Cuando Sientas Tristeza | Reflexiones Cristianas

lunes, 24 de agosto de 2015

Cuando Sientas Tristeza

Cuando Sientas Tristeza y con muchas preguntas que te inquietan?
“Consolaos, consolaos pueblo mío, dice vuestro Dios” Is. 40:1

El temor te impide hacer algo y más bien quisieras evadir la realidad?
“No temas, porque yo estoy contigo…” Is. 41:10

Los problemas te aplastan y sientes una carga muy pesada?
“Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; no dejará para siempre caído al justo” Sal. 55:22

Estás cansado de la lucha y eso te hace sentir desanimado?
“Fortaleced las manos cansadas, afirmad las rodillas endebles” Is. 35:3

Cansado y sin fuerzas para seguir?
“Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” Fil. 4:13
Descansa. Relájate. Hay alguien que se ocupa de ti.
“Echad toda vuestra ansiedad sobre Él, porque Él tiene cuidado de nosotros” 1ª Pedro 5:7

“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús” Fil. 4:6 y 7

Jehova te protege, te cuida y provee para tu necesidad.
“El eterno Dios es tu refugio, y acá abajo los brazos eternos…” Deut. 33:27

Cristo te acompaña y siempre está contigo.
“…y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” Mat. 28:20

Te provee de hermanos que también te brindan compañía, ayuda y consuelo.
“¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía!” Sal. 133:1

cuando sientas tristeza

Jesucristo te dice, levanta tu cabeza, no te desanimes, Él está contigo.
“Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti” Is. 60:1

El Señor tu Dios te ama, es tu fiel amigo y tú eres su especial tesoro, pues le perteneces, Mira cuanta belleza hay a tu alrededor; la ha creado Dios para que la disfrutes.

Si ya tienes una relación con Dios por medio de Jesucristo te animo a confiar plenamente en Él cuando vengan los momentos difíciles.

todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados Rom. 8:28