¿Con quién me casaré? | Reflexiones Cristianas

martes, 5 de junio de 2012

¿Con quién me casaré?



Los sentimientos son muy importantes y juegan un papel decisivo en nuestras vidas. Es por ello que, no podemos pegarlos a un control remoto y tratar de manejarlos a nuestro antojo como cuando hacemos zapping.  Existe un pinocho que todos tenemos metido dentro y es nuestro corazón. ¿A cuántos no nos ha engañado? La Biblia dice: "No hay nada más engañoso que el corazón; no tiene remedio. ¿Quién lo entiende?" Jeremías 17:9 PDT

Los hombres lo asemejan con nosotras, las mujeres. Dicen de las mujeres: ¿Quién las entiende? ¡Ni entre ellas se entienden! Es por eso que Dios en su sabiduría, creó primero al hombre porque si hubiera creado primero a la mujer, esta le hubiera dicho: No me gusta la pareja que me hiciste. ¿No tienes otro modelo… Quizá uno que sea más parecido a THOR, con la compasión de Billy Graham, con el carisma de Dante Gebel y la billetera de Mark Zuckerberg?

Esta es una decisión crucial pues la mejor manera de truncar tu futuro, es entregar tu corazón a la persona equivocada. Hay muchos que dicen: Yo voy disfrutando mientras que llega el indicado o la idónea… Voy a estar con el erróneo. Antes del príncipe azul, me he relacionado con algunos pitufos pero yo te pregunto: ¿Acaso es un juego para ti? Si sabes que esa persona no va a ser tu compañero de por vida, ¿para qué seguir comprometiéndote más? Pierdes el tiempo y le haces perder el tiempo al otro, así que tienes dos opciones: O sufres por la persona equivocada y te lastimas en una relación o aguardas mientras que llega la persona indicada. No podemos tomar decisiones basadas en lo que sentimos, ya que esas decisiones no siempre serán las más sabias. Nuestro mejor consejero sentimental debe ser Dios: "Busca su voluntad en todo lo que hagas, y Él te mostrará cuál camino tomar"  Proverbios 3:6 NTV

Y si Dios elimina a alguien de tu vida, ¿para qué ir a buscarlo al tacho de basura? ¿Para qué obsesionarte con alguien que simplemente no te quiere? Cuando empiezas una relación, solo por el hecho de llenar un vacío o por la presión de tu círculo que pregunta ¿Y cuándo te casas?, ¿Te vas a quedar a vestir santos? Si tú no eres feliz estando soltero, no lo serás tampoco en una relación. Encuentra tu felicidad primero y luego, compártela con alguien.

¿Cuál fue la idea de Dios al crearte?
a. Que te cases y seas feliz.
b. Que vivas soltero y seas la última Coca-Cola en el desierto...
c. Que te miren pero nadie te toque.
d. Que te quemes peor que pollo a la brasa
 Es por eso que, Dios desde el principio dijo: Luego Dios el Señor dijo: No es bueno que el hombre esté solo. Voy a hacerle una ayuda adecuada” Génesis 2:18

Debes tener mucho cuidado al elegir con quién casarte. De carrera o profesión, puedes cambiar de rumbo como cambiarías de look pero cuando se trata de sentimientos, debes aprender a elegir bien. Recuerda que el pasado es el mejor indicador del futuro que cualquier promesa de una persona… Piensa en sus hábitos y si ahora no te gustan, cuando te cases lo que ahora ves con lupa se convertirá en 3D. Si en una relación niegas lo que no quieres ver e inventas lo que quisieras tener, estás viviendo una mentira. ¿Entonces?

Mujer: Cásate con un hombre valiente, no que solo prometa sino que se comprometa. Que solo cambie tu apellido, no tu forma de ser. Cásate con un hombre que vale un millón por dentro y aunque no tenga ni un centavo por ahora pero contigo se hará próspero. No te la pases buscando a un millonario, a un hombre de billetera ancha que no vale ni un centavo.

Hombre: Cásate con una mujer, no con tu madre… Alguien que te ame y que no castre tus sueños, que te admire, que te escuche, no solo con la que podrías sobrevivir e intentarla sino con aquella que si te la quitaran, no podrías vivir.

Pregúntate primero: ¿Estoy preparado y lleno para empezar una relación? ¿Podré amar con todo mi ser a esa persona y ser bendición para él o ella? ¿Me he conquistado a mí mismo, para ir a la conquista de mi matrimonio?

¿Lo que siento es amor verdadero? compáralo con 1 Corintios 13: 4-7 "El amor es paciente y bondadoso. El amor no es celoso ni fanfarrón ni orgulloso ni ofensivo. No exige que las cosas se hagan a su manera. No se irrita ni lleva un registro de las ofensas recibidas. No se alegra de la injusticia sino que se alegra cuando la verdad triunfa. El amor nunca se da por vencido, jamás pierde la fe, siempre tiene esperanzas y se mantiene firme en toda circunstancia"

El GPS del corazón (Guía Práctica Sentimental)

1. Dedícate a escuchar primero lo que siente Dios con respecto a tus sentimientos, antes que a ti mismo y que otras personas.

2. No busques a alguien perfecto porque nunca lo vas a encontrar. Busca al correcto para ti.

3. Escucha el consejo de tus padres y amigos que sean ejemplo en su vida matrimonial.

4. Comienza de adentro hacia afuera cada vez que quieras decidir por alguien, primero su área espiritual, luego su área emocional o mental y por último su cuerpo.

5. Busca a alguien con un proyecto de vida, con una pasión por vivir. Es decir que sea un visionario con metas claras y establecidas.

"Confía en el Señor y haz el bien; entonces vivirás seguro en la tierra y prosperarás. Deléitate en el Señor, y él te concederá los deseos de tu corazón. Entrega al Señor todo lo que haces; confía en él, y él te ayudará" Salmo 37:3-5

Sé que elegirás correctamente y tendrás el matrimonio que tanto has soñado porque Tu Padre Celestial siempre da buenos regalos a sus hijos y nos concede cada uno de nuestros más anhelados deseos. El matrimonio es una bendición, pon cada uno tus proyectos en las manos de Dios.

Y tú ¿Con quién te casarás?

Por Wenddy Neciosup
http://www.wenddyneciosup.com
https://www.facebook.com/WenddyBlog