“Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley, para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos”, Gál. 4:4 y 5

El apóstol Pablo compara la espera de Israel del Mesías con la espera de una herencia. Así como un heredero está bajo tutores y administradores hasta el tiempo señalado por el Padre (Gál. 4:1 y 2), así también Israel tenía que esperar al Mesías hasta el tiempo señalado por Dios.

Cuando llegó ese tiempo, Jesús fue nacido de mujer (la verdadera razón de la navidad) para cumplir su propósito:

1-   Redimir (v. 5): liberar a la humanidad de la desesperación por tratar de salvarse a sí misma y hacer posible nuestra salvación por GRACIA, por medio de la fe en Él

2-   Recibir la adopción de hijos (v. 5 y 6): “adopción” significa literalmente “colocación como un hijo”. Abba es una palabra que denota la relación íntima entre un hijo de Dios y su Padre

La navidad es una celebración de la venida del Hijo de Dios a este mundo. Es la celebración del cumplimiento del tiempo y la venida de Cristo; vale la pena entusiasmarnos con tal acontecimiento.

En el libro de Lucas, capítulo 2, vemos cómo los pastores nos dan un ejemplo de lo que debe ser la celebración de la navidad:

  • Pasaban por una ordinaria noche de trabajo (v. 8)
  • De repente se les aparece un ángel del Señor y se llenan de temor (v. 9)
  • Reciben el aviso del nacimiento del Salvador: las BUENAS NUEVAS
  • Inmediatamente deciden ir a comprobar ese nacimiento (v. 15 y 16)
  • Inmediatamente empezaron a divulgar lo que se les había dicho del niño (v. 17 y 18)
  • Regresaron glorificando y alabando a Dios (v. 20) por lo que habían visto y oído… ¡Qué noche!

¿Hasta qué horas crees que se quedaron despiertos porque no podían dejar de glorificar a Dios y de contar lo que habían visto? ¿Cuántas veces crees que contarían la historia de los ángeles, del bebé y de María y José?

No tuvieron tiempo para tomar clases para aprender a testificar. No necesitaron un seminario de motivación sobre cómo compartir su fe. No podían contener las BUENAS NUEVAS de que había nacido un SALVADOR. Existe un largo trecho entre la pasión de los pastores y el pesimismo de sentarse a comer una suculenta cena o ir de compras para hacer regalos durante la navidad. Es necesario que cada navidad regresemos al verdadero acontecimiento y nos emocionemos sobre el nacimiento de Jesucristo. Finalmente, nació el Salvador para redimirnos y constituirnos en hijos de Dios. Debemos gozarnos y alegrarnos siempre por tal acontecimiento que nos trajo salvación. Glorifiquemos a Dios por lo que hemos visto y oído, sin dejar de divulgarlo a la humanidad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...