El Poder de la Oración | Reflexiones Cristianas

martes, 1 de diciembre de 2015

El Poder de la Oración

Cada día muchas almas se van de este mundo sin tener a Jesucristo en su corazón, Debido al Poder de la Oración y porque nunca tuvieron tiempo para Dios.


Sucede que ahora es cuando les va a sobrar tiempo de verdad para estar sin Dios, y tener una compañía menos agradable, lástima por ellos.

Ese pretexto lo escuché con frecuencia participando en grupos de Evangelismo Explosivo, de personas absorbidas por su profesión o simplemente como una "excusa diplomática", y pasaba a formar parte de la lista de obstáculos que atacaban los poderosos grupos de oración que apoyaban ese trabajo espiritual, dado que el Pastor siempre repetía que "el mejor apoyo" a dicho trabajo, era la poderosísima oración de los grupos consagrados a esa labor, a la cual nada se le podía oponer, incluso, llegué a ver personas afectadas por posesión demoníaca que eran liberadas producto de esas oraciones.

El Poder de la OraciónLo cierto es que realmente eran muchos los pretextos y barreras que llegué a escuchar en ese entonces, y sería tema de un post dedicado sólo a esa línea de ideas.

Pero, Evangelismo Explosivo me enseñó EL PODER DE LA ORACIÓN para tumbar cualquier barrera satánica, del tamaño que fuera, por eso, cuando leas estos post acompáñame en la oración que hago a Dios para que de la lectura de los post de este blog, muchas almas puedan hacer la "rectificación más trascendental" de su vida, y luego, sólo deja que el Espíritu Santo haga su trabajo.

Nunca dudes del PODER DE LA ORACIÓN y de las maravillas que pueden darse en tu vida y en las vidas de aquellas personas por quienes tú oras. No sólo en el trabajo evangelístico, sino en todos los aspectos personales de tu vida, la oración es realmente "el mejor apoyo" para que las cosas te resulten además de fructíferas, menos trabadas.

Mucha gente ora por tí, en secreto, y hace fluir la bendición de Dios a tu vida, dado que esas personas saben que ese es "el mejor apoyo" que te pueden dar.

La oración a Dios es poderosísima y hace huir al enemigo, abonando el terreno para sembrar de bendiciones tu vida; sólo hacen falta dos semillas para tener esa cosecha: que lo creas y que lo pongas en práctica.

Matutinos Espirituales