Efesios 1:13 En el cual esperasteis también vosotros en oyendo la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salud: en el cual también desde que creísteis, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa,

Descubrimientos arqueológicos recientes, encontraron mas de cien sellos usados como un medio de la autenticación para documentos de papiros escritos, del tiempo de los reinados de los Reyes David y Salomón.

Es decir, un sello (que muchas veces consistía en un anillo con inscripción) era utilizado por los reyes para dar autenticidad a un documento. Si había un edicto real, dicho papel tenía que tener necesariamente el sello del rey.

Reflexiones Cristianas – El Sello del Rey

Si el papiro no tenía este sello, era simplemente un papel sin valor, y por más importante que hubiera sido la declaración de su texto, por carecer de autenticidad, quedaba descartado.

Cuando se emitía un documento real, el rey sellaba con su anillo sobre una especie de cera especial, que luego se solidificaba, quedando con la forma del mismo.

El sello del rey daba por sentado, que todo lo que decía el documento era fidedigno, y que contaba con la “aprobación de su voluntad”.

Todo documento no sellado, era un documento falso sin autoridad.

De la misma manera sucede con nuestros documentos de identidad o pasaportes. Si no tienen el sello de una autoridad del país, no sirven para certificar quienes somos.

Imaginemos que quisiéramos presentar este tipo de documentación “sin sello” para realizar un trámite comercial, bancario o ingresar a otro país. ¿Verdad que no serviría de nada.?

De la misma manera sucede con la verdadera autenticidad cristiana.

Hay muchas personas que dicen ser cristianas, pero que carecen del sello de Dios en sus corazones.

No se arrepintieron de sus pecados, por tanto el Espíritu de Dios no pudo venir a realizar una obra en ellos.

Tienen una buena opinión de sí mismos, y se consideran buenos cristianos, a pesar que el anillo del rey de los cielos nunca tocó sus vidas, imprimiendo sobre ellos la mas mínima señal de Cristo.

Se fabricaron ellos mismos un “pasaporte de cristiano”, pero sin el sello de Dios, pues nunca se entregaron de corazón a El.

¿Y que pueden hacer con este pasaporte falso de “cristiano.? Pues en en este mundo… muchas cosas.
Muchas veces ese pasaporte falso les servirá para mezclarse con los verdaderos hijos de Dios, tomar parte en actividades de la iglesia, y en otras ocasiones este documento está tan bien falsificado, que pasan por “siervos de Dios” llevando un mensaje a otras personas.

De este modo dentro del llamado mundo cristiano, hay individuos con documentación falsa.

Quizá en este mundo podrán exhibir con orgullo su falsa identidad cristiana y de esta forma ser tenidos por personas respetables… pero una cosa es cierta: Ese pasaporte no le servirá para entrar al cielo.
Aquel día que parta de este mundo y esté ante la presencia del mismo Dios, de nada le servirá su pasaporte falso.
Pues Dios sabrá de antemano, si realmente esta persona fue sellada por el Espiritu Santo cuando estaba en la tierra.

El sello del Espíritu Santo, no es ni mas ni menos, que la obra de Cristo en el corazón de aquel que se arrepiente y cree en El.

Por eso dice la Biblia “desde que creísteis fuisteis sellados”. Desde que oíste el mensaje del evangelio y lo aceptaste!

La incredulidad, la falta de entrega y el amor al pecado, impiden que se lleve a cabo que en una vida se ponga el “sello de Dios”.
Estimado amigo/a:

¿Tienes el sello de Dios en tu corazón.?

Si tu vida aun no tiene el sello de Cristo, estás en peligro, porque si hoy mismo fueras llamado a la presencia de Dios, no podrás entrar a los cielos.

El infierno está lleno de “cristianos con documento falso”, por así decirlo.

De nada te vale que hoy te acepten en un circulo cristiano, cuando tu sabes en tu interior, que no eres un cristiano o cristiana genuina.

Puedes ganarte la simpatía de los demás, pero delante de los ojos de Dios, no eres aceptable hasta que te dejes sellar por El.

Te servirá una falsa identidad para este tierra… ¿Y para la eternidad.?

Jesucristo te ama y quiere darte hoy una verdadera identidad en El.

El sello del Padre celestial, está listo. Su mano está preparada. El Espíritu Santo está pronto, a venir a tu vida.

No le rechaces en este día. Abrele tu vida a Dios, derrite la dureza de tu corazón cual blanda cera… y el anillo del rey tocará tu alma, imprimiendo la verdadera identidad cristiana.
¡Serás un cristiano o cristiana autentica!

¡Que el sello de Cristo esté hoy en tu vida!

Efesios 4:30 el…Espíritu Santo de Dios, con el cual estáis sellados para el día de la redención.

Por Alejandro Riff

© 2008 – www.PalabraFiel.com.ar
Permitida su distribución con mención de la fuente

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...