Reflexiones Cristianas: junio 2016

jueves, 16 de junio de 2016

Dios nos habla en Su Palabra

Cuando dices: “No puedo resolver las cosas”, Dios te dice: “Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas”, Prov. 3:5 y 6

Cuando dices: “Es imposible”, Dios te dice:”…lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios”, Luc. 18:27

Cuando dices: “Me siento muy solo”, Dios te dice: “…No te desampararé, ni te dejaré”, Heb. 13:5
Cuando dices: “Yo no lo puedo hacer”, Dios te dice: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”, Fil. 4:13

Cuando dices: “No merezco perdón”, Dios te dice: “…él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”, 1ª Jn. 1:9

Biblia y la palabra de Dios

Cuando dices: “Tengo miedo”, Dios te dice: “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia”, Is. 41:10

Cuando dices: “Estoy muy cansado”, Dios te dice: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar”, Mt. 11: 28

Cuando dices: “Nadie me ama de verdad”, Dios te dice: “…Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia”, Jer. 31:3

Cuando dices: “No sé cómo seguir”, Dios te dice: “Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar; sobre ti fijaré mis ojos”, Sal. 32:8

Cuando dices: “¿Qué camino me conduce a Dios?”, Dios te dice: “Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre”, 1ª Tim. 2:5

Y cuando quieras saber todo lo que Dios quiere decirte…lee la Biblia: “…las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”, 2ª Tim. 3:15 - 17
Leer más...

Eduquemos a nuestros hijos formando su carácter

“Corrige a tu hijo, y te dará descanso, y dará alegría a tu alma”, Prov. 29:17

Confucio decía: 'Educa a tus hijos con un poco de hambre y un poco de frío'. El amor que les tenemos a nuestros hijos nos lleva muchas veces a cegarnos y a olvidar lo que los hará felices a la larga. Es muy común en estos tiempos que los padres de familia, sobre todo los que tienen recursos económicos, les construyan un mundo irreal. Cuando más tarde que temprano, nuestros hijos se enfrentan a un mundo que desconocen, que no comprenden, lleno de trampas y callejones sin salida, que no saben sortear y las consecuencias son peores a las que quisimos evitar.

Por desgracia, cientos de padres de familia de esta época viven atrapados en una agenda saturada de trabajo y fuera de casa. Papás que compensan la falta de atención a sus hijos con bienes materiales. Los inscriben en las mejores escuelas, los rodean de lujos y comodidades y piensan que con eso ya cumplieron con su tarea de padres, cuando lo único que han logrado es formar niños que desconocen el hambre y tiran lo que no les gusta. Hijos tiranos, pequeños insoportables y prepotentes que sufrirán y harán sufrir a sus semejantes porque desde pequeños se han salido con la suya.

papa educando a su hijo

Muchachitos que creen que sentir frío o calor es cuestión de aire acondicionado, que el cansancio que han sentido se limita a caminar unas cuadras porque no hallaron estacionamiento frente a la discoteca, jovencitos que piensan que el trabajo de los padres es firmar cheques para que ellos tengan todo lo que se les antoja. ¿Qué posibilidades tienen nuestros hijos de convertirse en hombres y mujeres de bien, si los papás les damos todo y no les educamos la voluntad ni formamos en ellos carácter?

¿Qué hijos estamos formando si con nuestra actitud les mostramos que el dinero es lo más importante en la vida? Confucio decía 'Educa a tus hijos con un poco de hambre y un poco de frío'. Proverbios señala: 'Corrige a tus hijos'. Cuánto bien hacen los padres a los hijos cuando ponen esa Palabra en práctica. Y cuánto daño les hacen al ponerles todo en bandeja de plata.

Hay muchas cosas que como padres quisiéramos evitarles: el sufrimiento, el exceso de sudor, de esfuerzo y las carencias económicas. Sin embargo, quizás esas cosas no los hagan felices de momento, pero a la larga puedan forjarlos como hombres y mujeres de bien.

Ojala que más padres de familia tengan la inquietud de enterarse dónde andan sus hijos y con quién. Que no les vaya a pasar que cuando tengan tiempo deban decir: 'Estaba demasiado ocupado y no me di cuenta'. Encárgate hoy de lo posible, que Dios se encargará por ti de lo imposible.
Leer más...

¿De qué color son tus sueños?

“Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante”, Heb. 12:1

persona sonando

En agosto del 2008, un corredor jamaiquino impuso un nuevo record en los 100 metros planos en las Olimpiadas de Beijing, con una marca de 9 segundos y 69 centésimas.

¿Cómo le hizo? No sólo fueron las horas de entrenamiento ni el tipo de alimentación que llevaba. Fue lo siguiente lo que le hicieron ganar:


1- La alegría con la que iba corriendo: aún antes de llegar a la meta, ¡ya iba celebrando! ¡Él decidió correr alegremente su carrera!

2- Corrió con las cintas de sus zapatos desatadas: siempre nos dijeron que no debíamos correr con las cintas de los zapatos sin ajustar.

3- Usó zapatos color oro: aún antes de iniciar la competencia, ¡él ya se veía de oro! Sus pies ya estaban vestidos del color de la medalla. En otras palabras, ya había ganado la carrera, aún antes de iniciarla.

Lecciones que nos deja este hombre para correr la carrera de la vida:


1- Vive tu vida, recorre tu carrera con alegría y permítete celebrar aún antes de llegar a la meta… ¡Y sigue corriendo! La felicidad no se experimenta solamente al llegar al destino. El viaje es parte de la diversión.

2- No te preocupes de romper algunas reglas que no son esenciales; Si él logró el record con las agujetas desatadas… Tú y yo podemos hacer nuestra carrera aunque no todo esté perfectamente en orden… ¡simplemente corre hacia la meta!

3- Tal vez lo más importante: que tu sueño sea del color de la realidad que estás visualizando en tu futuro, que tu futuro sea ya parte de tu presente. ¡Ya llegaste cuando te ves en la meta! En otras palabras, ¡PONTE LOS ZAPATOS DEL COLOR DE TU SUEÑO!
Leer más...