“Y cuando llegaron al lugar llamado de la Calavera, le crucificaron ahí, y a los malhechores, uno a la derecha y otro a la izquierda”, Luc. 23:33

  • 6:00 AM – Pilato pronuncia sentencia contra Jesús, quien se dice Hijo de Dios
  • 9:00 AM – Llegan al Calvario. En el momento de horadar sus manos y pies con los clavos le ofrecen vino mezclado con mirra, como estupefaciente, para disminuir el dolor; pero Él lo rechazó, quiso soportar por nosotros el dolor hasta lo sumo.
  • 1ª palabra: (Luc. 23:34), “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen”, dijo mientras le clavaban en la cruz, completamente libre de resentimiento. Hoy, nosotros sí sabemos lo que hacemos y en ocasiones nos la pasamos dando vueltas en un círculo: “pecar – arrepentimiento – pedir perdón – pecar”. Jesús intercedió y perdonó a quienes le dañaban.
  • Los soldados reparten entre sí sus ropas. Se coloca sobre su cabeza la leyenda “Rey de los judíos” en los tres idiomas (hebreo, latín y griego) para que todos supieran de qué crimen se le acusaba
  • Los principales sacerdotes, ancianos, escribas y soldados se burlan
  • 2ª palabra: (Luc. 23:43), “Hoy estarás conmigo en el paraíso”, dijo posiblemente después de 1 ó 2 horas. Al comienzo, ambos ladrones tomaban parte en la burla; pero uno cambió de actitud. Este ladrón puso en vergüenza a los discípulos, quienes durante más de dos años habían oído de Jesús hablar de Su reino. Ahora Jesús moría, el ladrón creía que Él tenía un reino más allá de la tumba. Un ladrón comprendió a Jesús mejor que sus amigos más íntimos. Jesús volvió a Dios llevando en sus brazos el alma de un ladrón, primicias de su misión redentora
  • 3ª palabra: (Juan 19:26 y 27), Jesús le dice a María: “…Mujer, he ahí tu hijo”, y a Juan: “…He ahí tu madre”. Sigue pasando el tiempo. Quizás se acercaba el medio día, después de haberse alejado el gentío burlador. Jesús primero oró por sus asesinos, prometió el paraíso al ladrón penitente y ahora provee de un hogar para su madre. Este fue su último acto terrenal
  • Durante tres horas, desde el medio día hasta las tres, la naturaleza escondió el rostro. Posiblemente, Dios quería que la oscuridad fuese el duelo simbólico de la creación sobre Jesús, mientras Él padecía los dolores expiatorios por los perdidos. Ahora, entra a la fase final de expiación. Quizás las tinieblas simbolicen el alejamiento de Dios, para que el acto de expiación fuera completo. Sus primeras tres horas sobre la cruz fueron palabras de misericordia y bondad. Sus últimas palabras se pronunciaron cuando ya expiraba
  • 4ª palabra: (Mr. 15:34 y Mat. 27:46), “Dios mío, Dios mío, ¿Por qué me has desamparado?”. Lo que Jesús padeció en aquellas últimas tres horas nunca lo podremos saber. Se sintió solo, en las garras del infierno, sufriendo para que nosotros no fuésemos ahí
  • 5ª palabra: (Juan 19:28), “Sed tengo”. La crucifixión producía una fiebre ardiente y una sed abrasadora. Le ofrecieron vinagre y Él lo tomó
  • 6ª palabra: (Juan 19:30), “Consumado es”. Un grito triunfante de alivio y de gozo. El largo reinado del pecado humano y de la muerte queda roto
  • 7ª palabra: (Luc. 23:46), “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”, y expiró. El terremoto, el velo rasgado y las tumbas abiertas: el saludo divino. El centurión cree. La multitud doliente. Con el terremoto y las rocas partidas Dios saludaba al Salvador vencedor. El velo roto del templo fue la proclamación de Dios mismo de que en la muerte de Cristo, la barrera entre Dios y el hombre había desaparecido
  • Juan 19:34, Jesús ya estaba muerto cuando la lanza traspasó su costado, después de haber estado sobre la cruz seis horas. Autoridades médicas dicen que en el caso de la ruptura del corazón, la sangre se deposita en el pericardio, el tejido que rodea las paredes del corazón, y se divide en una especie de coágulo sanguinolento y un suero acuoso. Bajo el intenso dolor físico y la presión de la sangre, posiblemente su corazón haya estallado
  • Del costado del primer hombre, Adán, Dios formó a su esposa, Eva. Ahora, del costado del segundo Adán, Cristo, Dios formaba la esposa de Jesús, Su iglesia
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...