Consejos para la Vida | Reflexiones Cristianas

martes, 25 de agosto de 2015

Consejos para la Vida

Algunos Consejos para la Vida en esta reflexión te servirán de mucho, compártelo con tus amigos y familiares del facebook y twitter.


Reconócelo en todos tus caminos y Él enderezará tus veredas
Proverbios 3:6

DECISIONES: Debemos comprender que lo que sucede a nuestro alrededor escapa en gran medida a nuestro control, pero la forma en que reaccionamos a ello sí está dentro de nuestro control. La vida es un viaje en el que no podemos escoger ni el navío ni el tiempo, pero podemos hacer mucho en lo que respecta a la disposición de las velas y el gobierno del timón.

consejos-para-la-vidaParte del futuro de Dios ya está decidido; pero Dios ha dejado muchas opciones dentro de ese futuro, y algunas de ellas las podemos alterar con nuestras decisiones. El Señor quiere enseñarnos a tomar decisiones, y uno de los principios más importantes para tomar decisiones es no ponernos a hablar, ¡Sino a orar! Debemos aprender a tomar decisiones con la guía del Señor.
Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en Mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?
Juan 11:25 y 26

LA MUERTE: La muerte es la llave de oro que abre el palacio de la eternidad. “El arte de morir valiente y honrosamente no requiere ninguna preparación especial salvo una fe viva en Dios.” (Mahatma Gandhi).

¡Si la idea de la eternidad te incomoda, es que algo anda mal en tu presente! Dios oculta a los hombres la felicidad de la muerte para que puedan soportar la vida.

¡Si amas al Señor, Dios ha dispuesto un momento y un lugar para que mueras cuando hayas terminado tu misión! "Dios nos guiará aun más allá de la muerte" (Salmo 48:14). La muerte no es más que el amanecer de otro mundo. ¡Jesús es el único que resucitó de los muertos y te puede resucitar!
Y yo Juan vi la santa Ciudad, la nueva Jerusalén, descender del Cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido
Apocalipsis 21:2

EL CIELO Y EL INFIERNO: Para nosotros, los que somos hijos de Dios, ¡La vida en el más allá será una prolongación, una amplificación, una multiplicación de la alegría y de las emocionantes vidas que tenemos ahora! ¡El infierno será una prolongación, una amplificación, una continuación inacabable de las mismas vidas horrorosas que tienen ya los malos de este mundo! ¡Un día tendremos una morada que no nos costará nada! ¡Nada de mantenimiento, ningún gasto, nada de nada, salvo lo que ya le costó a Jesús! ¡El infierno es justamente lo contrario de los éxtasis de la vida en el Cielo que gozarán los salvos!