Una cosa es ser Tentado pero otra es ser Probado. La tentación proviene de Satanás con el propósito de hacerte caer, destruirte y borrarte de los planes de Dios pero, la Prueba proviene de Dios con el objetivo de hacerte madurar, crecer y formar en ti un gigante de la Fe.

Ahora bien, los ofrecimientos que el enemigo utiliza para doblegarte en los tiempos que Dios te prueba son aquellos que cobran vida dentro de ti por la debilidad que en ti existe, es decir, él conoce tus puntos débiles por la sencilla razón de que conoce tu pasado.

Sin embargo, la pregunta de Muchos es ¿Como enfrento la prueba? y ¿De qué manera enfrento la Tentación para no caer en la misma? Muchas personas confunden la una con la otra pero son totalmente distintas ya que la tentación ha sido originada en el corazón de Satanás pero la prueba en el Corazón de Dios.

Pasar por la tentación es opcional pero pasar por la Prueba es mandatorio. Ante una tentación tienes la opción de enfrentarla con la Palabra, Huir o simplemente darle la espalda; pero ante la prueba es necesario aferrarnos a Dios, a su palabra y vivir con la esperanza de que nuestra fe depositada en él Dador de la vida traerá grandes galardones sobre nosotros. Todo aquello que busque seducirte e introducirte a lo que no va conforme a la palabra de Dios es Tentación pero, todo proceso y adversidad que se presente en tu vida lo cual te lleve a acercarte más a Dios, a buscarle y depender de Él es Prueba.

¿Por qué, pues, tuviste en poco la palabra de Jehová, haciendo lo malo delante de sus ojos?… 2 Samuel 12:9

La tentación se hace más fuerte e insoportable cuando no estamos aferrados a algo o alguien más fuerte que nosotros. David se dejó envolver por la tentación en medio de la prueba por haber dejado a un lado la palabra de Dios; siendo que es el arma más poderosa que Dios nos dejó “Su Palabra” Cuando en medio de la prueba te aferras a la palabra de Dios la tentación que venga no podrá más que tú, ya que, dentro de ti está el Señor y su bendita Palabra.

Ella es la que te infunde Fe y Temor reverente a Dios lo cual te hace entender que debes serle Fiel a Dios antes que a ese ofrecimiento, Es su palabra la que te hace comprender que toda prueba que estés viviendo no es más grande y fuerte que el Dios que prometió estar contigo todos los días y hasta el fin del mundo.

Este rey cayó en las manos de la Tentación y a causa de su mala decisión vinieron consecuencias para él, para su familia y para la su pueblo; toda decisión que tomes va a traer beneficios o consecuencias.

Pero Dios no te creo para que seas pisoteado por la Tentación sino más bien, para que tú la pisotees a ella y le hagas saber que mayor es el Dios Todopoderoso el cual está en ti que el ofrecimiento que se te pueda presentar.

Por Guia del Espiritu Santo
Carlos y Chantalle Villarreal
Pastores y Evangelistas Miami- FL USA.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...