¿Por qué Razón Daniel abrió la Ventana para Orar?

Cuando el profeta Daniel fue amenazado para no orar en el espacio de 30 días, éste fue a casa y abrió las ventanas de su habitación para hacer justamente lo que le estaban prohibiendo.

Imagen de referencia

La amenaza consistía en echar al foso de los leones a quien desobedecía esta orden real (Recomiendo fuertemente leer Daniel 6). Lo que más me llama la atención, es que Daniel abrió las ventanas que daban hacia Jerusalén, como siempre lo hacía. Desde el lado práctico, uno diría que Daniel pudo haber evitado el mal rato con los leones (como lo narra la historia) si hubiese orado con las ventanas cerradas. Al fin y al cabo no iba a dejar de orar. ¿No crees?

Entonces tenemos que prestar atención al detalle de las “ventanas abiertas”. Pues lo que hizo, conlleva un principio y una práctica espiritual importantes. Recordemos que Daniel estaba exiliado en Persia, y su anhelo, como el de todos los judíos deportados, era de algún día volver a Jerusalén. Por eso cada vez que oraba, a través de su ventana veía con sus ojos lo que estaba anhelando. Miraba lo que Dios les había prometido.

Por eso, abre las ventanas de tu fe y mira lo que Dios te ha prometido. Mira un buen matrimonio y una linda familia y declara que así será el tuyo. Visualiza la prosperidad de alguien y confiesa que así Dios te prosperará. Observa el carácter y la firmeza de un hombre de Dios y decreta que así de fuerte estarás. Mira la bendición y la abundancia en la vida de otros y proclama que así también serás bendecido. No quites los ojos de las promesas que el Señor te ha hecho.

El enemigo quiere que dejes de orar, porque el sabe que a través de la oración, Dios te ayuda a ver, lo que El te ha prometido.

Hoy, abre las ventanas y mira hacia Jerusalén.

Por: Gerson Morey
Fuente original: http://eltecladodegerson.com/2012/04/16/por-que-daniel-abrio-la-ventana-para-orar/

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...