Reflexiones Cristianas

jueves, 16 de junio de 2016

Dios nos habla en Su Palabra

Cuando dices: “No puedo resolver las cosas”, Dios te dice: “Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas”, Prov. 3:5 y 6

Cuando dices: “Es imposible”, Dios te dice:”…lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios”, Luc. 18:27

Cuando dices: “Me siento muy solo”, Dios te dice: “…No te desampararé, ni te dejaré”, Heb. 13:5
Cuando dices: “Yo no lo puedo hacer”, Dios te dice: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”, Fil. 4:13

Cuando dices: “No merezco perdón”, Dios te dice: “…él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”, 1ª Jn. 1:9

Biblia y la palabra de Dios

Cuando dices: “Tengo miedo”, Dios te dice: “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia”, Is. 41:10

Cuando dices: “Estoy muy cansado”, Dios te dice: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar”, Mt. 11: 28

Cuando dices: “Nadie me ama de verdad”, Dios te dice: “…Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia”, Jer. 31:3

Cuando dices: “No sé cómo seguir”, Dios te dice: “Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar; sobre ti fijaré mis ojos”, Sal. 32:8

Cuando dices: “¿Qué camino me conduce a Dios?”, Dios te dice: “Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre”, 1ª Tim. 2:5

Y cuando quieras saber todo lo que Dios quiere decirte…lee la Biblia: “…las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”, 2ª Tim. 3:15 - 17
Leer más...

Eduquemos a nuestros hijos formando su carácter

“Corrige a tu hijo, y te dará descanso, y dará alegría a tu alma”, Prov. 29:17

Confucio decía: 'Educa a tus hijos con un poco de hambre y un poco de frío'. El amor que les tenemos a nuestros hijos nos lleva muchas veces a cegarnos y a olvidar lo que los hará felices a la larga. Es muy común en estos tiempos que los padres de familia, sobre todo los que tienen recursos económicos, les construyan un mundo irreal. Cuando más tarde que temprano, nuestros hijos se enfrentan a un mundo que desconocen, que no comprenden, lleno de trampas y callejones sin salida, que no saben sortear y las consecuencias son peores a las que quisimos evitar.

Por desgracia, cientos de padres de familia de esta época viven atrapados en una agenda saturada de trabajo y fuera de casa. Papás que compensan la falta de atención a sus hijos con bienes materiales. Los inscriben en las mejores escuelas, los rodean de lujos y comodidades y piensan que con eso ya cumplieron con su tarea de padres, cuando lo único que han logrado es formar niños que desconocen el hambre y tiran lo que no les gusta. Hijos tiranos, pequeños insoportables y prepotentes que sufrirán y harán sufrir a sus semejantes porque desde pequeños se han salido con la suya.

papa educando a su hijo

Muchachitos que creen que sentir frío o calor es cuestión de aire acondicionado, que el cansancio que han sentido se limita a caminar unas cuadras porque no hallaron estacionamiento frente a la discoteca, jovencitos que piensan que el trabajo de los padres es firmar cheques para que ellos tengan todo lo que se les antoja. ¿Qué posibilidades tienen nuestros hijos de convertirse en hombres y mujeres de bien, si los papás les damos todo y no les educamos la voluntad ni formamos en ellos carácter?

¿Qué hijos estamos formando si con nuestra actitud les mostramos que el dinero es lo más importante en la vida? Confucio decía 'Educa a tus hijos con un poco de hambre y un poco de frío'. Proverbios señala: 'Corrige a tus hijos'. Cuánto bien hacen los padres a los hijos cuando ponen esa Palabra en práctica. Y cuánto daño les hacen al ponerles todo en bandeja de plata.

Hay muchas cosas que como padres quisiéramos evitarles: el sufrimiento, el exceso de sudor, de esfuerzo y las carencias económicas. Sin embargo, quizás esas cosas no los hagan felices de momento, pero a la larga puedan forjarlos como hombres y mujeres de bien.

Ojala que más padres de familia tengan la inquietud de enterarse dónde andan sus hijos y con quién. Que no les vaya a pasar que cuando tengan tiempo deban decir: 'Estaba demasiado ocupado y no me di cuenta'. Encárgate hoy de lo posible, que Dios se encargará por ti de lo imposible.
Leer más...

¿De qué color son tus sueños?

“Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante”, Heb. 12:1

persona sonando

En agosto del 2008, un corredor jamaiquino impuso un nuevo record en los 100 metros planos en las Olimpiadas de Beijing, con una marca de 9 segundos y 69 centésimas.

¿Cómo le hizo? No sólo fueron las horas de entrenamiento ni el tipo de alimentación que llevaba. Fue lo siguiente lo que le hicieron ganar:


1- La alegría con la que iba corriendo: aún antes de llegar a la meta, ¡ya iba celebrando! ¡Él decidió correr alegremente su carrera!

2- Corrió con las cintas de sus zapatos desatadas: siempre nos dijeron que no debíamos correr con las cintas de los zapatos sin ajustar.

3- Usó zapatos color oro: aún antes de iniciar la competencia, ¡él ya se veía de oro! Sus pies ya estaban vestidos del color de la medalla. En otras palabras, ya había ganado la carrera, aún antes de iniciarla.

Lecciones que nos deja este hombre para correr la carrera de la vida:


1- Vive tu vida, recorre tu carrera con alegría y permítete celebrar aún antes de llegar a la meta… ¡Y sigue corriendo! La felicidad no se experimenta solamente al llegar al destino. El viaje es parte de la diversión.

2- No te preocupes de romper algunas reglas que no son esenciales; Si él logró el record con las agujetas desatadas… Tú y yo podemos hacer nuestra carrera aunque no todo esté perfectamente en orden… ¡simplemente corre hacia la meta!

3- Tal vez lo más importante: que tu sueño sea del color de la realidad que estás visualizando en tu futuro, que tu futuro sea ya parte de tu presente. ¡Ya llegaste cuando te ves en la meta! En otras palabras, ¡PONTE LOS ZAPATOS DEL COLOR DE TU SUEÑO!
Leer más...

lunes, 2 de mayo de 2016

Proclamar la Fe Salvadora de Jesucristo

¿Con qué frecuencia proclama usted la fe salvadora de Jesucristo de la manera tan ruidosa que proclaman los fanáticos del fútbol su fervor?
¿Cuántos cristianos conoce que tengan una fe tan intensa o tan apasionada?

En su carta a la iglesia en Tesalónica, Pablo se regocija por la pasión de la joven congregación por hablarle a todo el mundo de Cristo.

Por ser una activa ciudad portuaria, el apóstol sabía que la iglesia podía hacerse escuchar desde allí por todo el mundo. Los viajeros podían escuchar el evangelio y luego llevarlo a sus comunidades.

1 Tesalonicenses 1.1-10: 2 Reyes 24-25. ¿Ha asistido alguna vez a un evento deportivo de nivel profesional? ¡Es una experiencia surrealista! Uno está junto a decenas de miles de personas que animan y gritan lo más alto que pueden, como si sus gritos sirvieran para llevar a sus equipos a lograr la victoria.

Proclamar la Fe Salvadora de Jesucristo

Al decir que la palabra del Señor se había “divulgado” desde la iglesia, Pablo ofrece una imagen excelente ( 1 Ts 1.8). Mucho antes de que hubiera micrófonos y parlantes, se utilizaba un instrumento largo y curvado para amplificar la voz de los oradores públicos. Pablo estaba alabando a los tesalonicenses por ser megáfonos vivientes que proclamaban a Cristo!

Si usted es un “fanático” de Jesús, tiene entonces la responsabilidad de compartir con el mundo lo que Él es y lo que ha hecho.

¡Grítelo desde las azoteas!
¡Llene la totalidad de los estadios con el estruendo de su alabanza!
Asegúrese de que todos los que le rodean sepan quién es su Salvador.
Leer más...

miércoles, 20 de abril de 2016

Reflexiones Cristianas - El Sentido de la Vida

Si sientes que la vida no tiene sentido, que los problemas te están acabando, memoriza esta parábola:

“Un pájaro que vivía resignado en un árbol podrido en medio del pantano, se había acostumbrado a estar ahí, comía gusanos del fango y se hallaba siempre sucio por el pestilente lodo.

Sus alas estaban inutilizadas por el peso de la mugre, hasta que cierto día un gran ventarrón destruyó su guarida; el árbol podrido fue tragado por el cieno y el se dio cuenta de que iba a morir.

En un deseo repentino de salvarse, comenzó a aletear con fuerza para emprender el vuelo, le costó mucho trabajo porque había olvidado como volar, pero enfrentó el dolor del entumecimiento hasta que logró levantarse y cruzar el ancho cielo, llegando finalmente a un bosque fértil y hermoso.”

sentido de la vida

Los problemas son como el ventarrón que ha destruido tu guarida y te están obligando a elevar el vuelo o a morir.

Nunca es tarde. No importa lo que se haya vivido, no importan los errores que se hayan cometido, no importa las oportunidades que se hayan dejado pasar, no importa la edad, siempre estamos a tiempo para decir BASTA!!, para oír el llamado que tenemos de buscar la perfección, para sacudirnos el cieno y volar ALTO y muy lejos del pantano.

Abandona la vía segura y cómoda. Lánzate a la ruta incierta, llena de enigmas e inseguridades y hazlo con fe, que Cristo te acampanara en el transcurso de tu vida.

Te dejo un video que te fortalecerá a seguir en los caminos que parece sin rumbos en este mundo perverso.



Que Dios te bendiga grandemente en tu vida como CristianoAmen.

Leer más...

martes, 19 de abril de 2016

Reflexiones para la Mujer

Todo tiene su tiempo, tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de lamentarse, y tiempo de bailar; tiempo de lanzar piedras, y tiempo de recoger piedras; tiempo de abrazar, y tiempo de rechazar el abrazo; tiempo de buscar, y tiempo de dar por perdido; tiempo de guardar, y tiempo de desechar; tiempo de rasgar, y tiempo de coser; tiempo de callar, y tiempo de hablar; tiempo de amar, y tiempo de odiar; tiempo de guerra, y tiempo de paz”.

¿Que la mayoría de las mujeres somos susceptibles? Si.

¿Que las mujeres somos lloronas? También. ¿Qué somos llenas de vericuetos y angustias? es verdad. A ratos somos un poco dramáticas y exageradas, a lo mejor.

Sin embargo es esa condición lo que nos hace diferentes al pragmatismo de género masculino. No es fácil para nosotras las mujeres aguantar un dolor profundo, la boca tiembla, los ojos se ponen vidriosos, se quebranta la voz y el nudo aquel de la garganta duele… No es fácil contenerlo… y todo eso es generado por un motivo.

Mujer llorando por amor

Dios conoce mi corazón, conoce mis lágrimas, conoce mi pasado y mi presente y sabe mis temores. Si tiene contado cada unos de mis cabellos pues sabe el número de lágrimas derramadas con o sin razón. Pero eso no nos justifica ser porcelanas que al mayor golpe se rompan. Una cosa es ser susceptible y otra muy diferente es ser cobarde.

Ahora bien ¿Que ganas con llorar y no hacer nada?
ese es el punto en que no se debe caer. Eso es llorando y solucionando, cogiendo las riendas de lo que me produce esa angustia, orar, pedir sabiduría y suplicar un corazón plenamente confiando en Cristo.

En la vida se presentan situaciones inesperadas que deslumbran o desconciertan. Confiar en el hombre no es fácil. La confianza no es fácil cuando en tu corazón tienes guardado el pasado y no lo has dejado ir. Confiar en quienes te han hecho daño aún amándote es muy difícil pero Dios te impulsa a hacerlo porque ya no es en tus fuerzas sino en las suyas. Cada momento de aflicción es una oportunidad más para crecer, para demostrarle a Dios que confiamos antes que en el hombre en él.

Mujeres como yo, sentirse mal por un momento es muy normal, el corazón nuestro es muy consentido y le gusta el buen trato, tanto que el menor brinco inesperado nos sentimos vulnerables, y salen a flote basuras que no se han limpiado. Sin embargo en ocasiones, las cosas pasan porque Dios busca fortalecer las debilidades que nos hacen esclavas.

Sentirse afligida por momentos no es malo, llorar ayuda a limpiar el alma, a reflexionar y a sentirse más cerca de Dios allí Dios se manifiesta más fácil en ese momento pleno de emotividad… y siempre habla, siempre de alguna manera no te abandona, te manda a quién menos imaginas para decirte que él está allí, que para los que aman a Dios todo les sale bien y tenemos un final feliz.

Las cosas viejas pasaron, confiemos en Dios y con prudencia y sabiduría démosle la oportunidad a otros de demostrar que como nosotros también Dios, les ha cambiado. Aunque no es fácil debemos arriesgarnos a creer una vez más, pero esta vez con el respaldo de Dios.
Leer más...

martes, 15 de marzo de 2016

¿Quiénes Resucitaron Cuando Murió Jesús?

¿Quiénes Resucitaron Cuando Murió Jesús?

Desde Venezuela se ha comunicado un amigo oyente para hacernos la siguiente consulta: La Biblia dice que cuando Jesús murió se abrieron los sepulcros y que muchas personas resucitaron. ¿Quiénes eran estas personas? ¿A quienes se les aparecieron, y a dónde fueron después? ¿Continuaron una vida normal después que resucitaron?

Gracias por su consulta amable oyente. El pasaje bíblico que trata el tema de su consulta se encuentra en Mateo 27:45-53. Permítame leerlo: Y desde la hora sexta hubo tinieblas sobre toda la tierra hasta la hora novena. Cerca de la hora novena, Jesús clamó a gran voz, diciendo: Elí, Elí, ¿lama sabactani? Esto es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado? Algunos de los que estaban allí decían, al oírlo: A Elías llama éste. Y al instante, corriendo uno de ellos, tomó una esponja, y la empapó de vinagre, y poniéndola en una caña, le dio a beber.

Pero los otros decían: Deja, veamos si viene Elías a librarle. Mas Jesús, habiendo otra vez clamado a gran voz, entregó el espíritu. Y he aquí, el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo; y la tierra tembló, y las rocas se partieron; y se abrieron los sepulcros, y muchos cuerpos de santos que habían dormido, se levantaron; y saliendo de los sepulcros, después de la resurrección de él, vinieron a la santa ciudad, y aparecieron a muchos.

sepulcro de cristo
Así es como Mateo registra lo que sucedió aquel aciago día. Densas tinieblas rodeaban la escena del Gólgota desde el medio día. A las tres de la tarde el Señor Jesús entregó su espíritu al Padre. El mismo instante acontecieron algunos eventos sobrenaturales. El pesado velo del templo que dividía el lugar santo del lugar santísimo se rasgó en dos, de arriba abajo, indicando que por la obra perfecta de Cristo en la cruz se había abierto el camino al Padre para todo pecador que recibe a Cristo como Salvador. Al mismo tiempo, se produjo un gran terremoto.

La tierra se sacudía en convulsión descontrolada. Las rocas de los montes se partieron y como los judíos tenían la costumbre de sepultar a sus muertos en cuevas rocosas y cubrir la entrada con grandes rocas, muchas quedaron expuestas. Mateo relata que se abrieron los sepulcros. Lo maravilloso es que después que resucitó el Señor Jesucristo, muchos santos que habían muerto, resucitaron también y saliendo de sus sepulcros, vinieron a Jerusalén y aparecieron a muchos, como para no dejar duda en cuanto a la autenticidad del milagro.

Esto es todo lo que con la autoridad del relato bíblico podemos afirmar. Cuando Mateo habla de los santos se está refiriendo a judíos que habían antes de morir habían sido perdonados de sus pecados. ¿Cuántos eran? No se puede precisar, pero eran muchos. ¿Quiénes fueron específicamente? No se puede saber, sus nombres no han sido revelados.

¿Qué pasó después con ellos? Pues los intérpretes bíblicos se agrupan en dos bandos. El primero dice que volvieron a morir, al igual que Lázaro, el hermano de María y Marta, quien también resucitó para volver a morir. El segundo dice que estos santos resucitaron con cuerpos glorificados y que en algún momento posterior fueron arrebatados al cielo como una muestra de lo que más tarde sucederá cuando los muertos en Cristo resuciten y sean arrebatados al cielo.

No se puede ser dogmático en esto, así que, Usted puede integrarse a cualquiera de los dos bandos. En cuánto a quiénes se aparecieron, no se puede saber con certeza, deben haber sido gente en Jerusalén.
Leer más...