían bajado la guardia. Hoy, muchos han bajado la guardia, se han vuelto ociosos, ya no oran, están confiados en sí mismos. Debemos estar orando en TODO TIEMPO (Ef. 6:18); no podemos dejar de orar (Mat. 26:36 – 46). Jesús comenzó su ministerio orando y lo terminó orando; él nunca pudo prescindir de la oración. No debemos hacer nada sin antes orar. El creyente que no ora es blanco fácil del enemigo. La lectura de la Biblia es importante. Más que leerla es escudriñarla (Juan 5:39), porque es un arma de guerra. Al leerla se llena nuestra mente de Dios y eso contrarresta los dardos del enemigo. LA MENTE DESOCUPADA es el taller del enemigo. El ayuno también es una poderosa arma de guerra para acompañar la oración y la lectura bíblica.

2- No sospechar absolutamente nada: (v. 7), los de Lais vivían como si nunca nadie les haría daño. El enemigo SIEMPRE está trazando un plan para sorprendernos. ¿Qué estaban haciendo los hijos de Job cuando el enemigo los atacó? (Job 1:13 – 19) = estaban comiendo y bebiendo vino. Es importante vivir a la expectativa para levantar el escudo de la fe y apagar los dardos de fuego del maligno. En Is. 62:6 leemos sobre la importancia de estar alertas siempre.

3- No estar sometidos a ninguna autoridad: (v. 6), el pueblo no tenía gobernantes que le dirigiera, no había rey. Muchos no se sujetan a nadie, quieren vivir como se les antoje. Hay quienes no quieren reglas, quieren hacer su voluntad. Ellos son blancos del enemigo. Una de las maneras para tener la protección de Dios es estando bajo autoridad en la familia, gobierno, iglesia, etc.

4- No tener relaciones personales con otros: aislados de otros cristianos somos blancos del enemigo. Sabemos que el más fuerte debe ayudar al más débil. Llaneros solitarios no funcionan. Al no desear relaciones con otros no tendremos el apoyo cuando lo necesitemos: dos son mejor que uno.
Leer más...

viernes, 27 de mayo de 2011

Veo la televisión para castigarme

¿No parece un castigo ver las noticias? ¿Por qué sera? ¿Qué podemos hacer?
Estoy cansando, siempre que veo las noticias es para castigarme un rato, no para informarme. Siempre las mismas noticias, mejor dicho la misma historia. Chicos de 14 a 17 años que mataron al compañero de colegio, a la que atiende el kiosco de la esquina, a un padre de familia que entraba a su casa.



¿Cómo vamos a parar esto? Nadie hace nada, ni siquiera yo. El miedo por perder lo que tenemos realmente nos hace prisioneros. Cuando la gente presencia un delito no hace nada, ni siquiera sale a testificar lo que vio, pero, ¿por qué lo haría?.Si salís a testificar te amenazan a vos y a toda tu familia, si defiendes al que le están robando posiblemente termines con un tiro en la cabeza.

Pero quizás esto no nos tenga que sonar razonable, quizás somos mal aprendidos. Hace mucho tiempo solían enseñar que una muerte digna era lo mejor que te podía pasar, la enseñanza de hoy pareciera que es “no meterse con nadie para llegar a cumplir 70″. Pero no solo las noticias pueden hacerte sentir mal.

Cuando hay debates sobre la situación de la sociedad y se habla, por ejemplo, de crear nuevas leyes sobre la edad de imputabilidad de los menores, he escuchado tantas palabras vacías que hacen que uno se indigne mucho más. El chico que suele salir a matar a los 14 en adelante suele ser un monstruo creado por la sociedad, ¿o no? bueno eso dicen, todas las personas pobres que he conocido o que han sido cercanas a mi, a pesar del hambre y del trabajo o falta de trabajo que tenían, lo ultimo que pensarían seria salir a robar, mucho menos matar.

Cuando alguien enojado dice ese monstruo debería estar pudriéndose en la cárcel” siempre sale un buen humanitario a decir “como vas a decir eso, ese monstruo es un chico”. La frase completa terminaría con “un chico que te mata”, pero pocos se animan a corregir.Tampoco faltan los idealistas que dicen que llenar las cárceles de chicos no sirve de nada, algo con lo que estoy muy de acuerdo, pero la experiencia me esta diciendo que dejarlos sueltos no es la solución o es un tanto peor.

Parece que el razonamiento es “nosotros creamos al monstruo, somos hipócritas si lo encerramos”, pero con la impunidad que los asesinos o ladrones se mueven parece que no seremos hipócritas, pero somos todos asesinos y cómplices de robo. Nadie sale a quejarse hasta que no le pasan las cosas.

¿Qué podemos hacer? Uno puede hacer más de lo que creé, por lo menos cambiar nuestra manera de pensar sobre ciertas cosas, sacarnos el miedo que nos aprisiona y hacer lo que sentimos que es correcto en las diferentes situaciones de la vida. La virtud solo es virtud si se la aplica diariamente, yo no puedo decir que alguien es justo o bueno porque hizo una sola acción justa o buena.

Quizás un poco de antídoto contra los venenos de la sociedad sea el que todos seamos un poquito más virtuosos aun cuando no nos conviene.
Leer más...

jueves, 26 de mayo de 2011

«La gloria postrera será mejor que la primera»



“La gloria postrera de esta casa será mayor que la primera, ha dicho Jehová de los ejércitos; y daré paz en este lugar, dice Jehová de los ejércitos”, Hageo 2:9

Dios ha prometido un gran avivamiento; su perfecta voluntad es que tengamos una vida en plenitud. Para eso, Él nos dejó al Espíritu Santo, nuestro ayudador, para que vivamos libres, plenos, exitosos, en victoria.

1- La gloria postrera mejor que la primera (2ª Cro. 2:1 y 2): David juntó el equivalente a dos millones de dólares para construir el templo. Salomón, su hijo, lo llevó a cabo con 150,000 hombres trabajando y 3,000 vigilando; la reconstrucción duró siete años y medio. La inauguración del templo duró siete días y la gloria de Dios descendió. Después de esto, el pueblo y Salomón se apartaron de Dios, los de Babilonia destruyeron todo, incluido el templo. Dios levantó a Hageo para que reconstruyera el templo: el doble de espacio, pero no tan majestuoso ni elegante. Hoy, la Mezquita de Omar está en su lugar.

2- El postrer Adán mejor que el primero (Gén. 1:27; 2:7; 5:1): en el libro de Génesis vemos la creación del hombre; pero, a partir del capítulo tres viene la caída del hombre. Dios tuvo que levantar un segundo Adán = Cristo (Rom. 5:12, 14 y 18; 1ª Cor. 15:21 y 22, 45 y 47).

3- El postrer estado de Job fue mayor que el primero (Job 1:1 – 3; 8:5 – 7; 42:12): en el capítulo 42 vemos como Dios le da doble de TODO:

Antes 7,000 ovejas – después 14 mil
Antes 3,000 camellos – después 6 mil
Antes 500 yuntas de bueyes – después mil
Antes 500 asnas – después mil
Antes 7 hijos y 3 hijas (malos) – después 7 hijos, 3 hijas hermosas, nietos, bisnietos y tataranietos
4- El postrer vino es mejor que el primero (Juan 2:1 – 10): el buen vino fue dejado para lo último.

5- El postrer derramamiento del Espíritu Santo será mayor que el primero (Is. 32:15; 35:1 – 10; 44:3; Joel 2:28 y 29): Dios prometió un derramamiento de Su Espíritu Santo sobre TODOS. En Hechos 2:1 – 4; 14 – 17 tenemos el cumplimiento de la profecía y lo que produjo el derramamiento del Espíritu Santo. El postrer derramamiento será mayor que el de la iglesia primitiva.

Si queremos vivir una vida plena necesitamos el poder del Espíritu Santo. Separados de Él nada podemos hacer. Su perfecta voluntad es que tengamos vidas en plenitud, 3ª Juan 2
Leer más...

miércoles, 25 de mayo de 2011

“Un hombre conforme al corazón de Dios”



En la vida de David vemos lo que Dios puede hacer con las personas que se prestan como canales para Su poder y buscan Su perdón para sus fallas. David contradice el mito de que el poder o la perfección humana son cualidades que se deben tener para experimentar el poder de Dios. David fue un hombre que llegó al corazón de Dios; un corazón conforme al de Dios es una reproducción del corazón divino: intelectual, emocional y volitivamente. Para poder ver lo que Dios hizo por David vamos a analizar su vida en diferentes épocas: (1ª Samuel 16)

1- David como pastor joven: Dios era todo para David; su protección, su proveedor y su propósito. Era un hombre que deseaba por encima de todo servir a su Señor. Samuel lo ungió (v. 7) y a partir de ese momento el Espíritu de Dios descendió sobre David con poder. El ungimiento dado a David es crucial: cuando queremos a Dios con todo nuestro corazón, Él nos concede dones especiales que van más allá del nivel de los talentos humanos.

2- David en la corte de Saúl: fue un tiempo de madurez; David era fiel y leal. Sus relaciones con otros estaban llenas de amor (su amistad con Jonatan); era un hombre de emociones intensas (cuando llevó el arca del pacto a Jerusalén), 2ª Sam. 6:14

3- David comete adulterio con Betsabé: (2ª Sam. 11:4) el modo en que reaccionó ante su pecado muestra que su corazón se conformaba al de Dios. David se arrepintió cuando fue confrontado. Por encima de todas las cosas, David anhelaba tener la presencia de Dios y su perdón.

4- Los últimos días de la vida de David: (2ª Sam. 13) fueron perturbados por el incesto en su familia, la rivalidad entre hermanos y la rebelión de su hijo Absalón. Fue entonces cuando más necesitó un corazón moldeado por el Señor.

Tener un corazón conforme al de Dios no es sencillo. Implica abandonar nuestros propios juicios y la necesidad de estar en lo correcto siempre. Se requiere una renovación diaria de nuestro corazón con el de Dios. Cuanto más profunda es nuestra relación con Él, tanto más se trasplanta Su carácter en nosotros. Una persona conforme al corazón de Dios es la que tiene su mente, sus emociones y su voluntad llenas de Jesucristo.
Leer más...

lunes, 23 de mayo de 2011

“La amistad con Dios”



“Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció para salir al lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber a dónde iba”, Heb. 11:8

La mayoría de nosotros vivimos dentro de los límites de lo que podemos hacer con nuestras fuerzas y talentos. Restringimos nuestra vida sólo a lo que estamos seguros que podemos manejar por nosotros mismos. El temor a correr riesgos nos mantiene alejados de lo que no podemos controlar o resolver con nuestra capacidad. Cuando pedimos ayuda a Dios, queremos que Él haga lo que nosotros creemos que es lo mejor. La amistad con Dios no fue sencilla para Abraham; necesitó de la repetida intervención de Dios para llegar a ese punto. El secreto en su vida fue la fe. Esa fe lo llevó a correr riesgos. Su vida se divide en tres etapas:

1- Su llamamiento a la fe: (Gén. 12:1 – 3) le llegó cuando se encontraba en Ur. Dios tenía grandes cosas para él y necesitaba toda una vida de amistad con Dios para saber que Él le proveería todo lo necesario para cada etapa del camino. En este pasaje, Dios le hace una gran promesa, pero requería correr un riesgo. Abraham no tenía nada en qué basarse excepto en la promesa de Dios, pero obedeció.

2- El conocimiento de su fe: (Gén. 13:14 – 16) se produjo cuando el Señor lo sacó de Egipto y lo llevó a Canaán. El Señor se le apareció y le recordó su promesa y le hizo ver su bendición en el aumento de su ganado y de sus riquezas; además, le mostró la tierra que iba a ser suya y de sus descendientes. Después, Dios le pide que haga algo raro (v. 17): no solamente le dio una visión, sino que lo hizo caminar por ella hasta que se convirtió en una realidad. Los lazos de amistad entre Dios y Abraham se estaban afirmando cada vez más. Es sólo a través de la fe y NO por nuestras buenas obras, que se establece y mantiene una buena relación con Dios.

3- La prueba de su fe: (Gén. 22:2) después del nacimiento de Isaac, éste se convirtió en el principal motivo para vivir que tenía Abraham. Ninguna petición podía haber sido peor. La orden de sacrificar a Isaac constituía una prueba suprema de la fe de Abraham en que Dios proporcionaría la salida. La fe es RIESGO. Debemos creer que Dios proveerá con la confianza y la seguridad de saber que nos dará exactamente lo que necesitamos en el momento oportuno. Abraham había aceptado el riesgo y Dios era fiel a su promesa: proveyó lo necesario para el sacrificio (v. 11 y 12).

Conclusión:

Dios nos creó para que fuéramos sus amigos
La fe es un riesgo: Dios quiere una rendición sin reservas de nuestro control de la persona o cosa que se haya convertido en nuestro Isaac
El Señor proveerá: cuando le confiamos nuestro Isaac, estemos seguros de que nos dará un modo para salir de nuestras dificultades



Debemos entregarle el control completo de nuestra vida, nuestro Isaac y nuestro futuro
Leer más...

domingo, 22 de mayo de 2011

Ojalá no Fuera Cristiano

Soy un joven cristiano, y debo confesar que más de una vez "he deseado no ser un cristiano" y seguro que no soy el unico.

¿Porqué has deseado eso?

Por que los cristianos evangelicos somos un tanto despreciado por la mayoria de nuestra sociedad, pensando que nada especial había en mí, pensando que no ayudaba en nada siendo Cristiano ya que nadie me hacia caso cuando les hablaba de Dios.

Y pensaba, ¿Porqué mis amigos si pueden divertirse en las fiestas y no yo?, tenia que estas metido en casa, leyendo la biblia para enseñar a otros, aunque ellos, no me hicieran caso, ¿Porqué ellos si podian tener chicas lindas a su lado y yo que soy un chico respetuoso y estidioso no se fijaban en mi?, solo por que era cristiano y no podia ir a las fiestas con ellas a divertirnos.

Recuerdo muy bien un dia cuando organizaron una pollada bailable en el colegio, obligatoriamente teniamos que cooperar con una targeta todos los alumnos. Asi que cuando sonó el timbre de salida, tenía que ir a recoger mi parte, recogí y salía del colegio para irme a casa y me topé con mi compañera (La chica que me gustaba).

- Hola, ¿te gustaria bailar conmigo? me dijo.
Fué ahi cuando dije dentro de mi "Ojalá no fuera Cristiano".
- Me encantaría pero soy Cristiano y no puedo bailar ni participar en esta actividad por que esta clase de actividades no le agrada a Dios.
- Que lastima, no sabes lo que te pierdes, entonces te veo el lunes, chau.
- Cuidate !.
De pronto oí una voz que me decia "esta era tu oportunidad te perdiste" y se reian.

Bueno me fui a casa pensativo, reflexionando sobre los herrores que cometía, queria desobedecer y negar a Dios por diversión, queria cambiar la vida eterna por una chica y un momento de placer.

Satanás trata de distraernos con las corrientes de este mundo, sacarnos del camino para que ya no sigamos predicando y enseñando a los demas del amor de Dios,  esa es su meta, muchas veces nos desanimamos cuando no nos prestan atención cuando les hablamos de Dios e incluso cuando salen burlandose, pero, quiero decirte algo, no te desanimes por que Dios tiene un gran proposito con cada persona que está dispuesto a servirle de corazón, recuerda que cada palabra de Dios que siembras en un corazón comenzará a crecer y no volverá vacia, la palabra de Dios solo crece donde es sembrada.

Parece mentira pero una sola persona puede ser una buena influencia en la sociendad, en el pueblo donde vive, todo depende de la voluntad y la ganas que le hechamos. He oido a personas decir "ese muchacho es respetuoso, ayuda a sus padres, nunca se le ve en las esquinas molestando a las señoritas, no se le ve hebrio, ojalá mi hijo fuera uno de ellos". Ahí es cuando me di cuenta de que uno puede predicar más con sus actos que con la voca, debemos dar buenos frutos, de los mas codiciables y ser el fiel reflejo de la gloria de Dios. ¡No te desanimes!

"Aquel muchacho es diferente por que es cristiano", así es como marcamos la diferencia.

Y si tu al igual que yo te sientes atraido por una chica pues hay un mensaje para nosotros, sabes para Dios las relaciones amorosas son sagradas y le da mucha tristesa cuando sus hijos lo toman tan liberalmente, el proposito de una relacion es econtrar una compañera(o) de por vida, alguien con quien casarse y ovbiamente todavia no estamos dispuesto a casarnos, almenos yo todavia no lo estoy, la verdad es que si queremos pasar algun tiempo con una chica y no estamos dispuesto a casarnos es solo para obtener placer fisico de ellas, sabes a lo que me refiero y esto no le gusta nada a Dios, imaginemos que esta pregunta nos lo hace Dios.

- ¿La mujer que vaya ser tu esposa con cuantos hombres te gustaria que tuviera intimidad antes que contigo?
Seguramente tu al igual que yo dirias:
- ¡Señor es obvio que con nadie!.
- Entonces has lo mismo, seria la respuesta de Él.

¿No seria maravilloso pasar la vida con una persona a quien no ha tocado nadie?, sería maravilloso verdad, esto es lo que Dios espera. Dios no está tratando de restringir nuestro placer mas bien está tratando de maximisarlo,  no hay nada de malo en buscar relaciones humanas, solo que debemos guardar nuestra intimidad fisica para nuestra esposa o futura esposa.

Apocalipsis 21:7-8. El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo. Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.

¿Todavía sigues deseando no ser un cristiano?, yo ya no.
Leer más...

viernes, 20 de mayo de 2011

“El río de Dios” (1)



“Y toda alma viviente que nadare por dondequiera que entraren estos dos ríos, vivirá; y habrá muchísimos peces por haber entrado allá esta agua, y recibirán sanidad; y vivirá todo lo que entrare en este río”, Ez. 47:9

Para muchos el río significa tener visiones; para otros, es un derramamiento del Espíritu Santo (Ap. 22:1; Juan 7:38 y 39; Sal. 36:8 y 9). El río de Dios no es un lugar, cosa o experiencia. El río de Dios es la vida misma de Dios. Estar en el río es estar con Dios. Tomar del río es tomar de Dios. Sumergirse en el río es sumergirse en Dios. El río de Dios en la Biblia nos muestra algunas verdades:
1- Representa su vida y poder
2- Representa su gloria
3- Representa bendiciones
4- Representa avivamiento
5- Representa la Palabra de Dios
6- Representa limpieza y juicio
7- Representa muerte y sepultura de la naturaleza pecaminosa
Sumergirnos en el Río de Dios producirá varias cosas en nosotros:
• Nos limpiará de nuestras impurezas e iniquidades
• Nos dará frescura y vitalidad, nos VIVIFICARÁ
• Hará que contagiemos a otros y saciemos su sed
• Hará que llevemos sanidad a las naciones
• Hará que compartamos Su Palabra con poder a la gente
• Haremos milagros en Su Nombre porque el poder y la vida de Dios fluirán en nosotros y de nosotros
Para que el río fluya en nosotros y desde nosotros debemos beber CONTINUAMENTE. Tomar un sorbo no es suficiente. Juan 7:37, “venga” y “beba” son verbos imperativos: es una orden y es además una acción continua… “seguid viniendo a mí y seguid bebiendo”. Muy a menudo intentamos vivir con el maná de ayer. Efesios 5:18 dice: “sed llenos del Espíritu Santo”; significa que continuamente seamos llenos del Espíritu Santo. Podemos ser 100 % salvos, pero andar en un 30 % de poder y eficacia. Dios desea que continuemos viniendo, sigamos bebiendo y siendo llenos. ¿Para qué? Para que el Río de Dios pueda continuar fluyendo en nuestras vidas, hogares, matrimonios, iglesias.

Continúa…
Leer más...

No nos cansemos de hacer el bien

Esta es la exhortación que el apóstol Pablo hizo a los cristianos de Galacia en el siglo I de nuestra era. Y por supuesto es válida para nosotros también: “No nos cansemos pues, de hacer bien; porque a su tiempo cosecharemos, si no nos desanimamos”


Todos lo sabemos, cristianos o no; cuán fácil es desanimarse y dejar de hacer lo correcto. Porque no siempre la gente reconoce el sacrificio, porque no siempre somos recompensados, porque en muchas ocasiones, aún haciendo lo bueno, nos va mal; y al que hace mal, pareciera irle mejor. Porque la justicia humana no es justa y la divina no se manifiesta: como si a Dios le daría lo mismo. Requiere de esfuerzo y valentía mantenerse durante años haciendo lo justo y lo honesto, porque se tiene que luchar contra los propios deseos, la presión de la gente, del sistema, y de las fuerzas del mal. Por supuesto, no es fácil ir contra la corriente de una sociedad que aprecia cada vez menos los valores de vida. Entender y recordar el principio de “la siembra y la cosecha” nos ayudará a perseverar en nuestra determinación de hacer el bien.

El apóstol Pablo dijo: “…todo lo que el hombre sembrare, eso también cosechará.” Si sembramos para el Espíritu, cosecharemos vida (y vida eterna). Si sembramos para lo malo, lo deshonesto, lo pecaminoso, cosecharemos corrupción. Y esto, por ser un principio universal, se aplica a lo personal, familiar, a la sociedad. Se cumple en jóvenes y viejos, cristianos o no. Es la ley de la vida. Nadie pude escaparse de ella. Sólo es cuestión de tiempo.

Y precisamente por ese tiempo de espera es que el desánimo asecha. No sabemos esperar. Nos olvidamos que al igual que sucede con las semillas, así es en la vida. No es lo mismo sembrar maíz que cacao. Con el primero se cosechará a los meses. Con el otro habrá que esperar unos años. Pero así como los agricultores esperan con paciencia, perseverando en el cuidado de sus sembríos, de la misma manera debemos perseverar en hacer lo bueno. A veces recibiremos retribución casi de inmediato. En otras, nos irá bien luego de unos años. En algunos casos, sólo cuando Cristo regrese. Lo importante es perseverar. Pues el agricultor que abandona sus sembríos pierde su cosecha.

Confiemos. Perseveremos. Unámonos. Nuestra nación, nuestras familias, requieren que seamos hombres y mujeres que siembran el bien sin cansarse. Dios nos ayudará. Él también nos recompensará. “Así que, según tengamos oportunidad, hagamos el bien a todos, y en especial a los de la familia de la fe.”

*Carta a los Gálatas cap.6:7-10
Leer más...

jueves, 19 de mayo de 2011

«El verdadero siervo» (3)



“Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros. Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis”, Juan 13:14 y 15

6- Filipenses 4:10 – 19, Pablo le agradece a los filipenses su ayuda, aclarando un punto importante: “no soy yo el más beneficiado con sus dádivas, pues sé vivir con mucho y con poco” (v. 11 y 12); “los más beneficiados son ustedes porque sus abundantes frutos están ya registrados en sus cuentas” (v. 17); “Dios ya se los tomó en cuenta y Él suplirá TODO lo que les haga falta” (v. 19). El verdadero siervo es el que da, no el que recibe.

Puntos finales importantes sobre “el verdadero siervo”:
a)
Marcos 10:35 – 45, el Hijo del hombre vino para SERVIR
b) Juan 13:2 – 16, el siervo es EJEMPLO
c) Juan 13:17, si servimos somos BIENAVENTURADOS
d) Juan 12:26, el que me sirve ESTARÁ CONMIGO y mi Padre le HONRARÁ
e) 1ª Corintios 15:58, servir a Dios NO ES EN VANO, cuenta
f) Lucas 17:7 – 10, servir es un deber; el siervo que cumple con su deber = siervo inútil, porque sólo hizo lo que debía. ¿Cómo nos llamará el Señor cuando no hacemos lo que debemos?
g) La palabra clave es ACTITUD, ¿con qué actitud voy a servir o a hacer las cosas? Por imposición, a fuerzas, por sobresalir, enojados o renegando = NO cuenta. La que cuenta = con todo el corazón




EL VERDADERO SIERVO ES EL QUE DA, NO EL QUE RECIBE
Leer más...

“El río de Dios” (2)


“Y toda alma viviente que nadare por dondequiera que entraren estos dos ríos, vivirá; y habrá muchísimos peces por haber entrado allá esta agua, y recibirán sanidad; y vivirá todo lo que entrare en este río”, Ez. 47:9

El pasaje más completo en lo que se refiere al Río de Dios lo tenemos en Ezequiel 47:1 – 12; ahí encontramos lo siguiente:
1- El río se inicia en el Templo (v. 12): está hablando del santuario o casa de Dios. Nosotros somos templo de Dios y su habitación. La fuente que Cristo coloca en nosotros (Juan 4:14) no es un tanque de almacenaje o una cisterna. Es un manantial que corre constantemente porque Él vive en nosotros y fluye a través de nosotros. NO somos la fuente, sino que la fuente está en nosotros.
2- Niveles de agua (v. 3 a 5): inicia con un arroyo, luego hasta los tobillos, las rodillas, la cintura, hasta que hay agua suficiente para nadar y sumergirse. Algunos interpretan esto a) como diferentes puntos de la historia; b) otros como niveles de madurez individual, dependiendo de nuestro andar con el Señor; c) otros creen que se refieren a verdades espirituales en las que debemos andar; d) otra suposición es que representa diferentes etapas del avivamiento de una persona.
3- La dirección del río (v. 8): el Arabá significa “tierra seca o desierto” y se refiere a la condición muerta en la que se encuentra el mundo. El mar es el Mar Muerto que corresponde a la humanidad caída, ahí llega la vida y la sanidad.

Receta para el avivamiento:
La mayoría de nosotros preferimos las cosas fáciles e instantáneas, pero no nos gustan los procesos porque necesitan de trabajo y tiempo. El avivamiento es un proceso. Este proceso involucra:
a) ARREPENTIMIENTO: ninguno de nosotros somos perfectos, la Gracia de Dios la convertimos en una licencia, la Santidad en legalismo, el Poder en sensacionalismo. Necesitamos arrepentirnos constantemente.
b) LIMPIEZA: al sumergirnos en el río, nuestras debilidades son expuestas y necesitamos ser limpiados.
c) DESECHAR MÉTODOS HUMANOS: fácilmente intentaremos hacer cualquier cosa para saltarnos el proceso y obtener el fruto que se pueda medir en “éxito”. Nuestros métodos son naturales e impedirán que el río de Dios fluya hasta que los desechemos y nos elevemos por encima de las capacidades humanas y permitamos al Espíritu Santo planear las estrategias.
Leer más...

miércoles, 18 de mayo de 2011

«El verdadero siervo» (2)



“Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros. Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis”, Juan 13:14 y 15

3- Hechos 20:32 – 35,
Pablo se está despidiendo de los ancianos de la iglesia antes de partir a Jerusalén. Les recuerda que ni plata, ni oro, ni vestido ha codiciado de nadie. Les recuerda también que, tanto para sus necesidades como para los que con él estaban, había tenido que trabajar y suplir sus necesidades propias y AÚN MÁS, ayudaban a los necesitados. Remata diciendo: “…Más bienaventurado es DAR que recibir” (v. 35b). el verdadero siervo es el que da, no el que recibe.
4- 2ª Corintios 8:3 – 5, 9 y 9:5 – 11, Pablo era un siervo que daba, no que recibía. Él había enseñado así a los corintios de tal manera que ellos daban… “aun más allá de sus fuerzas” (v. 3). Ellos rogaban a Pablo para que les diera la oportunidad de participar en este servicio para los santos (v. 4). Ellos dieron doblemente: se dieron a sí mismos y dieron de lo que tenían (v. 5). Pablo asegura este don de servir dando recordándoles que Cristo se dio por nosotros y los exhorta a llevar a la práctica sus buenos deseos (v. 9). Más adelante, en el capítulo nueve les habla de la Ley de la siembra y la cosecha, la ley de dar y recibir: das poco = recibes poco; das mucho = recibes mucho. No importa cuánto des, hay que dar con gozo, no por necesidad ni con tristeza; lo que importa es dar alegremente, con satisfacción, con deseo. Cuando damos así, Dios es poderoso para hacer que abunde TODA gracia en nosotros para que siempre tengamos lo suficiente y también podamos seguir dando. Dios proveerá, multiplicará, aumentará y nos enriquecerá para que siempre demos con liberalidad y hagamos que otros den gracias a Dios. no sólo dinero, también tiempo, trabajo, etc.
5- Gálatas 6:6 – 10, la intención de estos versículos es: servirnos unos a otros (v. 6), el que enseña la Palabra sirve y el que la recibe también le sirve haciéndolo partícipe de toda cosa buena. Servirnos persistentemente, sin cansarnos porque hay recompensa (v. 9). Servir preferentemente a los hermanos, pero también a los demás (v. 10).

Continúa…
Leer más...

“Uno para todos, todos para uno”

Sin entrar a pormenorizar sobre la atribución de esta famosa frase, lo que sí es cierto es que todas y todos pensamos desde el convencimiento que esta corta y simple locución es una máxima muy carente en la sociedad que vivimos.
Sin profundizar ni analizar, solamente observando podemos concluir en que lo personal ha superado ampliamente lo colectivo. El ser más inteligente que habita en nuestro planeta no ha sabido reconocer y derrotar su mayor enemigo: el egoísmo. A partir de este hecho, la humanidad y las diferentes sociedades que han aparecido hasta la actual, se han caracterizado por la secuenciación del llamado despotismo ilustrado; reformas que se llevan a cabo sin contar con el pueblo; el lema del despotismo ilustrado es  “todo para el pueblo pero sin el pueblo”.
Y mientras todo esto ocurre las hormigas siguen su tarea evolutiva; éstas provienen de antepasados similares a una avispa a mediados del Cretáceo, hace entre 110 y 130 millones de años, diversificándose tras la expansión de las plantas con flor. Son uno de los grupos zoológicos de mayor éxito y en la actualidad están clasificadas más de 12.000 especies, con estimaciones que superan las 14.000, y con unas tendencias actuales que predicen un total de más de 21.000.
Son insectos eminentemente sociales, consideradas siempre como prototipo de laboriosidad y previsión. Se estima que hay entre mil billones y diez mil billones de hormigas viviendo sobre la Tierra. Se considera que su éxito en tantos entornos se debe a su organización social y a su capacidad para modificar hábitats, a su aprovechamiento de los recursos y a su capacidad de defensa. Sus sociedades se caracterizan por la división del trabajo, la comunicación entre individuos y la capacidad de resolver problemas complejos.
He aquí un claro ejemplo, muestra y manifestación de la Naturaleza que debería hacernos cuestionar muchas cosas ante uno mismo y la quimera de sociedad que hemos creado y seguimos manteniendo, lejos de parecernos a estos diminutos insectos cuya existencia y supervivencia se trabajan con afanoso orden. Recolectan su manutención cuando corresponde, y economizan la misma igualmente. Las numerosas colonias que forman los hormigueros están regidas hacia un mismo fin y desde la democracia para lo que nace cada hormiga. Una jerarquía que no pertenece a ninguna nación y sí a toda una especie que lucha si es necesario por la supervivencia, pero no desde el despotismo, la ironía, el engaño o la desmesura del egoísmo.
Vale la pena destacar de algunas especies de hormigas algo extraordinario: 
“¡Cosa extraña! Los granos y las semillas almacenados no germinan por lo regular a pesar de la humedad y tinieblas de la cueva. ¿Por qué sucede así? Nueva providencia. Las hormigas han previsto este posible evento, real y amenazador que sería capaz de deshacer toda su obra, y destruir su morada y provisiones y lo han evitado de una manera tan sabia como eficaz. ¿Qué es lo que han hecho? Si examinamos uno de los granos almacenados veremos que está roído por algunas partes del exterior con una raspadura muy visible… He aquí el secreto. El diminuto insecto sabe, o mejor parece saberlo, que hay un sitio preciso donde se encuentra la célula germinal: exterminándola, pues, habrá desaparecido el peligro y eso es lo que han hecho los ladinos mordiéndolo y ablandándolo con su saliva”. (A Dios por la ciencia, Jesús Simón S. J.)

Emig


Blogalaxia Tags:
Leer más...

martes, 17 de mayo de 2011

«El verdadero siervo» (1)



“Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros. Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis”, Juan 13:14 y 15

Hemos olvidado el significado de lo que es un siervo. Nos equivocamos al considerar a un siervo como un sirviente, sin voluntad propia, un limosnero mal vestido y sin dinero, o como un mensajero o mil usos al que mandamos a nuestro antojo a los lugares a los que nosotros no iríamos o a hacer las cosas que nosotros no haríamos.
Jesucristo dejó bien claro quien era el “verdadero siervo” = NO el que recibe, sino el que da. No sólo está escrito para que lo sepamos, sino que puso el ejemplo para que lo hiciéramos igual que Él. La Biblia nos habla de varios siervos:
1- Génesis 14:17 – 24, los reyes de Sodoma, Zoar, Gomorra y Bela se rebelaron contra la opresión de varios reyes, pero fueron vencidos, huyeron a los montes y los saquearon (v. 11). Entre lo saqueado estaban Lot y su familia. Abraham su tío se entera y junto con 318 jóvenes siguió a los reyes y recuperó los bienes y la gente. De regreso, el rey de Sodoma le dice a Abraham que le regrese sólo la gente y le sugiere quedarse con los bienes. ¿Qué hubieras hecho tú? Abraham entregó TODO (v. 21 – 23): “el verdadero siervo es el que da, no el que recibe”. ¿Quién fue a pelear? ¿Quién arriesgó su vida? ¿Quién merecía la recompensa? ¿Quién se quedó con TODO?
2- 1ª Crónicas 21:17 – 27, David censa al pueblo de Israel porque satanás lo incitó. Dios le da a escoger entre tres castigos y David elige la espada del juicio de Jehová. En medio de la destrucción David se arrepiente y pide misericordia. El ángel de Jehová que estaba junto a la era de Ornán le pide que levante un altar a Jehová ahí mismo. Ornán vio al ángel de Jehová y se postró ante el rey David y le ofreció TODO lo que necesitaba para el holocausto (bueyes, leña, trigo para la ofrenda). En el v. 24 leemos la respuesta de David: “…No, sino que efectivamente la compraré por su justo precio; porque no tomaré para Jehová lo que es tuyo, si sacrificaré holocausto que nada me cueste”. El verdadero siervo es el que da, no el que recibe.

Continúa…
Leer más...

lunes, 16 de mayo de 2011

«Algo más sobre el entusiasmo»



“Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño; porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos”, Rom. 13:11

El entusiasmo es imprescindible para vivir la vida cristiana, para servir a Dios y para todo lo que hagamos. En la Biblia tenemos algunos ejemplos de personas que perdieron el entusiasmo y cuáles fueron las consecuencias:

ü En Lucas 22 leemos que el Señor se llevó a Pedro, Jacobo y Juan al huerto y les pidió que oraran con él, pero Pedro se durmió. ¿Qué entusiasmo puede haber en una persona que se duerme en medio de una conversación importante? ¿Cómo se sentirían ustedes si se dan cuenta que la persona con la que están hablando no les está prestando atención? La falta de entusiasmo fue la que empezó a hundir a Pedro porque quizás pensó que todo se había acabado. Esa falta de entusiasmo lo fue separando del Señor para sólo seguirlo de lejos.

ü Otro ejemplo lo tenemos en Jacob y Esaú; Esaú tenía el derecho a recibir todas las bendiciones por ley, por ser el primogénito, pero no las deseaba, las tuvo en poco; en cambio, Jacob no tenía el derecho pero lo anhelaba en su corazón. Cuando alguien hace algo de corazón, se nota.

ü Elías era un hombre de fe, retó a más de 400 profetas de Baal y ese mismo día los degolló, pero cuando Jezabel lo andaba buscando éste se escondió, lloró, perdió el entusiasmo y le pidió a Dios que le quitara la vida (1ª Reyes 19).

ü Juan el Bautista fue un tremendo predicador; el mismo Señor Jesucristo lo elogió porque nadie le hablaba a los hombres en esa época como Juan, pero cuando estaba en la cárcel perdió el entusiasmo, dudó y se deprimió

Ahora estamos más cerca de la meta que cuando comenzamos; por tanto, ya que Cristo está tan cerca debemos sacar nuestras últimas fuerzas y no sentarnos en el camino a observar cómo los otros nos pasan por un lado. En una carrera, los corredores no usan todas sus energías al principio de la misma, sino que las reservan para las últimas vueltas de la carrera. Estamos en las últimas vueltas de la carrera y no es tiempo para aflojar el paso, sino de cobrar ánimo.

Remedios para recuperar el entusiasmo:

· Clamar: Bartimeo clamó; David perdió el entusiasmo en muchas ocasiones y clamaba a Dios. en las emergencias hay que clamar a Dios.

*Tener bien definido quién es Dios: la gente se quita la vida por la falta de seguridad; la inseguridad viene por no conocer bien a Dios o no creerle a Él o a Su Palabra. Debemos tener presente todo el tiempo que ÉL ES DIOS, que ÉL DESEA LO MEJOR PARA NOSOTROS, que SU PERFECTA VOLUNTAD PARA NOSOTROS ES BENDECIRNOS, que ÉL TIENE TODO BAJO CONTROL y que lo único que nos pide es que le creamos.
Leer más...

Paul Washer - ¿Que te ofrece Jesus?


Una pregunta que confronta a todo Cristiano, ¿Que demanda Dios de ti?
Todo. El Cristianismo no es un club social, Dios no tiene un club de admiradores, tenemos que tener verdadero arrepentimiento, todos los dias, cada dia.

La Salvacion no es hacer una oracion de solo 5 minutos y se acabó
Esto es lo que te costará: !Tu vida!. Dios no es un ser "magico" que llamemos cuando algo malo nos pasa, y desechemos cuando todo va "bien"


Jesus solo te ofrece dos cosas:

- Una cruz donde morir
- Y vida Eterna

El no puede ser segundo lugar, o tercero, o cuarto. Es darle Todo al Señor.

La evidencia que te arrepentesite para salvacion es que continuas creciendo en arrepentimiento, es que creiste y ahora crees mas. No podemos poner nuestros normas, reglas, o estatutos.

" Ofrece a Tu familia, a tu jefe, a tus amigos lo que estas  ofreciendo a Dios y ve cuanto te dura "

Mi oracion es que la conviccion del Espíritu Santo caiga tu vida, con estos mensajes pero que permanezca en tu vida y en tu corazon la palabra y la presencia de Dios.



Por: Guillermo Vazquez M | http://www.elitededios.net
Video: Paul Washer
Leer más...

viernes, 13 de mayo de 2011

Luz


“Hay dos maneras de difundir la luz... ser la lámpara que la emite, o el espejo que la refleja”. (Lin Yutang)

Actualmente ¿y quizás ha sido así siempre?, creamos y estamos rodeados de multitud de circunstancias y formas de pensamiento, culturas y creencias, hábitos trasnochados; y todo ello dentro de un sistema del que hablamos más desde la crítica y el desasosiego, además conscientes de que es una herramienta muy caduca, condicionada, polarizada en lo económico, trastocada por el egoísmo y poco o nada actual a las verdaderas necesidades tanto propias como sociales.
En la sociedad, hemos implementado la razón de la sinrazón. Y así nos va…, porque lo que sentimos, imaginamos incluso soñamos queda como un mundo aparte del que vivimos; nos hemos acostumbrado a vivir así y a eso le llamamos vida. ¿Hacemos de nuestra parte algo para cambiar esta situación que en realidad es la prisión de nuestra voluntad?

El llamado progresismo por algunos ha resultado ser la mejor argumentación de la propia decadencia. La rentabilidad ética es por doquier una necesidad cada vez más abrumadora. Lo personal llena nuestros espacios de vida y nos sentimos repletos de obligaciones pero faltos de aire puro. La dicotomía se plasma en nuestras vidas, somos pasto de la indecisión y vivimos sobre la marcha en vez de desde la reflexión.
¿Dónde anida la reflexión? Creo que sigue donde siempre y se llama luz. Esta luz la encuentro como resultado de la esencia que surge cuando, además de seres humanos, somos un alambique que aprende cada día más a destilar la propia esencia y vivir de acuerdo con ella.
Lo primigenio sea quizás lo que llamamos el siempre ahora. Encontrarlo es conquistar desde las pequeñas cosas cotidianas la propia coherencia y hacerla continuidad en nuestras vidas…

Observemos: ¿quiénes opinamos, por ejemplo, que en este país vivimos —sufrimos— políticamente una partitocracia? Hay quien dice que esto no es democracia… Una situación que influye en nuestro presente y devenir, ante la cual ¿qué hacemos? No hay mejor acción que la consecuencia de nuestra reflexión, aunque ello resulte un trabajo añadido a nuestra vida. ¿Prevenimos el incendio o directamente nos hacemos bomberos y llenamos nuestras casas de extintores?
Vivimos una coalición con las sombras siempre y cuando no trabajemos desde la luz y para la luz; es por ello que, si no podemos ser lámparas, seamos espejos que reflejen luz; pero para ello debemos estar delante de ella.

Emig


Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,
Leer más...

miércoles, 11 de mayo de 2011

“La oración de Jabes” (4)



“Y Jabes fue más ilustre que sus hermanos, al cual su madre llamó Jabes, diciendo: por cuanto lo di a luz en dolor. E invocó Jabes al Dios de Israel, diciendo: ¡Oh, si me dieras bendición, y ensancharas mi territorio, y si tu mano estuviera conmigo, y me libraras de mal, para que no me dañe! Y le otorgó Dios lo que pidió”, 1ª Crónicas 4:9 y 10

Y ME LIBRARAS DEL MAL, PARA QUE NO ME DAÑE
(v. 10d): después de pedir y recibir las bendiciones de Dios, de haber recibido influencia y poderío, no podemos imaginar a alguien con la mano de Dios sobre él pidiendo ser guardado del mal. La última petición de Jabes es una estrategia para conservar la existencia plena de bendiciones. A medida que trascendemos lo ordinario y comenzamos a movernos en un territorio nuevo, estamos invadiendo el terreno del enemigo.
Debemos suplicar el auxilio sobrenatural para ser protegidos. Sabemos que los triunfos traen consigo mayores oportunidades de fracaso, porque tienden a embotar nuestros sentidos y dar lugar a la presunción. Mientras más victorias obtengamos, mayor necesidad tendremos de la oración final de Jabes, porque van a venir más ataques y necesitamos discernir cada uno de los dardos de fuego del maligno: distracciones, obstáculos, opresión.
Después de una victoria espiritual es cuando más necesitamos orar por protección, para que se nos guarde del mal. Uno de los errores es que casi todos los cristianos oramos solamente por fortaleza para soportar las tentaciones. Sin embargo, Jesús enseñó a sus discípulos: “Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal” (Mat. 6:13). Dios quiere que le pidamos bendiciones, territorio y poder; pero también que le pidamos ser guardados a salvo del mal. Alguien dijo: “El mayor peligro no es estar al borde del precipicio, sino el no estar alerta”. Por medio de Cristo podemos vivir de triunfo en triunfo, no en tentación ni derrota.
Y LE OTORGÓ DIOS LO QUE PIDIÓ (v. 10e): nuestro reto es implementar en nuestra vida diaria la oración de Jabes. Un buen plan para hacerlo sería: orar la oración de Jabes todas las mañanas, mantener un registro de los cambios en nuestra vida, sobre todo de las “citas divinas” y de las nuevas oportunidades, y pronunciar la oración de Jabes por nuestra familia, amigos e iglesia.
Conclusión: a medida que lo hagamos, se pondrán en movimiento un ciclo de bendiciones; vendrá entonces un crecimiento ilimitado: clamaremos y recibiremos más bendición, más territorio, más poder y más protección. A medida que el ciclo se repite nos estaremos moviendo hacia esferas más amplias de bendición. Llegará el día que estaremos tan abrumados con la gracia de Dios, que estaremos seguros que Él ha abierto los depósitos del cielo, y esto se repetirá durante nuestra vida. Lo único que puede interrumpir este ciclo de vida abundante es el pecado. Adentrémonos en la presencia de Dios: Él tiene mucho aun para nosotros y nuestra familia.
Leer más...

martes, 10 de mayo de 2011

“La oración de Jabes” (3)



“Y Jabes fue más ilustre que sus hermanos, al cual su madre llamó Jabes, diciendo: por cuanto lo di a luz en dolor. E invocó Jabes al Dios de Israel, diciendo: ¡Oh, si me dieras bendición, y ensancharas mi territorio, y si tu mano estuviera conmigo, y me libraras de mal, para que no me dañe! Y le otorgó Dios lo que pidió”, 1ª Crónicas 4:9 y 10

Y ENSANCHARAS MI TERRITORIO
(v. 10b): lo que se está pidiendo aquí es que podamos convertirnos en personas dignas de impacto. En esta petición, Jabes quiso más INFLUENCIA, más RESPONSABILIDAD y más OPORTUNIDADES para distinguirse en el servicio de Dios. Cuando Jabes dijo: ¡Ensancha mi territorio! vio sus circunstancias presentes y dijo de manera convincente: ¡Nací para más que esto! ¿Es correcto que le pidamos a Dios que aumente nuestros negocios? ¡Claro que sí! Si lo hacemos en su voluntad. Nuestro negocio (profesión, trabajo o ministerio) es el territorio que Dios nos ha confiado y Él desea que lo utilicemos para tocar o impactar vidas, y para dar gloria a su nombre.
Para ensanchar nuestro territorio debemos mover los límites de nuestras fronteras. Cuando empezamos a orar así, suceden cosas sorprendentes. A medida que se ensanchan nuestras oportunidades, también se ensanchan nuestras capacidades y nuestros recursos de manera sobrenatural: las personas se aparecerán en nuestra puerta, o en la mesa contigua a la nuestra, comenzaremos a experimentar “citas divinas”. Mi voluntad y mis debilidades + la voluntad y el poder de Dios = mi territorio ensanchado. Cuando empezamos a pedir más influencias y responsabilidades para honrar a Dios, Él pondrá ocasiones y personas en nuestro camino. Orar por el ensanchamiento de nuestras fronteras es simplemente pedir un milagro, y un milagro es una intervención de Dios para hacer que suceda algo que normalmente no ocurriría. Dios siempre interviene cuando le damos la prioridad a SUS propósitos sobre los nuestros.
Y SI TU MANO ESTUVIERA CONMIGO (v. 10c): es común que después de estar caminando por un territorio nuevo empecemos a tropezarnos con dificultades. Es común también que, cuando nos enfrentamos con situaciones difíciles, inesperadas, nos sintamos abandonados o asustados. Como hijos de Dios, se espera que intentemos algo lo suficientemente grande como para que sea un fracaso garantizado… a menos que Dios intervenga. Fuimos creados para depender de Dios; por tanto, estamos obligados a clamar: “Si tu mano estuviera conmigo”. Cuando nuestras fronteras se ensanchan y comienza a llenarse la agenda divina con tareas enormes, necesitamos la mano de Dios para sostenernos y continuar. Depender de Dios es dejar que su poder esté bajo nosotros, sobre nosotros, en nosotros y a través de nosotros. Jabes estaba tan seguro que la mano de Dios sobre él era indispensable para bendecirlo, que no podía imaginarse la vida sin ella. La “mano del Señor” es un término bíblico que expresa el poder y la presencia de Dios. Cuando pedimos la presencia poderosa de Dios veremos milagros que sólo se pueden explicar porque vienen de la mano del Señor. Dios quiere que reclamemos el poder sobrenatural que nos ofrece (2ª Crónicas 16:9).
Leer más...

La Importancia de Elegir Bien a los Amigos

La biblia dice:

"El que anda con sabios, sabio será; mas el que se junta con necios será quebrantado" (Proverbios 13:20).

¿Cual es el problema?
Que las actitudes y comversaciones de nuestros amigos pueden influir negativamente en nuestra visión de la vida. No erréis; "las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres" (1 Corintios 15:33).

Analicemos, por ejemplo, lo que ocurrió cuando doce isrraelitas de espiar la nación enemiga de Canaán. El relato bíblico explica que diez de ellos presentaron un informe malo a los hijos de Isrrael acerca de la tierra que habían espiado. Los otros dos, encambio, dieron buenas noticias, diciendo que, era una tierra muy buena. Por desgracia, el pueblo se contagió con la actitud negativa de los diez espías. Como resultado, toda la congregación alzó la voz, y todos los hijos de Isrrael comenzaron a murmurar, quejandose así contra Moises y Aarón.(Números 13:30 - 14:9).

La realidad es que cuesta ser positivos si nuestros amigos solo se concentran en lo negativo de las cosas.

¿Cual es la solución?

Analizar las comversaciones de los que nos rodean para saber que clase de amigos son. Por ejemplo, ¿Presumen a menudo de lo que poseen? ¿Se quejan constantemente de lo que les falta? Y nosotros, ¿Hacemos que otros nos envidien, o contriuimosa que estén contentos con lo que tienen? David y Jonatán son un buen ejemplo bíblico de cómo deben ser los amigos. Jonatán era hijo del rey Saúl y, como tal, heredero del trono. Sin embargo, Dios prometió que el proximo rey sería David. Entonces, Saúl quiso matar a David, por lo que este tuvo que huir al desierto y vivir allí durante algún tiempo. Pero ¿Como reaccionó Jonatán?  En vez de guardar rencor, aceptó la decisión divina y apoyó a su amigo (1 Samuel 19:1,2; 20:30 - 33; 23:14 - 18)

Los buenos amigos quieren que nos vaya bien, y en su corazón no hay espacio para la envidia (Proverbios 17:17). Claro, para tener amigos como esos, nosotros también debemos ser así (Felipenses 2:3,4).
Leer más...

lunes, 9 de mayo de 2011

“La oración de Jabes” (2)



“Y Jabes fue más ilustre que sus hermanos, al cual su madre llamó Jabes, diciendo: por cuanto lo di a luz en dolor. E invocó Jabes al Dios de Israel, diciendo: ¡Oh, si me dieras bendición, y ensancharas mi territorio, y si tu mano estuviera conmigo, y me libraras de mal, para que no me dañe! Y le otorgó Dios lo que pidió”, 1ª Crónicas 4:9 y 10

SI ME DIERAS BENDICIÓN (v. 10ª): algunos considerarían esta petición muy egoísta o codiciosa. Generalmente utilizamos la palabra “bendición” de diferentes maneras, por eso su significado se ha diluido y la mayoría de los creyentes hoy en día NO estamos tan desesperados como Jabes para decir: ¡Si me dieras bendición!
En el sentido bíblico bendecir quiere decir: PEDIR o IMPARTIR UN FAVOR SOBRENATURAL. Cuando suplicamos la bendición de Dios, estamos clamando por el ilimitado poder y bondad que Él tiene. Cuando Jabes pidió bendición dejó que Dios decidiera CUÁLES serían esas bendiciones y CUÁNDO, CÓMO y DÓNDE las iba a recibir. Nada que ver con la manera en que oramos nosotros (un auto, ingresos, etc.).
La bendición de Jabes se enfoca en lo que Dios desea para nosotros, en su voluntad, en sus propósitos; las necesidades vienen a ser secundarias. La búsqueda sincera de SUS bendiciones (de Él mismo) se reflejará en una vida de milagros, ¿Por qué? Porque Él lo promete (“Mas buscad primeramente…”). ¿Qué pasaría si nos diéramos cuenta que Dios pensaba enviarnos HOY 23 bendiciones y solamente recibimos 1?
Esta es la razón: si no le pedimos ayer a Dios una bendición no tuvimos todo lo que se suponía que alcanzaríamos; si no pedimos las bendiciones de Dios perderemos las otras que también nos deben llegar. Algunos hasta llegan a pensar que quizás las maldiciones familiares no nos hacen candidatos aptos para recibir las bendiciones. Tal vez algunos otros creerán que una vez salvos, las bendiciones vienen por sí solas como una lluvia, SIN IMPORTAR LO QUE NOSOTROS HAGAMOS. Tal vez se deba a que llevamos una cuenta de bendiciones con dos columnas, una para depósitos y otra para retiros… y nuestras cuentas no nos salen porque hay más retiros que depósitos, por eso ya no pedimos.
NOSOTROS LIMITAMOS LA GENEROSIDAD DE DIOS. Jabes fue bendecido sólo porque se negó a aceptar los obstáculos para las bendiciones. No importa quienes seamos, lo que nuestros padres hayan hecho, ni el futuro al que estamos destinados: sólo importa conocer lo que queremos ser y pedirlo.

Continuará…
Leer más...

sábado, 7 de mayo de 2011

“La oración de Jabes” (1)



“Y Jabes fue más ilustre que sus hermanos, al cual su madre llamó Jabes, diciendo: por cuanto lo di a luz en dolor. E invocó Jabes al Dios de Israel, diciendo: ¡Oh, si me dieras bendición, y ensancharas mi territorio, y si tu mano estuviera conmigo, y me libraras de mal, para que no me dañe! Y le otorgó Dios lo que pidió”, 1ª Crónicas 4:9 y 10

Esta breve y sencilla oración contiene lo que sucede cuando los cristianos deciden tener una vida extraordinaria. ¿Qué hizo Jabes para sobresalir? ¿Por qué contestó Dios su oración? ¿Por qué Dios permitió que se incluyera la breve reseña de Jabes en la Biblia?
Jabes se encuentra oculto en una de las secciones menos leídas de uno de los libros menos leídos de la Biblia. Los primeros nueve capítulos de 1ª de Crónicas incluyen el árbol genealógico de las tribus hebreas, desde Adán hasta el regreso de Israel de la cautividad. El capítulo cuatro empieza nombrando a los descendientes de Judá, pero después de 44 nombres raros irrumpe de pronto un relato: versículos 9 y 10. Después, a partir del verso 11 continúa la lista de nombres raros. Hubo algo acerca de Jabes que hizo que el historiador hiciera una pausa. ¿Cuál sería el secreto para la fama de Jabes? No hay en toda la Biblia ninguna otra información adicional sobre él, aparte de estos dos versículos.
Características importantes de Jabes: a) las cosas empezaron muy mal para un hombre del que nadie había oído antes; b) este hombre pronunció una oración poco común de tan sólo cuatro frases, y c) todo terminó extraordinariamente bien para él. Algo en esa pequeña oración cambió la vida de un hombre; detrás de esas cuatro frases se encuentran cuatro grandes principios.
Historia: Jabes vivió en el sur de Israel después de la conquista de Canaán, durante la época de los jueces. Nació en la tribu de Judá y fue cabeza de un clan. Su verdadera historia comienza con su nombre (v. 9). En hebreo, la palabra Jabes significa “dolor”. Algo en el nacimiento de Jabes fue más allá de lo usual, tanto que su madre decidió recordarlo con el nombre de su hijo. Jabes creció con un nombre que cualquiera odiaría, pero lo peor tenía que ver con la carga que su nombre le imponía. En aquellos tiempos, el nombre marcaba a la persona, era como una palabra profética sobre dicha persona con respecto a su futuro. Un nombre que significaba dolor no auguraba buen futuro. No obstante, a pesar de tal “adversidad”, Jabes creía en un Dios de milagros; así que actuó creyendo en ello y pronunció una petición difícil de imaginar.

Continuará…
Leer más...

viernes, 6 de mayo de 2011

“Tiempo y Ocasión”



“Me volví y vi debajo del sol, que ni es de los ligeros la carrera, ni la guerra de los fuertes, ni aun de los sabios el pan, ni de los prudentes las riquezas, ni de los elocuentes el favor; sino que tiempo y ocasión acontecen a todos”, Ecl. 9:11

Todos coincidimos al señalar que el mundo en general está atravesando por momentos difíciles en todas las áreas: economía, clima, seguridad, valores, etc.; pero para nosotros la iglesia de Jesucristo son momentos históricos. Dios nos ha dado el tiempo y la ocasión para realizar la parte que nos corresponde en este momento dentro de su obra.
Ejemplos de la “ocasión perdida”:
Saúl
(1ª Sam. 13:13 y 14): tenía ya dos años reinando Saúl sobre Israel cuando se enfrenta con los filisteos. Samuel le había dicho que esperara en Gilgal, pero al ver que no llegaba ofreció holocausto y ofrendas de paz, algo que sólo debía hacer el sacerdote. Actuó locamente, no guardó el mandamiento de Dios y Samuel le dijo: “Jehová hubiera confirmado tu reino sobre Israel para siempre”. Se perdió una oportunidad única y Dios rompió su reino y se lo dio a otro mejor que él. Por su DESOBEDIENCIA y OBSTINACIÓN Saúl perdió la ocasión.
Giezi (2ª Reyes 5:25 – 27): Naamán, general del ejército de Siria, era leproso. Una de sus sirvientes le recomendó que fuera al profeta Eliseo que estaba en Samaria. El profeta le manda instrucciones precisas para que se lavara siete veces en el Jordán y sería limpio. Naamán se regresa enojado por tal indicación, pero sus criados lo convencen para que obedezca las instrucciones. Él entonces obedeció, fue y se zambulló siete veces en el Jordán y quedó limpio. Entonces, regresó para ver a Eliseo y entregarle las riquezas que llevaba a modo de agradecimiento. Eliseo no las aceptó, pero Giezi (su siervo) mintió para obtenerlas y como consecuencia, la lepra de Naamán se le pegó a él. Despreció la oportunidad de Dios: el manto de Elías estaba sobre Eliseo y era muy probable que… ¡iba a ser SUYO! La AMBICIÓN y la MENTIRA le hicieron perder la ocasión.
Esaú (Gén. 25:32): los dos hijos de Isaac eran muy diferentes; Esaú, el mayor, era diestro en la caza, hombre de campo, y Jacob era varón quieto, que habitaba en tiendas. Isaac amaba a Esaú y Rebeca a Jacob. Cierto día Jacob hizo un guiso, y regresando del campo Esaú le pidió; a cambio de un plato del guiso Jacob le pidió a Esaú su primogenitura. Esaú menospreció la primogenitura (y las bendiciones que ésta incluía) y se la cedió a su hermano. Esaú tuvo en poco la ocasión que Dios le daba para bendecirlo y por MEDIOCRIDAD y GLOTONERÍA se la cedió a Jacob.

No debemos dejar escapar el tiempo, de lo contrario será una pérdida irreparable. HOY es el día; ÉSTA es la hora. Hagamos lo que nos corresponde.
Leer más...

jueves, 5 de mayo de 2011

El Águila, Reflexión

(Dios) es quien… sacia de bien tu boca de modo que te rejuvenezcas como el águila. – Salmo 103:3-5.
Los que esperan al Señor tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas.
Isaías 40:31.

Dotado de poderosas garras, de una vista aguda y de un temible pico, el águila se alimenta de reptiles, pájaros o pequeños mamíferos. Desde el cielo domina los prados y los bosques.

Cuando envejece, alrededor de su pico se forman verrugas, lo que con el tiempo lo impide alimentarse. Pero el águila no quiere dejarse morir de hambre. Entonces restriega con fuerza su pico contra las asperezas de las rocas hasta que las membranas sean cercenadas y su pico liberado.

¡Así puede saciarse nuevamente con los festines de las praderas!

Quizás a esto alude el primer versículo del encabezamiento, que invita al creyente a un rejuvenecimiento espiritual en el ocaso de su vida. Sí, con el correr del tiempo las fuerzas físicas disminuyen y llegan las flaquezas.
El cansancio y el desaliento pueden alcanzar al creyente, pero las promesas del Señor son dadas para todas las edades y circunstancias de la vida.

Mediante la energía de la fe, el creyente cansado debe alimentarse con las certezas que ofrece la Palabra de Dios, quien no puede mentir. Contar con él cada hora, día tras día, es el secreto de una fuerza renovada y de una paz estable.

Entonces, como el águila, el creyente puede elevarse por encima de las circunstancias de la vida, en lugar de ser prisionero de ellas, y acercarse a Dios, quien siempre está dispuesto a renovar sus fuerzas espirituales.
Leer más...

“Los valientes de David” (2)



“Estos pasaron el Jordán en el mes primero, cuando se había desbordado por todas sus riberas; e hicieron huir a todos los de los valles al oriente y al poniente”, 1ª Cr. 12:15

3- Fieles
(v. 29): eran soldados de Saúl y también sus parientes; les unía su fidelidad y su parentesco, pero ahora vienen y se unen a David. Hoy, nosotros debemos ser fieles a Dios y a su Palabra (Ap. 2:10). Estos hombres calificaron para ser soldados de David porque eran fieles. Dios es el que hace la obra, pero necesita gente fiel.

4- Fueron tomados por lista: (“De la media tribu de Manasés, dieciocho mil, los cuales fueron tomados por lista para venir a poner a David por rey”, v. 31), Dios no salva familias, el salva individuos. Esto nos habla de responsabilidad individual; Dios espera que cumplamos con esa responsabilidad individual.

5- Entendidos en los tiempos: (“De los hijos de Isacar, doscientos principales, entendidos en los tiempos, y que sabían lo que Israel debía hacer, cuyo dicho seguían todos sus hermanos”, v. 32), los animales prevén, conocen los tiempos, saben los cambios y con anticipación emigran y se preparan para los tiempos que vienen, pero el pueblo de Dios no lo sabe. Los cristianos no nos interesamos en los acontecimientos.

6- Sin doblez de corazón: (“De Zabulón cincuenta mil, que salían a campaña prontos para la guerra, con toda clase de armas de guerra, dispuestos a pelear sin doblez de corazón”, v. 33), Dios nos quiere con un corazón limpio, transparente, sincero, sin doblez.

Con todas estas características, Dios hará la obra en nosotros y con nosotros
Leer más...