Reflexiones Cristianas - Las Advertencias de Dios | Reflexiones Cristianas

miércoles, 27 de enero de 2016

Reflexiones Cristianas - Las Advertencias de Dios

Dios conoce todas tus acciones futuras. Sabe en qué momento le fallarás, sabe cómo reaccionarás debido a tu extrema vulnerabilidad para caer en tentación. Se acuerda de tu débil condición; por eso hoy te previene anticipadamente.

Dios te previene a tiempo para que cuando el momento llegue, tengas en cuenta sus advertencias.

No pienses que por haber alcanzado cierto nivel de madurez cristiana, tu condición natural ha quedado anulada; al contrario, es cuando las tentaciones se te presentan con mayor fuerza. “Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga” 1 Corintios 10:12. No te confíes en tus fuerzas limitadas, no juegues con fuego pensando que no te afectará.

No vale la pena echar a perder todo lo que habías logrado por un vano “espejismo”. No vale la pena que enfrentes otra vez ese largo proceso disciplinario que tanto dolor te produjo. No vale la pena acceder a esa “puerta ancha” que tantos desengaños y desilusiones trajo a tu vida. Con una vez es suficiente.

pastor advirtiendo

Acuérdate que Dios disciplina a quien ama, no con el fin destruirle sino de restaurarle y hacerle entender por el camino de que debe seguir. “Porque el Señor al que ama, disciplina, y azota a todo el que recibe por hijo. Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina? Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos. Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos.

¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos?
Y aquéllos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad. Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados” Hebreos 12:6-11. La disciplina de Dios es parte del proceso formativo que él en su GRACIA aplica a sus hijos.

¿Cómo evitar caer en tentación?
¿Cómo evitar sus consecuencias?
¿Cómo evitar la disciplina de Dios?

Orando.
Reflexionando en su Palabra.
Apartarse de todo aquello que nos haga caer.

Se trata de una práctica diaria y persistente: “Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil” Mateo 26:41.

ORACIÓN.

Padre, en el nombre de Jesús te pido:
No me dejes caer en tentación.
Necesito discernimiento para detectar el “espejismo” que pretende apartarme de tus caminos.
Necesito valentía para decir “no” a toda insinuación persistente que a cada momento se presenta.
Necesito fuerza para perseverar en mi determinación de no apartarme de ti.
¡Yo no puedo!
Es inevitable.
No me fío de mí mismo (a) para nada.
Espero en ti.
Espero en tu intervención sobrenatural y oportuna, porque lo único que puedo es clamar por tu ayuda.

¡GRACIAS POR PREVENIRME A TIEMPO!

Por Alfredo Lievano
en su blog: alfredolievano.blogspot.com