Reflexiones Cristianas: noviembre 2011

miércoles, 30 de noviembre de 2011

“Cómo restaurar el corazón de tu hijo (1)”

“Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor”, Ef. 6:4


Una de las paradojas de la vida es que para obtener un título universitario se requieren de 18 años de estudio aproximadamente, pero para saber ser padres no nos preparamos. Creemos que el ser padres es un proceso meramente natural… y sí lo es (me caso, tengo hijos); pero, para ser buenos padres necesitamos conocer temas como: las etapas del desarrollo de los niños, la buena alimentación, disciplina, nuestras responsabilidades, pero sobre todo CÓMO EVITAR DAÑAR EL CORAZÓN DE NUESTROS HIJOS.


Puesto que no fuimos enseñados a ser buenos padres, muy frecuentemente cometemos errores, aunque muchas de las veces sean involuntarios. Ninguno de nosotros se levanta en la mañana diciéndose: ¡hoy voy a fastidiarle el día y la vida a mi hijo (a)! De la manera en que fuimos criados y educados nosotros, así estamos educando y criando a nuestros hijos = PROCESO Inconsciente. Los patrones de conducta se van repitiendo de padres a hijos y se van conformando con la herencia biológica y la influencia de la sociedad o del medio ambiente.

Uno de los patrones de conducta que repetimos con nuestros hijos tiene que ver con el trato hacia ellos: la manera en que nos dirigimos a ellos, la manera en la que les hablamos, la atención o falta de atención hacia ellos, etc. Este trato, en ocasiones, no ha sido el mejor y ha ido causando heridas y dañando el corazón de nuestros hijos.

Maneras o formas en las que podemos dañar el corazón de nuestros hijos:

Cada ser humano estamos formados por espíritu, alma y cuerpo. El espíritu es la parte más sensible de nosotros. Cuando hemos sido dañados en nuestro corazón, cuando hay heridas o amargura, nuestro espíritu se cierra o se bloquea y los síntomas más frecuentes de ello son: irritación excesiva y fácil, y rebeldía. Las conductas que más frecuentemente dañan el corazón y cierran el espíritu de un niño son:

1-   No demostrar interés por él: dedicamos más atención o tiempo a otras cosas o personas

2-   Prometer y no cumplir: sean castigos o premios

3-   Ofenderlos: ya sea por medio de palabras hirientes o que nos escuchen hablar mal de ellos con otras personas

4-   Mucho sermoneo: inútil, repetitivo, sin atender su verdadera necesidad

5-   No dedicarles tiempo: ¡estamos tan ocupados! Calidad vs. cantidad

6-   No expresarles amor: NO darlo por sentado

7-   No demostrarles amor: con cariños, toque significativo, abrazos, etc.

8-   Ser insensibles a sus necesidades: están llorando o hablando y minimizamos la situación o no los atendemos porque estamos ocupados

9-   Compararlos: con hermanos, con otros niños

10-         Estereotiparlos o etiquetarlos: “eres un tonto”, “no sirves para nada”

Continuará…
Leer más...

martes, 29 de noviembre de 2011

Reflexiones Cristianas Cortas - Sacudiendo los problemas

Un día, el burro de un campesino se cayó en un pozo. El animal lloró fuertemente por horas, mientras el campesino trataba de buscar algo que hacer. Finalmente, el campesino decidió que el burro ya estaba viejo y el pozo ya estaba seco y necesitaba ser tapado de todas formas; que realmente no valía la pena sacar al burro del pozo.

Invitó a todos sus vecinos para que vinieran a ayudarle. Cada uno agarró una pala y empezaron a tirarle tierra al pozo. El burro se dio cuenta de lo que estaba pasando y lloró horriblemente. Luego, para sorpresa de todos, se aquietó después de unas cuantas paladas de tierra.

El campesino miró al fondo del pozo y se sorprendió de lo que vió. Con cada palada de tierra, el burro estaba haciendo algo increíble: Se sacudía la tierra y daba un paso encima de la tierra. Muy pronto todo el mundo vio sorprendido cómo el burro llegó hasta la boca del pozo, pasó por encima del borde y salió trotando.

La vida va a tirarte tierra, todo tipo de tierra. El truco para salir del pozo es sacudírsela y usarla para dar un paso hacia arriba. Cada uno de nuestros problemas es un escalón hacia arriba. Podemos salir de los más profundos huecos si no nos damos por vencidos.
Finalmente el burrito resultó inteligente: Salvó su vida "reciclando" con creatividad el mismo material que los demás le arrojaban para que terminara de hundirse.

¡Usa la tierra que te echan para salir adelante! Recuerda las 5 reglas para ser feliz:

- Libera tu corazón del odio.
- Libera tu mente de las preocupaciones.
- Simplifica tu vida.
- Da más y espera menos.
- Ama más y… sacúdete la tierra porque en esta vida hay que ser solución, no problema.
Leer más...

Pastor realiza un concurso de besos santos en los culto de la iglesia

New York, EE.UU.- El pastor Maurice Johnson de la iglesia “Vencedores” en Queens invitó a las parejas presentes en el culto dominical para que participasen en un concurso de besos en pleno culto.

Según reseñó el New York Post el pastor ha venido predicando una serie basada en cómo mantener vivo el romance en el matrimonio y le repartío 50 dólares a la pareja ganadora para que pudiesen pasar una noche romántica
Según Johnson "Tu habitación y tu vida amorosa es como un fuego que debe ser cuidado y preservado".

"Se debe usar el poder del tacto para encender la pasión en el matrimonio. Visualmente se debe estimular su esposo o esposa. Se trata de una responsabilidad bíblica para mostrar un buen aspecto a su cónyuge", sostiene Johnson.

Cuatro parejas fueron invitadas a acercarse adelante y mostrar su pasión en cinco minutos donde sus labios se encontraban mientras que el grupo de adoración interpretaba una canción de amor. Los que no participaron fueron los jueces que con aplausos determinaron cual era la pareja "más amorosa".

Johnson, que es soltero y asegura que va a practicar lo que predica a partir del próximo año cuando se case.

La serie titulada "El poder y el placer de Romance" destaca la importancia de matrimonio en su comunidad.
"Algunas personas pueden pensar que es extraño hacer este tipo de cosas en la iglesia, pero nuestra gente pensaba que era algo muy creativo. Dios creó el deseo humano de amor y romance” asegura el pastor de 39 años.

Los ganadores fueron Cochy Frantz y Makeetah que han estado casados por 13 años quienes afirmaron que olvidaron por un momento estar de pie ante una sala llena de gente. "Era sincero algo sincero como lo hacemos en casa", aseguran.

"Cualquier sociedad que celebra el romance, el matrimonio y el amor será una sociedad libre", concluye Johnson. "Las demostraciones públicas de afecto no están mal. Adán y Eva estaban desnudos y sin avergonzarse de ello ", subraya el ministro, animando a las parejas a demostrar su amor en público.

Algunos usuarios opinaron:

Misión
Yo pensaba que LA IGLESIA de Jesucristo -según la Biblia- es para predicar el Poderoso Evangelio de Salvación en CRISTO y no para concursos de ningún tipo. Hoy en día vemos con simplesa como se toman las cosas de Dios, la mundanalidad y la falta de pasión por Cristo terminan en estas cosas vacías y baratas y después justificamos con argumentos sin sentido y poco convincentes esta acción, pero su palabra dice "que a los tibios los vomitará de su boca". El Señor no escatimó ni su propia vida para salvarnos, derramando hasta su última gota de sangre, por AMOR y viene a buscar una Iglesia sin mancha ni arruga, asi que veremos en que condición está esta iglesia del comentario....

Atalaya de Cristo
Como te dije la ultima vez Balta en las iglesias de habla inglesa y en muchas hispanas se ven cosas que realmente no tienen nada que ver con el Evangelio de Cristo,pero no es de extranarse porque la Biblia nos advierte que estos ultimos tiempos seran de apostasia,de herejias,de falsos maestros(predicadores dela prosperidad)nueva era, rosacruces y un monton de hijos del diablo que estan torciendo la verdad,pero todo esto apunta a que Cristo esta alas puertas!!! para llevarse a su Iglesia,que ha guardado su Palabra!! y no estos que son herejes.....

da pena
Es verdad, Atalaya, da pena ver que hoy la Iglesia de Jesucristo, o algunas que se dicen Iglesias de Cristo, se hayan transformado en unos centros de entretención, tremendas iglesias pero con gente que quiere satisfacerse su ego y su mundanalidad, tienen de todo, buenos equipos, monumantales templos, enriquecidos hasta lo sumo, con su falso y cada vez más falso pseudo evangelio de la prosperidad, pero solo son UNOS DESVENTURADOS, MISERABLES, POBRES, CIEGOS Y DESNUDOS, tienen de todo pero les falta lo más importante, a CRISTO, y por lo tanto son solo un centro de entretención... la Palabra dice "se pues celoso y arrepientete.." y a los creyentes verdaderos que aún temen a Dios en estos centros de entretención el Señor les dice "Salid de ella Pueblo mío, para que no seaís participes de sus pecados ni recibás parte de sus plagas..." (Apc. 18:4).

¿Que opinas tu?

Fuente de los comentarios: http://www.entrecristianos.com/201111271927/Pastor-realiza-concurso-de-besos-en-un-culto
Leer más...

¿Como ser obediente a los pastores y ancianos de la iglesia?

La filosofía del mundo en relación a la libertad enseña que ésta es la capacidad de obrar de una u otra manera, o de no obrar. Eres una persona libre cuando eres capaz de hacer y no hacer al ejercer tu voluntad, con independencia de los efectos de dicha decisión. E. Kant habla de la libertad en términos de autodeterminación y otros escritores abundan en sus teorías afirmando que somos libres por naturaleza porque no estamos sujetos a la dictadura de nuestros apetitos. Otros filósofos enseñan que nadie es realmente libre sino que todos estamos atados a cargas subconscientes y culturales, y que sólo respondemos de acuerdo a las predisposiciones de nuestra educación.

Sin embargo, en ambas posturas (libres para decidir o simplemente programados) estas doctrinas de la libertad no terminan de explicar el fenómeno de la rebeldía, porque aún en aquellos de los cuales se afirma que viven atados a la sociedad y sus reglas se encuentra siempre presente la semilla y el fruto de la rebelión, la inconformidad y la oposición a la autoridad, cualesquiera que sea la naturaleza de la misma. El ser humano no sólo se opone a la tiranía y a la injusticia, sino que también se opone a las cosas que le pueden reportar algún beneficio o que pueden desarrollar sus capacidades (como ocurre, por ejemplo, en aquellos que se niegan a ir a la escuela a estudiar, o los que no quieren ir a trabajar, o los que se niegan a pagar impuestos al Estado).
La iglesia cristiana está fuera del mundo pero dentro del mundo. Está fuera del mundo en tanto que se constituye por personas redimidas por Cristo que ya no participan de las obras de la oscuridad (Efesios 5:11) sino que se oponen a ellas y las vencen (1 Juan 5:4). Pero está dentro del mundo porque la tierra con todos sus elementos, personas e influencias malignas es el ámbito en donde la iglesia realiza su función. Por ello nuestro Señor oraba: "No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal" (Juan 17:15). En este contexto, es inevitable que dentro de las comunidades cristianas se sienta la influencia de las filosofías mundanas sobre la libertad y exista en algunos confusión sobre la autoridad, no sólo de la iglesia, sino más gravemente sobre la misma Palabra de Dios.

El capítulo 13 de Hebreos precisa en los versículos 7 y 17 la voluntad de Dios en relación a la autoridad eclesial (para la autoridad gubernamental véase Romanos 13). El versículo 17 dice con claridad: "Obedeced a vuestros pastores". Obedecer (Πείθεσθε) aquí no significa seguir ciegamente, sin cuestionar ni reparar en las consecuencias de dicha obediencia, sino que se trata de obedecer por persuasión. Por lo tanto, la obediencia está vículada de forma inevitable con la fe. La persuasión bíblica es diferente de la persuasión de la filosofía mundanal: entre amigos se persuaden mutuamente de que algo es bueno principalmente sobre la base del interés personal, de la ganancia y del menor sacrificio. Esto ocurre también entre cristianos en cosas triviales y pasajeras, como puede ser la compra de un automóvil o la inversión en una casa, pero jamás pasa en relación a la obediencia a Dios y a las autoridades por él constituidas en la iglesia.

El versículo 17 dice "Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos". La única forma en que una persona puede cumplir este mandato del Señor es que su sujeción sea producto de su fe. Uno puede fingir un tiempo pero tarde o temprano la obediencia será probada, y entonces se revelará el carácter verdadero de una persona. Esto pasa, principalmente, cuando algún congregante es disciplinado por los pastores o ancianos de la iglesia. La única forma de sujetarse a las autoridades eclesiales en estos casos es por medio del fruto de la fe. Sujetarse (ὑπείκετε) implica ceder bajo la autoridad de otro. La idea sigue a tono con la obediencia por persuasión: un cristiano, por la persuasión que produce su fe, cede su voluntad a la dirección espiritual de los pastores y ancianos de la iglesia. Por ello, las exigencias escriturales para el pastorado son enormes y las advertencias contra la ligereza en los quehaceres de la iglesia por parte de los líderes son extraordinariamente duras.

La reiterada rebeldía de una persona hacia las autoridades de la iglesia es un indicador serio de su condición espiritual. Desde luego, nunca se debe esperar de un pastor o anciano que exiga de los miembros de la congregación alguna acción que contravenga las Sagradas Escrituras (se nos llama a "considerad cuál haya sido el resultado de su conducta, e imitad su fe" v. 7), porque en tal caso, no sólo se tiene el derecho de desobedecer sino la obligación de denunciar las obras pecaminosas de dichos ministerios para que la apostasía deje de crecer y expandirse. Esta es quizá una razón por la cual Dios ha querido que las congregaciones no sólo tengan a su disposición la Biblia sino sus libros de orden y gobierno, que no deben ser sino la exposición sistemática de la sana doctrina en cuanto a las responsabilidades, derechos y organización de las iglesias y sus miembros.

El libro de disciplina de la Iglesia Nacional Presbiteriana de México cita a Juan Calvino en sus primeras páginas y se lee:
Si no hay sociedad ni casa, por pequeña que sea la familia, que pueda subsistir en buen estado sin disciplina, mucho más necesaria a de ser en la Iglesia, que debe mantenerse perfectamente ordenada. Así como la doctrina salvadora de Cristo es el alma de la Iglesia, así la disciplina es como sus nervios, mediante la cual los miembros del cuerpo de la Iglesia se mantienen cada uno en su debido lugar.

Para ello, todos los que desean que no haya disciplina o impiden que se establezca o restituya, bien sea que lo haga deliberadamente, bien por inconsideración, ciertamente estos tales procuran la ruina total de la iglesia.

Por tanto, las nociones de libertad y autoridad del mundo difieren de las nociones de libertad y autoridad de las Santas Escrituras. En la Biblia el concepto de autodeterminación mundanal (como virtud) no existe. La virtud es referida a la perfecta obediencia de Cristo al Padre y ésta constituye el modelo que todo creyente debe seguir. Jesús dijo: "Porque yo no he hablado por mi propia cuenta; el Padre que me envío, el me dio mandamiento de lo que he de decir , y de lo que he de hablar" (Juan 12:49); en otra ocasión expresó: "Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra" (Juan 4:34). Pablo escribió acerca de los extremos de su obediencia:
Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en condición de hombre se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz (Filipenses: 2:5-8).

Cristo "aprendió obediencia" (Hebreos 5:8) y fue "perfeccionado" -esto es, cumpliendo paulatinamente todo lo que era necesario para salvarnos- por medio de aflicciones (2:10). Por lo tanto, hay que concluir junto con la Biblia que "Es verdad que ninguna disciplina al presente para ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados" (Hebreos 12:11). Todos los que quieran ser perfeccionados deben crecer cada día en la obediencia a Dios, soportando la disciplina y abrazándola cuando sea necesario si así lo dispone el Señor por medio de las autoridades de la iglesia u otras muchas circunstancias de nuestra vida.

Escrito por: Juan Paulo Martínez
Extraido de: www.semillabiblica.com
Leer más...

“Introducción a los Dones del Espíritu Santo” (2)

“Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley”, Gál. 5:22 y 23


 

ü      El amor nunca falla, dice Pablo. La profecía, las lenguas, la ciencia y los otros dones dejarán de ser, ya que han sido establecidos principalmente para la edificación de la iglesia. Lo único que tendrá permanencia eterna será el amor

ü      Por tanto, debe haber un equilibrio y una acción recíproca entre los dones y el fruto del Espíritu Santo. El fruto tiene que verse para mostrar a la gente cómo es Jesús y para mostrar el amor de Dios a la humanidad

 Similitudes entre dones y fruto: Los dones y el fruto tienen varios puntos en común:

1-   La fuente de ellos es el Espíritu Santo. Ellos NO se originan con el creyente separado del Espíritu. El elemento de lo sobrenatural se halla en ambos

2-   El propósito de ambos es edificar. El amplio propósito de los dones es la edificación del cuerpo de Cristo (1ª Cor. 12:7; 14:26). Del mismo modo, el propósito del fruto espiritual, resumido por el fruto del amor, es edificar (1ª Cor. 8:1)

3-   Ambas obras del Espíritu son perfectibles. En otras palabras, el creyente no las recibe en su forma acabada. En 1ª Cor. 14, Pablo no cuestiona la validez de los dones que los corintios decían tener; sin embargo, él insiste en que los dones necesitan desarrollarse para edificar a la congregación. De manera similar, el fruto espiritual debe desarrollarse. Deben ser llevados a un estado de madurez. Este es el pensamiento tras los conceptos de madurez cristiana, de crecimiento, y de la continua transformación del cristiano a la imagen de Cristo (2ª Cor. 3:18)

Diferencias entre DONES y FRUTO:

  • En cuanto a su naturaleza, primero, el fruto es inanimado, en tanto que los dones son dinámicos

  • Segundo, hay una diferencia respecto a la obligación del cristiano en apropiarse los dos. A todos los cristianos se les requiere mostrar todo el fruto del Espíritu; pero Dios NO exige que todos los cristianos tengan los dones. La distribución de los dones es la obra soberana del Espíritu (1ª Cor. 12:11)

  • Tercero, a los creyentes se les requiere que muestren siempre el fruto espiritual, pero la manifestación de los dones espirituales es bajo la dirección del Espíritu


El Ideal Divino: el amor, como vemos en 1ª Cor. 13, es el principio regulador tras los dones espirituales. Los dones y el fruto del Espíritu juntos sirven para edificar la iglesia. El ideal divino es que tanto los dones como el fruto se manifiesten entre los creyentes.
Leer más...

domingo, 27 de noviembre de 2011

El perfume más valioso: La gratitud - parte 1

Cada día, tiene un motivo, tiene un sentido y un propósito individual por el cual sentirse agradecido. Pienso y creo fielmente que es importante ser capaces como seres humanos, de percibir todo lo bueno que la vida nos ofrece cada vez que abrimos los ojos por la mañana…

Pues sin duda, la vida es muchísimo más que un cúmulo de experiencias buenas y malas, a su vez, también es un continuo, en el cual dichas experiencias se entrelazan para darle un significado a nuestro aprendizaje, para hacernos conscientes de que todo lo que vivimos tiene una razón de ser, un para qué y un por qué…

Quizás muchas veces no entendemos los motivos de nuestros sufrimientos personales, ni de nuestros fracasos y errores diarios, los cuestionamos, ya que muchas veces no nos creemos merecedores de eso que decimos padecer como una especie de enfermedad, karma, castigo, injusticia (o como quiera o prefiera llamarle el lector), sin embargo, segura estoy de que cada cosa que vivimos buena, mala, nos guste o disguste, es precisamente lo que merecemos y atraemos como producto de nuestras acciones, reflexiones y sentimientos…

Con todo esto, es necesario decir que muchas veces para poder abrir en nuestras vidas, esa brecha o ese camino hacia la tan deseada felicidad, debemos comenzar por hacernos cargo de lo que nos ocurre, responsabilizarnos, sin buscar culpables, sin victimizarnos, pues esos Reflexiones y modos de actuar no llevan a nada (al menos a nada bueno)… Y a fin de cuentas, debemos hacernos responsables y conscientes de que nosotros mismos somos productores de lo que hoy nos ocurre, y que por algún motivo dicha situación (agradable o desagradable) llegó a nuestras manos…

Además una misma circunstancia puede tener mil y una utilidades y quizás una de las que más destaco o resalto, es la de formación, es decir, para aprendizaje, pues la persona que no se dedica a aprender de sus problemas y errores, siempre vivirá en un círculo vicioso, de victimización, culpa, depresión y de errores constantes… Y los problemas están allí para algo, sólo queda aprender a usarlos

Por otro lado, creo que es importante darnos cuenta de que el potencial que reside en nosotros mismos es infinitamente suficiente para hacerle frente a cualquier adversidad que en el camino se nos presente... Pues entonces... ¿Qué estamos esperando para demostrarlo?... Si no lo hacemos nosotros, nadie más lo hará… No esperemos milagros que no hemos sido capaces de auto gestionar, pues los milagros existen, sin embargo, si queremos que ocurran debemos al menos lanzar una chispa para que el fuego arda… Lo que es igual con los cambios, si queremos que vengan, debemos provocarlos, y no sólo esperarlos, pues esa no es la paciencia que tanto debemos tener, eso más bien es pasividad…

… También creo que un paso primordial para ser (conste que ser y sentirse son verbos muy diferentes) felices, es aprender a ser agradecidos, no como una conducta aprendida, sino ligado a la esencia de cada persona, a algo más intrínseco, interno, profundo, a lo espiritual, es decir, ser agradecidos desde adentro, pues esa vibración o forma de ser, de pensar y de creer, tiñe de un hermoso color todo lo que toca, e impregna de un grato aroma todo lo que rodea… La gratitud es como el mejor de los perfumes… Pues es una esencia derivaba del amor, por ende siempre lo que toque se convertirá en algo valioso…

A veces en las peores tormentas, cuando ni el sol se es capaz de vislumbrar, allí en medio de las aparentes tinieblas, la gratitud hace su aparición majestuosamente, divinamente, haciéndose paso entre toda esa oscuridad, para demostrar que es la luz la que reina y no lo demás… En esos momentos es cuando más viva me siento, cuando más vitalidad se hace parte de mí y cuando más puedo demostrar que tengo fe y que creo en el amor, pues sino ¿Cuándo? o ¿De qué otro modo?,

Pues en circunstancias felices no podemos demostrar que nuestra fe es firme si no tenemos pruebas que superar o problemas que solucionar (Al menos esa es mi apreciación)… Y también como una persona muy sabia me decía Es hora de demostrar de lo que estoy hecho, era una frase que decía con un tinte de pasión, emoción y gran madurez, con la cual expresaba que en la adversidad estaba la oportunidad de demostrar quién era y también todo lo que había aprendido, viendo ese momento como una instancia para superarse, aprender y fortalecerse…

Esa actitud era algo espiritual, que reflejaba su carácter guerrero, su personalidad esforzada y aguerrida… Nunca olvidaré esa lección, sin duda es uno de mis grandes tesoros… Gracias a eso he comprendido que los problemas son oportunidades y circunstancias para demostrar de lo que estamos hechos…

Continuar leyendo en la Parte 2
Leer más...

El perfume más valioso: La gratitud - parte 2

Estas leyendo la parte 2 del articulo, ir aquí para leer la parte 1.

Por ende, creo que la gratitud no debiera ser algo contextual, mucha gente cree ser agradecida, pero sólo lo es cuando vive circunstancias agradables o cuando logra cumplir las metas que quiere, sincera soy en decir que eso no es gratitud, la gratitud es algo mucho más profundo, es un estilo de vida que no se condiciona por estados anímicos, ni por circunstancias, ni personas, es algo que simplemente es (siempre y en todo momento), algo natural, espontáneo, jamás forzado, ni aprendido por la razón, es algo que nace del espíritu, de la madurez que se adquiere en la vida, del aprender a elevar nuestra consciencia a cosas más grandes, de comprender que no estamos solos y que lo tenemos todo sin necesidad de mirar a nuestro alrededor, esa consciencia nos hace ser agradecidos y sentirnos plenos en cualquier momento de nuestras vidas… En resumen, la gratitud no tiene límites, es infinita, benigna y prolífica…

Sufrir, sentir dolor, caernos, es parte de la aventura de lo que es la vida, nos ayuda a pulir defectos, nos sirve para limar asperezas, sin duda cada circunstancia ésta aquí frente a nosotros para cumplir una función, es nuestra responsabilidad darnos cuentas que provecho podemos sacar de ello o que utilidad práctica le vamos a dar a cada circunstancia…

Pues no podemos decir que la vida no es una escuela, pues sin duda lo es, con pruebas y todo, con profesores que nos caen bien y otros a los que no queremos ni ver, debemos entender que cada uno de ellos nos entregará herramientas diferentes, en áreas quizás distintas pero a su vez complementarias… sólo debiéramos no cerrar nuestros oídos a aquellos que no nos agradan (como el dolor, el miedo, la duda, la inseguridad, etc.),

Pues de cada uno de ellos podemos aprender lecciones valiosas, para completar nuestro historial de vida, para sumarle experiencias a nuestro currículum… Simplemente no nos neguemos la oportunidad de aprender, que mucha falta nos hace a todos…

A fin de cuentas cuando aprendemos a ver la vida como realmente ES, veremos que todo calza a la perfección y que en definitiva nada es malo o dañino, esos conceptos nosotros se lo damos en función de nuestras propias experiencias, es decir, lo que no nos gusta, lo que nos desagrada, generalmente lo denominamos como malo, o como un problema, o como un fracaso, al final si decidiéramos usar otro lente para ver la realidad, ni siquiera existirían todas esas cosas, son sólo conceptos que existen en nuestra mente,

Pero no reflejan la realidad, aunque como al final todo lo que pensamos lo concretamos en el plano tangible, en resumen: Lo que pensamos o creemos, es para nosotros… O dicho de otro modo… Somos lo que pensamos…
Por ende, si queremos tener una mejor vida, y ser felices, debemos ocuparnos en el aprender a pensar bien y a quitar de nuestra mente todos esos prejuicios e ideas preconcebidas de lo que debiera ser la felicidad, el amor y muchas otras cosas de las cuales creemos tener una idea acertada, aunque sin embargo muchas veces, nuestro concepto es algo distorsionado y nos lleva a creer cosas como que: La vida es dura, que el amor es cruel, etc.

Pero cuando comencemos por ver las cosas como realmente son, a través del lente de la Verdad y la Justicia, comenzaremos recién a comprender lo que es el Amor, lo que es la Vida, la Felicidad y muchas otras cosas… Y de pasar a entenderlas, posteriormente pasaremos a vivirlas como una realidad constante y cotidiana, de la cual diariamente iremos aprendiendo algo nuevo, pues cada día lo veremos como una nueva oportunidad de ser mejores, y cada adversidad que se nos presente lo veremos como una instancia de crecimiento y superación…

Y todo ese aprendizaje, traducido en madurez y experiencia… nos llevará a adquirir uno de los tesoros más valiosos que el ser humano puede llegar a tener, el cual es: La Humildad… Una persona humilde es capaz de agradecer cada instancia como lo mejor que puede estar viviendo en el momento, ¿Duelo?, ¿Quiebra?, ¿Infidelidad?, ¿Rupturas?, ¿Enemistades?, ¿Enfermedad?, etc.…

Para una persona con esa Virtud tan valiosa, no existe circunstancia injusta, no existe el miedo a fracasar, ni a ser infeliz, sólo existe la fe de que lo que ocurre es lo justo, lo suficiente y lo necesario para seguir progresando en la vida… Una persona humilde, no sufre innecesariamente, pues ha dejado detrás el orgullo y el rencor, tiene por arma la paz y al perdón… En definitiva, la gratitud va de la mano de la humildad, son compañeras, amigas, cómplices, se retroalimentan constantemente y siempre seguirá siendo de ese modo…

Para terminar ya, La gratitud es uno de los sentimientos más gratos, más nobles, sublimes y básicos… con básicos no me refiero a simples, sino más bien a primordiales, primarios, fundamentales… En definitiva, es el sustento de muchas otras cosas que se quieren construir en la vida…

… Si quieres construir un buen edificio que se sustente, que la base sea el amor y que las vigas sean hechas de gratitud, que los clavos sean de paciencia, y las tablas de sabiduría y el concreto (o cemento) sea de fe, y todo lo demás que se quiera añadir dependerá de cada arquitecto, de los materiales que se tenga y del resultado que se desee obtener…

Colaboración de Samantha
Chile
Leer más...

sábado, 26 de noviembre de 2011

“Introducción a los Dones del Espíritu Santo” (1)

“Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley”, Gál. 5:22 y 23


 

Un don es algo dado por otro libre, gratuita y benévolamente. Los dones son algunas de las maneras mediante las cuales Dios actúa a través de la vida de los creyentes. El fruto del Espíritu Santo es el carácter y la naturaleza de Jesucristo exteriorizado en la vida del creyente.

Tanto los dones como el fruto son de vital importancia; sin embargo, se ha hecho más hincapié en los dones que sobre el fruto. El apóstol Pablo concluyó en 1ª Cor. 13:1 – 3 que podemos tener y anhelar todos los dones del Espíritu, pero si no tenemos AMOR (un fruto del Espíritu), de nada nos sirve.

No sigamos, entonces, a una persona por el sólo hecho de tener un ministerio en el cual se manifiesten los dones. En lugar de ello veamos cuáles frutos del Espíritu son evidentes en su carácter. Dicho de otro modo: “los cristianos no siguen las señales, sino que las señales siguen a los cristianos”.

ü      Cuando el Espíritu Santo descendió sobre los discípulos en el día de Pentecostés, fueron bautizados con el Espíritu Santo (Hech. 2:1 – 4); era el cumplimiento de la promesa del Padre (Joel 2:28 y 29). Es hasta que desciende el Espíritu Santo sobre la iglesia que empiezan a funcionar los nueve dones

ü      Una de las palabras griegas de donde se traduce la palabra don es “carisma”, que significa: Don de gracia, don que involucra gracia de parte de Dios como dador. Es el Espíritu Santo quien le da los nueve dones a la iglesia, y el cristiano los recibe después de ser bautizado con el Espíritu Santo (1ª Cor. 12:4)

ü      Los dones del Espíritu Santo son regalos de parte de Dios para la iglesia; es por eso que debemos anhelarlos y pedirle al Espíritu Santo que nos los otorgue para que seamos vasos útiles para edificar a la congregación

ü      Los dones del Espíritu reflejan el ministerio de Jesús puesto en evidencia por el pueblo en el día de hoy. Son manifestaciones de la obra del Espíritu Santo

ü      Los dones NO nos pertenecen; Dios decide darnos un don con un propósito, pero es el Espíritu Santo el que se manifiesta usando nuestra vida. El único que puede activar los dones o ponerlos de manifiesto es el Espíritu Santo (1ª Cor. 12:11)

ü      La enseñanza primordial de Dios para nosotros es que nos necesitamos mutuamente, no podemos depender únicamente de nosotros mismos. Los dones, cuando son expresados de la manera en que Dios quiere que lo sean, resultan muy útiles para que el cuerpo de Cristo crezca y se desarrolle

ü      Pablo dice al finalizar el capítulo 12: “Procurad, pues, los dones mejores. Mas yo os muestro un camino aun más excelente” (1ª Cor. 12:31). El camino más excelente no es “en lugar de los dones”, sino en lugar de “procurar los dones” y es: AMAR DE TAL MANERA QUE LOS DONES FLUYAN DE TAL MANERA QUE VIVIFIQUEN TODO A SU PASO

Continuará…
Leer más...

jueves, 24 de noviembre de 2011

Devocionales Cristianos - Lo Siento, es Usted Creyente

— ¿Es usted creyente?

A uno ya nadie le pregunta estas cosas. Claro que, siendo sacerdote y vistiendo como tal, la fe se te nota enseguida. Los curas, como los taxistas, necesitamos atrapar clientes al vuelo, y es útil que nos reconozcan desde lejos. No sé cómo no lo comprenden algunos colegas, ilustres y piadosos por otra parte. Si no fuese demasiado pintoresco, yo me colocaría en la cresta una lucecita verde.

El caso es que, como iba diciendo, ya nadie me interroga sobre mis convicciones religiosas. Es una pena, porque, si un día me preguntaran por la calle ¿es usted creyente?, con toda sinceridad y con ánimo de escandalizar sólo un poquito, respondería:

— Por supuesto que no.
Sería una forma, como otra cualquiera, de decir que uno es católico, ya que, en esta sociedad moderadamente pagana y laicista, los cristianos nos distinguimos de los que no lo son, no tanto por lo que creemos, como por aquellas cosas en las que no nos da la gana creer.

El paganismo sí que ha sido y es creyente; incluso crédulo, supersticioso, idólatra, devotamente asustadizo ante las fuerzas ocultas que imagina sepultadas en lo hondo de las alcantarillas. El paganismo prescinde del Dios que da racionalidad y sentido a cada una de las criaturas, olvidando que al principio no existía el caos, sino el Verbo, la inteligencia divina que todo lo abarca y penetra.

Sin ella el universo se torna opaco, irracional, esclavo de extravagantes poderes que nadie controla. De ahí que el pagano recurra a dioses de bisutería, a conjuros, amuletos, horóscopos y demás ansiolíticos en oferta para aplacar sus inevitables ataques de pánico. Lo decía Joseph Ratzinger años antes de ser elegido Papa: el mundo sin su Creador se convierte en un lugar muy peligroso.

— Pero el laicismo es otra cosa… ¿O no?
— No, mi querido Kloster. El laicismo, al menos en teoría, expulsa de la sociedad a todos los dioses. Los tolera como se toleran las enfermedades infecciosas, pero toma medidas: procura ponerlos en cuarentena para evitar contagios. El laicismo da por supuesto que la fe se sitúa en el ámbito de lo irracional, de lo que nunca debe inficionar el mundo del pensamiento, de la cultura o de la ciencia.
Lo que ocurre es que, a la postre, también el laicismo necesita sus propias creencias. Y este laicismo, versión siglo XXI, ha creado un elenco interminable de dogmas políticamente correctos que se presentan a sí mismos como artículos de fe civil, se proclaman por todos los medios y cristalizan en frases-tópico que todo buen demócrata debe repetir de vez en cuando y aceptarlas religiosamente si no quiere ser anatemizado por los inquisidores y enviado a las tinieblas de la reacción y el fundamentalismo.

Por eso digo que no soy "creyente" ni estoy dispuesto a serlo. No puedo creer en las majaderías del paganismo, y me revientan aún más las pedanterías dogmáticas del relativismo militante. Quizá en un próximo artículo me anime a explicar con más detalle por qué la tengo tomada con la palabra "creyente". Baste decir este mes que sólo pretendo ser una persona juiciosa: creer con toda el alma en Dios y en muy pocas cosas más, porque eso es lo sensato; ser consciente de que la fe es un don recibido, desde luego, pero un don razonable al decir de San Pablo, que enriquece la inteligencia y ayuda a pensar por libre.

En todo caso no un sentimiento, ni una neurosis. Al laicismo le encanta hablar del respeto a los "sentimientos religiosos". Ya se ve que el laicismo es sensiblón y compasivo. Pero a las 6 de la mañana uno anda escaso de ese tipo de sentimientos y no por eso deja de ser cristiano.
Ahora llegaría el momento de decir en qué cosas no creo…; pero me falta el valor. Temo que mis lectores se rasguen las vestiduras, y no está el tiempo para andar muy ventilados.

Autor: Enrique Monasterio
Fuente: Fluvium.org
Leer más...

“Más mujeres de influencia”

“Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella”, Gén. 3:6


 

Ya hemos dicho en otra ocasión que las mujeres tenemos una gran habilidad para influir en los demás, para BIEN o para MAL. Sabemos que por medio de nuestra influencia podemos ayudar a otros (esposo, hijos, amigas) o servir de tropiezo. Podemos ser el escalón que hace el camino más fácil, o ser la piedra de tropiezo que dificulta el camino. La Biblia nos advierte que debemos cuidarnos de la influencia de la mujer, cuando ésta es inmoral; el mejor ejemplo de ello lo tenemos en el rey Salomón, quien tuvo riquezas, honor, sabiduría, oportunidades y potencial increíbles, PERO la influencia de sus mujeres paganas sobre él fue devastadora. Hablaremos aquí de dos mujeres cuya influencia fue determinante:

  • Abigail (1ª Sam. 25): a ella le tocó desempeñar una función difícil. El v. 3 dice que Abigail era “de buen entendimiento y de hermosa apariencia”, pero su esposo Nabal era un hombre duro y de malas obras. David se encontraba en el desierto cuando oyó que Nabal esquilaba ovejas y mandó pedir provisión a través de unos jóvenes. Nabal se negó y los rechazó. Cuando David lo supo, alistó a cuatrocientos de sus hombres para subir en contra de Nabal, resuelto a acabar con todo lo que tenía éste; PERO, uno de los criados dio aviso a Abigail y ella preparó toda clase de provisiones sin decirle a su marido, cargó los asnos y envió a sus criados con ellas. Después, ella misma descendió por el monte y se encontró cara a cara con David y sus hombres. Abigail se postra en tierra e intercede por Nabal, su esposo insensato. David elogia la petición de esta mujer y se retracta de hacer mal a Nabal. Más tarde, Dios mismo hiere a Nabal y éste muere. La oportuna intervención de una mujer libró de la muerte a gente inocente. Su humildad, sabiduría y acción rápida en tiempo de crisis influyeron sobre David para que no cometiera un terrible error.

  • Débora (Jue. 4 y 5): fue la profetiza y juez que motivó al general Barac para que fuera a la batalla contra los enemigos de Dios cuando Sísara oprimía con crueldad a los hijos de Israel durante veinte años. Barac había sido negligente con su llamado, por lo cual Débora lo reprende, a lo cual él contestó: “Si tú fueres conmigo, yo iré; pero si no fueres conmigo, no iré”. Débora acepta ir pero le advierte que la gloria no sería de él, por haberse escondido en ella. Cuando Sísara oye que venían contra él, reunió todos sus carros (900 carros herrados) y a todo el pueblo que estaba con él, mas Jehová lo quebrantó junto con sus carro y ejército. Por su liderazgo, Débora y Barac consiguieron la victoria; hay una mención especial de su función en el canto de victoria del capítulo 5:7


Debemos escoger ser la mejor influencia para todos los que se crucen en nuestro camino. Debemos ejercitar esa influencia obedeciendo la dirección del Espíritu Santo.

Leer más...

Reflexiones Cristianas sobre el Matrimonio - En Diez años mas

Cada vez que cumplimos una década de vida hay cambios, no hay porqué ocultarlo. No sé para los hombres, aunque estoy comenzando a pensar que también a ellos les pasa. Pero ya tendrán la oportunidad de hacer sus comentarios al final de esta entrada.

A los 19 años se termina la etapa de los “teens” y entramos en lo que llaman la adultez, donde se toman algunas de las decisiones más importantes de la vida. Al llegar a los 30 sentimos que se nos acaba la juventud, pero no es así, a penas estamos comenzando a gatear por los senderos de la vida.

[caption id="attachment_3989" align="alignright" width="120" caption="Imagen Referencial"][/caption]

Ahora, el tema es que la sociedad se ha encargado de determinar los sucesosque deben pasar en tu vida por décadas y si eso no ocurre, pues comienzan los cuestionamientos. Entonces, muchos de nosotros entramos a una nueva etapa de vida bajo la presión de lo que debió suceder en la anterior.
Por lo general, se escribe mucho de los cambios, particularmente los hormonales, después de los 40 años, en lo que a las mujeres se refiere y de los hombres se encuentra información sobre los 60 años y sus transformaciones.

Sin embargo, quiero hablar de los 30 y 40 años. Las mujeres a los 30 comienzan a hacer un inventario de lo que les falta por hacer a nivel sentimental, emocional y profesional. Por lo que he visto, viven una vida que aparenta bastante normal. Algunas piensan que se equivocaron al escoger al hombre de sus vidas y hacen un cambio. Otras logran crecer profesionalmente y llegar al éxito que siempre soñaron, pero dedican mucho tiempo a sus trabajos.

Y eso, no he hablado de los niños, para las que tienen la bendición de tenerlos. Hay que ver que mientras unas se sienten realizadas por ser madres, otras hubieran preferido esperar un poco más y lograr otras metas primero.

A los 40 las observo que están en una etapa de análisis profundo, todo lo repiensan, su relación matrimonial, sus logros académicos y profesionales, entre otras. He visto que algunos matrimonios se consolidan, mientras otros llegan a su fin justo en esa década, esos son los más, lamentablemente. Por otro lado, hay cambios de empleo, se busca una estabilidad distinta, no tanto económica, sino la satisfacción de aportar, pero a la vez tener tiempo para realizar las cosas que le gustan.

Ciertamente, estoy generalizando, por lo que he visto, no tiene porqué ser así. Además, hablo más de las mujeres, pero también he notado la presión en los hombres por un buen empleo, la paternidad, la estabilidad económica y el logro de un grado académico superior. O sea, no somos tan distintos, la sociedad nos presiona por igual.
De diez en diez la vida comienza su rumbo, cada década trae sus retos, triunfos y más desafíos. Los años son solamente una ilusión que va pasando, no podemos ponernos presiones en cuanto a lo que se debe o no lograr en cada década, pues cada persona es un individuo con sus particularidades. Con la llegada de los próximos 10 años pueden llegar momentos de depresión si la persona no se siente satisfecha con lo logrado. Por lo que es importante buscar la ayuda profesional necesaria para hacer los ajustes correspondientes.

Finalmente, lo que puedo afirmar es que no importa la edad que tengamos debemos fijarnos metas e intentar lograrlas. En caso de que no sea así, no podemos sentirnos derrotados, cada aparente fracaso es un escalón en la gran escalera de la vida y hay un aprendizaje que nos permitirá ser mejores y alcanzar metas futuras.

Así que, tranquilo, tranquila, si estás cerca de diez años más…

Escrito por: Profa. Elizabeth Vargas
Articulo original de su blog: masquevivir.com

Palabras clave para este articulo:

  • reflexiones cristianas sobre el matrimonio

  • reflexiones sobre amor matrimonio

  • reflexiones sobre el matrimonio en power point

  • pensamientos sobre el matrimonio

  • poemas sobre el matrimonio

  • reflexiones sobre el amor

  • reflexiones sobre felicidad

  • reflexiones sobre el perdón

Leer más...

miércoles, 23 de noviembre de 2011

«Escojo la Bendición» (3)

“Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios”, Deut. 28:2


 

  • Antisemitismo: en el libro del Génesis, Dios pronunció cuatro promesas de bendición sobre Abraham (y toda su descendencia) y una maldición: “Te bendeciré”, “Serás bendición”, “Bendeciré a los que te bendijeren”, “Serán benditas en ti todas las familias de la tierra” y “A los que te maldijeren maldeciré”. No ha habido individuo o nación que haya maldecido alguna vez al pueblo judío sin recibir la maldición de Dios

  • El legalismo, la carnalidad y la apostasía: en Jer. 17:5 se incluyen aquellos que han experimentado la gracia y poder sobrenatural de Dios, pero regresan a confiar en ellos mismos y en sus habilidades: rechazan a Dios. El gran error es poner al hombre en un lugar que Dios ha reservado sólo para Jesucristo

  • El hurto, el perjurio y robar a Dios: Zac. 5:1 – 4 describe la maldición por robar y jurar en falso; Hageo 1:4 – 6 describe la maldición de insuficiencia (gastar más de lo que se gana, endeudamiento personal y a nivel ciudad); Mal. 3:8 y 9 habla de la maldición de ruina por haber robado a Dios

  • Las figuras de autoridad: Gén. 31:32 habla de la maldición que Jacob pronunció contra Raquel sin saber. Incluye las maldiciones de esposas a esposas, de padres a hijos, de maestros a alumnos, líderes religiosos contra feligreses

  • Maldiciones auto impuestas: Mat. 12:36 y 37, palabras habladas con ligereza, sin querer decirlas, decirlas jugando, sin hablar en serio

  • Compromisos o juramentos que atan a las personas en asociaciones impías: fraternidades, hermandades o sociedades secretas como la masonería

  • Los servidores de satanás: las maldiciones son una de las armas que los servidores de satanás usan contra el pueblo de Dios (Balac y Balaam), Ez. 13:17 – 20 nos da un ejemplo de esto


Pasos para ser libre

1-   Confesar nuestra fe en Cristo y en su sacrificio

2-   Arrepentirnos de nuestras rebeliones y pecados

3-   Reclamar el perdón de Dios para nuestros pecados

4-   Perdonar a las personas que nos hayan dañado, ofendido, o que hayan sido injustas con nosotros

5-   Renunciar a todo contacto pagano

6-   Orar para liberarnos de cualquier maldición: proclamar, acción de gracias y alabanza

7-   Creer en lo que hemos recibido y seguir firmes en Cristo

Debemos Arrepentirnos y Confesar, Cancelar o Anular, y Restituir o Reemplazar las maldiciones por Bendiciones

Leer más...

martes, 22 de noviembre de 2011

«Escojo la Bendición» (2)

“Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios”, Deut. 28:2


 

1-   Desintegración del matrimonio y distanciamiento familiar: v. 41, “hijos e hijas engendrarás, y no serán para ti, porque irán en cautiverio”; se refiere a hijos e hijas presos de una subcultura rebelde dedicada a las drogas, el sexo, la música satánica y toda forma de ocultismo. El objetivo es la destrucción de la familia

2-   Continua insuficiencia económica: vs. 17, 29, 47 y 48, “maldita tu canasta y tu artesa de amasar, no serás prosperado en tus caminos o fracasarás en todo lo que emprendas, servirás a tus enemigos que Dios enviará contra ti, con hambre, sed y desnudez, y con falta de todas las cosas”. El resultado se define en una sola frase: pobreza absoluta

3-   Propensidad a los accidentes: v. 29, “… y palparás a mediodía como palpa el ciego en la oscuridad”; describe a la persona que es antinaturalmente propenso a sufrir accidentes personales. Un efecto característico son los “accidentes extraños”

4-   Una historia de suicidios y muertes prematuras o antinaturales: muchas culturas han reconocido fuerzas actuando en la historia humana que persigue a los miembros de una familia o clan hasta que al fin los destruye. Generalmente la gente experimenta un fuerte presentimiento, sienten algo tenebroso y maligno a su alrededor pero no saben cómo evitarlo; un síntoma común es que la gente fije la fecha de su propia muerte (“Sé que no viviré para cumplir los cuarenta”, “Todos los hombres de mi familia mueren jóvenes”). Tienen una especie de fe negativa que abraza la muerte y rechaza la vida

Causas de una maldición

  • Falsos dioses: la desobediencia que más provoca la maldición de Dios es el quebrantamiento de los primeros dos de los diez mandamientos, en Éx. 20:1 – 5; el primer pecado que Dios especifica aquí es reconocer cualquier otro dios delante del Señor. El segundo pecado es hacer cualquier representación artificial de Dios y ofrecerle adoración. El juicio por quebrantar estos mandamientos es una maldición que continúa de generación a generación

  • Pecados morales y éticos: en Deut. 27:15 – 26, Moisés relaciona doce pecados morales y éticos que provocan la maldición de Dios; en ese mismo capítulo, vemos las instrucciones para celebrar una solemne ceremonia que debían celebrar cuando entraran a Canaán. La mitad de las tribus invocaría una bendición sobre los israelitas que fueran obedientes; luego, las otras seis tribus invocarían una maldición sobre los que fueran desobedientes y todo el pueblo debía decir: ¡Amén!, tanto a unas como a otras. Las doce maldiciones pronunciadas se pueden resumir así: reconocer y adorar falsos dioses, no respetar a los padres, toda forma de opresión e injusticia especialmente a débiles e indefensos, todas las formas de sexo ilícito o antinatural, y todas las formas de desobediencia a la ley


Continuará…
Leer más...

lunes, 21 de noviembre de 2011

Reflexiones Cristianas para Jóvenes - El Amor

Sientes mariposa en el estómago, escalofríos en todo el cuerpo cada vez que se presenta frente a ti. No puedes pensar ni razonar, su presencia trastorna todas tus emociones. Sí, a todos nos ha pasado, es parte de nuestra humanidad.

Las emociones se vuelven incontrolables, pues se mezclan entre la ilusión y la pasión. Podría afirmar que cada uno de los seres humanos hemos experimentado ambas sensaciones y podría decir que nos hacen sentir flotando en medio de una aparente alegría y felicidad. Ahí puede llegar el enamoramiento.

Sin embargo, hay que establecer la diferencia entre lo que es pasión, una ilusión pasajera y lo que es el amor verdadero. La pasión es una emoción intensa y profunda que evoca un gran deseo carnal y sexual de una persona hacia otra. Lleva en sí excitación por lo que se puede experimentar una actitud desenfrenada que es imposible controlar, esa emoción domina la voluntad. Por lo tanto, el individuo se deja llevar por los sentimientos sin razonar en las posibles consecuencias de sus actos (http://es.thefreedictionary.com/pasional).

La ilusión es como un sueño, una fantasía, algo irreal. El diccionario the free dictionary la define como una falsa percepción que es causada por una interpretación errónea de los sentidos. De otro lado, está el amor, un sentimiento profundo que experimentamos por esa persona especial. Claro, hay diferentes tipos de amor: el que sentimos por la pareja, nuestros padres, hermanos, amigos, etc. En este caso hablaremos del amor entre parejas, principalmente en el noviazgo.

Ahora bien, no quiero condenar a la ilusión y la pasión porque son sentimientos que vamos a experimentar. Inclusive, podría afirmar que antes de enamorarnos y poder expresar el verdadero amor lo que existe es una ilusión, un deseo de que esa persona te corresponda. También, nuestro cuerpo responde a ciertos estímulos y por lo tanto, la pasión se llega a sentir. Podemos decir que es necesaria, pero hay que saber controlarla. No obstante, en un matrimonio hace falta que se mantenga vivo cierto grado de pasión.

De la misma manera, te puedo decir que tanto la pasión como la ilusión buscan la satisfacción individual más allá de la colectiva. Es ahí donde está el problema, ya que la relación se vuelve una pasional donde aflora únicamente el deseo sexual y se pierde la razón de ser de una pareja que se profesa amor.

En cuanto a las pasiones juveniles, la biblia advierte:
“Huye de las malas pasiones de la juventud, y esmérate en seguir la justicia, la fe, el amor y la paz, junto con los que invocan al Señor con un corazón limpio“. (2da Timoteo 2:22).

No quiero decir que no experimentes lo que es la ilusión y la pasión. Pues la misma palabra de Dios recomienda:
“Alégrate, joven, en tu juventud; deja que tu corazón disfrute de la adolescencia. Sigue los impulsos de tu corazón y responde al estímulo de tus ojos, pero toma en cuenta que Dios te juzgará por todo esto. Aleja de tu corazón el enojo, y echa fuera de tu ser la maldad, porque confiar en la juventud y en la flor de la vida es un absurdo“. (Eclesiastés 11: 9-10)

Recuerda que el dejarnos llevar por las emociones del momento puede traer consecuencias lamentables. Es importante que no saltes las etapas y que en el noviazgo sepas identificar el verdadero amor. Ese sentimiento hermoso que no busca satisfacer sus deseos, que piensa primero en el bienestar del otro y con el pasar del tiempo crece, madura y permanece.

Ya lo establece la biblia:
“El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso. No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor. El amor no se deleita en la maldad sino que se regocija con la verdad. Todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor jamás se extingue…” (1 Corintios 13: 4 – 8a)

Si te encuentras en una relación sentimental, evalúa bien qué es lo que sientes: amor, ilusión o pasión. Luego de que analices, busca siempre el verdadero amor, ese que no brinca etapas y que controla sus emociones y deseos pasionales por el bienestar del noviazgo. Una vez unan sus vidas en matrimonio disfrutarán de una relación sexual hermosa, pues se comprometieron por amor y no únicamente por deseo sexual. Así que espera el momento preciso para disfrutar tu sexualidad con esa persona que estará a tu lado hasta que la muerte los separe, según lo dicta la palabra de Dios.

Leyendo otros blogs encontré esta entrada que complementa lo que expongo en el tema. El título es Hablemos del amor de Rebeca Reynaud.

Escrito Por: Elizabeth Vargas
Fuente Original: jovenesdiferentespr.com
Leer más...

«Escojo la Bendición» (1)

“Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios”, Deut. 28:2


 

El capítulo 28 del libro de Deuteronomio incluye una larga lista de las varias formas que toman tanto las bendiciones como las maldiciones. Las bendiciones están relacionadas con los versículos 3 – 13; las maldiciones del 16 – 68. tanto unas como otras se pueden resumir en una lista:

 

        BENDICIONES                      MALDICIONES

        Exaltación                         Humillación

        Salud                                  Enfermedad física y mental

        Reproductividad               Aridez / esterilidad

        Prosperidad                       Pobreza

        Victoria                               Fracaso / derrota

        Favor de Dios                     Opresión, desintegración de la

                                                     familia, disfavor de Dios

Moisés concluye su lista de bendiciones con dos puntos importantes en el v. 13:

a)    Te pondrá Jehová por cabeza y no por cola: la cabeza toma las decisiones y la cola sólo sirve para que la arrastren; la cabeza controla cada situación, toma las decisiones apropiadas y ve que se realicen con éxito; la cola es arrastrada por fuerzas y circunstancias, y no puede dominar

b)    Estarás encima solamente, y no estarás debajo

 Indicadores de una maldición

1-   Colapso mental o emocional, o ambos: vs. 20, 28, 34 y 65; incluye locura, turbación de espíritu o turbación de corazón, corazones temerosos o tristeza del alma, desfallecimiento de ojos o desesperación del alma. Las personas no tienen ya el pleno control de sus pensamientos, emociones y reacciones. Las palabras clave son confusión y depresión; generalmente tienen su raíz en alguna participación en el ocultismo

2-   Enfermedad repetida o crónica (especialmente si es hereditaria): vs. 21, 22, 27, 28, 35, 59 y 61; mortandad, que la peste se te pegue, tisis o tuberculosis, fiebre, inflamación, úlceras y pústulas incurables, tumores, sarna, ceguera, plagas, enfermedades perniciosas y malignas. Un término usado con referencia a ciertos tipos de enfermedad es hereditario; se refiere a una condición que pasa de una generación a otra

3-   Esterilidad, tendencia al aborto o problemas femeninos relacionados: v. 18; maldito el fruto de tu vientre o de tu matriz. Afecta a cualquiera de los órganos o funciones relacionados con la procreación. Incluye incapacidad para concebir, tendencia a abortar, menstruación irregular o falta de ésta, dolores menstruales, frigidez, quistes, tumores o defectos estructurales en los órgnos reproductivos

Continuará…
Leer más...

Mensajes Cristianos - Hablando con Dios

Texto Bíblico: Salmos 68:6a

Domingos atrás, antes que comenzara el culto de nuestra iglesia, llegó una mujer joven con unos cuantos niños, ellos saludaron de manera respetuosa a los asistentes, y juntos se sentaron a escuchar la prédica de ese día…
Aparentemente esta historia no tiene nada de extraordinario, pero si consideramos que los niños son de diferentes edades, razas, y que todos ellos le dicen a esta mujer joven “Tía”, entonces, el panorama cambia, y nos entra la curiosidad de saber ¿cómo así tantos sobrinos?

Y la respuesta es muy sencilla, esta hermana en la fe no es casada, pero Dios le ha dado la bendición de ser tía de algunos niños y niñas que han sido rescatados de las calles de Guayaquil. Ella vive con ellos en una fundación para niños desamparados y vela por ellos como si fueran sus propios hijos, no en vano una de las niñas le dice que ella es su mamá.

Este hermoso cuadro, el mismo que he visto repetirse algunos domingos en nuestra iglesia, me llevó a recordar que Dios nunca nos desampara, siempre tiene a alguien en esta tierra que se preocupa por nosotros, que nos cuida; no en vano Jesucristo dice en Su Palabra: “¿No valéis vosotros mucho más que las aves? (Lucas12:24b)
Y si valemos más que las aves, es una realidad que siempre estaremos bajo el amparo y protección de nuestro Dios.

Es que cuando entregamos nuestras vidas a Dios, inmediatamente venimos a ser hijos de Él, llegamos a tener una nueva identidad; una identidad mucho más valiosa que la que teníamos antes. Ahora tenemos un nombre que está escrito en el Libro de la Vida, y juntos con todos los salvados venimos a ser ¡una gran familia!
¡Qué hermosa y alentadora realidad!: “Porque aunque mi padre y mi madre me hayan abandonado, el Señor me recogerá." (Salmos 27:10)

Actualmente, gracias a esta fundación que rescata niños de la calle, y el deseo de esta hermana en la fe de cuidar de ellos, cada niño que acude a este lugar tiene un techo, comida, y lo que es más importante el amor de Cristo reflejado en el accionar de cada uno de los miembros de ese lugar.

El domingo que pasó me dio gusto ver a estos niños en la iglesia, pues observé sus rostros llenos de felicidad, seguros de que esa “Tía” los ama con el amor de Jesucristo, ese amor que excede a todo conocimiento; esa Tía vela por ellos en el aspecto espiritual y material; esa Tía no los va a dejar, pues, el amor de Cristo que es el que ella posee, nunca abandona, sino que cuida y protege.

Y es que esta amada Tía comprende que ella es un instrumento que nuestro Señor utiliza para que la promesa escrita en Su Palabra se cumpla:

“Dios hace habitar en familia
a los desamparados…”
(Salmos 68:6a)

¡Dios lo bendiga!
Leer más...

jueves, 17 de noviembre de 2011

¡No os conforméis!

“No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”, Rom. 12:2


 

Dejar las cosas para después es una falta tan común en el ser humano que hay toda una serie de refranes, a veces divertidos, a veces no tanto, acerca del problema:

 “El perezoso es el que deja para mañana lo que ya había dejado para hoy”

"Nunca dejes para mañana lo que puedes hacer pasado mañana”


“El trabajo es sagrado… ¡no lo toques!”


 En realidad, el hábito de dejar las cosas para después no es asunto humorístico. Es algo que puede arruinar las posibilidades de éxito de casi todo lo que emprendamos. Pero hace mucho más que eso: nos roba nuestra dignidad, nos priva de la plena realización de nuestras aspiraciones y esperanzas.

El hábito de aplazar las cosas es sumamente nocivo para un cristiano. Hay quienes dejan la oración y el estudio bíblico para después porque “no tienen tiempo”. En ocasiones pensamos: “¿Qué importa si no hago este trabajo hoy o no llamo a aquel amigo enfermo?”, “Mañana será otro día”.

Es importante entender por qué aplazamos las cosas; pero lo más importante es lo que debemos hacer para vencer el problema. He aquí algunos puntos prácticos que podemos anotar y aplicar en todos los aspectos de nuestra vida:

1-   ¡Hágalo ya!: deseche excusas como: “Es demasiado difícil” o “Ahora no tengo tiempo”. Simplemente HAY QUE HACERLO YA… esa es la clave.

2-   Trace un programa de acción y luego divida y venza: escriba su programa si es necesario; primero voy a hacer esto, luego aquello, y así sucesivamente.

3-   Establezca prioridades y un sistema para desarrollar la habilidad de resolver problemas.

4-   Tenga una visión clara de las prioridades.

5-   Sea realista con respecto a su tiempo y no trate de realizar lo imposible.

Estos son sólo algunos pasos a seguir; lo más importante es ponerlos en práctica de inmediato. Recuerde: la hora para iniciar un trabajo que tenemos pendiente es la misma en la que nos lo dan o nos lo hemos asignado. Piense en una tarea o una debilidad del carácter que tenga que vencer; propóngase no aplazarlo más. No nos podemos permitir dejar para después el desarrollo de nuestro carácter. Dejemos de andar a la deriva aplazando para mañana lo que debemos hacer hoy.
Leer más...

miércoles, 16 de noviembre de 2011

¿Por qué no tenemos tiempo?

“Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”, Mat. 6:33


 


Hoy en día vivimos tiempos tan agitados: el trabajo, la escuela, la familia, los hijos, los amigos. Hemos dicho en algunas ocasiones: “Ojala el día tuviera más de 24 horas, para alcanzar a hacer todo lo que tengo pendiente”.

 El asunto no es tener más de 24 horas por día disponibles para nuestras actividades, sino de encontrar las razones del por qué de tantas actividades sin resolver. Veamos cuáles pueden ser algunas de ellas:

 1-   Tiempo completo extendido: muchas veces gastamos más allá de las 8 horas de trabajo, más el trabajo de la casa, más los pendientes del trabajo que hacemos en la casa, más cualquier proyecto de interés profesional… por eso el tiempo no nos alcanza

2-   La vida en la ciudad: nos toma más tiempo desplazarnos de un lugar a otro, esto genera mayor estrés y una buena cantidad de tiempo desaprovechado o poco productivo

3-   Industria, cultura y tecnología: existen hoy en día una gama de distracciones poco productivas que nos conducen al ocio o al tiempo nada productivo (Tv., Internet, etc.)

4-   Ambiciones o demandas de la sociedad: esto genera necesidades creadas, el consumismo y la multiplicación de objetivos o intereses

 Todos, en determinado momento, nos dejamos llevar por lo “habitual”, como la televisión, los amigos, el trabajo, etc.; dejamos de lado lo verdadero y eterno para cuando tengamos algún tiempo libre… y esto nunca llega.

Solución: encontrar placer en lo que ocupa nuestra mente y espíritu a diario; debemos darle prioridad a aquellas cosas que verdaderamente tienen un valor eterno y deleitarnos en hacerlas. Realizar nuestro trabajo con entusiasmo, disfrutar de la familia con intensidad, gozarnos con los amigos o familiares; pero, sobre todas las cosas, pasar tiempo delante de la presencia de nuestro Dios. Cuando Él es el centro de nuestra vida, todo lo demás se convertirá en las añadiduras y sólo así dejaremos de vivir estresados porque no nos alcanza el tiempo para nada.
Leer más...

martes, 15 de noviembre de 2011

¿Cómo puedo conocer la voluntad de Dios?

“El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado, y tu ley está en medio de mi corazón”, Sal. 40:8


 La Palabra de Dios nos enseña que existe una voluntad general de Dios para todos los hombres y una voluntad específica para cada uno, de manera individual. Veamos algunos pasajes:

  • “Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios; tu buen espíritu me guíe a tierra de rectitud”, Sal. 143:10

  • “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos”, Mat. 7:21

  • “Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madre”, Mat. 12:50

  • “Y sabemos que Dios no oye a los pecadores; pero si alguno es temeroso de Dios, y hace su voluntad, a ése oye”, Juan 9:31

  • “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”, Rom. 12:2

  • “Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor”, Ef. 5:17

  • “… no sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino como siervos de Cristo, de corazón haciendo la voluntad de Dios; sirviendo de buena voluntad, como al Señor y no a los hombres…”, Ef. 6:6 y 7

  • “… porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad”, Fil. 2:13

  • “… pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación…”, 1ª Tes. 4:3

  • “Porque esta es la voluntad de Dios: que haciendo bien, hagáis callar la ignorancia de los hombres insensatos…”, 1ª Pe. 2:15

  • “Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre”, 1ª Juan 2:17


Todos estamos obligados a conocer cuál es la voluntad de Dios para nuestras vidas. Preguntarle es fácil, obedecer es otra cosa. Esto sólo se logra a través de: orar (esperar en Él), leer la Biblia (está de acuerdo con su voluntad), buscar consejo sabio, pedir señales (no emociones).

La primera voluntad de Dios para nosotros es la OBEDIENCIA; se resume en dos palabras: SER y HACER. La voluntad de Dios es obedecerle y serle fiel. Es hacer lo que Él me dice que haga, en la forma en que Él quiere que lo haga. OJO: la voluntad de Dios nunca entra en conflicto o contradicción con su Palabra. Conocer su voluntad también nos trae PAZ. Cuando nos aferramos a algo ya no estamos a disposición de Dios para hacer lo que Él quiere.

¿Qué podría hacer Dios contigo si tuviera la libertad de hacer lo que Él quisiera?
Leer más...

sábado, 12 de noviembre de 2011

Reflexiones de Amor - Vencer la Depresión

“No puedo con la depresión“, es una frase que podemos escuchar tanto del que padece la condición como de los que están a su alrededor. Hoy le escribo a ambos porque las herramientas para combatirla son necesarias y pertinentes. El diccionario de la Real Academia Española la define como: “Acción y efecto de deprimir o deprimirse. Síndrome caracterizado por una tristeza profunda y por la inhibición de las funciones psíquicas, a veces con trastornos neurovegetativos“.

Primero, tengo que decirte que nadie está exento de pasar por una etapa de depresión. Personas de cualquier nacionalidad, clase social, nivel de educación y religión pueden experimentarla por distintas razones. El psiquiatra, doctor, José Omar González (2011) indicó, en la conferencia: “La bipolaridad y la depresión, asesinos del cerebro”, que los factores pueden ser: “biológicos o bioquímicos“. De acuerdo con González, algunas de las causas son:

  • Estresores de eventos en la vida

  • Personalidad individual y soporte social

  • Influencias ambientales

  • Vulnerabilidad genética


La condición puede desarrollarse tanto en hombres como en mujeres de todas las edades, aún desde los infantes. Pero, me pareció muy interesante un estudio que realizó el doctor James Dobson (1999) en el que salieron a la luz algunas de las causas que pueden causar depresión en la mujer. Estos hallazgos son discutidos en el libro Lo que las esposas desean que los maridos sepan sobre las mujeres.

No voy a entrar en detalles, pero sí quiero compartir las diez respuestas. He aquí la lista:

  • Ausencia de romanticismo en el matrimonio

  • Conflictos con parientes cercanos

  • Subestimación propia

  • Problemas con los niños

  • Dificultades económicas

  • Soledad, incomunicación y aburrimiento

  • Problemas sexuales en el matrimonio

  • Molestias menstruales y de tipo psicológico

  • Fatiga y vida apresurada

  • Envejecimiento


Una tristeza profunda y prolongada ahoga la vida de muchas mujeres a nivel mundial, ciertamente los hombres también la pueden experimentar, pero es necesario conocer la raíz del problema.

Además, es indispensable la intervención a tiempo. Si no se trata como corresponde se puede convertir en un ciclo del que se hace difícil salir. Expertos aseguran que la depresión no tratada puede repercutir en la salud mental y física del que la padece.

Algunos síntomas…

Quizás ya lo has leído y escuchado muchas veces, pero no está de más recordarte algunos de los síntomas. El doctor Hugo Serrano (2009) plantea que los signos de la persona deprimida son:

  • Desequilibrio del sueño: insomnio o hipersomnio

  • Falta de apetito

  • Aumento o pérdida repentina de peso

  • Cambios en el interés sexual

  • Cambios repentinos y falta de interés en la apariencia


Por su parte el doctor González (2011), también autor del libro Asesinos del Cerebro, estableció que una persona con depresión va a experimentar por lo menos cinco de los siguientes síntomas:

  • Estado de ánimo deprimido

  • Pérdida de interés o de la capacidad de placer

  • Pérdida importante de peso sin hacer régimen o aumento de peso; o pérdida o aumento de apetito

  • Insomnio o hipersomnia

  • Agitación o alentecimiento psicomotor

  • Fatiga o pérdida de energía

  • Sentimientos de inutilidad o de culpa excesivo o inapropiados

  • Disminución de la capacidad para pensar o concentrarse, o indecisión

  • Pensamientos recurrentes de muerte, ideación suicida recurrente sin un plan específico, o tentativa de suicidio, o un plan específico para suicidarse.


Quiénes sufren…
La impotencia y la frustración puede apoderarse tanto del que padece la depresión como de los que están cercanos (familiares o amigos). Es importante saber qué el estado de ánimo de los demás puede influenciar en el nuestro. La autora Joyce Meyer (2001) precisa que “las amistades que escogemos son importantes porque podemos empezar a parecernos a ellos“. Ciertamente, podemos decir que esta premisa también aplica a los familiares. Meyer señala que los que comparten o conviven con el individuo, que tiene depresión, deben cuidarse o de lo contrario “se encontrarán comenzando a sentir del mismo modo que la persona deprimida“.

Por lo tanto, los familiares y amigos de las personas con depresión deben cuidar su salud emocional. Pueden recibir ayuda de grupos de apoyo, profesionales de la conducta y claro, la guía espiritual para sobrellevar el proceso. La lectura sobre el tema ayuda, pero debe ser complementaria. Hay que establecer un plan de apoyo al paciente, pero también de prevención para los que le rodean.
Definitivamente, hay que hacer frente a la depresión, primeramente, reconociendo que todos podemos experimentarla. Además, hay que identificar las causas y las etapas que son parte del ciclo. Meyer (2001) explica que: “la depresión es el resultado de buscar lo que no tenemos y lo que no podemos hacer“. La autora dice que algunas de las fases son: la decepción (causada a su vez por expectativas no cumplidas), el desaliento, el abatimiento y la desesperación.

La buena noticia es que puedes prevenir la depresión llevando una vida balanceada y cuidando tu espíritu, alma y cuerpo. Si por situaciones inesperadas o desbalances químicos llegas a experimentarla tú o un familiar o amigo, hay herramientas y soluciones que se pueden utilizar. Lo importante es buscarlas e intentarlo todas las veces que sean necesarias.

Tú puedes decidir cambiar tu destino. Tienes esperanza. Hay un mundo de posibilidades y alternativas para tí y para los tuyos. Finalmente, te pregunto, ¿qué te impide enfrentar la depresión?

Articulo extraido de: masquevivir.com
Autora: Profa. Elizabeth Vargas
Leer más...

Reflexiones Cristianas Cortas - El Guerrero y la Fe

El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio. Madre Teresa De Calcuta.

Dice la leyenda que, después de una exhaustiva sesión matinal de oraciones en el monasterio de Piedra, el novicio preguntó al abad si las oraciones hacían que Dios se aproximara a los hombres.

-Voy a responderle con otra pregunta- dijo el abad-. ¿Harán salir el sol mañana todas esas oraciones que usted reza?

-¡Claro que no! ¡El sol sale porque obedece a una ley universal!

-Entonces esa es la respuesta a su pregunta-dijo el abad-. Dios esta cerca de nosotros, independientemente de las oraciones que digamos.

[caption id="attachment_3897" align="alignright" width="200" caption="Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. "Hebreos 11:1""][/caption]

El novicio se rebeló:

-¿Quiere usted decir que nuestras oraciones son inútiles?

-En absoluto. Si usted no se despierta temprano, nunca conseguirá ver el sol naciente. Si no reza, aunque Dios este siempre cerca, usted nunca notará su presencia.

Orar y vigilar:
Éste debe ser el lema del Guerrero de la Luz. Si solo vigila, empezará a ver fantasmas donde no los hay. Si sólo ora, no tendrá tiempo para ejecutar las obras que tanto necesita el mundo.

 

Autor: Paulo Coelho
Leer más...

viernes, 11 de noviembre de 2011

Dios No se ha Olvidado de Ti

Tal vez usted sea una de las tantas personas que dicen constantemente: “¡Dios se olvidó de mí!”. Quizás porque estás enfermo, o se te murió un familiar, o tus padres te abandonaron, o tu esposo, o tu esposa se fue de tu lado.

[caption id="" align="alignright" width="202" caption="Imagen referencial"][/caption]

Tal vez porque te botaron del trabajo, o porque quedaste en la ruina, de la noche a la mañana. No importa cuál sea la razón que te haga pensar de esta manera, lo importante es que quiero que sepas hoy que es uno de los más viejos trucos mentirosos de satanás para que le eches a Dios la culpa de tu desgracia; bien sea porque estás cosechando lo que sembraste, según gálatas 6:7 que dice: No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también o cosechara. O porque Satanás destruyo tu felicidad.

Como está escrito El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. Juan 10:10 Pero de que Dios se haya olvidado de ti es imposible.

El Señor te dice:
“¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque ella olvide, yo nunca me olvidaré de ti. He aquí que en las palmas de las manos te tengo esculpidas; delante de mí está siempre tus muros” (Isaías 49:15-16).

Jesús dijo: “¿no se venden cinco pajarillos por dos cuartos? Con todo, ni uno de ellos está olvidado delante de Dios. Pues aún los cabellos de vuestra cabeza están todo contados no temáis, pues; más valéis vosotros que muchos pajarillos” (Luc. 12:6-7).
La más grande señal que Dios te ama, y que no se ha olvidado de ti son las heridas hechas por los clavos en las manos de Jesús de Nazaret y que estás con vida hoy para leer este mensaje.

No lo dudes, Jesús no se ha olvidado de ti, solo quiere señalarte el camino correcto. Job 22:21 Vuelve ahora en amistad con él, y tendrás paz;
Y por ello te vendrá bien.

Escrito por: Pastor Isidro Rodríguez
Leer más...

jueves, 10 de noviembre de 2011

Mensajes Cristianos - ¿Por que Sentirnos mal?

Alguna vez haz pensado si todo lo que haces en tu rutina diaria y en otras ocasiones llena tu vida? La cotidianidad, el stress en el que vivimos día a día hace que nos olvidemos de cosas muy importantes y que van más allá de lo terrenal. La mayoría de las veces desplazamos o sustituimos a la familia, la pareja por un trabajo, por dinero o por cosas, que quizás hoy están, mañana no; tratamos de llenar nuestras vidas con actividades que supuestamente nos satisfacen (el dinero, trabajo, fiestas, amistades que están solo en momentos determinados, etc.) Pero que hay mas allá de todo eso? Haz revisado alguna vez el fondo de tu corazón y te haz preguntado si está totalmente lleno?

[caption id="attachment_3858" align="alignleft" width="200" caption="Buscando la Felicidad"][/caption]

Pues claro que no está totalmente lleno, - ¿y porque pienso así? – porque todas estas cosas nombradas anteriormente solo son cosas superficiales. Puedes sentirte sumamente mal, vas a una fiesta, estas en tu trabajo o rodeado de muchas personas, tienes todo el dinero del mundo, al instante pensaras que te sientes mejor, ¿pero que pasa cuando sales de la fiesta, del trabajo o sencillamente llegas a tu casa y estas en la soledad de tu cuarto? Te vuelve a sentir mal como al principio.
Todo esto ocurre porque ciertamente tenemos un vacío en nuestro corazón, que no lo llena las fiestas, el dinero, el trabajo, las amistades, etc. Ese vacío es una falta de amor de Dios, y solo Él lo puede llenar.

Cuando te sientas así de mal, recuerda que El está tocando la puerta de tu corazón para habitar dentro de ti. Y a partir de ese momento ya no te sentirás ni vacío, ni solo, ni triste, porque Dios estará contigo en todo momento para consolarte y ayudarte a levantarte en todos los momentos en los que sientas que no puedes más.
Para invitarlo a entrar a tu corazón y a llenar el vacío que tienes en tu vida solo repite esta corta oración:

“Señor Jesús, yo confieso que soy un pecador. Entra en mi corazón. Perdóname por mis pecados. Límpiame con Tu sangre ahora, Señor. Me rindo ante Ti. Te entrego mi corazón. Y te pido que vivas Tu vida en mí. Cambio mi vida por tu vida. Yo creo Señor que Tú eres el Hijo del único Dios y creo que viniste a este mundo para morir por mí. Tu eres el Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo. Yo creo que Tú derramaste Tu sangre por mi salvación.

Yo creo que Tú resucitaste de la muerte y subiste al cielo y ahora estás sentado a la derecha del Padre. Ahora, Señor Jesús, yo proclamo que Tú para siempre serás mi salvador y proclamo ante el cielo y la tierra que yo seré tuyo para siempre y he nacido otra vez…AMEN!
Leer más...

«Ester y la providencia divina» (4)

“… ¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al reino?”, Est. 4:14


 

Todo el tiempo que Amán hizo construir la horca pudo ver ahí a Mardoqueo colgado; pero ahora es él quien ha sido condenado. La historia comenzó con el poderoso rey Asuero y ahora termina con un hombre cambiado y un pueblo librado de la muerte (8:1 – 3, 7 y 8). La ley no podía ser cambiada, el edicto de Amán seguía vigente, pero Dios cambió el corazón del rey usando a Ester y Mardoqueo, proveyendo una manera mediante la cual la ley quedaría sin efecto: los judíos podían protegerse a sí mismos, podían matar a los que los atacaran, y podían quedarse con el botín (8:15 – 17). Los judíos se defendieron, pero no abusaron (9:1 y 2). Luego del día esperado, Asuero pregunta a Ester si había algo más que pueda hacer por ella (v. 11 – 14). Ella pidió un día más para que los judíos pudieran defenderse (v. 15 y 16). Después de la AFLICCIÓN, la CELEBRACIÓN (v. 17 – 19). La historia termina como tenía que terminar (v. 20 – 27).

 Conclusión

ü      Amán maquinó un plan de destrucción para acabar con Mardoqueo y los judíos. El enemigo puede haber decretado destrucción para nosotros, pero… ¡sucederá lo contrario! Los judíos se enseñorearon de los que los querían destruir

ü      Dios NO es esclavo del reloj humano. Él SIEMPRE está en control

ü      Mardoqueo salvó la vida del rey y Amán fue el engrandecido. Cuando la vida o las cosas nos parezcan injustas… ¡Dios está trabajando, aunque no lo veamos!

ü      Ester estuvo en un dilema: obedecía a Mardoqueo o moría. No entendemos la soberanía de Dios. ¡Quizás para esta hora Dios nos ha llamado o preparado!

ü      Ester aceptó el reto; estaba dispuesta a morir si fuera necesario, ¿lo estamos nosotros?

ü      Dios entregó el corazón del poderoso rey Asuero en las manos de Ester. En varias ocasiones le dijo: “¿Qué pides? Hasta la mitad del reino te daré”

ü      ¿Qué pedimos nosotros?
Leer más...

miércoles, 9 de noviembre de 2011

«Ester y la providencia divina» (3)

“… ¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al reino?”, Est. 4:14


 

Luego viene el momento más importante de la historia de Ester: las palabras que le dijo Mardoqueo (v. 12 – 14). En otras palabras:

1-    Si no haces nada, como quiera vas a morir por ser judía

2-    Suponiendo que no mueras, Dios no depende de ti; Él va a usar a cualquiera para salvar nuestra nación

3-    ¡Qué tal que Dios en su soberanía te haya escogido a ti! No es casualidad que tú hayas sido escogida para ser reina, en este preciso tiempo, para este mismísimo momento

Ester acepta el reto (v. 15 y 16), y dice: “Si perezco, que perezca”. La historia continúa tres días más tarde (tiempo en el que Ester oró y ayunó), cuando Ester se prepara para entrar a la presencia del rey sin saber lo que le deparará el futuro al infringir la ley (5:1 y 2).

Ahí vemos a Ester confiada, firme, tranquila, confiada en el Señor. Cuando el rey la vio, ella halló gracia ante sus ojos (v. 3). Ese sería el momento idóneo para vengarse de Amán, pero NO lo hace; en su lugar ella los invita a un banquete (v. 4 y 5). Durante el banquete, Ester pudo haber hecho lo que hizo al día siguiente, pero DIOS ESTABA EN CONTROL DE TODO (v. 6 – 8).

Dios estaba trabajando todo ese tiempo, aunque nosotros no lo veamos. Amán estaba contento por eso, hasta que de nuevo se encuentra con Mardoqueo (v. 9 y 10), se enfurece una vez más y comienza a armar un segundo plan de destrucción (v. 11 – 14). Ordena que se construya una horca de 25 metrosde altura. Mientras tanto, Dios seguía trabajando… ahora con Asuero. Le quitó el sueño para seguir con su plan perfecto (6:1 – 3).

Mientras toda la ciudad de Susa dormía, el rey daba vueltas en la cama: JUSTO LA NOCHE EXACTA PARA TENER INSOMNIO. El rey no sabía del plan de Amán para destruir a Mardoqueo, así que, mientras Amán duerme, mientras Mardoqueo duerme, mientras toda Persia duerme, el rey no puede dormir. Y… ¡Dios tampoco duerme!

Al darse cuenta Asuero de que no se había hecho nada por Mardoqueo, empezó a pensar en cómo premiarlo (v. 4 y 5). El rey manda llamar a Amán para una cosa, y Amán estaba esperando ver al rey para otra (v. 6). Amán pensó en sí mismo: ¿a quién más que a él querría honrar el rey? (v. 7 – 9).

Después viene lo INCREÍBLE DEL TRABAJO DE DIOS (v. 10 y 11). Amán regresa a su casa derrotado (v. 12 y 13). Entonces viene el DESENLACE de la historia: nuevamente Amán regresa al banquete (v. 14). Este segundo banquete es el acontecimiento crucial; nuevamente el rey pregunta a Ester y éste es el momento de Ester (7:1 – 4). Con toda diplomacia y sensibilidad Ester suplica por su vida y la de su pueblo, para finalmente llegar adonde Dios había planeado desde el comienzo del libro (v. 5 y 6).

Continuará…
Leer más...

martes, 8 de noviembre de 2011

¿Como Encontrar la Felicidad?

Un profesor delante de su clase de filosofía, sin decir palabra, tomo un frasco grande y vacío de mayonesa y procedió a llenarlo con pelotas de golf. Luego le preguntó a sus alumnos si el frasco estaba lleno. Los estudiantes estuvieron de acuerdo en decir que si. Así que el profesor tomó una caja llena de canicas y la vacío dentro del frasco de mayonesa. Las canicas llenaron los espacios vacios entre las pelotas de golf.

El profesor volvió a preguntar a los estudiantes si el frasco estaba lleno y ellos volvieron a decir que si.

Luego... el profesor tomo una caja con arena y la vació dentro del frasco. Por supuesto, la arena llenó todos los espacios vacios, asi que el profesor pregunto nuevamente si el frasco estaba lleno.
En esta ocasión los estudiantes respondieron con un 'si' unánime.
El profesor, enseguida agregó 2 tazas de café al contenido del frasco y efectivamente llenó todos losespacios vacios entre la arena.

Los estudiantes, en esta ocasión, reían. Cuando la risa cesó, el prfesor dijo:
-Quiero que se den cuenta que este frasco representa 'la vida'.Las pelotas de golf,son las cosas importantes como Dios,la familia,los hijos, la salud, los amigos, todo lo que te apasiona.Son cosas, que aún si todo lo demás lo perdiéramos y solo estas quedaran, nuestras vidas aún estarían llenas.

Las canicas son las otras cosas que importan, como el auto, el trabajo, la casa, etc...
La arena es todo lo demás, las pequeñas cosas.
'Si ponemos la arena en el frasco primero,no habria espacio para las canicas ni para las pelotas de golf'
Lo mismo ocurre en la vida.

'Si gastamos todo nuestro tiempo y energía en las cosas pequeñas, nunca tendremos lugar para las cosas realmente importantes.

Presta atención a las cosas que són cruciales para tu felicidad.

Juega con tus hijos, tomate tiempo para asistir al doctor, ve con tu pareja a cenar,practica tu deporte o afición favorita. Siempre habrá tiempo para limpiar la casa y reparar la llave del agua.Ocupate de las pelotas de golf primero, de las cosas que realmente importan. Establece tus prioridades, el resto es solo arena...
Uno de los estudiantes levantó la mano y preguntó que representaba el café.

El profesor sonrió y dijo:
-Que bueno que lo preguntas. Solo es para demostrarles, que 'no importa cuan ocupada tu vida puede parecer, siempre hay lugar para un par de tazas de café con un amigo'.

P.D. Siempre habrá una taza de café para ti esperando en mi escritorio.
¡¡¡¡¡Que tengas un buen dia!!!!!
Leer más...