“El caballo se alista para el día de la batalla; mas Jehová es el que da la victoria”, Prov. 21:31

En el libro de Colosenses, Pablo escribe a la iglesia de Colosas y da gracias a Dios por ellos en sus oraciones. Pablo les recuerda a los colosenses la manera en que abrazaron el evangelio cuando llegó a ellos. Además de decirles que está orando por ellos, les escribe su oración visualizando una iglesia VICTORIOSA que vence todo ataque del enemigo. Pablo pide para ellos lo siguiente:

1- Ser llenos del conocimiento de Su voluntad (v. 9b): todos debemos conocer cuál es la perfecta voluntad de Dios para nuestra vida; si no la conocemos vamos a vivir en constantes fracasos. Estar llenos del conocimiento de Su voluntad significa ya no hacer lo que yo quiero, sino lo que Él quiere.
2- Andar como es digno del Señor, agradándole en todo (v. 10): muchos nos jactamos de ser cristianos, pero no todos andamos como es digno del Señor, viviendo para agradarle. Andar como es digno del Señor significa imitar en TODO el ejemplo de Jesucristo.
3- Llevando fruto en toda buena obra (v. 10b): significa que la iglesia debe llevar fruto para el Señor (Mat. 3:10; Luc. 6:43 y 44). El cristiano se conoce por su fruto. Dar fruto significa que los demás, los que te conocen, digan que tú eres cristiano dentro y fuera del templo.
4- Creciendo en el conocimiento de Dios (v. 10c): ¿Cómo se crece en el conocimiento de Dios? por medio del estudio de la Palabra de Dios. la Biblia es el libro más vendido, pero el menos leído. La cargamos en el carro, la ponemos debajo de la almohada o por toda la casa como si fuera un amuleto. ¿Cómo crecer en el conocimiento de la Palabra? Estando atentos a la enseñanza de la Palabra (Sal. 119:9; Stgo. 1:22 – 25). Santiago compara la Palabra con un espejo en donde se nos rebela todo: cualidades y defectos. El espejo de Dios es la Palabra que nos habla de nosotros tal y como somos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...