“El caballo se alista para el día de la batalla; mas Jehová es el que da la victoria”, Prov. 21:31

5- Fortalecidos con todo poder (v. 11): según se crece en el conocimiento de la Palabra el cristiano se fortalece. También se fortalece con la oración. Hoy en día queremos tener poder pero no oramos. Ninguno podrá tener una vida victoriosa sin el conocimiento de la Palabra y la oración, ya que el enemigo no le teme al cristiano que brinca más alto, sino al que ora y guarda la Palabra.
6- Conformados a la potencia de Su gloria (v. 11b): muy seguido hacemos las cosas conforme a nuestra propia fuerza e inteligencia. Fracasamos por no ser dirigidos conforme a la potencia de Su gloria, sino según nuestro propio razonamiento, inteligencia o títulos. Las profesiones y los estudios son una bendición, pero debemos ponerlo a los pies del Señor.
7- Con gozo (v. 12a): los seis primeros puntos deben culminar en GOZO (Fil. 4:4). Los problemas son la causa de la tristeza y ésta nos impide tener gozo, pero debemos recordar que la iglesia debe estar gozosa en todo momento (Neh. 8:10).

En conclusión, la perfecta voluntad de Dios para cada uno de nosotros es que vayamos de victoria en victoria. Los afanes y tribulaciones nos paralizan e impiden tener esa victoria. Los siete puntos anteriores deben ser nuestros para que logremos ser lo que Dios desea que seamos. Nuestras oraciones diarias deben incluirlos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...